BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Lo que sé de la distancia

FOTO: Spring Dew

FOTO: Spring Dew

Luchas incansablemente contra ti mismo, Vicente, y cuando pierdes, acabas en el bar, y si ganas en ganas, lo celebras con Mercedes, tu mujer (película y manta en el sofá, ella acurrucada en tu regazo). Mercedes sabe de tu buen fondo, aunque en los días más turbios llora ese Vicente de antes, responsable, detallista y cariñoso, aquel que llegó a enamorarla y os unió por siempre, quizás, en la salud y en la enfermedad, en el ir tirando de antes y en la pobreza de ahora. Mercedes sólo llora bajo la ducha por ser el único espacio capaz de disimular las lágrimas si entraras de repente para afeitarte, o entrara vuestra hija a lavarse los dientes; sólo hay un baño, así que a veces Mercedes toma duchas largas, y llora a sus anchas evitando, eso sí, hacer ruido. A veces para de llorar justo al tiempo que cierra la llave de la ducha, como si sus conductos lacrimales se hubieran unido a los grifos del agua y consiguiera manejar el torrente de tristeza a golpe de giro de muñeca. Ojalá fuera siempre tan fácil como abrir y cerrar un grifo, piensa a veces.

Perdiste el trabajo, Vicente, pero también las ganas de seguir buscando. ¿Quién querría contratarte a tus cincuenta y cinco mal cumplidos y esa cara de derrota, y esa voz titubeante? Sabes que el alcohol no es la solución sino la causa de muchos problemas, pero calma las heridas cuando duelen demasiado, pero las hace más grandes, pero las calma, pero las hace más grandes. Al menos te queda el consuelo de saber que Mercedes está ahí, aunque llegues borracho mientras ella finge que duerme de espaldas, y tú te acuestes, despacio, a su lado, y le des un beso etílico en el cuello y susurres sin aliento: “buenas noches” y también le des la espalda aunque hubieras preferido darte la espalda a ti mismo. No debiste entrar en aquel bar después de tu enésima entrevista de trabajo. No debiste gastar tus siete últimos euros en aquel taxi de vuelta a casa.

Y no puedes dormir, pero duermes con ganas de no despertar jamás, pero despiertas mañana. Son las ocho y cinco y tu cama está vacía. Suena la ducha. Será Mercedes.

9 comentarios

  1. ¿Qué vino antes: el error o la terca vida?

    14 Octubre 2014 | 21:13

  2. Dice ser Beatriz

    Qué bien escribes. Y qué bonito dices las cosas aunque no sean bonitas.

    14 Octubre 2014 | 21:27

  3. Dice ser Carpe-diem

    Espero que a Vicente no le de tb por dilapar la paga del paro…Eso si es una bomba de relojería: alcoholismo + ludopatía…Buen post !

    P.S.: Curiosa ducha…

    14 Octubre 2014 | 21:37

  4. Dice ser Alvaro

    desgraciadamente esto es algo cada vez mas habitual en nuestro pais. envio animo a todos los que esten en esa tesitura….

    EFICIENCIA ENERGETICA:
    http://energiasolaraislada.blogspot.com.es/2014/10/resumen-led.html

    14 Octubre 2014 | 21:49

  5. Dice ser manuel

    He luchado mil veces contra mi mismo y siempre he salido derrotado; me he levantado una y otra vez, he afinado mis armas y mirado desafiante el horizonte de la próxima batalla, cada vez menos dura, y la he vuelto a perder.
    El tiempo me va mostrando mis errores, pero las propias derrotas son cada vez menos crueles, y hasta voy aceptando con resignación la fragilidad de mis armas. Seguiré luchando y seguiré perdiendo; y yo y yo mismo seremos cada vez menos enemigos, y tal vez más insignificantes y cuando ni yo, ni yo mismo seamos nada de nada, puede nos vayamos ambos de copas, como si fuéramos amigos y hasta reiremos juntos, y seguramente nos sentiremos los amos del mundo.

    15 Octubre 2014 | 00:43

  6. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Muchos vivimos ese trance
    por miles en Gomaranto
    y por millones en el reino,
    el quedarse sin trabajo
    con más de cincuenta años.
    Porque la industria emigró
    al país del rey babuchas
    o al oriente sin Reyes
    de oro, incienso y mirra,
    a la China Comunista,
    El capital, se fugó,
    en sobres, mochilas u otros medios,
    por millones se lo llevaron
    a paraísos fiscales.
    Muchos de lo que lo hicieron
    nos estaban gobernando
    en este u otros gobiernos
    del central y periféricos.
    Y no todos los parados
    son asiduos de los bares,
    como el Senior Durán y Lledia
    dice de los andaluces,
    ¡Hay que ser Durán y Leida
    para tener esos eruptos!
    Yo que fui uno de ellos
    y supe lo que es ese trance,
    salía cada mañana
    y volvía por la tarde,
    agotado de caminar
    procurando que mi señora
    ni mis hijos ni los míos
    nunca me viera llorar
    lo hacía bajo la ducha,
    como lo hace Mercedes.
    Tengo hijos y nueras, nietos
    y muchos conocidos
    que engrosan las listas del paro.
    Hay muchas familias en España
    que todos sus miembros hacen cola
    desde el más viejo al más joven
    para llorar en la ducha.
    Y esto es, y a lo que llaman democracia?
    Aunque pensándolo bien,
    democracia son las urnas
    y los que en las urnas ganan
    desde la extrema derecha,
    hasta la izquierda más rancia,
    pasando por los genéricos,
    como por aquí los llaman.
    De genéricos y placebos
    se turnan en la Moncloa
    para vender y externalizar
    para arrebatarles al pueblo,
    los derechos adquiridos,
    para legislar a capricho
    del capital que lejos se lleva
    a la industria y al dinero
    y para cumplir imperativos
    de frau Merkel la alemana.
    Si democracia es hacer
    apoyándose en la mayoría
    lo que le sales de los hu-vos
    esto, se puede solucionar
    si todos a una, que se puede
    votar a los que dicen
    que van a rescatar lo vendido
    a devolvernos las leyes
    que antes de éstos. teníamos
    se consigue votando a los mejores
    porque poder… podemos.
    Si vender y privatizar
    dicen que es democracia
    Rescatar lo mal vendido
    regalado y mal alquilado
    y privatizar lo necesario
    eso también debe ser
    y cómo no, democracia.

    15 Octubre 2014 | 10:32

  7. Dice ser nekane

    Hoy todo el mundo se ha esmerado! Que aplicados! El texto d Manuel es precioso! Las mujeres d 50 ya no lloramos en la ducha! Nuestra generacion ya salio al mercado con la primera crisis industrial!, ni en Euskadi nos pudimos colicar a pesar d estar bien formadas! Asi q lo q esta sucediendo anhora: nada nuevo! Mas de lo mismo! Culpar a Merkel es, como es habitual en este pais, la culpa al de fuera o sea vemos la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio! Las emociones femeninas no son solo lagrimas, sabwmos plantar cara, cotrer contra el viento y beber con nuestros hombres! No somos sumisaa enla sombra somos compañeras d fortunios e infortunios, que la vida trata de eso señores! Altos y bajos, subimos a la parra y la bajamos.. y aqui estamos! No tiene precio un atardecer, in amanecer! Da igual en cafe de mar q en un pretril del parque, …mientras haya arte, poesia, literatura, aire limpio, libertad y algo q comer..
    Aqui estaremos!!!!y encima tenemos duchas en casa! Un lujazo! En nuestra niñez a la pila o a la palangana je je

    15 Octubre 2014 | 17:08

  8. Dice ser manuel

    En cada lugar distintas. Son palabras. Genéricamente femeninas. Bellas. Pequeñas de gran significado o viceversa. De significado sencillo, comprensible; o complejo, difuso, impalpable; real o ficticio. Afortunadas y alegres. Desgraciadas y tristes. Próximas o distantes. Todas en nuestro cerebro, colocadas en tiempo de siembra; unas dan una cosecha infinita, otras yacen bajo tierra, casi olvidadas. Nos las han dado ya con su etiqueta, precio incluido. “Libertad” no lo lleva; está guardada en minúsculas, apartada y aislada. Las demás, encadenadas; son hilos con los que el mundo nos anima a tejer sueños, nuestros propios sueños, fantasías, futuro; hasta nuestros propios miedos. ¡Haz tus propios sueños, eres libre!
    Pero nos mintió.

    15 Octubre 2014 | 19:24

  9. Dice ser manu

    !!!Perdedores del mundo, unámonos!!!

    15 Octubre 2014 | 20:31

Los comentarios están cerrados.