BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Perderte a veces

FOTO: @simpulso

FOTO: @simpulso

Buscando WiFi abierto volví a perderme por las calles de Praga. Mi mujer estaba en el hotel, durmiendo (ella duerme lo normal, pero yo en el extranjero soy insomne), así que aproveché para salir con mi portátil bajo el brazo a una de esas plazas con terrazas e internet, lo mismo que hice ayer y antes de ayer, solo que esta vez me dio por improvisar y adentrarme en otras calles. Y perderme. Me manejo bien con el inglés, pero soy hombre y taxista, lo cual me impide asumir que me he perdido por partida doble. Así que opté por elegir una terraza cualquiera y dejarme morir, cerveza en mano, cuando de repente se acercó a mí una pareja de japoneses y la chica me preguntó en inglés cómo se llegaba a la plaza de San Vito. Sin pensarlo dos veces les dije: “Go straight ahead, on the third street turn on the left and then, at the other side of the iron bridge, turn on the right”. Me lo inventé, claro (sobre todo lo del iron bridge), pero ahora ya éramos tres los perdidos en Praga y aquello me hizo sentir mejor. Luego tomé asiento en la primera terraza, pedí mi cerveza, encendí el ordenador y me dispuse a escribir estas palabras. Aproveché también para pedir la clave del WiFi del local al camarero, el cual me trajo una tarjeta con las claves que me dejó de una pieza:

USER: Café McQueen.

PASSWORD: simpulso.

Su clave era el mismo nick que uso yo para todo: en mi Twitter (@simpulso), en los comentarios de este blog, en mis timbas de poker online, en las webs de contactos, en mi mail de Yahoo… No sabía cómo interpretar aquello, así que uní cabos y concluí que a veces, para encontrarte a ti mismo, primero has de perderte a miles de kilómetros del lugar donde naciste.

10 comentarios

  1. Buen fin de semana a todos. El lunes ya hablaré desde mi taxi.

    15 Mayo 2014 | 23:26

  2. Dice ser manuel

    Seguiste tu aliento insomne
    a la terraza de un bar,
    y en tu butaca mimbreña,
    entre flores de colores
    y una higuera moguereña,
    que adornaban el lugar,
    una praguense risueña,
    te trajo en su bandejita
    una rubia cervecita,
    y no precisaste más
    que el wifi con santo y seña.

    Lo de perderte, encontrarte,
    te pasa tan a menudo,
    que no lo tendría más fácil
    un ciego, o un sordomudo.
    Y encima, si te preguntan
    por un lugar, escondío,
    siempre los mandas al río;
    japoneses, chinos, rusos,
    bien sólos, o acompañados,
    parejas de enamorados…
    ¿¡¡a cuántos habrás perdío!!?

    A pasarlo bien, pareja!

    16 Mayo 2014 | 01:35

  3. Dice ser manuel

    perdón, corrección: …”que no lo tienes más fácil que un ciego o un sordomudo”. La idea era esto (en mi cabeza), pero lo he dicho ¡al revés! en el “poema”. Anda que estoy yo como para que me pregunten en Praga…

    16 Mayo 2014 | 01:41

  4. Dice ser yonomebajo

    Que gran idea, perder más a los que ya están perdidos. Deambular por las calles preguntando a la gente que a su vez está perdida.
    Suerte que no estés en Italia, porque todos los caminos llegan a Roma (ya no tiene que caber nadie allí)
    Disfruta de los últimos dias de vacaciones!!

    16 Mayo 2014 | 08:53

  5. Dice ser LAURA

    A mi me encantaría perderme muchas veces. No soporto esta sociedad y no soporto que por ser guapa me estén mirando todo el día como si fuera un trozo de carne: http://goo.gl/QG3od7

    16 Mayo 2014 | 10:59

  6. Dice ser Noa

    Estuve loca y perdida y nunca fui tan feliz, es #duralacordura.
    ¡Feliz finde!

    16 Mayo 2014 | 11:04

  7. Dice ser Antonio Larrosa

    ¿Ya empiezas a perderte?

    Clica sobre mi nombre

    16 Mayo 2014 | 12:07

  8. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Yo he salido por unos días
    de, Al sur de Gomaranto
    y he subido a Andalucía,
    por la parte del Atlántico
    (es que yo vivo… aún más abajo)
    Tierra, que no conocía
    y también me he perdido
    no una, sino varias veces,
    he debido hacer de camino
    quizás algo más del doble.
    La verdad que me ha gustado
    he conocido rincones:
    Playas y dunas, de arenas rubias,
    bosques de pinos,
    encinas y de alcornoques,
    no creí yo que existiera
    en esa tierra tanto verde
    entre uno y otros pueblos
    apellidados… de la Frontera.
    He vuelto ya a Gomaranto,
    a mi refugio del Sur.
    Creo que es lo mejor
    para el cuerpo y para la mente
    perderse de vez en cuando
    aunque solo sea unos metro
    y lo de la luna de miel
    nos coja ya por lo vivido,
    a muchísimos kilómetros.

    18 Mayo 2014 | 16:58

Los comentarios están cerrados.