BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

La mitad de un beso

FOTO: Wikipedia

FOTO: Wikipedia

Se encontraron en el asiento trasero de mi taxi. Él venía del dentista, y a ella le hacía gracia besar su boca medio dormida por la anestesia. Así que le besó y le dijo luego: Besarte es como besar a un medio muerto. A él, sin embargo, le resultaba raro no sentir nada con la mitad de su boca, aunque no llegó a decir a qué mitad se refería: si a su mitad dormida, o a la despierta.

Olvidé aquella anécdota (sucedió hace meses) hasta el día de la muerte de Gabriel García Márquez (Gabo para mis adentros). Desde entonces he comenzado a sufrir la misma extraña sensación de aquel chico en mi taxi, aunque en lugar de con los labios, escribiendo. Ahora, cada vez que me planto delante de un teclado, noto medio cuerpo anestesiado, como si intentara besar las palabras y no sintiera más que la mitad de ellas, o la mitad de mis dedos sumando letras.

Ahora que perdí por siempre a mi padre literario, sólo me apetece imaginar que soy taxista en las calles de Macondo. Y que todos mis clientes son Melquiades.

5 comentarios

  1. Lo cierto es que ahora ando cojo de algo.

    20 Abril 2014 | 22:58

  2. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Si se pierde el referente,
    y la pérdida es por muerte,
    medio vacío te deja
    desde el pie hasta la oreja
    a tu cuerpo en dos mitades
    una fría e insensible
    la otra, que aún algo siente.
    El besar o el escribir
    en ese estado o circunstancias
    la verdad es que no se puede,
    el beso a media, no es beso
    y a media es… lo que se escribe.
    Se dice:
    – Que todo el tiempo lo cura.
    Yo digo:
    -Si es que vives lo suficiente.

    21 Abril 2014 | 08:07

  3. Dice ser nicontigonisinti

    “Hay un momento en que todos los obstáculos se derrumban, todos los conflictos se apartan, y a uno se le ocurren cosas que no había soñado, y entonces no hay en la vida nada mejor que escribir”. (G.G.M.)

    21 Abril 2014 | 09:08

  4. Dice ser manu

    Buen homenaje, Simp!!!
    Sé lo que sientes. Algo parecido experimenté yo aquel verano del 77 cuando se nos fue Groucho Marx.

    21 Abril 2014 | 21:10

  5. Dice ser Lunallena

    Muchos nos sentimos huérfanos ahora.. yo he empezado a leer de nuevo “Cien años de soledad..

    22 Abril 2014 | 11:55

Los comentarios están cerrados.