BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Lo que de verdad importa

FOTO: MarkioM

FOTO: MarkioM

¿Recuerdas cuántas chicas te dijeron “para siempre”? ¿Recuerdas sus caras, sus nombres, su olor? ¿Recordarán ellas el tuyo? ¿Qué habrá sido de ellas? ¿Qué habrá sido de ti? ¿Quién eres ahora? ¿Acaso eres la resta de todo aquello que conseguiste menos aquello que borraste? ¿Eso eres? ¿Una simple ecuación con dos incógnitas? Estoy en un semáforo de la calle Princesa pensando en esto, en ellas, y tal vez si juntara todos esos parasiempres justo ahora, si sumara uno a uno esos instantes, cuando alguien me ofreció su amor eterno, o el cielo en su conjunto con su sol, sus nubes, sus pajarracos sobrevolando la escena y lo sentían como cierto y yo también; si juntara, como digo, todos esos parasiempres en este preciso instante, sin duda el mundo se ahogaría en su propio agujero espacio-tiempo. Y por de pronto, el semáforo caería sobre mi taxi, y ese señor que ahora cruza moriría aplastado. Ahora bien, ¿por qué tengo que pensar en esto? ¿Por qué no me ocupo en discutir conmigo mismo los resultados de la próxima quiniela? ¿Por qué no subo la música cada vez que barrunto pensamientos difusos? ¿Por qué no juego al Candy Crash cuando intuyo que arrecian las nubes de dentro? ¿Por qué no pienso en el aquí y el ahora como hacen todos esos gilipollas? ¿Por qué los llamo gilipollas? ¿O puede que el gilipollas sea yo por pensar más de la cuenta? ¿Quién tiene la culpa de pensar en lo importante? ¿Qué es lo importante? ¿Pagar la hipoteca? ¿Miles de años de evolución para que lo realmente importante sea pagar nuestra hipoteca?

Observa a tu alrededor, analiza al usuario de tu taxi. Ahora está hablando por teléfono. Dice que tiene que comprar tomates cherry antes de que le cierren el Carrefour. Parece agobiado. Sin duda es su máxima preocupación en estos instantes. Comprar tomates cherry. Y sólo faltan quince minutos para que le cierre el Carrefour. Qué envidia. O no. No sé.

33 comentarios

  1. Y de la salud sólo se acuerda el que está enfermo. Tampoco vale. En fin, buen fin de semana a todos.

    20 Febrero 2014 | 23:40

  2. Dice ser Carpe-diem

    ” ¿Quién eres ahora? ¿Acaso eres la resta de todo aquello que conseguiste menos aquello que borraste? ¿Eso eres? ” …

    O lo k no conseguimos borrar…

    Supongo k lo importante es saberse adaptar a las circunstancia de la vida…con hipoteca o sin ella…eso es lo de menos…Tb deseo buen finde a tod@s…en especial a Truk 😉

    21 Febrero 2014 | 00:14

  3. Dice ser isa

    Genial, como siempre. Pero es que hoy me viene como anillo al dedo…
    Le echarías un vistazo a mi blog? http://www.resacadevivir.blogspot.com Gracias!

    21 Febrero 2014 | 00:20

  4. Dice ser la zorra que te dejo para siempre

    ¿Acaso eres la resta de todo aquello que perdiste menos aquello que borraste?

    Una cosa es que te hagan daño y otra que seas masoca. Hay mucha zorra malintencionada suelta.

    Dr.House: “Todo el mundo miente”

    21 Febrero 2014 | 02:11

  5. Dice ser Al S.de Gomaranto

    Qué de cuestiones Dios mío,
    te parces o asemejas
    al cierto juez de Mallorca.
    Se diría que te imputas a ti mismo
    si no se te lee dos veces.
    Recuerdas los ”parasiempres”
    porque todos también fueron
    de un ”hasta nunca” precedidos.
    El pasado no se esculca,
    y menos… en los amores,
    porque la verdad es que… duelen
    por nostalgia muchas veces
    y por despecho casi siempre.
    Lo que se acabó hace daño
    cada vez que lo recuerdes,
    duele, duele casi siempre.
    Pero muchísimo más duele
    lo que en el tiempo perdura
    y no consigues olvidar
    por mucho que tú lo intentes,
    verbigracia: La Hipoteca.
    Tener hipoteca hoy día
    es haber caído en desgracia.
    Hay quienes sus preocupaciones son:
    Unos diminutitos tomates
    y la hora que el Carrefour cierre,
    para otros su calvario es
    tener que pagar lo impagable.

    Buen fin de semana a todos
    a hipotecados que pueden
    y a los que el sueldo no les llegue,
    a los consumidores de cherry´s
    y a los que nada consumen,
    a los que aún recuerdan
    que tuvieron “parasiempres”
    y a los que no lo recuerden.

    21 Febrero 2014 | 07:17

  6. Dice ser maria-may

    Gracias a las pequeñas paranoias de cada día, porque nos salvan de las otras.
    http://maria-may.blogspot.com.es/2014/02/frontera-en-suiza.html

    21 Febrero 2014 | 07:22

  7. Dice ser AreaEstudiantis

    Madre mía. Muy bueno el relato pero necesitas un poco de relax el fin de semana!!

    http://areaestudiantis.com

    21 Febrero 2014 | 08:46

  8. Dice ser Stewart Cops

    La moraleja de tu relato es la vida diaria, vivimos en una sociedad demasiado oprimida por la angustia continua.
    Tengo un ejemplo que contar respecto a otro tema, el enlace es el siguiente:
    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/02/la-censura-camuflada-de-los-comics.html
    Un saludo

    21 Febrero 2014 | 09:04

  9. Dice ser yonomebajo

    ¿Qué es lo importante en esta vida?
    Qué gran pregunta!!

    21 Febrero 2014 | 09:19

  10. Dice ser Scandal

    Lo de los tomates cherrys lo entiendo perfectamente,hace un rato mi única preocupación era q no se me rompiesen las galletas príncipe al mojarlas en el café,,, basiquita q es una,,,,
    Feliz fin de semana.

    21 Febrero 2014 | 09:24

  11. Dice ser AGATA

    Y yo que pensaba que era la única que atravesaba una crisis personal… lo tuyo es muuuuucho peor. Feliz finde.

    21 Febrero 2014 | 09:46

  12. Dice ser pepa

    me encanta,simplemente genial

    21 Febrero 2014 | 10:13

  13. Dice ser pepepe

    ¿cualquier tiempo pasado fué mejor?

    lo peor es añorar aquello que no llegó a pasar…

    saludos para ellos…. besitos en el cuello para ellas….

    21 Febrero 2014 | 11:26

  14. Dice ser Truk

    Nada más relativo que lo que de verdad importa a cada uno … pero ante el temita de la salud el resto de las inquietudes como que se tambalean un pelín …

    Y hasta los tomates cherry pueden ser un asunto de vida o muerte si e ello depende en éxito o el fracaso de una cena especial, ya ves … la teoría de la relatividad del cherry es un hecho también.

    Y lo mismo te deseo carpem; eres la “casse-couille” number one, pero quizás a esta salsa no le vengan mal tus condimentos …

    21 Febrero 2014 | 13:03

  15. Dice ser Mónica

    Lo que de verdad importa es tener salud y echar un buen polvo cada día http://xurl.es/16b6y

    21 Febrero 2014 | 13:09

  16. Dice ser Mira

    La palabra ‘SIEMPRE’ la escribí detras de su foto. No era simplemente una palabra, era un sentimiento cierto que aun ahora sigue allí. Recordando que sigue viva
    https://www.youtube.com/watch?v=fIo3bmKvY9g

    21 Febrero 2014 | 13:22

  17. Dice ser Luis

    Gran post el de hoy.

    Saludos!

    21 Febrero 2014 | 13:25

  18. Dice ser Lo único que importa

    Lo que de verdad importa no es darle importancia a la salud cuando estás enfermo, sino valorar más la vida cuando dejas de estarlo. La vida propia…y la ajena, para no trivializar a una banda genocida que ha acabado con casi mil de ellas, guionistadelintermedioydeloscojones

    Y, donde estén unos malos nuncamases que se quiten unos buenos parasiempres.

    21 Febrero 2014 | 13:54

  19. Dice ser 2311

    Lo importante es tener vida, la vida, es lo importante

    Vivir el momento, el ahora. Vivir el siempre.

    Sin parasiempres, porque nada es eterno.

    ¿Ves? cuando empece a escribir, se ha vuelto pasado.

    21 Febrero 2014 | 14:55

  20. Dice ser Carlos

    Maldito relativismo, siempre pegado a nuestra vida como un pegajoso chicle en la suela de nuestros zapatos…

    El principal motivo y meta de nuestras vidas es simple y llanamente el de ser felices, pero no buscando esa felicidad de modo que llenemos nuestro ego, pues si éste es el motor que mueve nuestras vidas, nada será eterno. Cuando no deseas, todo ocurre; cuando no haces, eres.

    Como humanos masoquistas nos gusta permanecer el mayor tiempo en el lodo aunque lo neguemos, autocompadecerse resulta hasta incluso placentero; y lo digo por experiencia, la idealización de aquello que no fue nos persigue, evitando que aquello que no es, suceda.

    No te rindas, aún estás a tiempo
    De alcanzar y comenzar de nuevo,
    Aceptar tus sombras,
    Enterrar tus miedos,
    Liberar el lastre,
    Retomar el vuelo.

    MARIO BENEDETTI

    21 Febrero 2014 | 15:48

  21. Dice ser Ex Cátedra(tica)

    “Para mí, la verdadera revolución social es la que entrega mejor calidad de vida a todos, la que satisface las necesidades de la especie humana, incluída la necesidad de ser reconocidos y de llegar al estadio de autorrealización, la que entrega oportunidad sin esperar servidumbre en cambio. Eso, desafortunadamente, no ha ocurrido todavía con ninguna revolución”

    20 de febrero de 2014.

    RUBÉN BLADES, autor de “Pablo Pueblo”. El título te queda muy grande, Coletilla Iglesias. Bajaos del atril, mamarrachos, pero no para enseñar a “El Pueblo”, sino para que se suba Ella.

    http://youtu.be/df30kqbRsxU

    21 Febrero 2014 | 18:13

  22. Dice ser Carpe-diem

    Jooooooer Truk…K yo sólo sé un poco de inglés…Si lo sé no lo busco…con lo bien k sonaba eso de “casse-couille ” y es…TOCA-COJONES… +_+

    21 Febrero 2014 | 20:12

  23. Dice ser Es muy importante

    Imagina que los tomates cherry eran para una ensalada que tenía que preparar para una cena super importante en su restaurante. Imagina que de esa cena depende quedar bien con un cliente super grande del que puede depender el sustento de varios empleados y el propio restaurante, por el boca a boca de ese tipo de clientes, grandes cuentas.
    O puede ser que ese día haya tenido un problema con su mujer y que él, para demostrarla su interés la haya prometido su cena favorita esa misma noche. Él, como siempre, ha esperado a última hora para comprar el ingrediente principal para la cena de la que depende la confianza, ya muy minada, de su mujer.
    No te parece importante?
    Seguro que no tiene solo esa preocupación. Pero nadie habla de una cosa siempre. A lo largo del día hablamos o intentamos resolver muchas cosas y tu le has pillado con los tomates pero podía haber hablado de el del teléfono que le ha tangado o del banco que le cobra comisión por no tener la pasta de la hipoteca a tiempo o de 1000 cosas que nos ocupan cada día.

    22 Febrero 2014 | 00:31

  24. Dice ser Paula Mezquitas y Juana Carlota Buchaca.

    ¡Adelante, Marea Blanca, aquí vencimos, internacionalicemos el conflicto!

    http://twitter.com/mariacorinaya/status/436902220844789760/photo/1

    ¡Y acabemos con el bloqueo, que nos se olvidaba!

    22 Febrero 2014 | 12:43

  25. Dice ser Marea blanca no, mareados si

    ….Aqui vencimos?????? pobre….

    Sientate manitas blancas, que de pie, te vas a cansar!!!

    22 Febrero 2014 | 13:40

  26. “La ideología tiene mala fama. Hay mucha gente que afirma convencidísima no tener “de eso”, con el mismo gesto que pondría para decir que no tiene piojos o tratos con la mafia. Pues bien: si está usted entre esas personas, sepa que en realidad sí tiene ideología, por poco articulada que esté y por escaso que sea el tiempo que dedique a pensar en ella. La tiene usted y la tiene todo el mundo. ¿Por qué? Porque todos contamos con una escala de valores, una noción de cómo deberían ser las cosas y unos planteamientos más o menos elaborados sobre la sociedad en la que vivimos. Este conglomerado nos orienta a la hora de opinar y, aunque sea en un sentido muy básico, tiene contenido político.

    Además de este concepto difuso de ideología, existe otro más concreto, que se refiere al conjunto de principios, valores e ideas que estructuran la visión del mundo de una determinada corriente política y ordenan el comportamiento y decisiones de los actores –partidos, representantes, militantes y simpatizantes- que se identifican con esa corriente. No se trata, como algunos sostienen, de una forma vulgarizada de filosofía, sino de una herramienta distinta, que posee un cuerpo doctrinal y una orientación esencialmente práctica, que evoluciona a través de su acción sobre la realidad en una interacción constante, y en la cual juegan un papel no despreciable los marcos narrativos y las emociones.

    La ideología –difusa y concreta- es consustancial a la política. Por eso resulta chocante la recurrencia con la que muchos representantes públicos tachan de “ideológica” una determinada acción o afirmación, abonando así la idea de que la ideología es per se una cosa rechazable. Es cierto que a menudo los motivos técnicos o económicos esgrimidos para defender ciertas decisiones son simples accesorios, concebidos para adornar lo que en realidad es fruto directo de un posicionamiento ideológico. La cuestión es que quien denuncia algo por ideológico, lanza su denuncia también desde una ideología, de signo contrario o como mínimo discrepante en ese punto. En lugar de calificar algo de ideológico sin más, sería clarificador señalar que lo que se agazapa tras ese algo es la ideología fulanita o menganita, con sus nombres y apellidos; que al denunciante esa ideología no le convence ni le gusta y por qué. Es cierto que estas clarificaciones se omiten por mor de la brevedad o porque se consideran obvias, pero cada vez resulta más necesario especificar lo obvio, no sea que se nos olvide.

    Expresar las propias convicciones nunca es baladí, menos aún en un contexto donde proliferan opinadores, representantes públicos y hasta partidos que se postulan como “no ideológicos” y dicen no ser “ni de derechas ni de izquierdas”, credencial con la cual parecen querer situarse por encima del bien y del mal. Esta tendencia se da en España y fuera de España; no es una rareza patria. Los portavoces de la misma a menudo insisten en proclamar la superioridad de la técnica sobre la política –o de los técnicos sobre los políticos- y en presentarse como adalides de la racionalidad y el sentido común. Esta última pretensión denota una cierta altanería; es como si insinuaran que todos aquellos que se autoubican abiertamente en la derecha o en la izquierda son unos descerebrados. Sin embargo, en realidad quien se posiciona con nitidez en el espectro político hace un servicio a la transparencia, y a los demás nos ahorra el esfuerzo de ubicarle a base de hermenéutica. Tampoco sobra recordar, por cierto, que quienes dicen estar por encima de las ideologías suelen mostrar una persistente tendencia a alinearse con posiciones propias de una de ellas: la derecha.

    La fascinación por la política “no ideológica” –es decir, “no política”, si tal cosa es posible- florece con singular exuberancia en ese populismo que navega cómodamente de babor a estribor según sople el viento, presumiendo incluso de apoyarse en la objetividad de los datos. Sin embargo, la selección misma de los datos implica ya una preferencia, y tras cada preferencia hay un juicio de valor, una visión del ser y el deber ser que nunca es ideológicamente neutra. Los ladrillos de este populismo new age son tan ideológicos como los del más vetusto de los partidos tradicionales, sólo que resulta más arduo verlos bajo las luces de neón y el decorado de diseño.

    Para mucha gente, vacunada por las historias de terror que el fanatismo escribió durante el siglo XX, la palabra ideología se asocia automáticamente con sectarismo e intransigencia. Esa experiencia lúgubre ha ocultado, sin embargo, que en esos mismos cien años y también en nombre de ideologías, miles de hombres y mujeres lograron con gran esfuerzo romper las cadenas que les ataban o ataban a otras personas, ampliar los derechos humanos, civiles y políticos, poner en marcha el motor del progreso y el bienestar en muchos países. Claro que se puede tener ideología de forma consciente, convencida y activa sin ser un descerebrado, un fanático o un sectario, y mucho menos un criminal; lo que resulta cada vez más difícil es tenerla y no verse en la obligación de explicarse y justificarse todo el rato.

    Entre otras razones porque, para terminar de emborronar el panorama, el siglo XX se cerró con la eufórica proclama del fin de las ideologías por parte de una derecha que veía en la caída del muro de Berlín la demostración de su triunfo definitivo sobre cualquier otra interpretación del mundo. No es que estuviera en lo cierto, pero en la práctica tampoco parece que le saliera del todo mal la jugada. A fin de cuentas, las ideologías han acabado bastante desprestigiadas y el marcador de la valoración ciudadana se aproxima al política 0, tecnocracia 1. Un tablero de resultados que perjudica especialmente a la izquierda, porque a la derecha no le disgusta el escenario tecnocrático postpolítico. Pero ojo: el partido no ha terminado, y el marcador puede darse la vuelta si los jugadores -es decir, los ciudadanos- no abandonamos el terreno de juego”.

    por Trinidad Noguera
    Follow @TriniNGM
    19/10/2013 Agenda Pública

    23 Febrero 2014 | 03:06

  27. Dice ser Guarimbera ideológica

    EN DONDE EXPLICO POR QUÉ TU IDEOLOGÍA IZQUIERDISTA Y FEMINISTA TE OBLIGAN A APOYAR LA PRIMAVERA VENEZOLANA

    Lo que viene a llamarse detonante, vulgo “gota que colma la copa”, que dirían mis hermanas y hermanos venezolanos, fue el intento de violación -uno más de los muchos, por lo visto-, de una estudiante en un campus universitario (Toma nota, Carrillo) A los estudiantes, por lo visto, les molestó la agresión en sí y la impunidad con la que suelen acabar, éstos y tantos otros delitos, en el Paraíso Sosialista.

    Por eso salieron a la calle a protestar, y por eso, tanto militares como paramilitares, se pusieron a agredir al modo típicamente patriarcal (Tomad nota, hermanas) y homófobo (Tomad nota, hermanos) Es por ello que un estudiante de nacionalidad española (Toma nota, Margallo) sufrió la misma agresión homófoba que sufriera Federico García Lorca durante los últimos momentos de su vida, le introdujeron un fusil por el ano, que es una costumbre típica que tienen los machotes, de cualquier “ideología”, de demostrar su superioridad sobre las mujeres y los mariconsones, en tanto en cuanto tienen poder para hacerles daño, precisamente, en aquello que más les gusta, lo que les convertiría, si así lo decide el poder patriarcal, en putas o en viciosos, y por eso mismo tienen el poder patriarcal de decidir si les dan su merecido amable o brutalmente.

    Han muerto ya diez estudiantes y, aunque sólo fuera por la posibilidad de que alguno de ellos fuera simpatizante del partido SOCIALDEMÓCRATA venezolano, Voluntad Popular, me molestaría, si es que tengo una ideología de izquierdas, y me tocaría un poquito, sólo un poquito, las narices, que hubieran detenido a uno de sus máximos dirigentes, SOCIALISTA, hablando en términos amplios.

    Con mi ideología de izquierdas a la espalda, igualmente, debería indignarme que, seguramente, el silencio del Régimen-Chiringuito Partitocrático del Reino de España, y con él la casi totalidad de sus “voseros mediáticos” se deba a que una multinacional española del sector energético tiene intereses poderosísimos en Venezuela que, por lo visto, conviene no perjudicar.

    Dicho lo cual, habría que decir que, si un fulano, o fulana, de izquierdas, tiene menos reparos en declarar abiertamente su ideología, no se debe a su mayor coraje, valentía, ni (¡Ja!) coherencia ideológica, sino a que, como mucho, le podrían acusar de “rojo” o “roja”, cosa que es objetivamente cierta; por el contrario, si alguien declara ser de derechas, será acusado de “fascista”, cosa que sólo es cierta en una mínima parte de los casos. Digo más, ni todos los de derechas son fascistas NI TODOS LOS FASCISTAS SON DE DERECHAS.

    Seas de derechas o de izquierdas: si adaptas los más básicos Principios de la Dignidad Humana a tu ideología, defendiéndolos o ignorándolos según, tú no tienes ideología, tú eres UN MISERABLE HIJO DE PUTA. Y si lo haces por defender la pela, en tanto en cuanto, cualquier principio e ideología te la pela, eres UN MISERABLE DELINCUENTE HIJO DE PUTA.

    #TrancaTuCalleTumbaTirano

    23 Febrero 2014 | 10:25

  28. Dice ser Guarimbera ideológica

    Y, naturalmente, por pura coherencia ideológica, si soy ecologista de izquierdas, prefiero dejar que el gobierno socialista de Venezuela masacre a su gente por aquello de los intereses petrolíferos, a que la camada de Carolina de Mónaco vea disturbadas sus estancias de merecido descanso en Ibiza con la desagradable visión de una plataforma petrolífera, allá a lo lejos.

    Es de cajón de madera reciclada.

    23 Febrero 2014 | 10:52

  29. Dice ser País de Pandereta

    Qué tal tus armas en el maletero, hijo de la gran puta? Cómo va el cocido? de fustre como siempre?
    Ya darás noticias nuevas. Las estamos esperando

    23 Febrero 2014 | 12:17

  30. Dice ser Alex35

    Precioso tu texto. Yo tengo un “parasiempre” clavado y me moriré con él clavado. Los famosos “ysi..” de la vida..

    Nostalgia.

    23 Febrero 2014 | 14:47

  31. Dice ser vison sesgada

    https://www.youtube.com/watch?v=nLdqmfcIK-s

    Hay 8 millones de almas, a parte de Corina Machado, Leopoldo y sus guarimberos

    23 Febrero 2014 | 15:34

  32. Dice ser Guarimbera ideológica

    Es que yo, como soy de letras, sólo sé contar las almas de una en una. A las alimañas, en cambio, he aprendido a contarlas de dos en dos, e incluso más, porque carecen de individualidad, suelen actuar en grupo. Pero me comprometo a aprender a contar si tú aprendes a escribir.

    http://youtu.be/d_YgWxCsH3M

    (No me gusta el visón, prefiero ponerme piel de zorra, porque la blandurriez con las malas bestias es contraproducente)

    23 Febrero 2014 | 21:27

  33. Dice ser @ guarimbera ideológica

    Por algo hay que sufrir, no?

    23 Febrero 2014 | 22:52

Los comentarios están cerrados.