Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Rebeca

Escribo estas líneas en un bar, en la única mesa que quedaba libre, justo debajo del televisor. Están echando fútbol, así que todos los parroquianos, unos 50, miran como hacia mí pero más arriba. Me siento observado aunque nadie me haga ni puto caso. Como Melendi. Es raro escribir mientras todos parecen mirarte y gritan Oaaaa… Uiiiiii… Biennn… a la vez que tecleo, como escrutando mis frases en tiempo real. Esto me genera una presión bastante gilipollas, pero funciona. Me obliga a escribir más concentrado.

¡GOL!, gritan todos. Dos hombres se abrazan. Detrás, una chica me mira. Lleva una camiseta del Real Madrid con su nombre impreso: REBECA. Su novio es el tipo que acaba de abrazar al otro. Ella apenas ha sonreído con el gol de su equipo. Supongo que se convirtió al fútbol para compartir la afición de él. Así de absurdo es el amor. Así de absurdo es el fútbol.

Miro a Rebeca y escribo. Vuelvo a mirar a Rebeca y escribo. Nada atrapa más a una mujer que su propia curiosidad. Ella sabe que estoy escribiendo sobre ella, pero no sabe el qué. Sabe que me inspira, pero no en qué dirección. De hecho, para ella ahora el fútbol no existe. Me mira y frunce las cejas, confusa. Su novio continúa con un brazo sobre el hombro del otro tipo. Para él sólo existe el televisor. Su equipo del alma. Cada vez que se mueve y tapa mi visión de su novia, ella se mueve y me busca con la mirada.

Volvemos a mantener el contacto y sonrío. Atenta a mi sonrisa ella mira a su novio y le abraza, pero él se aparta y continúa comentando la jugada con su amigo. El fútbol es cosa de hombres. Al menos para él.

Ella se marcha al baño. Ahora vuelvo.

(3 minutos)

En efecto, esperé a que saliera del baño y me hice el encontradizo. Previamente escribí en una servilleta una nota para ella: “A mí tampoco me gusta el fútbol. Te guardo el secreto”. Conseguí dársela, con mis ojos a escasos diez centímetros de los suyos. Entré en el servicio de caballeros, dejando la puerta entreabierta, y ahí pude ver que ella había vuelto a entrar en su baño para leerla. Es importante entender su reacción. Buscó intimidad para leer mi nota. No la rechazó, ni la tiró al suelo. Se escondió para leer mi nota.

Dadas las circunstancias, lo más lógico habría sido esperar a que ella saliera del baño para conocer su reacción, o para dar un siguiente paso. Pero inquieta más tirar por lo impredecible, así que me marché y volví a mi mesa. Ella aún tardó un par de minutos más en volver. Pensó durante tres o cuatro largos minutos en la nota y en la situación que yo había provocado. Al reunirse con su novio ella volvió a mirarme.

Me sigue mirando. Ahora sin tanto pudor. Me mira fijamente y yo a ella. Quisiera interpretar una señal de socorro en sus ojos; tal vez lo sea.

Concluye el partido. Me acerco a la barra para pedir la cuenta. En esto, me cruzo con su novio y le pregunto:

– ¿Cómo quedó el Madrid?

– Hemos ganado.

– Lo dudo – le digo.  

Ella no está. Perdí su rastro.

Pago, vuelvo a mi mesa y apago el ordenador. Seguiré en casa.

(20minutos)

Al abandonar el bar y montar en mi taxi (aparcado en la misma puerta) encontré la misma servilleta que le tendí a Rebeca en el limpiaparabrisas. Debajo de mi nota había un número de teléfono escrito a boli y una aclaración: “Llma mñana de 8 a 8:30 d la mañna. Ya t cntaré”.

He roto la servilleta. No me gusta madrugar. Ni las abreviaturas.

60 comentarios

  1. Dice ser Purita la de los recaos

    Si Rebeca llevaba una camiseta con su nombre del R.Madrid es futbolera.

    15 septiembre 2011 | 20:55

  2. Dice ser manu

    Me gusta (5 segundos) cuando escribes marcando los tiempos (10 segundos), son … (1 minuto) como más… (5 minutos)… como más (15 minutos) … como más terrenales, Simp (30 minutos).
    …………………………………..
    Has estado sembrá, Mariam

    15 septiembre 2011 | 21:00

  3. Dice ser supersofi

    Tendrían que registrarse en Erepublik. Los Yankies nos están invadiendo

    http://www.erepublik.com/en/referrer/supersofi

    15 septiembre 2011 | 21:53

  4. Dice ser MARA

    @Natalia, yo ya escribo… para pelotas tu la primera y principal. Y para los comentarios que dejas, que ni frío ni calor, eres de las que me salto siempre porque su gran vacio existencial reflejado en tus comentarios.

    ¿Y para que me molesto yo en contestar a esta? Nunca llegaré a entenderme.

    15 septiembre 2011 | 23:38

  5. Dice ser MARA

    Manu…. otro lameculos de los más lamentables… no, es el más pringao sin lugar a dudas. Mariam no ha estado sembrada, pero como es tu amiga, pues eso…. que patético eres individuo.

    15 septiembre 2011 | 23:41

  6. Dice ser Medea

    No te gustará el fútbol pero los jueguecitos te encantan :p

    Di que sí, hay que estar despiertos al mundo que nos rodea…

    buenas noches

    16 septiembre 2011 | 02:21

  7. Dice ser AGATA

    Me gusta…. pero yo le hubiese llamado. A mi enseguida me corroe la impaciencia.
    Buen relato, da igual si es inventado o real…..

    16 septiembre 2011 | 12:38

  8. Dice ser Ma(i)te

    Diálogo Shhhhhhhimp-importancia… (o puede que sí xD)

    Simp.:”Nada atrapa más a una mujer que su propia curiosidad.”
    Yo: …y nada atrapa más a un hombre que la curiosidad de una mujer.

    Simp.: “He roto la servilleta. No me gusta madrugar. Ni las abreviaturas.”
    Yo: Tres cosas: no es “una servilleta” lo que has roto. “A quien madruga Dios le ayuda”…aunque no esté muy claro cómo. Para no gustarte las abreviaturas has convertido ese “breve” encuentro en una (deduzco entonces que lo que te gustan son las paradojas). Una última cosa…no me vendas la moto si la que conduce es tu cobardía xD

    Simp.: “Toda previa supera cualquier consumación. Máxime si adjunta un tipo de dos por dos.”
    Yo: tu cinismo confirma mis sospechas. ¡Ah! y…”La esperanza de consumación es lo que hace que toda previa la supere.” 😉

    Saludos

    16 septiembre 2011 | 23:48

  9. Dice ser Golfos

    No se cual de las dos le parece a la gente hoy día mas increíble, si un hombre al que no le gusta el fútbol o un hombre que no aprovecha cuando una chica con novio le entra… Pero ambas existen, por muy difícil de creer que parezcan.

    20 septiembre 2011 | 08:00

  10. Dice ser Fotos de Motos

    Yo soy taxista y ya que estamos podría contar una anécdota muy graciosa que me pasó con una chica que recogí de madrugada. Va y me dice: Quiere usted ver mi conejo? Y resulta que tenía un conejo guardado en la mochila…!! La gente está loca. 🙂

    10 octubre 2011 | 21:33

Los comentarios están cerrados.