Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

La Puerta del Sol no huele a ti

“Mira ese de ahí, el de la cresta. ¡Mira qué pintas! ¿cómo pretenderá encontrar trabajo con esas pintas? ¡Madre de Dios! ¿Y estos son los que pretenden renovar la democracia? ¡Qué vergüenza! ¡Con lo bien que empezó lo del 15-M! Al principio sí que había gente de todo tipo, indignados de verdad. ¿Pero ahora? Ya lo ves. ¡Una panda de mataos, eso es lo que son! Y encima están arruinando a los pobres comerciantes de la Puerta del Sol. Que dicen que hasta huele mal, y todo. A ver si se marchan ya. Esto ya no tiene sentido. Están haciendo el ridículo”

Dices todo esto y mucho más, cómodamente sentado en el asiento trasero de mi taxi, mientras cruzamos una Puerta del Sol aún sitiada por carpas y carteles de indignados que huelen, sí, pero a ojeras, a sangre hirviendo, a ganas de levantar por ti la toalla que tú tiraste al tercer o cuarto día. Aquello estuvo bien, sí. Te ilusionaste casi tanto como aquella vez que España ganó el Mundial. Pero en estos tiempos de inmediatez nada dura más allá de tres o cuatro portadas, las noticias son modas pasajeras y la ausencia de titulares al respecto genera también sordera en ese efecto llamada que necesitabas cuando las cámaras retransmitían en directo, aunque sólo fuera para decir “yo estuve ahí”.

Y aquel tipo con cresta que tanto te repugna no tiene nada que ver contigo. Tú llevas chaqueta, corbata y el pelo corto porque te obliga la empresa para la que trabajas. Tu empresa te imprime unas normas que simplemente asumes. No te planteas por qué vistes exactamente igual que el resto de tus compañeros. También asumiste meterte en aquel piso a pagar en 30 años con un interés variable la mar de ventajoso, que pagarás doscientas veces más caro (y durante 25 años más) de lo que pagaron tus padres en su día, fruto de una especulación contra la que luchaste el día 15, el 16 y tal vez el 17 de mayo también, pero no más (demasiado para ti). Apenas una semana después votaste a un partido que en su día potenció esa misma especulación de la que tú eres víctima, pero había que echar a Zapatero como fuera y esto es cosa de dos, todo el mundo lo sabe, qué le vamos a hacer. Lo hiciste aunque el partido al que votaste incluyera imputados por corrupción en sus listas. Todos los políticos roban, los unos y los otros, qué le vamos a hacer.

Puede, digo yo, que aquel tipo con cresta, al menos, intentara a través de su imágen y estilo de vida demostrar que se caga en los parámetros establecidos, así como en ese mismo sistema que tú asumiste hace tiempo: “es el mundo que me ha tocado vivir, qué le vamos a hacer”. Mientras tanto piensas que ojalá tuvieras pasta para invertir en deuda griega. Los intereses están por las nubes, tú. Es negocio seguro (y los recortes que ahora sufren los curritos griegos para pagar esa deuda te pilla lejos; hay un mar de por medio).

La hipocresía huele peor que la mayor de las acampadas, querido amigo. Y también el conformismo ante la injusticia que aún sigue intacta (los políticos continúan sordos en su plácido e impune mundo ombliguista). Y criticar al que sigue luchando por algo que a ti también te incumbe sólo por justificar la mentira patrocinada en la que vives, me entristece. Es triste que hasta la indignación, en los putos tiempos que corren, sea efímera.

157 comentarios

  1. Dice ser Ernes

    Mucha demagogia. No estoy de acuerdo. Lo llevas a tu terreno describiendo a unos y a otros según tu interés. Yo NO me siento representado por los de las crestas y SI me uno al movimiento, pero tampoco tengo nada en su contra, lo que me jode es que unos cuantos (con cresta o sin ella) pueda coger esto para su propio interés, que es lo que se hace en este artículo en gran medida.

    14 junio 2011 | 08:34

  2. Dice ser Antonio

    Este articulo es basura pura y dura. El tipo de la cresta no es mas que un vago que no sabe hacer la o con un canuto y el otro, no te confundas, si viste con traje es porque quiere y lo ha elegido, no porque lo ordene la empresa. Si tiene dinero, porque se lo ha ganado y si el crestas no lo tiene sera porque no lo ha ganado. Dejar de decir memeces porque estamos en europa y, si quieres y trabajas, no hay especulacion que valga, viviras bien… otra cosa es creas que es mejor la litrona y el parque, es tu opinion, yo prefiero trabajar y vivir dignamente intentando, si se puede, cambiar las cosas de manera razonable, no abusando de la libertad individual porque, recuerda, tu libertad termina donde empieza la mia.

    14 junio 2011 | 10:26

  3. Dice ser Manu

    No solo es solo lo digno y lo indigno de las cosas, hechos, situaciones, periodicidades, ni lo real o lo irreal, lo verdadero o no de lo dicho y sobre lo dicho con referencia a acontecimientos y sucesos. Es un todo por el todo. Cuando seamos capaces de ver la realidad desde los puntos de vista efímeros que posee, posicionarnos a la vez en sus vertientes complejas y no asimilables, cuando pensemos, solo debemos pensar en la unión, conseguir que una persona de izquierdas se ponga un polo de España porque yo soy español pero mis ideologías son abiertamente otras. Conseguir que una persona de derechas actúe por la política social y se optimista ante el aperturismo. No debimos perder valores para no recuperarlos sino mejorarlo, se trata de mejoras de mejorar en el espacio de lo continuo. Una nueva bandera propongo yo, con el escudo nacional, donde nazcan los nuevos españoles no retrógrados e inconformistas, de corazón revolucionario a través de la cultura y del razocinio. Cambiemos juntos busquemos el punto común de esta situación, discutan oigan lo que no quieren oir, comparen opiniones, busquen la información hablando con sus amigos, con sus enemigos, con aquellos que son contrarios a nosotros y nuestra forma de pensamiento, y digan siempre la verdad desde dentro, aunque al otro no le guste, porque esta la única forma de llegar al consenso, hablando. HABLEMOS.

    14 junio 2011 | 17:32

  4. Dice ser yolamuri

    Me ha encantado! ´(estoy de acuerdo con la crítica).
    Un placer leerte,..como siempre.
    Saludos

    14 junio 2011 | 23:30

  5. Dice ser Jose

    Me ha gustado mucho. si señor.
    Pese a que te tenía un poco cruzado por tu “odio” hacia los moteros, jeje.

    15 junio 2011 | 15:06

  6. Dice ser tmarciano

    No estoy totalmente de acuerdo con esta crítica, pero sí la respeto. Creo que todos (parados, trabajadores, empresarios) podemos estar indignados al ver que los políticos tienen unos privilegios desmesurados a base de nuestro bolsillo, entre otras muchas cosas más (tema de hipotecas, medidas sociales…). Lo que no veo es una solución; estar en el sillón de mi casa tampoco ayuda y estar acampado te haces oir. Vale, pero esa gente que representa mi indignación y la de millones de españoles, ¿qué poder tiene? ¿Por qué no forman un partido político? ¿Por qué no intentan cambiar las cosas trabajando en lugar de estar fuera de casa? Si fundaran el partido imagino que la mayoría de los indignados y gente que quiere un cambio los votaría. Estando en Parlamento se pueden cambiar cosas, mientras estar sentado en una plaza y “rezar” por un cambio solamente llamas la atención pero no tienes “poder” para cambiar nada. Estar indignado no significa estar en la principal plaza de la ciudad pasando días (aunque sea solo algo simbólico). Si trabajan y repito, si forman un partido se ganarían muchos votos… lo que me preocupa es que nos indignemos con los indignados.

    16 junio 2011 | 09:24

  7. Dice ser tmarciano

    Por supuesto, no se debe etiquetar ni generalizar porque 4-5 gatos hayan usado la violencia. La mayoría sigue un movimiento pacífico, que como he dicho, no es suficiente. Necesitamos acción, que no es salir a la calle solamente. Es llegar arriba para cambiar las cosas y no “pedir y pedir”. Que los políticos son unos sinvergüenzas, que son unos chorizos, etc., lo sabemos todos/as. Me gustaría ver a los indignados gobernando.

    16 junio 2011 | 09:29

Los comentarios están cerrados.