Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Estudio General de Miedos (EGM)

En los últimos tiempos, varios han sido los ejemplos de usuarios aferrados a un pánico de lo más visceral. La expresión de cada miedo demuestra que el trasiego de las grandes ciudades aun no ha conseguido curarnos de espanto.

Pese a esta vida frenética de muertes en directo, atropellos, atentados suicidas, delincuencia callejera, mafias sin escrúpulos y programas malsanos de televisión (como el de Sanchez Dragó), parece ser que no hemos sido capaces de inmunizarnos contra ese miedo que no sabemos de dónde sale, ni cómo se podría controlar, ni nada.

Para ilustrar lo dicho, léanse los siguientes ejemplos:

– Ejemplo 1 –

Madre y dos niños pequeños en el asiento trasero de mi taxi: Tras un inesperado frenazo, por razones ajenas a mi voluntad, el camión que me sigue toca su claxon (de volumen megadecibélico). Esto hace que uno de los niños salte de su asiento hasta impactar contra el techo del taxi a la vez que pega un chillido agudo, chirriante, estremecedor. Luego comienza a llorar. Su madre le espeta:

– Hijo mío, pareces tonto…

– Ejemplo 2 –

Mujer de edad sobrada, mientras se pinta los labios con la ayuda de un espejo minúsculo: Un obtuso, tras saltarse un semáforo, se cruza de súbito en mi camino y me obliga a realizar un giro forzoso. El pinta labios sale volando hasta impactar contra la luna delantera y la mujer se pone a gritar como una histérica. Tras detenernos la mujer, consciente de su conducta desproporcionada, hace como si nada y me dice con voz solemne:

– ¿Me acerca mi pinta labios, por favor?

– Ejemplo 3 –

Chico de 25, modernísimo, brazos de gimnasio y pelo encerado: El motorista que nos precede impacta contra el coche anterior, en un despiste, y sale volando (sin moto). Mi usuario lanza un sonoro “¡ahivá!” y se tapa los ojos. Salgo del taxi para auxiliar al motorista y tras comprobar que se encuentra en perfecto estado, regreso. En el asiento trasero el usuario permanece inmóvil, pálido, sudoroso, con las manos en la cabeza y los ojos cerrados.

– No ha sido nada – le digo.

El chico abre su puerta y comienza a vomitar.

…………………………………………………………………………………………………….

“De lo que tengo miedo es de tu miedo”

William Shakespeare

60 comentarios

  1. Dice ser Lalu

    El taxi no es un Toledo, si miras las fotos del tío que dejo enganchado el cinto de alante al asiento de atrás veras que es un Skoda Octavia modelo antiguo, como el 80% de los taxistas de Madrid 😉 … O me equivoco? 😛 .Hay reacciones bastante curiosas de la gente ante situaciones poco comunes, sobre todo a la gente que le da por decir y repetir un par de frases y no se mueve, ni hace nada mas.

    04 septiembre 2007 | 17:09

  2. Dice ser raul rodriguez

    Creo que estamos confundiendo miedo con sustos, sobresaltos y fobias.Miedo es lo que debieron sentir los judios en el gueto de Varsovia, los hutus en rwanda, los musulmanes en yugoslavia, una mujer maltratada..Maldigo a todos los que instauraron alguna vez en su vida el regimen del terror.

    04 septiembre 2007 | 17:29

  3. Dice ser you talkin´ to me?

    No sé. A ver si Dani no conduce un taxi, sino un autobús en el que los comentaristas vamos de pasajeros.Habrá que buscar en la red el blog “El blues del autobús”. ¿Qué dirá de nosotros?A propósito del post de hoy, refrán del país :”O que ten cu, ten medo”.Dani, vas muy bien, pero no te duermas en los laúdanos.

    04 septiembre 2007 | 17:35

  4. Dice ser Ana Belén

    Buena pregunta Jack Daniel’s, hay una canción de Pedro Guerra que se llama “miedo” en la que reflexiona sobre el miedo: “miedo, que da miedo del miedo que da” os recomiendo que busquéis la letra.

    04 septiembre 2007 | 17:48

  5. Dice ser kissu

    en el ejemplo 1 se ve claramente como ya desde pequeñitos nos enseñan a reprimir algo que a veces es necesario, como el miedo, y a inmunizarnos delante situaciones violentas.Total, que llegamos a ser como la del ejemplo 2, que se avergüenza de su propio miedo y hace como si nada.La situación más heavy es la 3, pues es el unico caso donde el accidente sucede, y a primera vista puede parecer grave, así que la reacción del chico es normal. Se teme lo peor. Lo que no entiendo es como encaja el vómito en todo esto.Ayer hice una foto con el movil a una desconocida pq me recordaba a alguien, y se me ocurrió que quizá algun dia pueda empezar un puzzle urbano de Barcelona… así tendríamos el de bcn y madrid y podriamos comparar. Hace?

    04 septiembre 2007 | 18:37

  6. Dice ser simpulso

    you talkin´ to me?: Esa última frase tuya me suena a charla de colegio. ¿Desde cuándo un blog supone un exámen diario del lector hacia su autor?. El día que me deje llevar por la creciente presión de quienes me judgan en lugar de leerme, dejaré de escribir (y de respirar si es preciso). Por cierto; muy bueno tu nick

    04 septiembre 2007 | 18:40

  7. Dice ser Guaralla

    Simpulso, me estoy preparando la Gran Frase, para el día que me suba a tu taxi, hacerme merecedora de ser la protagonista de tu blog por un día, que me hace a mi ilusión …Ya lo estoy imaginando “Se subió a mi taxi una tipa con pinta de ir por ahi subiendose a los taxis y me dijo…”Y aquí me debato entre un tema social impactante “Mi vecina maltrata a su cobaya…” o una confesión tirando a lo personal “Nunca se lo he dicho a nadie pero una vez intenté morderme las uñas de los pies…”.¿Mejor una frase críptica a la par que absurda?”Mi vida es un maletero lleno de pelusas y tu me pareces una aspiradora que odia a las pelusas”.Dame una pista hombre…

    04 septiembre 2007 | 20:12

  8. Dice ser Manu

    Tengo un amigo (gran amigo) taxista que me conto que un domingo subio a su taxi Sanchez Drago con varios periodicos y que este le dejo en el asiento de atras todos los plasticos y publicidad en vez de llevarselos y tirarlos a la palelera mas proxima.PD. Entre nosotros, como va la novela Dani?!!!Joder, a lo mejor he metido la pata!!!

    04 septiembre 2007 | 20:20

  9. Dice ser you talkin´ to me?

    Amigo Dani:Mi última frase es el resultado de intentar ser gracioso, sin serlo.No pretendo meterte más presión que la que supongo ya soportas.Por supuesto que te “juzgo”: Tu blog es el mejor de la red.Y ya lo creo que te leo (y releo; te lo puedo jurar por los clavos del mal ladrón). Imprimo tus posts para que toda mi familia los difrute. Por citar sólo dos, “Descripción superfacial de la mujer…” y “La depresión no entiende de caricias” los podría firmar Chejov.Gracias por escribir algo que sé por experiencia, pero nunca acerté a expresar: “Ni la ansiedad ni mucho menos la depresión se pueden acariciar”.Aunque el copyright no te pertenece: lo llevo oyendo (la idea, no las mismas palabras exactas) desde hace demasiado tiempo de un ser querido.Tú,… tú,… tú eres muy bueno.Permite que me cite a mí mismo.

    05 septiembre 2007 | 02:25

  10. Dice ser odigelele

    PABLITO, previsible y predecible no es lo mismo. Y estoy con Pan, el miedo nos hace a todos imprevisibles.

    07 septiembre 2007 | 17:26

Los comentarios están cerrados.