Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘ricardo vaca’

Viaje al optimismo

Hace unas semanas mi amigo Ricardo Vaca me regaló un libro de Eduardo Punset: Viaje al optimismo. Lo he empezado a leer y está, junto con unos cuantos más en el montón de los que tengo a medias. Me he convertido en un zapeador de libros, que pasa de uno a otro (entre un montón que a veces llega a ser de 20 libros) en función del estado de ánimo o de las prisas por terminar alguno. Eso sí, suelo terminarlos todos.

Pero he traído a cuento ese título porque hace unos días se presentaron las previsiones de inversión publicitaria que cada tres meses publica nuestro grupo ZenithOptimedia.

Se espera que este año la inversión publicitaria aumente un 4,8%…en el mundo. Es una señal de recuperación económica (en el mundo, repito, pero se trata de economías interconectadas). Además mejoran respecto a las anteriores las previsiones para 2013 y 2014.

Y hasta ahí llega mi viaje al optimismo. Porque si ajustamos el foco y miramos un poco más cerca, las previsiones para Europa empeoran: pasan de un crecimiento esperado del 2% (hace tres meses) a que ahora se espere sólo un 1%.

Claro que aún es peor si miramos hacia nuestro pequeño mercado español. A finales del mes pasado ni siquiera llegué a comentar en Casi Enteros los resultados del último Zenthinela; eran malos.

Para este fin de semana tengo preparado el análisis de los datos del Vigía correspondiente a este mes de marzo. Como me viene ocurriendo desde hace ya demasiado tiempo ando en busca de un titular que no contribuya a deprimir aún más los ánimos.

A lo mejor utilizo Viaje al optimismo. Aunque al parecer todavía ni siquiera tengamos los billetes.

¡239 minutos diarios!

¡Vaya! Por un minuto no hemos llegado a las ¡4 horas! diarias de consumo de televisión.

Casi 60.000 millones de horas (4 horas x 365 días x algo más de 40 millones de españoles mayores de cuatro años)  empleadas el año pasado en ver televisión.

Y todavía hay quien dice que la televisión está en peligro ante el avance de las nuevas tecnologías. En 2011 se volvieron a batir todos los récords de consumo de televisión: la media del año se quedó en esos 239 minutos, pero es que el mes de diciembre llegó hasta los 259.

Se trata de la televisión tradicional, la que mide Kantar Media (el antiguo Sofres AM), o sea consumo de televisión en el hogar principal, en televisores de al menos 14 pulgadas. A eso habría que sumarle el consumo en bares y hoteles, en segundas residencias o en receptores de menor tamaño.

Está claro que cinco millones de parados tienen mucho tiempo libre para ver la televisión y así subir la media de los que trabajamos y tenemos un consumo de medios diferente. Pero también está claro que no se cumplen las profecías de algunos apocalípticos que han anunciado una y otra vez la muerte de la televisión ante el avance de los nuevos dispositivos…que en muchos casos también se usan para ver, de otra forma, contenidos de televisión.

La televisión es una forma de distribución cultural muy democrática; hace ya muchos años que prácticamente toda la población tiene al menos un televisor en su casa. En contraste Internet todavía sigue presentando barreras de entrada culturales y de precio para mucha gente, lo que ha hecho que se profundicen lo que se vino en llamar brechas digitales. Además, el avance imparable de la tecnología hace que  se generen élites cada vez más distanciadas, no ya de quienes no tienen acceso a Internet, sino de la inmensa mayoría que hace un uso normal de Internet, muy lejos de la utilización de todo su potencial.

Parte del consumo de televisión se hace de manera simultánea con internet, como podemos ver en las redes sociales: los programas de mayor audiencia son, casi siempre, trending topping en Twitter. El tiempo así se multiplica, con la multitarea.

Este año he echado de menos el informe anual sobre televisión que el día 2 de enero publicaba Corporación Multimedia. Desde aquí un abrazo para Eduardo García Matilla y Carlos Arnanz.

El que no ha faltado ha sido el de Barlovento Comunicación; el equipo de Ricardo Vaca, que siempre competía para salir unos minutos antes, o a veces después, del de Corporación.

Puestos a echar de menos, a recordar, los magníficos resúmenes que José Ramón Rubio hacía en TVE, (y que varias veces reprodujo la AIMC en sus boletines)los perdimos desde su prejubilación. Mi cálculo (aproximado en mi caso) de las horas totales de visionado es un pequeño homenaje a un buen amigo que ahora vive mucho mejor que yo.

La producción audiovisual también sufre

Esta mañana he estado en un hotel de Madrid, en la presentación del estudio Barómetro TV.

El estudio lo ha desarrollado la empresa Barlovento Comunicación que dirige mi amigo Ricardo Vaca.

Barómetro TV va a ser el estudio de las tendencias en el mercado de la Producción y la Distribución Audiovisual.

Un mercado que según las estimaciones de Barlovento Comunicación mueve cada año unos 2.000 millones de euros.

La metodología utilizada, un panel de expertos (Directivos de primeros niveles de compañías productoras o distribuidoras) se inspira en la que vengo empleando desde hace ocho años en el estudio Zenith Vigía y desde hace unos meses en Zenthinela y con los que elaboro previsiones sobre la marcha del mercado publicitario.

Por esa inspiración, y por nuestra amistad, Ricardo me ha pedido que participara como asesor en la presentación de esta mañana.

En los paneles de expertos es más importante la calidad de los panelistas que su número.

Pero las respuestas conseguidas, cerca de 90 que representan al 65% de ese mercado, son las suficientes para estar muy seguros de los resultados y también muy orgullosos.

El equipo de Barlovento ha hecho un gran trabajo.

Los resultados reflejan un mercado que, como todos, está sufriendo problemas, pero en el que se vislumbra cierta esperanza.

Una buena parte de las empresas se están manteniendo. La llegada de la TDT puede ser una oportunidad y…eso sí, iremos hacia producciones más baratas.

El estudio se repetirá tres o cuatro veces al año, en función de la marcha del mercado.