Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘pp’

La desaparición de Jiménez Losantos

En poco más de un año Federico Jiménez Losantos ha pasado de estar en el centro de un gran número de conversaciones a que casi nadie se acuerde de él.

Sólo en los juzgados parece tener presencia.

Estas Navidades he visto algunos libros suyos en los expositores de las librerías, pero ya no figuraban entre los destacados como más vendidos.

FJL consiguió una gran parte de su popularidad en la cadena COPE, donde durante varios años condujo el magazine de las mañanas.

Cuando se convocaron los concursos autonómicos para la concesión de nuevas licencias radiofónicas (y también cuando se convocaron las licencias para canales de TDT) Federico vio el cielo abierto: era la ocasión para independizarse y convertirse en gran empresario (su empresa se llamaría es radio; es de España, supongo). O en el peor de los casos para presionar a la empresa que le contrataba y conseguir así mejores condiciones.

Fueron unos concursos estrictamente técnicos, así que a nadie extrañó que en comunidades regidas por el PSOE, FJL no obtuviera ninguna licencia, igual que tampoco extrañaba que en las regidas por el PP la SER o el Grupo PRISA tampoco se comieran una rosca.

El caso es que, de manera más o menos legal, es radio empezó a emitir por al menos 38 postes, no muchos para competir con las grandes cadenas pero suficientes, en principio, pera presentar batalla. Seguramente muchos de sus fieles oyentes no lo tuvieron fácil para volver a localizarle en el dial. Y su popularidad se fue apagando.

Por si fuera poco, Jiménez Losantos nunca fue muy partidario de los estudios de audiencia, como el EGM, utilizados por el mercado publicitario. Así que no hay datos de audiencia de sus programas y, muy probablemente, la inversión publicitaria se resiente (tampoco hay datos de Infoadex). Sin dinero es difícil contratar a otros profesionales con los que completar la programación, hacer campañas de publicidad para que los antiguos oyentes te reencuentren…en fin, todo son problemas.

En el otro lado de la balanza, la COPE salió muy perjudicada con la marcha de sus principales figuras; sus datos de audiencia cayeron fuertemente a lo largo de la temporada 2009-2010. Pero parece que las contrataciones de figuras de la radio deportiva que ha ido haciendo a partir del verano pasado le están dando buenos resultados. Los resultados del último trimestre de 2010 son muy interesantes.

No sé si la desaparición de Jiménez Losantos será definitiva o si se trata simplemente de una cura de humildad.

Veremos.

¿Por qué ganó el PP?

Esta mañana he recibido el resumen de un estudio muy interesante.

Me lo enviaba Joan Miró, de Ipso Facto, un instituto especializado en hacer estudios por internet.

La clave del estudio es realizar a las mismas personas una encuesta de intención de voto previa a las elecciones y otra de voto efectivo después de su celebración.

Entre otras cosas se puede ver algo que ya sospechábamos: el PP tiene ahora mucha más capacidad de movilización entre sus votantes que el PSOE.

Así puede pensarse que el PP ganó las elecciones europeas sobre todo por desistimiento de los anteriores votantes del PSOE. No tanto por captación de nuevos votantes propios.

Algo lógico si se tiene en cuenta que se trata de las europeas, unas elecciones con menos capacidad de movilización que unas generales y la situación económica actual.

Este estudio me ha recordado uno que realizamos en el año 1982, cuando yo trabajaba en RTVE.

La idea era tratar de medir la influencia de los medios en el cambio de intención de voto.

Planteamos un estudio en tres fases: la primera un mes antes de las elecciones, antes de empezar la campaña, la siguiente la semana previa a las elecciones y la última la semana posterior. Aquí preguntábamos por el voto real. Se entrevistaba a las mismas personas.

Se analizaba también el consumo de medios.

Entonces había que hacerlo con entrevista personal.

El trabajo de campo lo hizo Sofemasa, un instituto que ya no existe. Recuerdo a Ginés Garrido y Daniel Seveno, que dirigió el estudio.

El estudio dio mucho juego, entre otras cosas como estudio preelectoral .

Pero se produjeron pocos cambios de intención de voto.

Aquéllas fueron las elecciones en las que el PSOE arrasó y se hundió UCD en beneficio de AP.

Así que cuando analizábamos los resultados del estudio los jefes a los que se lo teníamos que contar eran ya otros, de un partido diferente que los que lo habían encargado.

Y, claro, con otros intereses en aquel momento.

En esto también se vivió el cambio.

Otra vez el efecto mariposa

Un votante agitando su papeleta en el País Vasco puede hacer que se tambalee el Gobierno de Cataluña.

Ya sé que se han visto cosas más espectaculares. Comenté aquí el duradero efecto que tuvieron las papeletas mariposa en USA en el año 2000.

Siempre me ha parecido una estupidez la exigencia (casi siempre interesada) de que debe gobernar el partido más votado. El PP siempre ha sido muy partidario de esa teoría. Sobre todo porque siempre, especialmente a partir del 2000, ha tenido muy difícil articular alianzas.

Yo creo que debe gobernar quien puede concertar una mayoría suficiente.

Pero tras las elecciones del domingo en mi tierra, todos parecen defender la postura contraria a la que han defendido siempre.

Y, sobre todo, no respetan los plazos.

Ahora mismo, quien debe intentar esa mayoría es el partido más votado.

Y sólo cuando se demuestre que no puede deberá pasar la opción al segundo.

Parece claro que visto con una perspectiva local (como diría mi admirado Millás ¿qué diablos querrá decir una perspectiva local, en este caso?) el PSE tiene más fácil conseguir esa mayoría.

Pero ¿de verdad es así?

El PNV sostiene al Gobierno de Zapatero, igual que hizo con el primer Gobierno de Aznar, aunque algunos prefieran haberlo olvidado.

Si el PSE se apoya en el PP y UPyD para conseguir la investidura, peligrará el Gobierno de Madrid.

Para sostenerse, el PSOE necesitaría el apoyo de CiU.

Pero no tendrá el apoyo de una CiU que se mantenga en la oposición en Cataluña.

¿Cuando habrá nuevo Lehendakari? ¿Alguien piensa que será pronto? ¿Alguien cree que es fácil adivinar quién será?

¿Todavía hay Esperanza?

¡Qué divertido lo que está pasando en el PP!

La verdad es que la política tiende a ser aburrida; cada vez interesa menos, sobre todo a los jóvenes, pero hay momentos estelares en los que recupera la atención de la gente.

Bueno, no de mucha gente.

Este que si sí, que si no, que yo no quiero, pero me lo piden,

no siempre he hecho lo que me apetecía, no me voy a presentar pero las decisiones no son irrebatibles ni las adhesiones

inquebrantables

llevó a La Primera a adelantar su 59 segundos hasta el inicio del prime time.

El desastre del programa Plan América la semana anterior había dejado un hueco y el posible tirón de Esperanza

Aguirre y sus dudas metafísicas era una buena ocasión para probar una alternativa al imbatible CSI.

La cosa no fue mal del todo; la audiencia casi duplicó la de la última emisión de Plan América, pero no afectó a la audiencia de CSI.

La semana pasada Plan América consiguió 1.560.000 espectadores y un 8,8% de share, un verdadero desastre en La Primera; el programa 59 segundos alcanzó 2.875.000 espectadores y un 15,9% de share, algo

por debajo de la media actual de la cadena. Pero el programa fue a más durante la primera parte, mientras Esperanza Aguirre deshojaba su margarita y su audiencia cayó después. Parece que la señora Aguirre aguantó bien el tirón.

Quedan dos meses para el Congreso de junio y el culebrón no ha hecho más que empezar.

Dicen que mientras hay vida hay esperanza.

Ustedes qué creen. ¿En el PP sigue habiendo Esperanza?

¿Todos ganaron?¿Perdieron todos?

Ya pasó el día de las elecciones.

Ningún sondeo acertó del todo, pero todos acertaron en lo fundamental: los resultados fueron muy ajustados y ganó el PSOE.

Otra cuestión es la reacción de los políticos. Creo que esta vez, al estar tan próximos entre sí los dos grandes (y tan lejos todos los demás) nos han ahorrado el espectáculo de otras noches electorales en que todos habían ganado.

Esta vez no.

Esta vez hasta hemos tenido el gesto noble de Gaspar LLamazares reconociendo y asumiendo

personalmente el fracaso de IU. Creo que con eso se ha ganado la simpatía de más de uno.

Por otro lado, se vivió la situación que recojo en el título de este post.

El PSOE ganó las elecciones al Congreso, consiguió

más votos que nunca y aumentó en cinco su número de escaños. Pero no consiguió la mayoría absoluta a la que, casi con seguridad, aspiraba. Y no consigue mayoría en el Senado.

El PP aumentó su número de escaños; mantuvo la distancia que le separaba del PSOE, consiguió mayoría en el Senado; aumentó su número de votos…Pero no ganó las elecciones, algo a lo que, sin duda aspiraba. Bastaba ver las

caras de Rajoy y sus acompañantes en el balcón de Génova y la alegría con que botaba el candidato.

El resto de los partidos, salvo CIU que se convierte de nuevo en esa bisagra casi imprescindible (y más tal como han estado las cosas entre los dos grandes en la legislatura recién terminada) se han visto casi barridos por lo que LLamazares llamó tan gráficamente el Tsunami bipartidista.

Y luego está Rosa Díez, con su escaño que le sale casi tan caro en votos como los dos de IU.

De todos modos, si yo fuera político, estaría muy preocupado por el comportamiento tan diferente de esas nuevas dos Españas que parecen surgir: Madrid y las periferias. En Madrid arrasa el PP mientras en Cataluña, Euskadi y Andalucía no tiene mucho que decir.

De los medios yo destacaría el recuadro superior derecho en La Primera, que permitía seguir casi en tiempo real la evolución del voto escrutado. Creo que esa puede ser una de las razones por las que esta cadena mantuvo la atención de la audiencia a lo largo de más tiempo que en otras ocasiones.