Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘Manuel Castells’

La glaciación digital

El jueves pasado estuve en el Foro de la AEA, la Asociación Española de Anunciantes, que se celebró en el Hotel Intercontinental de Madrid. Mereció la pena.

A mi amigo Juan Ramón Plana, el Director General de la Asociación, le gusta el teatro; no lo puede disimular. Seguro que le gusta ir al teatro, pero un año tras otro nos demuestra que le gusta hacerlo. En este Foro, igual que en el del año pasado, contó con la ayuda de Jesús Moreno, el jefe de los servicios de marketing de Nintendo Iberia para escenificar una magnífica introducción a la situación actual: la glaciación digital.

Después se sucedieron una serie de ponentes de altísimo nivel que nos mostraron la importancia de los cambios que la digitalización ha traído a nuestra sociedad y en concreto al mundo de la comunicación.

Para entrar en materia sobre glaciaciones y evolución contamos con el arqueólogo Enrique Baquedano, director de las excavaciones en diversos yacimientos con restos de homínidos de España y África. La principal enseñanza que yo extraje es que las especies de homínidos que han sobrevivido lo han hecho por su capacidad de cooperación y por su cohesión.

A continuación entramos en contacto con las primaveras árabes y la revolución de los jazmines de la mano de Mohamed Chaker Ouahada, ministro plenipotenciario de la embajada de Túnez. Los cambios que se están produciendo en el mundo árabe no habrían sido posibles sin el apoyo de internet; ahora en la nueva constitución de Túnez la libertad de internet se recogerá como uno de los derechos fundamentales.

Miguel del Fresno (@yo_antitwitter) brillante como siempre, habló sobre netnografía y reputación on line. La escucha en la red debe utilizar las técnicas de la investigación cualitativa; el investigador es la clave. Estamos en el mundo de la autocomunicación de masas (citando a Castells) en el que los medios tradicionales han perdido su exclusividad mediadora y todos somos micromedios. Ahora la atención es el bien más escaso y todos competimos por ella.

Nacho de Pinedo, CEO del ISDI, destacó que lo digital es ya la norma; internet es ya audiovisual y la capa social podrá cambiar pero ha llegado a internet para quedarse. Hemos pasado del marketing sólido al marketing gaseoso.

Alfonso González, de Arena, lamentó la pérdida de peso social de la publicidad: ha dejado de formar parte de las conversaciones. presentó también el nuevo paradigma de la comunicación, las tres t (Talk, Think, Trust) y algunos de los casos más característicos del cambio de uso de los medios en estos últimos años.

Jaime Lobera, de Campofrío, presentó Cómicos, una de las campañas de más éxito de los últimos años, desde su concepción hasta los resultados. Una idea muy diferente y rompedora, tremendamente valiente, que pese a sus riesgos acabó siendo toda una demostración del cambio que se ha vivido en la comunicación y de las posibilidades que siguen existiendo.

Alex Marquina, de TV3, habló de Internet como un metamedio, que incluye a todos los medios anteriores. Hay que reinventar la comunicación porque se ha producido una mediamorfosis. Y ahora, con la televisión conectada, llega una nueva revolución.

La última ponencia corrió a cargo de Carina Szpilka, directora General de ING Direct. Comparó el nacimiento de Internet con el del fuego: todo ha cambiado desde entonces. Habló del efecto ROPO (research on line purchase off line) que también había citado de Pinedo, para contar que ING se ha visto impulsado a abrir oficinas, en contra de su filosofía inicial; también han perdido precisión en su medición de los efectos de la publicidad: saben que la publicidad en otros medios potencia las búsquedas en internet, pero los efectos se mezclan.

Para mí fue una jornada muy agradable, rodeado de amigos: Jesús Moreno y Carina Szpilka son antiguos clientes; Jaime Lobera lo es actualmente, Miguel del Fresno, también antiguo cliente y buen amigo, colabora ahora conmigo en las investigaciones de listenig (escucha en la red); coincidí con Alfonso González cuando hace dos años los dos fuimos jurados en los Premios EFI; con Alex Marquina he compartido la presentación del reciente estudio de inversión de la IAB. También entre el público encontré un montón de buenos amigos. Así no es extraño que varios de los ponentes me citaran en sus intervenciones; como les dije en Twitter, mi ego engordó bastante ese día.

Es muy bueno tener amigos.

Indignados, comunicación y poder

Ya han pasado tres semanas desde la explosión de los Indignados o Movimiento 15M (¿por qué nos sonará tan mal lo de Movimiento a los de nuestra generación?). Algunos siguen en las plazas donde se iniciaron las concentraciones; otros se han desplazado hacia los barrios para continuar en la búsqueda de ideas que llevar luego a las asambleas. Tengo la impresión de que en este caso extender es diluir.

No tengo ni idea de cómo acabará esto, incluso es probable que no llegue a ninguna parte, pero al menos ha sido un toque de atención y una búsqueda de nuevos caminos. ¿Podemos seguir indefinidamente con un sistema en el que sólo pueden gobernar dos partidos que, a la postre, harán siempre la misma política, la que les impogan eso que llaman los mercados? ¿Quién elige a los mercados? ¿Por qué, tras rescatar a los bancos que tan importante papel jugaron en la marcha hacia la crisis económica actual, tenemos que admitir que sus directivos se lleven indemnizaciones millonarias?¿Por qué, mande quién mande, la política tiene que ser ultraliberal?¿Por qué dejamos que los productos fabricados en China, con nulo respeto a los derechos humanos o laborales de la gente, hundan a nuestras empresas?

Los Indignados, 15M, no les votes, acampada en la plaza… no tienen líderes, no tienen una ideología definida, pero defienden ideas con las que muchos estamos de acuerdo.

Estos días he oído manifestaciones de apoyo de José Luis Sampedro, un hombre que no ha perdido su lucidez pese a lo avanzado de su edad (y que ya prologó el librito de Stéphane Hessel al que se coloca en el inicio de este movimiento). También Eduardo Punset, otro veterano lúcido y que se aparta de los caminos trillados, apoyó a los primeros indignados. Federico Mayor Zaragoza, que fue ministro con UCD y Secretario General de la Unesco, analiza muy bien la situación en el libro Reacciona, que venía a ser una continuación del primer ¡Indignaos! Ahora me ha llegado, a través de LinkedIn la charla que Manuel Castells dio hace unos días a los acampados en la Plaza de Cataluña de Barcelona (se puede ver en video en este enlace). Todo un ejemplo de que los indignados pueden atraer a gente muy interesante.

Hace un par de años leí Comunicación y poder,  creo que es el último libro del profesor Castells, en el que analiza la autocomunicación de masas, este nuevo entorno que ha propiciado la web 2.0, en el que todos nos convertimos (potencialmente) en generadores y propagadores de noticias y opinión. Este hecho, que relativiza el papel de las autoridades y, sobre todo, de los medios (siempre oligopolistas) puede cambiar sustancialmente la sociedad. Quizá este sea el primer paso.

Por cierto, ayer estuve en la Feria del Libro y ya ví varios libros, en papel, que hacían referencia al movimiento 15M. Todo,hasta algo tradicionalmente tan lento como el mundo editorial en papel, se acelera en estos últimos tiempos.

Los anuncios de mi vida

La supresión de la publicidad de TVE fue una estupidez desde el punto de vista político y, sobre todo económico. TVE volvió a tener el año pasado un déficit importante y, como por ley no se puede endeudar, ahora tiene un conflicto difícil de resolver.

Eso sí, los espectadores están contentos porque pueden ver películas sin interrupciones y los programas de la noche terminan a una hora razonable. No sé si cuando la programación de TVE se empiece a deteriorar (sin dinero no se pueden comprar programas ni, después, sueldos a los buenos profesionales) estarán igual de contentos.

Los que también están muy contentos son los miembros de la UTECA, la asociación de las televisiones privadas, que no terminan de creerse la magnitud del regalo que les hizo el Gobierno (ellos se habrían conformado con una reducción “drástica” como se dijo primero) y que les ha llevado a estar otra vez entre las empresas más rentables de Europa. Eso, en plena crisis, no tiene precio. Más aún si pensamos en lo duramente que ha afectado la crisis a la mayor parte de los otros medios.

Pero hoy vuelven los anuncios a TVE.

Ayer tres representantes de la AEA, la Asociación Española de Anunciantes se reunieron con Ramón Jaúregui,  Ministro de la Presidencia, para ofrecerle de nuevo una buena cantidad de millones de euros para eliminar la deuda de TVE a cambio de que vuelva a emitir publicidad de una manera inteligente y razonable.

Yo creo que esa es una buena idea, que favorecería a los españoles (tendríamos que pagar menos impuestos) beneficiaría a la economía y no perjudicaría mucho a las cadenas privadas, que seguirían siendo muy rentables.

Pero ese no es el camino por el que hoy vuelve la publicidad a TVE. Lo hará de la mano de Manuel Campo Vidal en un programa, Los anuncios de tu vida, que va a hacer análisis sociológico (Manolo es sociólogo, además de periodista; la última vez que charlé con él estaba terminando su tesis doctoral nada menos que con Manuel Castells) a partir de los anuncios que se emitieron por TVE a lo largo de algo más de cincuenta años. Estoy seguro de que va a ser un programa interesante: los anuncios han reflejado la evolución de la sociedad española a lo largo de estos años (y la sociedad española ha evolucionado mucho, en general para bien, en ese periodo) y seguro que Manolo sabe extraer la esencia de esos cambios.

He leído que, para no saltarse la ley de Financiación de TVE se han eliminado u ocultado las marcas. Me parece una trampa y un error, aunque lo comprendo: no querrán levantar sospechas que les echen a las fauces de los glotones leones de la UTECA.

He visto comentarios sobre este programa en varios medios y en casi todos se resalta un clásico: el negrito de Cola Cao. Es curioso, en mi memoria ese anuncio es radiofónico y se relaciona con Matilde, Perico y Periquín, un programa costumbrista muy divertido que emitió a lo largo de muchos años la antigua Cadena SER.

Hubo muchos más anuncios que marcaron mi vida, mucho antes de saber que me iba a dedicar a la publicidad para ganarme la vida. Ese era el enfoque que pensaba dar a este post cuando me he sentado a escribir. Pero está visto que me he ido por otros derroteros.

Y no puedo seguir escribiendo porque no me quiero perder el programa.