Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘gobierno’

El Gobierno, las cadenas de televisión y Podemos

El viernes pasado, en la tertulia en la que participé en Capital Radio, alguien preguntó si pensábamos que la publicidad volvería este año a TVE. La respuesta me salió del alma; no lo pensé demasiado y dije (minuto 27:37 a 27:50):

habrá o no habrá publicidad en TVE en función de los intereses del Gobierno y de cómo quiera presionar a las otras cadenas para que traten mejor o peor a Podemos.

Supongo que es políticamente muy incorrecto, pero me temo que yo soy así.

Pero veo que no soy el único que lo piensa.  Leo en El Confidencial un artículo en el que se habla de la pax audiovisual que estaría planteando el Gobierno en un año tan cargado de elecciones como el que vamos a vivir.

Una primera fase sería una nueva regulación sobre el espectro radioeléctrico que evitara la supresión de ocho canales más y la convocatoria de un nuevo concurso. La segunda, mantener la vuelta de la publicidad a TVE como espada de Damocles.

El Gobierno lo quiere todo. Escoró hacia la extrema derecha los informativos de TVE (lo que les ha hecho perder su liderato en audiencia…y seguir cayendo); tienen a su favor a las cadenas cabeceras de cada grupo (Tele 5 y Antena 3). Pero no les vale; necesitan también las segundas cadenas (Cuatro y La Sexta) o al menos que no alimenten al peligro en que, desde su punto de vista, se ha convertido ya Podemos.

Así que esa pelota sigue en el tejado. Y seguramente seguirá ahí.

Funcionario = Vago

¡Qué bien! Ya tenemos chivo expiatorio. Pronto saldremos de la crisis.

Juanito entra en la panadería y pide tres funcionarios. ¡Pero bueno, Juanito, ¿cuantas veces tengo que decirte que no son funcionarios, son “baguettes”?!

Parece que a nuestro actual Gobierno (en el que muchos de sus componentes son funcionarios de carrera y deben de conocer bien de qué hablan) le acaban de contar este mal chiste que circuló hace algunos años.

Los funcionarios se han convertido en la nueva bestia negra de la situación. No son los banqueros que estafaron a sus clientes y se retiraron con remuneraciones millonarias; no son los políticos, que saben de economía tanto como yo (o sea nada) y dan palos de ciego esperando acertar con alguno. No: son los funcionarios.

El discurso dominante ha conseguido que nos imaginemos al funcionario mano sobre mano detrás de una mesa y se nos olvida que también es funcionario el médico de la Seguridad Social con el que nos operaríamos si tuviéramos algo grave de verdad, el maestro de nuestros hijos, el profesor de instituto o de universidad, el militar que mandamos a Afganistán a salvar a Occidente, el policía o el bombero.

Seguro que a nuestra administración le sobra grasa, seguro que el sistema de autonomías ha duplicado innecesariamente muchos servicios y ha generado un lastre al aumentar la burocracia, pero yo creo que es injusto culpar a los funcionarios y convertirlos en el chivo expiatorio.

Primero les bajaron el sueldo y yo no me quejé porque, ya, no era funcionario. Luego les aumentaron las horas de trabajo y yo no me quejé porque trabajaba aún más horas. Ahora les vuelven a bajar el sueldo (quitarles una paga es bajarles el sueldo más de un 7%; las pagas extraordinarias sólo son una manera diferente de distribuir el sueldo y todos lo sabemos). Ahora dicen que sobran muchos, y probablemente es verdad, pero aumentando el paro no saldremos de la crisis. El Ministro de Hacienda dice que puede no haber dinero para pagar sus deudas (y luego no se explica por qué sube la prima de riesgo).

Pronto me quitarán una paga a mí (o a ti) y no podré quejarme.

Si seguimos permitiendo que ataquen nuestros derechos, aunque en algún momento parezca que sólo son los de los funcionarios, a los que han conseguido que miremos con malos ojos, pronto estaremos en una situación aún mucho peor.

Como dice hoy El Roto en El País: si nos asustan lo suficiente nos meteremos solos en la cazuela.

Por cierto, hace dos días estuve en una comisaría de Policía para renovar el DNI. Cita previa por internet, atención exquisita y en menos de media hora salimos con nuestros DNIs electrónicos nuevos. Funcionarios (funcionaria en nuestro caso) detrás de una mesa, pero altamente eficientes

¿Volverá la publicidad a TVE?

Ayer nos llegó la noticia: la Comisión Europea no aprobaba la tasa que las operadoras telefónicas tenían que abonar para apoyar la financiación de RTVE.

Eso, aparte de dejar en muy mal lugar al Gobierno, que otra vez tendrá que rectificar una Ley que siempre pareció improvisada, abría de nuevo para TVE el camino del endeudamiento, los problemas de financiación y suponía un paso más hacia la desaparición de la cadena pública.

Hoy la AEA, la asociaicón que agrupa a los anunciantes españoles, ha dado muestras de sus buenos reflejos y se ha ofrecido a ayudar a la financiación de TVE, de una manera razonable, sin saturar la cadena.

Así se evitará que los ciudadanos tengamos que pagar aún más impuestos, en un momento tan delicado como este, para sufragar la televisión pública.

Ahora la pelota está en el tejado del Gobierno.

Marketing News publica hoy una reflexión sobre el tema con el mismo título que este post.