BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Tuiteros imprescindibles

Ayer me llevé una grata sorpresa.

Durante un tiempo he tenido algo más de dos mil seguidores en Twitter. Todos los meses aumentaba alguno pero entraban dos, salía uno…el número variaba muy poco y pocos días recibía más de una o dos notificaciones del tipo Juan ha empezado a seguirte.

Ayer no; ayer empezaron a entrar una tras otra, tras otra numerosas notificaciones. Supuse que algo importante estaba ocurriendo.

Imagen que acompaña a la lista en MKDirecto

Efectivamente: MarketingDirecto.com, uno de los más importantes medios en español especializados en marketing había publicado su lista (20)17 tuiteros imprescindibles a los que no perder la pista este año. Y yo, MadinaED, estaba entre ellos.

En realidad estaba el primero pero no creo que el orden quiera decir nada. Simplemente estar en una lista en compañía de tanta gente a la que admiro ya me parece un premio increíble. De hecho, de los otros dieciséis yo ya seguía a quince (ahora ya he completado mi lista).

Twitter puede resultar complicado al principio; a mí me costó casi dos años entender su utilidad. Saber a quién seguir, construirse el Twitter que uno quiere, con las personas o las empresas que le interesan (y sobre todo, que dicen cosas interesantes para uno) es la clave.

Si estás leyendo este artículo (y por tanto te interesan los temas que suelo tratar) y además estás en Twitter supongo que ya me sigues. Ya sabes que casi siempre soy muy activo, que tuiteo sobre los resultados de los estudios que realizo, últimamente sobre todo previsiones de inversión publicitaria; también cuento los actos a los que asisto; reflejo los artículos que escribo, en este blog o en cualquiera de los otros sitios en los que publico. Tuiteo sobre los artículos que se publican en Bloggin Zenith, el blog de la empresa en la que trabajo, apoyo la iniciativa @mamiconcilia de mi hija @Usue, comparto los temas que se publican en Createch 540º, un blog en el que colaboro a veces (pronto saldrá un nuevo artículo que escribí hace algunas semanas)…¡ah! y también publico fotos que saco durante mis paseos, por Madrid y por otros sitios.

Si te interesan los temas relacionados con el marketing seguro que te interesarán los tuits de los componentes de la lista; seguro que los conoces a casi todos.

Félix Muñoz ha dirigido la estrategia de grandes compañías como Coca Cola, Telefónica o Cepsa y ahora se dedica a explicarnos hacia dónde va (o debería ir) el marketing en el momento actual. (casi 11.000 seguidores)

Gaby Castellanos se distingue por sus opiniones críticas. (más de 84.000 seguidores)

Ismael el-Qudsi dirige una de las más importantes empresas de Internet y siempre está en vanguardia con sus opiniones. (más de 28.000 seguidores)

Javier Piedrahita, es el editor de la revista que publica la lista. Viajero incansable a todos los eventoa más importantes del sector es, casi siempre, el que más tuits escribe de cada uno de ellos. (más de 22.500 seguidores)

Pancho Cassís, de la agencia Lola es el único que no conocía hasta ahora. Lo que he visto me parece muy interesante. (más de 1.600 seguidores)

Mar Abad es una de las periodistas más conocidas del sector, cofundadora de la revista Yorokobu. (más de 15.000 seguidores)

Risto Mejide, publicitario muy activo en televisión y en otros medios es, quizá, el más conocido por el gran público. (casi tres millones de seguidores)

Pablo Herreros, periodista especializado en comunicación, se enfrentó a Tele 5 (o Tele 5 a él) por el caso La Noria. (casi 24.000 seguidores)

Gemma Muñoz lo sabe todo sobre los datos. (más de 33.000 seguidores)

Juan Merodio conferenciante y escritor sobre temas de marketing digital e innovación. (más de 96.000 seguidores)

Dolores Vela, lo humano en la tecnología, el SEO,… (más de 38.000 seguidores)

Enrique Dans el bloguero más conocido sobre temas de tecnología, marketing e innovación. Cada día un post interesante; nunca falla. (más de 273.000 seguidores)

Javier Regueira, muy crítico con la publicidad tradicional. (más de 6.400 seguidores)

Elena Gómez del Pozuelo, Presidenta de aDigital y multiemprendedora. (más de 92.000 seguidores)

Nuria Vilanova, Presidenta de Atrevia, una de las má importantes agencias de comunicación. (más de 13.000 seguidores)

Joost Van Nispen, uno de los grandes mitos del marketing digital español, fundador del ICEMD. (más de 6.000 seguidores)

¿Es o no es para estar orgulloso estar en esta compañía?

Así que, de nuevo, muchas gracias a la redacción de Marketing Directo. En sólo un día ya tengo más de cien nuevos seguidores.

6 comentarios

  1. Dice ser Youtubers a la hoguera

    Yo, hasta que no le vea haciendo balconing y partiéndose la crisma de forma hilarante no le pienso seguir.

    En serio, me parece hasta humillante que alguien siga a alguien. Será que no entiendo la utilidad de twitter, youtube y demás. Y que siga así.

    05 enero 2017 | 09:32

  2. Dice ser Ignotis parentibus

    Los seguidores son como los positivos en los comentarios. La mayoría de los que te siguen no visitan tu blog ni les interesa ninguna de tus entradas.

    05 enero 2017 | 11:20

  3. Dice ser internauta

    Ignotis parentibus no está desencaminado, yo añadiría que realmente las redes sociales son una muestra de a lo que llega la vanidad, son un monumento a la vanidad. Yo ya lo he demostrado alguna vez por apuesta, he apostado que en cualquier red social puedes conseguir tener seguidores sin interactuar jamás y sin motivo aparente para que te sigan. Y no me refiero a que te sigan bots, una cuenta en una red social en cierto modo se puede considerar un honeypot. Por ejemplo: tengo una cuenta en Facebook que hice para demostrar lo que es una red social y ganar una apuesta, en la que jamás he posteado nada, y sigue creciendo en número de seguidores ella solita, sin mi intervención, un par de veces al año miro a ver que pasa y compruebo como la gente pierde el tiempo enredada, nunca he contestado a nada ni a nadie en esa cuenta, pero sigue creciendo, y a un nivel digno de estudio.

    En Twitter pasa tres cuartos de lo mismo, es otra perdida de tiempo, supongamos que sigues a cien personas o entidades por el motivo que sea, y supongamos que las cien escriben algo a diario, y también supongamos que no tienes otra cosa que hacer que echar una mirada a los avisos, pues bien: a un minuto que dediques por aviso ya son cien minutos, o sea tres horas y diez minutos. Y me voy a olvidar de que en Twitter hay más bots que usuarios, es una especie de ecosistema con vida propia, millones de bots interactuando entre ellos y la gente se lo cree, o sea un honeypot de grandes dimensiones, no es más, solo es eso. Incluso hay quien cuando un bot le sigue se lo acaba creyendo.

    Como dijo George Clooney: “Preferiría que me hiciesen un examen de próstata en directo en televisión un tipo con manos muy frías que tener una página de Facebook”

    No olvidemos que el fin de las redes sociales es obtener ingresos mediante la publicidad que insertan, todo lo demás es humo y vanidad. Monetizas el tiempo mucho mejor con una web pequeña y estudiando los datos que Google “amablemente” te proporciona con Analytics, así de sencillo. Hay muchas más herramientas, por supuesto.

    Las redes sociales son una perdida de tiempo, y por lo tanto de dinero, el único uso productivo que observo de una red social es para conocer mil y una formas acerca de lo que no hay que hacer. Su éxito es inherente a eso de crear la necesidad del producto y que alguien lo consuma sin saber porqué. Parte de la “culpa” la tienen Google y Apple, estas empresas pusieron en el mercado dispositivos y sistemas que permiten a cualquier persona matar el tiempo a cualquier hora, o sea: en las redes sociales y demás familia. A todo lo anterior sumemos la ausencia de seguridad en esas redes además del tráfico de datos obtenidos de formas un tanto oscuras.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/516743/0/george/clooney/prostata/

    Se puede añadir mucho más, en cualquier caso no te creas nada, Eduardo. Las redes sociales son una gran comedia. Hay vida en las afueras, mucha.

    05 enero 2017 | 20:35

  4. Eduardo Madinaveitia

    Muchas gracias por los comentarios. Los echo de menos.
    Youtubers a la hoguera: a mí no me parece humillante seguir a alguien que habitualmente dice cosas interesantes sobre los temas que me interesan. Me facilita encontrar lo que me interesa entre todo lo que se publica.
    Ignotis parentibus: seguramente tienes razón. Pero siempre hay alguno, como tú, que lee y comenta. Gracias.
    Internauta: Sin duda hay mucho de vanidad en todo esto. Pero a un tímido de casi 67 años como yo no le viene mal un poco de esta vanidad. ¡Claro que hay vida en las afueras! Yo intento vivrla pero también esto me aporta vida, no te creas. Yo siempre me he dedicado a actividades que, al final, siempre tenían como finalidad conseguir dinero a base de publicidad…y no me parece mal. Es la gasolina que mueve esta “absurda” sociedad de consumo. Por cierto 100 minutos son 1 hora y 40 minutos; mucho tiempo para perderlo pero menos de 3 horas en cualquier caso. Gracias por estar ahí y perder tu tiempo conmigo.

    06 enero 2017 | 12:51

  5. Dice ser Ignotis parentibus

    seguramente tienes razón. Pero siempre hay alguno, como tú, que lee y comenta. Gracias.

    Durante un tiempo he tenido algo más de dos mil seguidores en Twitter. Todos los meses aumentaba alguno pero entraban dos, salía uno

    ES TODO LO QUE HE LEÍDO.

    06 enero 2017 | 14:26

  6. Dice ser internauta

    ¡En que estaría pensando al hacer las cuentas!
    Lo de la vanidad es una observación del conjunto, quede claro que no quiero decir que Eduardo Madinaveitia sea una persona vanidosa por estar en Twitter y congratularse de ser seguido, leído, reconocido, tenido en cuenta, etc.
    Olvidé mencionar que el valor de una persona o entidad no lo representa el seguimiento que obtenga en redes sociales, a ti te avala tu trabajo y saber, que no es poco. Las redes sociales son un vasto océano de insustancialidad, claro que se pueden encontrar paradisiacas islas perdidas, pero pocas. El esfuerzo en encontrarlas no merece la pena, hay otros medios.
    Respecto a mi tiempo, no lo considero perdido, simplemente aprovecho la fuerza de gravedad de tu blog para expandir mis ideas, ahí queda lo que escribo, alguien lo leerá. Para mí es suficiente.

    Gracias por tu respuesta, saludos.

    06 enero 2017 | 20:09

Los comentarios están cerrados.