BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Archivo de diciembre, 2016

Barbie conduce un Audi

Estamos en época de regalos. ¿Qué le compramos al niño?¿Qué tenemos para la niña?

Audi ha querido romper una lanza en contra de los estereotipos de género: ¿por qué elcoche para el niño?¿las mujeres no conducen?¿por qué la muñeca para la niña?¿los hombres no tienen hijos, no juegan con ellos?

El resultado es una pieza entrañable, que recuerda a cuentos como El soldadito de plomo, que merece la pena ver.

Al final el niño protagonista decide elegir los dos regalos en contra de la presión de sus padres que le fuerzan a quedarse con el coche.

Ojalá sirva para, de verdad, romper con la estúpida idea de que hay juguetes, o profesiones, exclusivos para un determinado género.

Un año raro

Este mes se cierra un año raro. Por muchas cosas.

Hemos estado casi todo el año con un Gobierno en funciones, lo que no ha impedido que nuestra economía siga creciendo al ritmo de los años anteriores y más que el resto de economías grandes de Europa.

El Reino Unido ha decidido salirse de Europa y otros países amenazan con hacer lo mismo, lo que pone en cuestión algunas de las bases en las que nos asentamos.

Trump fue una de las sorpresas del año. FOTO. Flickr

En Estados Unidos ganó Trump. Lo de menos es que fuera una sorpresa para muchos; lo importante es lo que puede representar para el futuro. Todo son temores, pero la cotización del dólar no para de subir y el Dow Jones, la Bolsa de las empresas tradicionales, alcanza valores récord, mientras el Nasdaq de las tecnológicas se hunde. ¿Es una apuesta por el pasado?

En esos dos casos, y en otros muchos más, las encuestas fallaron. ¿En tiempos de la postverdad las personas mienten cuando se les pregunta?¿También en nuestras encuestas comerciales?

En el terreno publicitario el año empezó bien, aunque algo menos bien que el 2015; luego vivimos un parón entre julio y octubre y todo parece indicar que terminamos de nuevo hacia arriba. A lo mejor tiene algo que ver el que ya haya Gobierno y pueda haber campañas públicas; y medidas de estímulo. O no.

Pero, como ya viene siendo habitual, el año no ha sido igual de bueno para todos: el papel sigue sufriendo mientras crece todo lo digital. Aunque nadie lo esté diciendo, después de tantos años fallidos, yo creo que, éste sí, ha sido el Año del Móvil.

Y de las Apps, de los adblockers, de la programática, de las nuevas teles (aunque Netflix no esté cumpliendo las expectativas).

¡Feliz 2017! Tenemos puestas en ti muchas esperanzas.

 

(*) Este artículo se ha publicado en el número de diciembre de la edición en papel de la revista IPMark

Sprint para liderar diciembre

Estamos acostumbrados a que Tele 5 sea líder de audiencia. Ha ganado cada uno de los últimos 27 meses. Así, que gane la cadena de Vasile no suele ser noticia.

En algún momento incluso pareció que a sus rivales no les interesaba liderar la audiencia y se conformaban con ser quienes más ingresos conseguían.

Directivos de Tele 5 y Antena 3 en una conferencia reciente (Foto del autor)

Pero este mes pueden cambiar las cosas. Desde los primeros días se vio que Antena 3 iba a presentar batalla aprovechando la temporada más floja de Gran Hermano. En los cuatro primeros días Antena 3 le sacaba casi dos puntos (13,7% frente a 11,9% de Tele 5). En la segunda semana Tele 5 acercaba posiciones: para el día 11 mantenía su 11,9% pero Antena 3 bajaba hasta 12,8%. A mediados de la tercera semana parecía que volvería a ocurrir lo de todos los meses: para el día 15 Tele 5 se situaba a sólo dos décimas (12,7% frente a 12,9%), pero un empujón de Antena 3 le llevaba a teminar la semana de nuevo con cinco décimas (13,0% frente a 12,5%). Nada irreparable, por supuesto, con trece días por delante.

Van pasando los días y, tras el dominio de Antena 3 en la últimas fiestas, cada vez parece más claro que la cadena de Carlotti va a romper la racha de su rival. Tras el día de ayer, a falta de tan solo cinco días, la distancia es ahora de seis décimas (13,4% frente a 12,8%). Tele 5 todavía podría ganar diciembre pero tendría que superar a su competidora por algo más de tres puntos cada uno de los cinco días que quedan hasta final de año. Algo muy poco probable en una semana de programaciones especiales y cuando los programas estrellas de su programación han terminado temporada.

Parece que podemos terminar el año con un cambio en el liderato.

Además La 1 puede cerrar diciembre como su mejor mes del año: hasta el día 26 lleva un 10,8% (tres décimas por encima de su mejor mes de lo que va de año) y los programas especiales de estos días no se le suelen dar mal.

Los mil posts y una entrada

Dicen que Las mil noches y una noche era el título real de la recopilación de relatos con la que Sherezade salvaba su vida manteniendo el interés del celoso Harum Al Rashid. O al menos el de una de sus más famosas traducciones; creo que la que manejaba Borges, uno de sus más fervientes defensores.

Así que este artículo se debería llamar Los mil post y un post o, en todo caso, Las mil entradas y una entrada. Veo que cada vez más personas utilizan el español entrada y ese sería el criterio que debería utilizar, si fuera coherente, alguien como yo, enemigo de los anglicismos innecesarios.

El primer día de este blog

Pues sí. Resulta que el de ayer fue mi artículo número mil en este blog, al menos según la contabilidad del propio blog. Siempre he tenido la sospecha de que en cada cambio de plataforma se ha perdido alguno. Pero no está mal: mil artículos en algo menos de los nueve años que cumplirá dentro de poco más de dos semanas.

Al principio había muchos comentarios y yo tenía, más o menos, una idea de la repercusión que tenían mis textos. Ahora los comentarios en el blog son muy escasos: muchas veces no hay ninguno y lo habitual es que haya dos o tres. A veces encuentro comentarios en Facebook pero con el paso del tiempo me resulta complicado relacionarlos con el blog.

Dicen que las redes sociales han matado los comentarios en los blogs. Pero yo sé que esto sólo pasa en algunos, siento que el mío esté entre ellos; en otros se cuentan por cientos. También dicen que los blogs se mueren y yo tampoco lo creo.

Melisa, la jefa de los blogs de 20 Minutos, me dijo una vez que Casi Enteros es, casi, un blog personal. Y lo es en muchos sentidos: incluso cuando toco los temas más profesionales siempre intento abordarlos desde un punto de vista personal. Mi opinión siempre tiene un peso importante en los artículos. Supongo que es porque, de los temas sobre los que opino, tengo opiniones fuertes. Si no es así, prefiero no tocarlos.

Recuerdo que cuando envié mi primer CM Informa, (el boletín que se acabó transformando en Zenith Informa y que ahora, no lo sé, quizá haya desaparecido), Carlos Usandizaga, directivo de una de las empresas del grupo al que pertenecía Central Media, me dijo que la publicación estaba muy bien pero que para futuros números tenía que separar la información de mis opiniones. Creo que nunca lo conseguí. Yo habría sido un muy mal periodista.

Claro que he tocado temas personales. He contado mis pequeñas enfermedades: la vesícula o la amnesia temporal; familiares: la boda de mi hija y la muerte de mi madre, o la reivindicación de mi hermano José Ramón; muchas veces comento mis lecturas, últimamente al menos una vez al mes, siguiendo una recomendación de Melisa; he dedicado artículos a mis amigos de la profesión cuando se han jubilado…o han muerto; o incluso cuando les he visto como una promesa; pero también he dedicado una gran parte de mis escritos a intentar desentrañar esta profesión, la publicidad, la investigación y los medios, a la que he dedicado mi vida profesional.

Alguna vez he pensado en publicar un libro con alguno de los artículos de este blog. Después de este repaso está claro que serían varios libros muy diferentes. No sé a cuánta gente interesarían. Quizá a nadie.

¡1001!

25 años en Zenith

El miércoles pasado tuvimos la cena de Navidad de Publicis Media. Este año nos hemos convertido en Publicis Media; eso quiere decir fiesta multitudinaria de más de trescientas personas, con un concierto de rock del nuevo conjunto que se ha formado con empleados de empresas del grupo. Ser tantos tiene algunas ventajas, ¡seguro!, pero enfría un poco el ambiente, con una mayoría de desconocidos próximos.

Hasta llegar a la fiesta no era consciente de que iba a tener mi pequeño minuto de protagonismo y gloria: a comienzos de este año se cumplieron 25 años de mi llegada a Central Media, que luego fue Zenith Media, luego sólo Zenith y ahora es una de las empresas del grupo Publicis.

Desde hace unos pocos años la empresa regala un reloj a quienes llegan a los 25 años de trabajo en el grupo y yo era uno de los cinco que cumplían esa condición. Si ya es raro cumplir 25 años en cualquier empresa, en una del sector publicitario es casi imposible. Y ya, llegar con una edad en la que se supone que uno debe jubilarse y en cambio seguir trabajando, seguro que me convierte en un bicho muy raro.

Antes nos daban el reloj al cumplir cinco años, algo mucho más habitual. Cuando me lo dieron a mí la fiesta de Navidad se celebró en una discoteca de un pueblo de la carretera de Burgos; todavía éramos pocos. Recuerdo que el alcohol que nos dieron no era de muy buena calidad y al día siguiente varios compañeros estaban enfermos. Justo cuando teníamos una presentación de nuevo negocio a la que alguno de los que debían presentar no pudo acudir. No ganamos aquel concurso aunque no lo debimos hacer del todo mal: unos años después sí tuvimos como cliente a Juan Manuel Granados que fue quien recibió esa presentación y con el que siempre tuvimos buena relación.

Las fiestas de Navidad han cambiado mucho. Por la evolución de la empresa y por la de la economía y el negocio publicitario. Primero éramos pocos y se celebraban en sitios pequeños. Cuando fuimos más y el negocio era boyante se celebraron durante varios años, a todo lujo, en el Casino de Madrid. Eran los tiempos de grandes viajes por la fiesta de la publicidad (Egipto, Roma, Berlín, Praga, Budapest, o…Nueva York). Luego seguimos siendo muchos pero llegó la época del catering, la fiesta de pie y los canapés escasos. Cada día tiene su afán.

Fernando Rodríguez, actual CEO de Publicis Media pero compañero ya en los tiempos de Central Media tuvo unas palabras entrañables al entregarme el reloj. Vino a decir que mi llegada a Central Media supuso un hito no sólo para la empresa sino también para el sector, que se transformaba entonces de centrales de compras a agencias de medios.

También para mí Zenith ha supuesto casi todo en mi vida profesional. Me permitió desarrollar todo lo que había aprendido en RTVE y añadir muchas cosas nuevas; durante muchos años he podido definir las investigaciones que me parecían más interesantes para la empresa y para la profesión. Creo que hemos sido innovadores y, en muchos sentidos, determinantes. Zenith ha sido referencia en investigación publicitaria. Me gustaría que lo siga siendo a partir de ahora.

He tenido grandes jefes. Mi recuerdo, y mi cariño, siempre para José María Casero y José Carlos Gutiérrez que confiaron en mí desde el principio…y para Agustín Casado y Candi Rodríguez, que siguieron dejándome hacer a mi estilo.

He tenido también grandes equipos. El año pasado reuní a todos quienes pasaron por el departamento a través de esos años en una fiesta entrañable: desde María, Jaime y Álvaro al principio hasta Irene, María, Yolanda o Mónica al final, pasando, por supuesto por unas fantásticas Alicia, Marga y Mapi, todos han hecho un trabajo magnífico y han puesto a Zenith y a su investigación a una gran altura.

En estos tiempos de redes sociales es emocionante ver el cariño que me tienen muchas personas. Ayer publiqué dos tuits que, como siempre, acabaron teniendo más repercusión en Facebook. En este momento entre los dos tienen 93 reacciones (me gusta, en general) y 20 comentarios. Algunos me han emocionado:

Te mereces eso y más (Paco)

Te mereces lo mejor!! (Arantxa)

Además sé que has disfrutado mucho en tu trabajo y nos has enseñado a muchos (Marta)

Te has ganado el respeto y cariño de muchos profesionales que han trabajado contigo y a tu lado, y lo que aún nos queda!! (Cristina)

No sólo por la cantidad sino tb por la calidad profesional y personal. (Ana)

No se entiende Zenithmedia sin ti, (José Luis)

Te mereces todo lo bueno, (Juanjo)

Gracias a todos por esos comentarios. Me llegó el día de las alabanzas sin necesidad de morirme. Y gracias a Zenith, sobre todo a la gente que siempre ha hecho Zenith (Maite, Merche, Valentín, Matías, Pepe, JonPaul, Philipp, Paola…y tantos otros), por todos estos años. Con sus alegrías y, también, sus penas.

Y gracias también a los clientes que nos ayudaron a crecer: Renault, P&G, Mercedes, Telepizza, Michelin, Iberdrola, Cepsa,… y tantos y tantos.

¡Ah! y gracias a Mapi por la foto que ilustra este post…y por esos casi 17 años de trabajo y crecimiento juntos.