BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Mamá, no quiero ser mensajero

No me gusta ser yo quién dé las malas noticias.

Ya saben, lo de matar al mensajero es toda una tradición en nuestra cultura, desde mucho antes de los griegos.

Pero a veces no queda más remedio.

Este fin de semana he estado analizando los resultados de Zenith Vigía, el panel sobre inversiones publicitarias que cumple ocho años por estas fechas, ya que lo puse en marcha en febrero de 2001.

Hoy he mandado las previsiones con mis comentarios a los panelistas y también una nota de prensa a los medios, que ya he visto publicada en alguno, incluso con alguna mala interpretación.

Si las cosas no cambian, este año que acaba de empezar el mercado publicitario se contraerá otro 10,6%, que se viene a añadir al 11,4% de caída de 2008 (también estimaciones de Zenith Vigía; Arce Media, con su estudio i2p lleva ese descenso hasta el 13,9%).

No vamos a ser tan pesimistas como nos pide i2p, pero incluso con las cifras de Vigía el mercado publicitario va a perder en dos años casi 1.700 millones de euros, casi un 21% de su valor de 2007.

Eso quiere decir muchos más medios cerrados, muchos más puestos de trabajo amortizados, en medios, en agencias, en anunciantes…

Sólo internet y el incipiente mercado de la publicidad en el móvil se salvan de la quema Aún así, internet crecerá menos que en años anteriores, lo que tampoco es una garantía para los puestos de trabajo.

Como ya he dicho en otras ocasiones estamos ante una crisis estructural del mercado de medios y publicitario.

Ahora se superpone la crisis económica.

Si lo único que se nos ocurre es aprovechar la situación para dar otra vuelta de tuerca a los medios y conseguir campañas aún más baratas…estamos apretando un poco más el nudo de la soga que tenemos al cuello.

Todos.

Si conseguimos que se hunda el barco de la comunicación comercial va a haber muchos ahogados.

He leído hoy en Anuncios que la industria publicitaria norteamericana ha perdido 19.000 empleos en diciembre. Ya sé que también es mucho más grande que la española, pero la cifra impresiona.

Lo dicho: no quiero ser mensajero.

5 comentarios

  1. POR QUE ? ES UNA PROFESIÓN LIBERAL, LIBERTAD DE HORARIOS, …http://comielotrodia.wordpress.com

    10 febrero 2009 | 08:23

  2. Dice ser Goliat

    ¿Ein?¿No te parece razonable que si un medio de pago (prensa escrita) sube su precio un 10% y a continuación pierde 100.000 lectores diarios, los anunciantes en dicho medio le exijan una rebaja en los precios de la publicidad de al menos un 10%?Ya sabes que no es bueno generalizar. No sólo se aprietan demasiado algunos nudos de sogas al cuello del mercado, también algunos ejecutivos a veces se aprietan demasiado el nudo de la corbata, y claro, el riego sanguíneo no les llega muy bien al cerebro…

    10 febrero 2009 | 22:26

  3. Dice ser Ricardo

    Tiempos de Low Coast, al igual que Ikea te ofrece un mueble a precio razonable o Zara un modelo actual de moda también a un precio razonable, deberián las empresas de medios de comunicación ofrecer audiencias a precios razonables y más hoy en dia que la calidad de la atención esta a la baja y practicamente Geogle absorbe la atención de calidad.Los impactos deben venderse como son de calidad normal y no pretender vender como Ferraris, seiscientos.

    13 febrero 2009 | 08:20

  4. Dice ser justerini

    Si un medio sube un 10% su tarifa – sin justificación – y lo pagas: en el pecado llevas la penitencia.Si un medio pierde 100.000 lectores frente a lo que le habías comprado y no te has cubierto garantizando audiencias mínimas: en el pecado llevamos la penitencia en un mercado que lo acepta.Pero si la conclusión es que por todo esto hay que ahogar a todos los medios, estaremos cargándonos el mercado.Excelente artículo Eduardo.

    16 febrero 2009 | 18:18

  5. Dice ser Goliat

    No son todos, justerini, sino solamente algunos, y yo prefiero pensar que son en última instancia los directivos de ciertos medios los que queman sus propias naves, y no el mercado.Por ejemplo, en los gratuitos de Madrid tenemos ya la comprobación de los frutos dados por las líneas editoriales de Metro Internacional y Madridymas. Si en los primeros momentos de su andadura, el diario Metro no hubiera sido poco más que un mamporrero de la señora Aguirre -estando ya para esas labores TeleMadrid y algún otro-, quizá hoy la realidad de ambas empresas sería muy diferente.

    16 febrero 2009 | 23:33

Los comentarios están cerrados.