Entradas etiquetadas como ‘IBEX’

Del techo de cristal al techo de cemento (y más allá)

Por Nuria Coronado NuriaCoronado

Escalar puestos de responsabilidad en el mundo empresarial cuando quien lo hace es una mujer es como subir un 8 mil… al día. Si además se trata de lugares circunscritos al poder de las corbatas como el IBEX35, el ascenso puede provocar como mínimo mal de altura y de ahí a la muerte súbita, solo hay un paso.

No hay más que mirar la foto de cualquier Consejo de Administración de este restringido círculo para constatar la escasa presencia femenina. Las órbitas donde se manda y decide llevan por los siglos de los siglos rodeados de concertinas que claman un mensaje: vetados a quienes no lleven cromosoma Y. El mismo ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Julio Segura Sánchez, reconocía en su día que “la calidad de estas mujeres en éstos órganos debe ser más alta que los hombres porque han sufrido más filtros”. Es decir, se lo ponen bien difícil para que no lleguen ahí.

kristal3

Por si este techo de cristal fuera poco se suma otro más duro si cabe. Es el denominado “techo de cemento”, un límite que tal y como explica Núria Chinchilla, profesora del IESE, directora del International Center for Work and Family (ICWF) y responsable junto ATREVIA del IV Informe Las Mujeres en los Consejos de Administración de las compañías del Ibex 35,  “se autoimponen las mujeres por tener que ser las mejores de los mejores”. Un perfeccionismo que pesa, aplasta y provoca que “cuando hay un nuevo puesto de trabajo y dicen que hacen falta cuatro competencias, la mujer no se presenta porque solo tiene tres y el hombre lo hace aunque solo tenga dos”, comenta.  Así se explica que solamente 10 empresas tengan un 30% o más de mujeres en su consejo de administración.

Lee el resto de la entrada »

Empresa inteligente busca mujeres directivas

Por María Solanas Cardín María Solanas

Creación colaborativa, innovación, liderazgos colectivos, diálogo, cooperación. Son algunos de los valores que requieren las nuevas organizaciones empresariales en la Sociedad Red. Y también algunas de las fortalezas que describen los perfiles directivos femeninos.

Según numerosos estudios, las empresas dirigidas por mujeres, y aquellas en las que hay una presencia de mujeres en los puestos de responsabilidad, obtienen mejores resultados económicos, en términos de rentabilidad y competitividad.

Homenaje de Eneko a la mujer trabajadora

Homenaje de Eneko a la mujer trabajadora

Y sin embargo, son muy pocas las mujeres que llegan a la dirección empresarial. En España, alrededor del 70% de las empresas españolas no tiene ninguna mujer en puestos directivos. De acuerdo con los últimos datos ofrecidos por el Instituto de la Mujer, la presencia de mujeres en los órganos de dirección de las empresas del Ibex35 es apenas de un 7,24%, y la cifra es similar en los consejos de administración, con un 7,17%. Muy lejos del objetivo establecido por la Ley de Igualdad del 2007 de llegar, en 2015, al 40% en las empresas de más de 250 trabajadores. La crisis ha agravado aún más la situación, provocando un desplome del número de mujeres directivas con respecto a 2008 (de un 20% al actual 10%). A esta brecha de presencia, hay que sumar la vergonzante brecha salarial, que en los puestos directivos puede rondar el 20%, y llegar al 30% en los puestos de máxima responsabilidad.

A pesar de que cantidad no es sinónimo de calidad, la total disponibilidad horaria y presencial -largamente impuesta como estilo directivo, y difícilmente compatible con una vida personal y/o familiar- ha sido extraordinariamente disuasoria. Asumir mayores responsabilidades suele poner a las mujeres ante una elección: renuncias en la vida personal y/o familiar; o mayor esfuerzo personal y profesional, sumando una desventaja más respecto a nuestros colegas masculinos, que generalmente no se encuentran ante esa tesitura. Menos presencia, menor salario, y, casi siempre, más esfuerzo.
Algunas medidas han contribuido a avanzar en la presencia de las mujeres en los puestos directivos. Las cuotas han mostrado su eficacia, y siguen siendo imprescindibles. Las redes (que con tanta eficacia gestionan los hombres) son otro mecanismo efectivo, que contribuye a crear vínculos, complicidades, y visibilidad. Este blog es un buen ejemplo, además de un fantástico altavoz de las narrativas de las mujeres. Pero, sin duda, la clave es la conciliación. No entendida como un asunto de mujeres, sino como aspiración de una sociedad consciente y avanzada. El gran salto se dará cuando hombres y mujeres quieran y reclamen compatibilizar su vida profesional y personal.

Las empresas más inteligentes y abiertas a la innovación practican la conciliación. Son conscientes de que necesitan nuestro talento cooperativo, nuestra habilidad transformadora, nuestra manera de resolver conflictos, nuestra capacidad de generar consensos, de gestionar con un enfoque alejado de la arrogancia, involucrando activamente a los equipos, e inspirando así la creatividad, el entusiasmo y el compromiso. Sin innovación las empresas no podrán sobrevivir, y mucho menos crecer. ¿Aprovecharán las empresas la oportunidad de contar con liderazgos femeninos? Apuesto a que las empresas inteligentes serán capaces de identificar el liderazgo inspirador de las mujeres. ¿Habrá llegado nuestro momento?

 

María Solanas es experta en public affairs y relaciones internacionales. Entusiasta del diálogo hasta la extenuación, y convencida del poder transformador de la política. Privilegiada en los afectos,  feliz madre de una hija feliz.