Entradas etiquetadas como ‘feminista’

Lesbiana y feminista (en la cama y en la calle)

Por Judit Abarca

“La lesbiana es insoportable porque engaña, ofende, invalida el sentido patriarcal. Desafía el sentido común.”

Nicole Brossard

Hace unas semanas conversaba con una amiga sobre nuestras “salidas del armario”, o como se dice en mi país, Nicaragua, “del closet”. Somos conscientes de lo que hemos recuperado al asumir abiertamente algo que tiene tanta relevancia en nuestras vidas. No solo hemos avanzado desde el punto de vista erótico-afectivo, sino también  desde el político, al ser activistas feministas ambas. La conversación era así:

  • ¿Y tu familia lo sabe? 
  • Había sospechas, pero hace unos años se enteraron por medio de otra persona, y por un tiempo me dejaron de hablar… Ahora se incomodan con mi presencia.
  • Entonces no tenes problemas con decirlo abiertamente… 
  • Aunque lo digo abiertamente en los espacios públicos, y puedo hablar de mi “experiencia” en la radio, en prensa escrita, y en mis redes sociales, la palabra “L” es la que aún no me atrevo a decir en una conversación con mi mamá…

Manifestación en Nicaragua. Imagen de Milagros Guadalupe Romero.

Nicaragua hasta hace muy poco tiempo contaba con una ley que tipificaba el “delito de sodomía”, esta forma de sanción legitimizada, aunque derogada en el año 2008, subyace en los imaginarios sociales que discriminan, excluyen, violentan a lesbianas, bisexuales, gays y personas trans. Lee el resto de la entrada »

Bruja y feminista

Por Susana ArroyoSusana Arroyo

La página web de las Naciones Unidas colapsó tras el discurso de Emma Watson en la presentación de la campaña HeforShe. Decenas de miles de personas querían leer y escuchar las palabras de Hermione, la niña hechicera de Harry Potter y embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres.

En un mundo donde a las avanzadoras y feministas se nos empieza a señalar como se señalaba a las brujas, el llamado de Emma a luchar por la igualdad de género es un poderoso gesto de apoyo y activismo, de militancia. Para ella sólo tengo una palabra: Gracias… por hablar en nuestro nombre, por defender y promover el feminismo y recordarlo por lo que es, “la teoría política, económica y social de la igualdad de sexos”. No cedas a las amenazas que recibes, tampoco lo haremos nosotras.

Para las mujeres y hombres que la escucharon y la “volvieron viral”, mi agradecimiento es más grande todavía: les necesitamos. Y para quienes aún no han leído su discurso, aquí están –a mi criterio- los cinco fragmentos que no se pueden perder:

 

  1. Mientras más hablo del feminismo, más caigo en cuenta de que luchar por los derechos de las mujeres es para muchos sinónimo de odiar a los hombres. Y si de algo estoy segura es de que esto tiene que terminar. Me empecé a cuestionar sobre la igualdad entre los géneros hace mucho tiempo. A los ocho años, por ejemplo, me preguntaba por qué me llamaban mandona por querer dirigir una obra para nuestros padres cuando a los chicos no les decían lo mismo. A los 14, comencé a ser sexualizada por ciertos grupos de la prensa. A los 15, mis amigas rechazaban unirse a equipos deportivos para no parecer masculinas. A los 18, mis amigos varones eran incapaces de manifestar sus sentimientos. Entonces decidí que era feminista.
  1. Creo que es lo debido que yo pueda tomar decisiones sobre mi propio cuerpo y que las mujeres sean parte de las políticas y decisiones que afectarán a mi vida. Creo que, socialmente, merezco el mismo respeto que un hombre. Pero, lamentablemente, puedo decir que no existe un solo país en el mundo en el que todas las mujeres puedan ver estos derechos cristalizados.  
  1. Hombres, me gustaría tomar esta oportunidad para hacerles llegar una invitación formal. La igualdad de género también es tu problema. Es hora de que veamos a los géneros como un conjunto en vez de como un juego de polos opuestos. Debemos parar de desafiarnos los unos a los otros. Ambos podemos ser más libres y de esto es de lo que se trata la campaña: de libertad.  
  1. Quiero que los hombres se comprometan para que así sus hijas, hermanas y madres se liberen del prejuicio y también para que sus hijos se sientan con permiso de ser vulnerables, humanos y una versión más honesta y completa de ellos mismos.  
  1. La realidad es que si no hacemos nada hoy, van a tener que pasar 75 años o quizás 100 para que una mujer pueda esperar recibir el mismo salario que un hombre por el mismo trabajo (…) Si crees en la igualdad, debes ser uno de esos feministas de los que hablé poco antes y por eso yo te aplaudo (…) Te invito a que te dejes ver y que te preguntes: Si no soy yo, ¿quién? Si no es hoy, ¿cuándo?

 

El discurso completo lo puedes leer aquí.

 

Susana Arroyo es responsable de comunicación de Oxfam en América Latina. Tica de nacimiento, vive en Lima. Quiere que cambiar el mundo nos valga la alegría, no la pena.