Entradas etiquetadas como ‘25 de noviembre’

La gran preocupación de todos los días

Por Dori Fernández Hernando

Empiezo el día echando un vistazo a Twitter, mi lista de prensa resume en unos cuantos tuits la actualidad y me sitúa. Después miro por encima el correo, la alerta diaria creada en Google sobre mujeres asesinadas no falla ninguna mañana. Es un recuento amargo, pero necesario.

No sirve de nada decir que hemos cerrado el año con 60 víctimas mortales por violencia de género; eso no muestra la magnitud del problema que tenemos como sociedad, aunque deja tranquilos a quienes han de proporcionar los medios para erradicarlo. Total, solo son media docena cada mes… y afortunadamente –para ellos- solo hay datos oficiales desde el año 99.

Mujer. Imagen de Issara Willenskomer.

Mujer. Imagen de Issara Willenskomer.

Por eso, hace ya cuatro Navidades que me entretuve en rastrear y contrastar las cifras sobre mujeres asesinadas por violencia machista en el ámbito de la pareja o expareja con el objetivo de añadirlas a las oficiales y dar mayor magnitud al problema, si cabe.

Para alguien como yo, nacida y criada en el revuelto Bilbao de los años sesenta, la comparación fue inevitable: las víctimas mortales por terrorismo en los últimos 45 años ascendían a 1.222 (fuente: Fundación Víctimas del Terrorismo); las del otro terrorismo, el machista, ascendían a 1.202 sólo desde enero de 1995 hasta el 26 de diciembre de 2012. Desde entonces, cada nuevo asesinato se suma a esa cifra.

Con motivo de este nuevo 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres) tengo previstos talleres con adolescentes en unos cuantos institutos de la provincia, charlas con profesionales de ayuntamientos, con asociaciones de mujeres, hasta en una Escuela de Madres y Padres el mismo día 25 en Sanlucar La Mayor (Sevilla).

Lee el resto de la entrada »

Erradicar la violencia día a día

Por Susana Martínez Novo SusanaMartinezNovo70

Hace sólo dos días, el lunes 25 de noviembre se conmemora, como todos los años el día Internacional de lucha contra la Violencia de Género. Para nosotras, todos los días son días de conciencia y trabajo en este ámbito.  El día 25 fue elegido en homenaje a las hermanas Mirabal, tres activistas políticas asesinadas en 1960 a manos de la Policía secreta en la República Dominicana. Han pasado muchos años desde entonces y comprobamos que sigue siendo alarmante el número de  mujeres asesinadas, violentadas y víctimas de trata de  personas como consecuencia de esta lacra en nuestro país y en el mundo.

Aparecen nuevas formas de violencia,  y el ejercicio del control de unos sobre otras se multiplica con ayuda de las nuevas tecnologías. Muy a nuestro pesar, la administración ofrece respuestas todavía hoy insuficientes, como lo demuestran las últimas cifras sobre violencia. Según fuentes oficiales del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales, (Delegación Gobierno para la Violencia de Género), 45 mujeres han muerto a consecuencia de actos de este tipo de violencia en nuestro país en lo que va de año, 5 niñas o niños han muerto por la misma causa y 40 menores han quedado huérfanos.

Viñeta de Eneko. Blog 'Y sin embargo se mueve', de 20 Minutos

Viñeta de Eneko. Blog ‘Y sin embargo se mueve’, de 20 Minutos

Las mujeres en muchas ocasiones siguen sin recibir la atención personalizada y el seguimiento que sería necesario para que no se vieran forzadas a mantener la relación de dependencia emocional y económica que las une a su agresor. Todavía hay sectores especialmente vulnerables, como las mujeres que sufren algún tipo de discapacidad, mujeres rurales e incluso mujeres de avanzada edad o jóvenes, sobre las que tenemos muy poca o ninguna información, pues por sus propios condicionantes y circunstancias ni tan siquiera se han podido identificar como victimas.

La detección y la valoración de la situación de riesgo en núcleos de población aislados o entre mujeres que  dependen para la realización de sus actividades más elementales de la vida, de otras personas que las someten con total impunidad, obligan a  los profesionales y al entorno a que extremen sus alertas.

Por otra parte es preocupante ver que las y los jóvenes siguen reproduciendo roles que sorprendentemente creíamos ya superados, y que además los difunden con total naturalidad e impunidad por las redes sociales, conscientes o no de sus consecuencias.Desde nuestra organización, la Comisión de Investigación de Malos Tratos a Mujeres, trabajamos con las victimas, en función de su edad y circunstancias,  para reeducarlas y ayudarlas a no reproducir esquemas en sus relaciones de pareja que las lleven a nuevas situaciones de violencia. Intentamos  fortalecer su autoestima y favorecer su independencia personal. Frases como ‘dónde voy a ir’ ‘qué voy a hacer’ o ‘con quién voy a salir ‘ son recurrentes en estas mujeres, hasta que se dan cuenta de que hay muchas  personas que están dispuestas y encantadas de compartir actividades y experiencias con ellas.

Con las jóvenes trabajamos en terapias grupales que las ayudan a identificar los primeros síntomas de violencia, como si se reflejaran en un espejo  y las proporcionan  recursos para poner límites y sentar las bases de una relación sana y en igualdad. Somos conscientes de que la adolescencia es una etapa crucial para cambiar dinámicas mal adquiridas y la reiteración de patrones sexistas. ‘Hoy me ha llamado 15 veces porque me quiere mucho’, puede llegar a convertirse en la normalización de la limitación de la libertad individual de una persona; ‘me ha sacado varias fotos en momentos íntimos y temo que se las mande a mis padres’ nos hace saltar las alertas.

También ofrecemos información a profesionales y personas del entorno que detectan situaciones sospechosas, activando los protocolos de actuación necesarios. No es la primera vez que un padre o una madre, nos llama porque no sabe cómo ayudar a su hija, o un profesional porque tiene que remitir a la víctima a otros servicios especializados.

La lucha contra la violencia implica un trabajo importante para el conjunto de la sociedad y conmemorar el día 25 de noviembre aunque no suficiente, es fundamental como ejercicio de reflexión para que adquiramos el compromiso de aportar nuestro pequeño o gran granito de arena.

María Jose Diaz-Aguado, catedrática de psicología evolutiva de la Universidad Complutense de Madrid, lo expresa con toda claridad: ‘ La violencia de género no es una cuestión biológica ni patológica, es un producto cultural que podemos erradicar’.
Susana Martínez Novo es abogada y activista.