A una semana de la huelga feminista

Por Belén de la Banda

Mañana será viernes. Y faltará una semana para una jornada histórica. La del 8 de marzo de 2018, estoy segura, no la olvidaremos nunca. Todavía tengo la piel de gallina cada vez que recuerdo o recupero las imágenes del año pasado. Tuve la suerte de vivirla acompañando a una lideresa africana, Julie Cissé, impulsora de los derechos económicos de las mujeres rurales de Senegal. No sé cuál de las dos estaba más emocionada, impresionada, energizada y conmovida en medio de la ciudad, paralizada por y para las mujeres. Me sorprendió la rapidez con la que ella entendía que también esta huelga, esta manifestación, eran por ella y por sus hermanas.

Todo lo que rodeó a esta fecha fue una experiencia de crecimiento exponencial para numerosos grupos y espacios de mujeres en todo el país. Fue una oportunidad de conexión y reconocimiento, un tiempo de unión del que han salido, en todas partes, numerosas iniciativas.

Entre ese 8 de marzo y el que ahora se acerca, todas hemos crecido, aprendido, desarrollado. Y muy especialmente las jóvenes y adolescentes, que con sus preguntas, con su negativa a aceptar que las cosas tengan que ser como son, que la realidad no sea como les decimos que es, se han convertido en nuestras maestras.

Hemos compartido letras y músicas. Nos hemos dejado inundar por nuestras propias voces.

Han surgido muchos liderazgos nuevos. Y también muchas experiencias de trabajo en equipo, de éxito. Nos hemos acercado a mujeres con las que tenemos muchas o pocas cosas en común. Hemos descubierto que las opresiones son múltiples. Nos hemos puesto al lado de nuestras hermanas en el sector de los cuidados.

Así que el próximo viernes tendremos que sacar todo eso a la calle para gritarlo, para entenderlo mejor y para comunicarlo. Cada una, cada grupo, en su contexto, con sus posibilidades, sintamos la fuerza. Hagamos lo posible. Creamos y creemos.

Para que se produzcan cambios culturales en las ideas, las actitudes, las relaciones, y en el imaginario colectivo. Para que asuman su responsabilidad en el trabajo de cuidados los hombres, la sociedad y el Estado.

Fronteras, cuerpos, violencias, economía. Cuatro ejes para una jornada de reivindicación.

Si aún no sabes qué hacer este 8 de marzo, mira alrededor. O busca tu propuesta. Seguro que hay compañeras, hermanas, preparando algo a lo que deseas sumarte. Algo por ti y para ti.

El blog Más de la mitad participará en la huelga feminista el próximo viernes 8 de marzo. Todos los días, antes, durante y después, seguiremos trabajando para dar voz y promover los derechos de las mujeres en nuestro país y en el mundo. 

Belén de la Banda es periodista y trabaja en el equipo de Oxfam Intermón. 

1 comentario

  1. Dice ser desactivismo

    a una semana de la huelga protagonizada por las vagas que tocando tambores y el clítoris, se dedicarán a pasear reclamando mas dinero público para las politicas de “falsa igualdad”, el caso es machacar a los hombres, protestar contra la prisión permanente revisable, la no revisable, la pena de muerte, la de trabajos forzados, contra terroristas, asesinos, violadores, abusadores…..

    Eso si, mientras os unten bien el cazo…..

    28 febrero 2019 | 13:16

Los comentarios están cerrados.