Genderbullying: en qué es diferente el acoso escolar a las niñas

Por Nuria Martínez Moreno 

Sí, existe acoso escolar por discriminación de sexo, y son las niñas las que más lo padecen. ¿Por qué? Pues porque aún no existen las condiciones necesarias para que niños y niñas crezcan en igualdad. A las mujeres, desde la escuela, se nos sigue discriminando, no ya sólo por los niños, sino sobre todo por las propias niñas que maltratan, física y psicológicamente a otras compañeras, con excusas variadas, como “por ser más listas”, “por llevar gafas”, por “no tener la mochila o el estuche de moda”, o simplemente por ser diferentes.

El acoso a las niñas y adolescentes tiene características específicas. Imagen de Harris Ananiadis / Unsplash

Los estudios y las autoridades educativas afirman que uno de cada cuatro niños sufre acoso escolar. Los colectivos más afectados: alumnos con diversidad funcional, niños pertenecientes al colectivo LGTBI y, por supuesto, las niñas.

Estas situaciones de acoso se agravan durante la adolescencia, y afectan especialmente a aquellas jóvenes que no cumplen con los canones estéticos establecidos; otra situación es que por un desarrollo temprano, el acoso comienza a teñirse de connotaciones sexuales. Me viene ahora a la mente la serie producida y distribuida por Netflix “Por trece razones”, cuando a su protagonista Hannah Baker llega un día a clase y descubre horrorizada que todos sus compañeros han recibido en sus móviles imágenes comprometedoras suyas o mensajes peyorativos escritos por compañeros despechados.

El silencio y el manido argumento de “son cosas de críos”, no sirven para solucionar el problema que conlleva secuelas mentales que pueden prolongarse en la etapa adulta si no se detectan a tiempo y reciben tratamiento terapéutico; y en algunos casos provocar desenlaces fatales.

El movimiento digital Jupsin, Justicia, Psicología e Información para decir NO al Acoso, trabaja creando y difundiendo contenidos relacionados con el acoso, en todas sus variantes: sexual, de género, laboral y escolar. Justo ahora, coincidiendo con su segundo aniversario, #movimientojupsin publica ahora el libro “Todos a una contra el acoso escolar”. Psicólogos, pediatras, psiquiatras, abogados, criminalistas, periodistas, maestros y expertos en violencia de género han colaborado en este proyecto que, desde un punto de vista multidisciplinar, ofrece las herramientas necesarias para abordar este problema que algunos ya califican como una de las principales pandemias del siglo XXI. Todos a una es un libro escrito para todos, porque nadie estamos libres de ser víctimas de acoso, y mucho menos nuestros hijos e hijas.

Uno de los artículos que incluye este libro ha sido por escrito María García Sánchez, directora de programas de la Confederación Española de Mujeres en Igualdad. En su texto, María asegura que: “El acoso no tiene género, pero sí hay una relación directa entre el género y el acoso escolar. Una diversidad a la que hay que dar respuesta rompiendo con la tendencia que ha reproducido en cada generación el modelo de dominio-sumisión”. María no duda al afirmar que “no existen perfiles de personas víctimas y acosadoras, pero, en la mayor parte de las ocasiones, víctima se escribe en femenino y agresor en masculino, y, si bien es cierto que a veces agresor se escribe en femenino, es una particularidad que no desmonta la generalidad, ya que incluso cuando el bully es una chica su víctima suele ser otra niña”.

El libro cuenta, en cuanto a la redacción de contenidos, de profesionales y expertos del Grupo Quirónsalud, Fundación Legálitas y Fundación ONCE, además de psicólogos y profesionales independientes. Este es el primer libro de la colección que Jupsin tiene previsto iniciar, y al que seguirá el próximo monográfico sobre violencia de género y acoso sexual.

Todos a una contra el acoso escolar se financia mediante sistema de preventa, que comienza hoy (15 de septiembre) y se prolongará hasta el 30 de septiembre. Si quieres apoyar el proyecto, puedes colaborar con Jupsin y comprar tu libro

Nuria Martínez Moreno es socia directora de Taller Activo de Comunicación y colabora con la comunicación estratégica de numerosas organizaciones y empresas.

7 comentarios

  1. Dice ser Wellington

    Y el acoso de las niñas a los niños, no se habla?

    15 septiembre 2018 | 09:35

  2. Dice ser Tirant

    El acoso escolar es una lacra que debe ser erradicada, eso esta claro. Las consecuencias que puede llegar a tener en los niños pueden ser, literalmente, mortales, e incluse condicionar su caracter para cuando son adultos.
    Por eso me parece despreciable, astrero, ruin y miserable que utiliceis algo tan serio para vuestra propaganda feminista. ¿Que las niñas son discriminadas por los niños por el simple hecho de ser niñas? Permitidme que os diga Y UNA MIERDA, con todas las letras. Si las acosan sera por gordas, feas, granudas o lo que sea, pero no por ser niñas. Que, por cierto, cuando un niño es el acosado tambien hay muchas niñas que se suman a la fiesta, ¿Eso no cuenta?
    Así que, por favor, tened un poquito de conciencia y no useis algo tan serio como esto para vuestra propaganda.
    Atentamente, alguien que sufrio acoso escolar.

    15 septiembre 2018 | 11:09

  3. Dice ser clara alegria

    Yo hay algo que no entiendo. El artículo dice que aunque el bully sea una chica, la victima suele ser otra chica. Y eso demostraría que las chicas sufren más acoso que los chicos. Yo he sido joven, he ido al cole y al instituto. Y en mi opinión y por lo que yo he vivido, las chicas son tan acosadoras como los chicos. Es cierto que ellas acosan a otras chicas, pero que las mujeres no somos ángeles bajados del cielo y victimas todas de los malvados hombres.

    Mal vamos si para combatir el machismo, que existe, claro que existe, hacemos dos grupos: a un lado, las mujeres, todas victimas, todas inocentes, todas buenas. Y al otro. Los HOMBRES. Que lo mismo no son todos malos, pero por si acaso

    15 septiembre 2018 | 11:52

  4. Dice ser Patrick

    Lamento contradecirte, pero al menos en España en los menores de 15 años el porcentaje de suicidios de los varones supera en nada menos que un 25% al de mujeres.
    No sé si se te ocurre algún indicador más claro de acoso grave. Salvo que pensemos que los suicidios de menores de 15 años son debido a la hipoteca, divorcio o problemas laborales. 🙂
    Todos absolutamente todos los motivos de acoso que citas se dan también en los niños. Todos. Por estar gordito, por ser feo, por llevar gafas, por ir mal vestidos… con el agravante de que en los niños es más frecuente que el acoso llegue a ser físico.
    Por no mencionar pasados los 15, donde de 15 a 19 años el índice de suicidios masculinos casi cuadruplica al de mujeres (un 352% mayor).

    Te pego un párrafo de un estudio sobre acoso de CCOO en Andalucía:

    “El papel de víctima se reparte en porciones iguales entre sexos aunque muchas investigaciones dicen que existen más chicos implicados o similar número, excepto en las realizadas en Japón en las que las intimidaciones se dirigen mayoritariamente a laschicas (Mombuso, 1994) o hay más chicas entre las víctimas (Taki, 1992). Sinembargo, según Olweus (1998) la agresividad intimidatoria entre chicas se ha estudiado mucho menos.”

    https://www.feandalucia.ccoo.es/andalucia/docu/p5sd7374.pdf

    No comprendo el tufillo (ya habitual) de “niño malo, niña buena”, hasta el punto que cuando hablas del acoso femenino dices que frecuentemente la víctima es otra niña (como si eso hiciera mejor a la 1ª niña o al propio acoso).
    Aparte de que sigo viendo este tipo de artículos como un intento lamentable de mantener una guerra de sexos. ¿Cuándo un estudio sobre porcentaje de acoso según raza o confesión religiosa?
    ¿Por qué no un poco más de objetividad?

    15 septiembre 2018 | 11:53

  5. Dice ser Patrick

    Hay otro estudio estadístico del acoso en Canarias, que llega a parecidas conclusiones:
    https://www.mecd.gob.es/dam/jcr:415b5ad7-af03-4dbb-8a76-3417c09141d0/anexo-2-estudio-estad-stico-canarias.pdf
    Sexo de los afectados por acoso:
    Curso 12-13: Hombres: 53,49%, mujeres 46.51%
    Curso 13-14: Hombres: 51.77%, mujeres 48.23%
    Curso 14-15: Hombres: 48.08%, mujeres 51.92%

    Como puedes ver, la distribución de las víctimas por sexo, al igual que en el estudio anterior, es pareja, o en todo caso con ligero predominio masculino.

    15 septiembre 2018 | 12:02

  6. Dice ser Y por la tarde

    Sera que las niñas no acosan…..

    15 septiembre 2018 | 18:57

  7. Dice ser Sergio

    No indicas cuales son las diferencias.
    No das enlace a esos estudios que dicen que 1 de 4… no lo pones.
    Seguramente haya diferencia entre edades y tampoco lo indicas, el colegio, instituto y universidad abarca muchas edades en diferentes ciclos.

    15 septiembre 2018 | 19:48

Los comentarios están cerrados.