BLOGS

Un precioso campo de nabos feminista

Por Marta Hernández

El sábado, al definir la gala de los premios Goya, Leticia Dolera con solo 6 palabras, “un campo de nabos feminista precioso” dio voz a todas las mujeres de la industria del cine que miraban perplejas como la misma Academia que dice estar comprometida con la lucha por la desigualdad de género, impedía repartir abanicos rojos a las representantes de CIMA (Asociación de mujeres del audiovisual) en la entrada del photocall. La misma Academia que una vez más colocó en el papel de presentadores a, no uno, sino dos cómicos españoles.

Leticia Dolera en la gala de los Goya. JAVIER LIZÓN / EFE

Soy joven y no voy a irme muy hacia atrás, pero parece que cuatro años consecutivos con representantes masculinos no es una forma muy comprometida de luchar por la “desigualdad de género”. No se preocupen, señores del cine, a las mujeres de mi edad ya nos ha quedado claro que entre tanto “campo de nabos” solo se puede destacar con un vestido bonito y unos tacones de mujer florero. En el cine, y como hemos podido observar estas últimas semanas, en el mundo de la música y la televisión.

Nuestro querido OT nos ha traído muchas emociones y algunos intentos de descubrir la diversidad afectivo-sexual, algunos de ellos con modelos masculinos o estereotipados, pero se reconoce un esfuerzo por mostrar diferentes orientaciones sexuales e identidades de género. Por otro lado, también nos ha brindado ejemplos, algunos más o menos sutiles, del machismo que perdura en nuestra sociedad. Desde la elección del jurado y sus guiños sexualizados a unos y otras concursantes, a la más que evidente e injusta valoración de éstos según su sexo. Pues sí, a mí me gustaría haber visto a alguno de los triunfitos masculinos bailar encima de unos tacones con un vestido que apenas tapa los pechos, intentando no parecer inseguro cuando uno de los tirantes se cae, o unos chicos le lanzan en volandas cual trozo de venado sagrado. Sutilezas, amigos, pequeños detalles casi imperceptibles a los que estamos acostumbradas. Casi tanto como a que en los pases de micro nos enfoquen las piernas de las concursantes, su trasero o el cabello cayendo sensualmente por el cuello. Y si no estás dispuesta a cantar letras diciendo que “pa’ mala yo” o a actuar en camisón, ya sabes dónde queda la puerta. Lo siento, si pensabais que nos ibais a convencer poniendo de vez en cuando algún pantalón, entonces no habéis entendido nada.

Querido ministro de cultura, de educación, de sanidad, querida sociedad. La violencia de género y la lucha por la igualdad no es poner carteles ni hacer spots publicitarios. La lucha por la equidad es dejar de vernos como trozos de carne y empezar a pensar que somos profesionales igual de competentes que no necesitamos que nos adornen con un lazo de vestidos, miradas lascivas y tacones para poder trabajar.

En el mundo del cine, la música, la televisión y en nuestras propias casas, a pesar de tanto nabo siguen creciendo flores, lechugas y zarzas, todas distintas, pero todas orgullosas de ser plantas. The show must go on; el machismo, no.

Marta Hernández es psicóloga, futbolista y autora del blog Ríe sin miedo

9 comentarios

  1. Dice ser OE

    Olé!!! No se puede decir mejor, si señora!

    05 febrero 2018 | 07:42

  2. Dice ser Ya paso

    Decir que se las ve como un trozo de carne y soltar la frase “campo de nabos”, todo muy consecuente… sí.

    05 febrero 2018 | 09:17

  3. Dice ser Baronesa

    Cómo te gustaría segar todos esos nabos a golpe de guadaña, ¿eh? XD

    05 febrero 2018 | 09:32

  4. Dice ser Escribe aquí tu comentario

    ¿para que utilizan los nabos las feministas?

    05 febrero 2018 | 10:51

  5. Dice ser Poochie

    #2 Ya Paso: “Decir que se las ve como un trozo de carne y soltar la frase “campo de nabos”, todo muy consecuente… sí.”

    Ojo, que si a un tío se le ocurriera referirse a un grupo de mujeres con una expresión como “banco de almejas”, por ejemplo, la que le iba a caer encima iba ser buena. XD

    05 febrero 2018 | 12:17

  6. Dice ser Poochie

    Vaya, me pregunto por qué desaparecerá mi mensaje, si sólo cuestiona qué pasaría si alguien se refiriera a un grupo de mujeres de la misma forma que en el titular, con su correspondiente metáfora referida a sus correspondientes gónadas… En fin, me río ya por no llorar con la censura y correctismo político.

    05 febrero 2018 | 18:52

  7. Dice ser que más da

    Ya la han hecho pedir perdón

    05 febrero 2018 | 19:34

  8. Dice ser ies

    El feminismo se ha vuelto una ideología perversa con la misandría por delante. Las mujeres que lucharon por sus derechos hace décadas se avergonzarían de esta banda. Yo creo en la igualdad, por eso no apoyo el feminismo.

    05 febrero 2018 | 19:36

  9. Dice ser Okidoki

    Ies el feminismo lucha por la igualdad… Sino sería hembrismo. El propio machismo se ha encargado de que pienses así. Y las mujeres que lucharon por sus derechos seguirían haciéndolo en blogs como este!

    05 febrero 2018 | 21:44

Los comentarios están cerrados.