BLOGS

“Organízate si no quieres que te organicen”: Las Kellys luchan contra la precariedad laboral

Las Kellys

Por Las Kellys

Seguro que alguna vez os ha pasado, estás en la habitación del hotel y llaman a la puerta despacito: “Toc-Toc, permiso, camarera, servicio de habitaciones, limpieza.

Somos las camareras de pisos, Las Kellys, las mujeres “Kellympiamos” las habitaciones en los hoteles. Mujeres, hasta hace poco invisibles, que se mueven sin parar y desarrollan un trabajo feminizado poco valorado pero imprescindible, estructural. Sin él, los hoteles no podrían existir ni promocionarse porque nadie paga por dormir en una habitación sucia.

Sobre el departamento de pisos los hoteleros depositan la responsabilidad de hacer que los clientes se sientan como en su propia casa durante la estancia. El problema es que no suelen proveer el tiempo ni los medios para ello. Además, el turismo low cost no siempre se acuerda de meter el civismo en la maleta cuando viaja, todo hay que decirlo.

Desde hace más de un año y medio estamos denunciando y visibilizando unas condiciones de trabajo que escandalizan en un tiempo que presume de tecnologías y en un sector, el turismo, que nos venden como el motor de la economía pero que mayormente nos explota, precariza y roba derechos fundamentales.

Manifestación. Foto: Las Kellys

Manifestación en Madrid. Foto: Las Kellys

Las Kellys denunciamos convenios sin garantias, sobrecarga de trabajo y consecuencias que con la crisis y la reforma laboral se han instalado en nuestro aparato musculo-esquelético en forma de enfermedades no reconocidas. No aceptamos más esas condiciones en nuestro presente sin objeciones.

Por eso nos hemos organizado como asociación estatal para cambiar nuestro futuro y mejorar nuestra calidad de vida con coraje y determinación, porque siendo más de la mitad nos toca trabajar el doble y la situación cada vez es más grave y abusiva.

A partir de las redes sociales y una web dónde publicamos nuestro día a día colectivo, creamos diversos grupos territoriales y con apoyo mutuo, mucha comunicación interna, participación colectiva, acciones de protesta, reuniones y convocatorias exponemos y desarrollamos las propuestas en función de lo que se vive en los hoteles que se gestionan al margen de las personas.

Son muchos los hoteles que recurren a externalizar el departamento de pisos para abaratar costes al máximo con empresas que tienen convenios propios; en algunos impugnados e incluso con sentencias. Con esa gestión, además de perder el 40% de salario perdemos derechos, por ejemplo, la libre asociación sindical. Y, además, tenemos contratos de obra y servicio y en fraude porque firmamos 4 o 6 horas, la carga de trabajo es superior, no se trabaja por jornada sino por producción y no hay contemplación posible ante las horas extras. Hablamos de limpiar entre 18 y 25 habitaciones diarias, para -en un mes, si haces 400- cobrar unos 800 euros. Y hay más, en nuestro sector, tampoco se hacen los estudios de ergonomía y psicosociales que marca la Ley de Prevención para calcular las ratios. De ahí que entre nosotras sean muy corrientes unas enfermedades y bajas que las mutuas tampoco tramitan, y, en consecuencia, acabamos con automedicación, ansiedad, estrés y depresión, unos síntomas tristemente muy habituales entre nosotras.

Ante esta situación de vulnerabilidad, la alternativa de Las Kellys es la que pone en nuestra camiseta: “Organízate si no quieres que te organicen”.

Las Kellys es una asociación autónoma que lucha para dar visibilidad a la problemática de las camareras de piso, así como contribuir a la mejora de su calidad de vida.

Los comentarios están cerrados.