BLOGS

Guatemala: dolor, memoria y verdad

 

‘‘Solo me violó un soldado porque los demás agarraron a una mujer cada uno. Todas las mujeres fueron violadas, escuché cuando las mujeres gritaban. En ese tiempo tenía 16 años’’.

Estas palabras pronunciadas con valentía, llenas de dolor, de memoria y de verdad fueron parte del testimonio rendido por María Cavinal Rodríguez, una mujer indígena maya ixil sobreviviente del genocidio guatemalteco. Ella fue una de las diez valientes mujeres que en el año 2013 declararon ante un tribunal en Guatemala durante el juicio contra el ex dictador Efraín Ríos Montt por la matanza generalizada y sistemática contra el pueblo maya ixil. Allí, frente a quienes las deshumanizaron y quebraron su dignidad, sus vidas y sus cuerpos, relataron las crueldades a las que fueron sometidas.

Llegar a juicio ha sido un hito histórico para las mujeres de Guatemala. Ilustración de Mercedes Cabrera para Womens Link Worldwide.

Históricamente la violencia de género y, concretamente, la violencia sexual se ha utilizado como arma de guerra en los conflictos armados y en los ataques contra la población civil. Esta situación persiste hoy en día. Aunque se han conseguido avances importantes, aún se trata de una violencia invisibilizada y persisten serios obstáculos que impiden su investigación y su castigo.

En el caso guatemalteco, la Comisión para el Esclarecimiento Histórico pudo documentar más de 1.465 casos de violaciones masivas, indiscriminadas y públicas contra mujeres ixiles. Pero se sabe que fueron muchas más. Estos crímenes buscaban atacar a las mujeres por el papel que juegan las mujeres dentro de su comunidad, esto es, como transmisoras de la vida, de los valores y de la cultura. La violencia sexual se produjo de forma continuada y sistemática y tenía como fin eliminar al grupo étnico maya ixil y romper el tejido social.

Después de tres décadas de silencio e impunidad y gracias al trabajo de dos organizaciones guatemaltecas, el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH) y la Asociación para la Justicia y la Reconciliación (AJR), en el año 2013 las mujeres ixiles sobrevivientes tuvieron el valor de enfrentar a sus torturadores en un histórico juicio y brindar sus testimonios sobre lo que durante tanto tiempo habían callado. Por fin, se hizo justicia. Por fin se las escuchó ante un tribunal que concluyó que la violencia que sufrieron las mujeres formó parte del genocidio. Fue un proceso histórico que demostró que los crímenes de género pueden y deben ser juzgados. Además, fue la primera sentencia en un tribunal nacional que condenó a un ex jefe de Estado por crímenes internacionales de genocidio y lesa humanidad.

En homenaje a la valentía de las mujeres mayas ixiles, Women’s Link Worldwide conmemora el cuarto aniversario de esta sentencia mediante la publicación “La verdad en voz alta. Un reconocimiento al dolor y al derecho a la verdad y a la justicia del pueblo maya ixil.

Martha Hernández es abogada de Women’s Link Worldwide.

 

(Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=CCrA1G-QoEo )

Los comentarios están cerrados.