BLOGS

Nos dan gato -cultura masculina- por liebre -cultura universal-: es un fraude cultural

Por Barbijaputa

El 8 de marzo de 2017, Oxfam Intermón y 20minutos, en un  concurso con propuestas abiertas, concedieron el Premio Avanzadoras a Ana López Navajas por su trabajo de investigación de la contribución de las mujeres a la ciencia y la cultura. Nuestra colaboradora Barbijaputa conversa con ella sobre esa gran parte del conocimiento que se nos oculta sistemáticamente. 

Ana López Navajas, investigadora de la Universidad de Valencia y ganadora del Premio Avanzadoras 2017. Imagen de Daniel Larena.

Ana, has sido la coordinadora del equipo investigador del proyecto TRACE Las mujeres en los contenidos de la Educación Secundaria Obligatoria. Hace 8 años que estás inmersa en este proyecto, incluyendo a mujeres en una base de datos para los libros de texto de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO)… para decidirte a emprender algo así, ¿imagino que te impulsó la flagrante invisibilización de las mujeres en la educación?

Pues sí. Empecé a darme cuenta, por la literatura, de cuántas obras desconocíamos y eso me fue causando una perplejidad cada vez más grande (¿¡tantas, tan buenas y tan desconocidas!?). Cuando husmeé en las otras materias, en el arte o la ciencia, la música, la historia… y observé que la situación era parecida, que no aparecía ninguna música o artista o científica… vi la magnitud de esa exclusión: todo una rica y antigua tradición cultural de las mujeres ha quedado sistematicamente en la sombra. Me di cuenta de que no teníamos en cuenta para nada, ni en la cultura ni en la memoria colectiva, las aportaciones de las mujeres. Su papel coprotagonista en el desarrollo social y cultural.

Es decir, tenemos “naturalizado” el despropósito de que ellas no han colaborado en nada (el “aparecerían en los libros” y toda una serie de tópicos más, así lo avalan) Esto crea mucha resistencia para entender que la cultura se ha construido con las aportaciones de mujeres y hombres. Pero fijémonos, conocemos los hechos y producciones masculinas, para los chicos hay modelos sociales (gobernante, escritor, artista, explorador, religioso, científico) y en todas las épocas. Pero esa es la cultura de los hombres, parcial, puesto que solo representa a una mitad de la población (en esos hechos y producciones no encontramos nunca mujeres, a pesar de que sabemos que han estado)

Sin embargo, se hace pasar por universal. Nos dan gato -cultura masculina- por liebre -cultura universal-: es un fraude cultural. Y es que nos creemos que es “universal”, a pesar de que sigue excluyendo la significativa producción cultural de las mujeres y quitándoles a todos, mujeres y hombres, un legado cultural que les pertenece. Esa cultura amputada, falseada es la que transmitimos desde el sistema educativo. Corregirlo sería un auténtico logro social. Y se puede hacer.

“Se puede hacer”. Me quedo con eso. ¿Cómo?

Se puede hacer siguiendo varias líneas: una es incorporando material didáctico usando una metodología adecuada. Otra es la de la formación del profesorado, también de la Universidad. Y después, dando impulso desde las administración pública.

¿Cuál es el día a día de tu trabajo?

En estos momentos estoy trabajando, desde hace unos meses, en la Conselleria d’Educació de la Generalitat, donde se mostraron interesados en iniciar acciones para favorecer la inclusión de las mujeres en los contenidos curriculares y proporcionar formación al profesorado para la actualización de su propia materia. En eso estamos.

Y, ¿qué obstáculos te encuentras en ese día a día?

Uno de los principales obstáculos es que no siempre se entiende bien la propuesta. Parece que la igualdad, desde la educación, solo vaya asociada a aspectos ya conocidos, como la utilización de un lenguaje inclusivo, la lucha contra los estereotipos o la prevención de la violencia de género desde la detección de actuaciones, entre otros. Todos estos aspectos son muy importantes y deben seguir trabajándose, pero en ocasiones parece como si no hiciera falta otra cosa. No hay demasiada sensibilidad para este tema. Una cosa es reconocer alegremente que hay tales y cuales científicas, -mira qué curioso- o estas pintoras -huy, tampoco lo hacían tan mal- y otra muy distinta darse cuenta de la necesidad de restituirlas, de las implicaciones de ignorar toda esa tradición, de cómo esa ausencia trasmite desigualdades y produce una historia engañosa. Hay mucha resistencia a cambiar el relato de la historia y la cultura como nos la contaron.

Y según lo estudiado hasta ahora por ti y por tu equipo, ¿en qué ámbitos de la educación crees que es aún más llamativa la falta de mujeres que estuvieron pero los libros de texto invisibilizan?

El desastre tiene tentáculos varios. Las tecnologías aparecen completamente masculinizadas y fíjate que muchos de los avances tecnológicos han sido obra de mujeres. Desde la primitiva agricultura, gestión alimentaria, recolecta de alimentos, construcción, textil, etc… hasta el actual lavavajillas de Josephine Cochran (ojo, del XIX) o la fibra kevlar (Stephanie Kwolek). Esta ausencia disocia la tecnología, de las mujeres. Falta de modelos, falta de profesionales. Las ciencias en general tienen cifras muy bajas de presencia femenina.

Las materias que se insertan en la tradición cultural clásica (literatura, música, arte, historia) son las que muestran con más claridad cómo es de sistemática la exclusión de la tradición femenina. A pesar de la rica tradición de nuestras clásicas solo aparecen algunas del s. XX. Y así se cargan la Historia.

¿Está obviando la educación que las niñas necesitan referentes femeninos? ¿Crees que el Ministerio de Educación sabe de esta necesidad pero lo obvia o por el contrario crees que ni siquiera es consciente?

Sí, por supuesto que se obvia. Como si no les hiciera falta. Cuando no les proporcionamos referentes a las niñas les estamos dejando sin modelos donde reconocerse y autorizarse, sin conocer esas formas de estar y hacer en la vida (científicas, artistas, aventureras, escritoras, militares…), las dejamos -y también a ellos- sin conocer esa tradición, esas mujeres. En definitiva, sin reconocimiento de los logros, las dejamos más desprotegidas, con la clara conciencia de que tienen menos valor social. Esas desigualdades son las que conforman las bases de discriminaciones que llegan hasta la violencia de género. Proporcionar una cultura universal, compartida por unos y otras, es uno de los mejores instrumentos contra la violencia de género porque ayuda a construir una visión de mundo donde unos y otras ven reconocidos sus logros, igualando sus valores. Es más difícil cosificar a una igual.

Hay una falta general de entendimiento de esta situación. Entender la necesidad de restituir la producción cultural femenina y considerar a las mujeres también protagonistas de la historia (qué han hecho, cuál era su situación..) es algo que no sucede dentro de la administración educativa ni del propio profesorado, donde esta idea tampoco está extendida salvo de forma muy superficial. La dimensión de la pérdida cultural que resulta para hombres y mujeres, no se percibe y las implicaciones de una educación que reproduce desigualdades, tampoco. Por lo tanto, no suele aparecer dentro de las medidas prioritarias de las políticas educativas. A lo mejor, desde Valencia, se logran articular políticas distintas.

Has ganado el Premio Avanzadoras que otorga Oxfam Intermón y este diario (20minutos) por tu labor, ¡enhorabuena! Después de 8 años de trabajo en este proyecto, ¿algún organismo o institución más ha premiado e incentivado tu pelea contra la invisibilización de las mujeres? ¿Te has sentido apoyada en este sentido durante este tiempo?

Bueno, ha sido una batalla un tanto solitaria. Desde la administración hasta ahora no he tenido respuesta. Algunas compañeras y compañeros han sido los que me han apoyado. Por eso agradezco esta difusión. El proyecto debe hacerse grande y compartirse.

¿Qué crees que hace falta para que proyectos como el tuyo se lleven a cabo de forma más constante y numerosa?

Mayor conciencia de la necesidad de recuperar a estas creadoras y su tradición. No solo de nombrarlas en fechas especiales, sino de sistematizar su presencia: en las programaciones musicales dependientes de la administración pública (deberíamos escuchar obras de compositoras: Barbara Strozzi, Francesca Caccini, Jacquet de la Guerre, Marianne Martinez, Mel Bonis, Germaine Tailleferre, Sofía Gubaidulina) En las exposiciones artísticas, en el reconocimiento de premios…

Y por parte del profesorado, mayor conciencia también de que ignorarlas implica no conocer bien la materia que impartes, que es necesario conocerlas para desempeñar bien la tarea docente.

Y por último, de toda la recopilación de mujeres que llevas hecha, ¿me recomiendas una lectura sobre alguna mujer en especial? ¿alguna que te haya enamorado especialmente y que antes no conocías?

A ver, lo que me pides me resulta imposible ¿recomendarte un solo libro? No sé, pero bueno lo intento. Entre nuestras clásicas -y obviando a la gran Sor Juana Inés de la Cruz- recomendaría las Novelas ejemplares y amorosas de María de Zayas. Entre ellas, El prevenido engañado. Otra de alto voltaje es la Vida espiritual de Luisa de Carvajal y Mendoza. Nosotros la leemos como una narración sado-maso, pero era un ejercicio de control espiritual. Que la narradora nunca se apee de esa perspectiva religiosa le otorga una voz narrativa muy inquietante, turbadora. Escribe una -muy- apasionada poesía religiosa que algunas críticas sitúan en lo más alto de la literatura religiosa del XVII.

Entre las modernas, la recuperación de la murciana Ángeles Vicente, con Zezé, que en fue la primera mujer en Europa en escribir de las relaciones entre mujeres, ¡en 1908 y en primera persona! O Luisa Carnés con Tea Rooms y en otros ámbitos, El bosque de la noche de Djuna Barnes. Por cierto, la primera literatura escrita de autor es de una mujer Enheduanna (hace 4.300 años), su Exaltación a Innana, traducida por Clara Janés. Anterior al poema de Gilgamesh o los Veda, resulta un poema poderoso y muy atractivo.

Muchas me han enamorado, pero las mujeres de acción me resultan muy atractivas. Desde Artemisia de Halicarnaso haciendo frente a Jerjes, hasta una de mis piratas favoritas, la irlandesa Grace O’Malley Graine, la pelona, pesadilla para Isabel I. Cuando esta última la llamó para pactar, ella no fue a ver a la reina, sino a “la mujer Tudor”, ella iba a hablar de jefa de clan a jefa de clan. ¡Buena era la señora…! Del encuentro entre estas dos piratas queda un grabado.

Barbijaputa colabora con Más de la Mitad para defender los derechos de las mujeres.

25 comentarios

  1. Dice ser Cristina

    GRACIAS. Mucho trabajo por delante aún para que podamos recuperar como sociedad la participación femenina que se nos ha robado.

    04 abril 2017 | 09:13

  2. Dice ser Lico

    Veo un punto de contradicción. Si han estado oprimidas todos estos siglos y no les dejaban hacer nada por ser mujeres. Si no haces nada como quieres salir luego en la historia o en la ciencia o en el arte? Si no habia mujeres que hicieran historia, ni ciencia, ni arte por que estaban oprimidas, lógicamente no saldrán en esas materias.
    O no estaban oprimidas como nos cuentan o no deberían salir en los libros. Una de las 2 es la buena. Las dos no pueden ser la buena.

    04 abril 2017 | 10:23

  3. Dice ser NN

    Gracias

    04 abril 2017 | 11:40

  4. Dice ser Kiwi

    Artículo totalmente sesgado ideológicamente. Y ese sesgo se aplica cuando se asevera que “nos dan gato por liebre”, como sugiriendo que se está intentando invisibilizar a la mujer culturalmente para mayor gloria del hombre. Nos pone como ejemplos de ciencia y tecnología invisibilizados a Josephine Cochran (lavavajillas) o Stephanie Kwolek (Kevlar) cuando ni dios conoce a equivalentes masculinos igual de desconocidos como Wallace Hume Carothers (Nylon) o Percy Spencer (Horno microondas). Luego nombra a Grace O’Malley, ¿Cuantos piratas irlandeses más conocemos? Y termina con Artemisa I de Caria, cuya vida parece desconocer pues lucho al lado de Jerjes, no contra él, y fíjate si es desconocida e invisibilizada que hasta ha sido la principal antagonista en la secuela de 300 interpretada por Eva Green. Por cierto, ¿Alguien conoce equivalentes masculinos de esa guerra que no sea Leonidas?

    Por cierto, por el camino se ha dejado a una de las grandes, Marie Curie, en el panteón de los grandes genios de la ciencia y de sobra reconocida. Quizás ni la nombra porque no apoya su teoría de que las mujeres están invisibilizadas, cuando la realidad es que únicamente están visibilizados los mas grandes genios, y la inventora del lavavajillas o del kevlar no están entre ellos igual que no lo están el inventor del nylon o del horno microondas.

    04 abril 2017 | 12:26

  5. Dice ser Paz

    Los referentes los constituyen las personas, independientemente de si son mujeres, hombres, rubios, morenos, nordicos o africanos. Los modelos son Universales.
    No hace falta empeñarse en marcar lo que separa.
    Un hombre puede ser referencia para las niñas y una mujer una referencia para los niños, porque podemos Dividir y clasificar hasta el infinito: polacos, checos, rusos, con ojos verdes, con pecas, sin ellas, con un lunar en la cara…

    04 abril 2017 | 12:58

  6. Dice ser Kiwi

    Artículo totalmente sesgado ideológicamente. Y ese sesgo se aplica cuando se asevera que “nos dan gato por liebre”, como sugiriendo que se está intentando invisibilizar a la mujer culturalmente para mayor gloria del hombre. Nos pone como ejemplos de ciencia y tecnología invisibilizados a Josephine Cochran (lavavajillas) o Stephanie Kwolek (Kevlar) cuando ni dios conoce a equivalentes masculinos igual de desconocidos como Wallace Hume Carothers (Nylon) o Percy Spencer (Horno microondas). Luego nombra a Grace O’Malley, ¿Cuantos piratas irlandeses más conocemos? Y termina con Artemisa I de Caria, cuya vida parece desconocer pues lucho al lado de Jerjes, no contra él, y fíjate si es desconocida e invisibilizada que hasta ha sido la principal antagonista en la secuela de 300 interpretada por Eva Green. Por cierto, ¿Alguien conoce equivalentes masculinos de esa guerra que no sea Leonidas?

    Por cierto, por el camino se ha dejado a una de las grandes, Marie Curie, en el panteón de los grandes genios de la ciencia y de sobra reconocida. Quizás ni la nombra porque no apoya su teoría de que las mujeres están invisibilizadas, cuando la realidad es que únicamente están visibilizados los mas grandes genios, y la inventora del lavavajillas o del kevlar no están entre ellos igual que no lo están el inventor del nylon o del horno microondas.

    Pongo éste comentario por segunda vez, el cual parece que ha sido eliminado por la autora del blog que no parece soportar que le lleven la contraria o le demuestren sus falacias o equivocaciones.

    04 abril 2017 | 13:26

  7. Dice ser Kiwi

    Artículo totalmente sesgado ideológicamente. Y ese sesgo se aplica cuando se asevera que “nos dan gato por liebre”, como sugiriendo que se está intentando invisibilizar a la mujer culturalmente para mayor gloria del hombre. Nos pone como ejemplos de ciencia y tecnología invisibilizados a Josephine Cochran (lavavajillas) o Stephanie Kwolek (Kevlar) cuando ni dios conoce a equivalentes masculinos igual de desconocidos como Wallace Hume Carothers (Nylon) o Percy Spencer (Horno microondas). Luego nombra a Grace O’Malley, ¿Cuantos piratas irlandeses más conocemos? Y termina con Artemisa I de Caria, cuya vida parece desconocer pues lucho al lado de Jerjes, no contra él, y fíjate si es desconocida e invisibilizada que hasta ha sido la principal antagonista en la secuela de 300 interpretada por Eva Green. Por cierto, ¿Alguien conoce equivalentes masculinos de esa guerra que no sea Leonidas?

    Por cierto, por el camino se ha dejado a una de las grandes, Marie Curie, en el panteón de los grandes genios de la ciencia y de sobra reconocida. Quizás ni la nombra porque no apoya su teoría de que las mujeres están invisibilizadas, cuando la realidad es que únicamente están visibilizados los mas grandes genios, y la inventora del lavavajillas o del kevlar no están entre ellos igual que no lo están el inventor del nylon o del horno microondas.

    Escribo este comentario por tercera vez puesto que parece ser que la autoritaria dueña de este blog no soporta que le lleven la contraria o que demuestren sus falacias. También procederé a poner una queja a la administración de éste periódico por permitir ejercer la censura tan gratuitamente cual régimen fascista.

    04 abril 2017 | 13:40

  8. Dice ser Kiwi

    Artículo totalmente sesgado ideológicamente. Y ese sesgo se aplica cuando se asevera que “nos dan gato por liebre”, como sugiriendo que se está intentando invisibilizar a la mujer culturalmente para mayor gloria del hombre. Nos pone como ejemplos de ciencia y tecnología invisibilizados a Josephine Cochran (lavavajillas) o Stephanie Kwolek (Kevlar) cuando ni dios conoce a equivalentes masculinos igual de desconocidos como Wallace Hume Carothers (Nylon) o Percy Spencer (Horno microondas). Luego nombra a Grace O’Malley, ¿Cuantos piratas irlandeses más conocemos? Y termina con Artemisa I de Caria, cuya vida parece desconocer pues lucho al lado de Jerjes, no contra él, y fíjate si es desconocida e invisibilizada que hasta ha sido la principal antagonista en la secuela de 300 interpretada por Eva Green. Por cierto, ¿Alguien conoce equivalentes masculinos de esa guerra que no sea Leonidas?

    Por cierto, por el camino se ha dejado a una de las grandes, Marie Curie, en el panteón de los grandes genios de la ciencia y de sobra reconocida. Quizás ni la nombra porque no apoya su teoría de que las mujeres están invisibilizadas, cuando la realidad es que únicamente están visibilizados los mas grandes genios, y la inventora del lavavajillas o del kevlar no están entre ellos igual que no lo están el inventor del nylon o del horno microondas.

    04 abril 2017 | 13:48

  9. Dice ser Toni

    Creo que hay que hacer tantos pero TANTOS cambios en la materia educativa.. que centrarse en una cuestión de género lo veo tremendamente exclusivo…
    A mi tampoco me hablaron de Tesla que, pese a que fuese un hombre (puto patriarcado), resulta inspirador.
    Quizás habría tenido un referente de que el mundo puede ser algo mucho más amplio y no sólo barrer para mi própia casa (como el “genio” de Edison, el que nos han enseñado a todos, sisi, nuestro referente).

    Así que ya se hable de hombres o de mujeres, hablemos de BUENOS hombres y de BUENAS mujeres. PORQUE HAY MUCHOS Y MUCHOS GENIOS MALVIVIENDO actualmente y otros de los que ahora sólo queda el nombre.

    Porque vale, puede que fuesen auténticas pioneras, pero eso incluye que fuesen altruistas? Bondadosas? Humanitarias?? Porque parece que tengo que incluir eso en la compra del producto que me vendéis…

    Si hay que obviar el merito de alguien porque no formó parte de una minoría (positivamente discriminada, porque hay provecho de ello) me parece un falta de moral preocupante.
    Una falta de moral que no quisiera que se impusiera a mis hijos como se me ha impuesto a mi al mafioso de Edison.

    Y por último… o se cree la conspiración o no se cree.. pero que me hablen de maldad sistemática patriarcal y después no hay huevos a cuestionar otros hechos históricos SISTEMATIZADOS en los que actualmente nos basamos… pues resulta bastante hipócrita.

    Por ejemplo: Darwin, la Globalización, las Torres gemelas, La revolución francesa, Sumeria, la manipulación de Hollywood, el patrón oro, la revolución Rusa… o la guerra de sexos, hecha básicamente para destruir las relaciones entre las personas individualizando el ego y cayendo en el solipsismo más descarado en el que ya no importa que dejarás en este mundo, sólo cuenta el YO (que está bien, pero se os va la puta olla), leeros la Biblia Satánica de Lavey, quizás encontráis algún que otro dogma nuevo para vuestra causa (pero básicamente veréis como vuestra conducta y pensamiento lleva diseñado desde hace mucho tiempo).

    En mi vida he tenido más profesoras que profesores y con eso prácticamente todos mis compañeros de curso (por no contar los cursos posteriores y anteriores, que comparten profesorado) y ellas también me han vendido ese “machismo sistemático” así como también me han escondido auténticos hitos históricos en los que la humanidad tubo un atisbo de esperanza (seguramente por desconocimiento, seguramente por no salirse del programa).

    Sois capaces de decir que el hombre lleva siglos conspirando contra vosotras, pero no que el hombre lleva siglos conspirando contra la humanidad.. me da entre pena y asco, no confío en vuestra nueva moral, por que no sumáis.

    04 abril 2017 | 14:04

  10. Dice ser Kiwikhun

    Artículo totalmente sesgado ideológicamente. Y ese sesgo se aplica cuando se asevera que “nos dan gato por liebre”, como sugiriendo que se está intentando invisibilizar a la mujer culturalmente para mayor gloria del hombre. Nos pone como ejemplos de ciencia y tecnología invisibilizados a Josephine Cochran (lavavajillas) o Stephanie Kwolek (Kevlar) cuando ni dios conoce a equivalentes masculinos igual de desconocidos como Wallace Hume Carothers (Nylon) o Percy Spencer (Horno microondas). Luego nombra a Grace O’Malley, ¿Cuantos piratas irlandeses más conocemos? Y termina con Artemisa I de Caria, cuya vida parece desconocer pues lucho al lado de Jerjes, no contra él, y fíjate si es desconocida e invisibilizada que hasta ha sido la principal antagonista en la secuela de 300 interpretada por Eva Green. Por cierto, ¿Alguien conoce equivalentes masculinos de esa guerra que no sea Leonidas?

    Por cierto, por el camino se ha dejado a una de las grandes, Marie Curie, en el panteón de los grandes genios de la ciencia y de sobra reconocida. Quizás ni la nombra porque no apoya su teoría de que las mujeres están invisibilizadas, cuando la realidad es que únicamente están visibilizados los mas grandes genios, y la inventora del lavavajillas o del kevlar no están entre ellos igual que no lo están el inventor del nylon o del horno microondas.

    04 abril 2017 | 14:07

  11. Dice ser Pollo

    Today at 2:35 PM
    Artículo totalmente sesgado ideológicamente. Y ese sesgo se aplica cuando se asevera que “nos dan gato por liebre”, como sugiriendo que se está intentando invisibilizar a la mujer culturalmente para mayor gloria del hombre. Nos pone como ejemplos de ciencia y tecnología invisibilizados a Josephine Cochran (lavavajillas) o Stephanie Kwolek (Kevlar) cuando ni dios conoce a equivalentes masculinos igual de desconocidos como Wallace Hume Carothers (Nylon) o Percy Spencer (Horno microondas). Luego nombra a Grace O’Malley, ¿Cuantos piratas irlandeses más conocemos? Y termina con Artemisa I de Caria, cuya vida parece desconocer pues lucho al lado de Jerjes, no contra él, y fíjate si es desconocida e invisibilizada que hasta ha sido la principal antagonista en la secuela de 300 interpretada por Eva Green. Por cierto, ¿Alguien conoce equivalentes masculinos de esa guerra que no sea Leonidas?

    Por cierto, por el camino se ha dejado a una de las grandes, Marie Curie, en el panteón de los grandes genios de la ciencia y de sobra reconocida. Quizás ni la nombra porque no apoya su teoría de que las mujeres están invisibilizadas, cuando la realidad es que únicamente están visibilizados los mas grandes genios, y la inventora del lavavajillas o del kevlar no están entre ellos igual que no lo están el inventor del nylon o del horno microondas.

    04 abril 2017 | 14:57

  12. Dice ser Toni

    20 Minutos censurando comentarios… genial! xDDD

    Un articulo hablando de la censura histórica que no admite opiniones adversas o que cuestionan lo expuesto…
    Ahora podéis hacer una cosa, volver a censurarme o dejar esto como evidencia…

    Evidentemente no voy a repetirlo todo, ya que mis argumentos no están plasmados en una plantilla de “con esto me empodero”.

    Lo que es, es. Vosotros al igual que el patriarcado que criticáis no hacéis más que imponer lo que queréis que pensemos que es…

    No voy a decir que en algun momento confié en vuestra naturaleza informativa… pero me sorprende quan peligrosas son mis palabras.. por lo visto

    04 abril 2017 | 15:09

  13. Dice ser Toni

    Holaa

    Estoy aburrido y me censuráis, es una peligrosa combinación.

    04 abril 2017 | 15:21

  14. Dice ser Toni

    Articulo de OPINIÓN donde si comentas te censuran, 2 veces.
    Genial 20minutos.es

    Habláis de patriarcado censurador y vetáis opiniones adversas… Acabáis de tirar por el suelo todo el artículo y la tarea que desempeña esta mujer..

    Supongo que es la respuesta natural del victimismo y de la discriminación positiva… por no hablar de la sociopatía de vuestros gurús ideológicos. Aquí lo que cuenta es moldear la historia en pro de los amiguetes.

    Nos daban gato por liebre si, vosotr@s (¬¬) nos dáis odio por libertad.

    https://blogs.20minutos.es/mas-de-la-mitad/2017/04/04/nos-dan-gato-cultura-masculina-por-liebre-cultura-universal-es-un-fraude-cultural/

    04 abril 2017 | 15:24

  15. Dice ser Alita

    Porque, “Dice se Lico”, donde hay opresión, hay resistencia. Muchas mujeres se han rebelado a lo largo de los siglos contra las imposiciones, y han investigado a pesar de que no las dejaban estudiar en las Universidades, y han viajado, luchado ejércitos disfrazadas de hombres, y han creado, muchas veces bajo pseudónimos, increíbles obras de arte. Curiosamente reconocidas por la “Historia” cuando el sobrenombre bajo el que se escondían era masculino. Las mujeres hemos sido pioneras en muchas materias, a pesar de las adversidades. Lo que ha faltado ha sido el reconocimiento.

    04 abril 2017 | 15:29

  16. Dice ser Toni

    Cuarto comentario censuradooouu, vamos a por un quinto

    04 abril 2017 | 15:29

  17. Dice ser Toni

    Quinto comentario censuradooou!! A por el sexto

    04 abril 2017 | 15:31

  18. Dice ser Toni

    Sexto comentario censuradoou!! Vamos a por el séptimo!
    Hola Admin de pacotilla 😀

    Gracias a los programmers de vuestra web veo a tiempo real cuando lo borráis.

    04 abril 2017 | 15:38

  19. Dice ser TOÑETE

    octavo COMENTARIO CENSURADO! Gracias 20minutos.es

    04 abril 2017 | 15:43

  20. Dice ser Toñito

    Te estoy llenando el facebook de comentarios xD pa cuando hayas acabado aqui

    04 abril 2017 | 15:45

  21. Dice ser Kiwi

    Vale, ya veo que han aparecido todos los comentarios de golpe, supongo que el sistema retiene los comentarios hasta que el admin los filtre y los deje pasar. Mis disculpas a la autora del blog por echarle la culpa de censurar, pero este sistema sinceramente es una mierda XD

    04 abril 2017 | 17:24

  22. Dice ser Carla

    Pero, Lico, ¿usted sí leyó la nota, pelmazo? ¿O solo bajó a comentar lo primero que le hizo escupir la testosterona? Lea, pedazo de neandertal. Dizque “contradicción” en un texto que ni leyó. Macho, al fin y al cabo.

    04 abril 2017 | 17:27

  23. Dice ser G.

    Todavía hay muchos mentecatos (lo más preocupante es que algunos de ellos son profesores) que no sólo niegan directamente que no se hayan apartado a las mujeres de todas las materias por razón de su sexo sino que cuestionan incluso la importancia y necesidad de que aparezcan citadas en los libros de texto. Ejemplos podemos ver en estos mismos comentarios.

    Afirman, por ejemplo, que no hay filósofas tan relevantes como Platón o Aristóteles en la antigüedad griega y que el profesorado no se las puede inventar. Pero existieron Agnodice, Aspasia, Diotima de Mantinea, Perictione, Teana, Hiparquia, Fintis, Hipatia de Alejandría… ¿Inventadas? Más bien apartadas del canon y silenciadas. Replican que no se puede excluir a Platón para meterlas a ellas, o a Lorca para citar a Maruja Mallo, pero nadie pide eso, de la misma manera que no se deja de estudiar a Séneca para incluir a Descartes. Entonces aluden a algo tan abstracto como el tiempo, que es, según ellos, responsable de fijar quién permanece y no el canon diseñado por la mano del hombre, y que “ni Marie Curie ni Homero tienen sexo”, se les estudia sólo por su valía, de la misma manera que ya están Virginia Woolf y Sylvia Plath como únicas representantes femeninas de toda la literatura universal (¡y hay que darles las gracias por incluirlas!). ¿Entonces por qué Montesquieu sí y Olimpia de Gouges no, viviendo ambos la época de la Revolución Francesa y habiendo escrito ambos tratados políticos? ¿Por qué no es relevante citar (¡citar, simplemente!) a Artemisia Gentileschi como primera mujer que estudió en la Academia de Arte de Florencia y a Caravaggio se le dedican páginas? Incluir a la primera no supondría restarle en absoluto ningún mérito a sus colegas masculinos. Entonces es cuando contraatacan con la excusa más patética que existe, además de falsa, y que dice mucho de sus conocimientos generales: “Hay pocas y por eso no se estudian”.

    Hay pocas. Lo afirman sin pudor. Hay pocas y no se las pueden inventar. Enheduanna (primera escritora y poeta de la Historia), Egeria (viajera), Juana de Arco (heroína militar), Hildegarda de Bingen (médica, compositora, pintora y escritora), María Pita (guerrera), Sofonisba Anguissola (pintora renacentista), Emmeline Pankhurst (sufragista), Ada Lovelace (matemática), Lise Meitner (física), Rosa Parks (activista negra), Inge Lehman (sismóloga), Dorothea Bleek (lingüista), Amelia Earhart (aviadora), Mary Jackson (ingeniera de la NASA), Beatriz Galindo, “La Latina” (profesora de la Universidad de Salamanca), Jane Franklin (exploradora), Ruth Benedict (antropóloga), Florence Nightingale (médica), Maryce Hilsz (miembro de la Resistencia francesa y piloto de guerra), Catalina de Erauso, “La Monja Alférez” (militar), Mariana Pineda (revolucionaria), Jane Goodall (bióloga), Inés de Suárez (corsaria), Rosalind Franklin (científica), Elena Maseras (médica), Anna Atkins (fotógrafa), Concepción Arenal (periodista), Marina Raskova (piloto soviética de la II Guerra Mundial), María Zambrano (filósofa y ensayista), Clara Schumann (compositora), Hedy Lamarr (ingeniera), Clara Campoamor (diputada), Alice Guy (primera productora de cine), Anne Lister (terrateniente y exploradora), Tamara de Lempicka (pintora), Valentina Tereshkova (cosmonauta), Zaha Hadid (arquitecta)…

    Cientos, MILES de mujeres cuyas aportaciones fueron tan o más valiosas que las de sus colegas masculinos no están presentes en los libros de texto escolares, ni en los museos, ni en las antologías de grandes pensadores. Pero será que si sólo un 7% de los seres humanos que aparecen citados en los manuales de educación secundaria en España son mujeres es porque más no existen. Y quienes afirman esto tienen razón en una cosa: en efecto, lo que no se cuenta no existe. Y no puedes ser lo que no puedes ver. Las niñas pasan por toda su etapa educativa aprendiendo que sólo hubo hombres notables a lo largo de la historia y sin modelos valiosos a los que seguir. Y los niños, por supuesto, aprenden que es normal que no haya mujeres en las antologías poéticas o en la presidencia de países o de empresas, y normalizan esta superioridad numérica relacionándola equivocadamente con una superioridad intelectual o de capacidades. ¿No existen mujeres? Lo que no tienen algunos es ningún interés en saber que existen, y mucho menos en descubrirlas ni en enseñarlas.

    05 abril 2017 | 10:23

  24. Dice ser Syr

    Muchas gracias por tu trabajo. Acabo de descargarme tu tesis y guardar la web de tu proyecto para consultarla. Vuestra investigación me parece muy interesante, sería una buena idea publicarla en un formato divulgativo.

    11 abril 2017 | 10:30

Los comentarios están cerrados.