Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘policias condenados’

“Caso Bono/Caso Hidalgo”: recurrida la sentencia “estrafalaria”

El Mundo ha dedicado páginas y páginas a la sentencia del Juez Hidalgo (ex policía de la Brigada Político-Social del franquismo) contra tres policías por el “Caso Bono”.

Como se recordará, el caso provocó varios circos del PP en la Asamblea de Madrid (con esposas de plástico) y en el Congreso de los Diputados (con griteríos y bufonadas de sus señorías conservadoras).

Desde que se conoció la sentencia extrafalaria del Juez Hidalgo, El Mundo ha relacionado persistentemente -casi a diario- la condena contra el comisario Rodolfo Ruiz por “falsificación de documentos” en el “caso Bono” con la sospecha de una eventual falsificación de algunas pruebas del 11-M.

Una de las pruebas que sirvió de pista para la identificación de los terroristas islamistas autores del 11-M fue la famosa “mochila de Vallecas”.

El comisario encargado de vigilar la “mochila de Vallecas” fue precisamente Rodolfo Ruiz, condenado por falsificar (“hinchar”) atestados del “caso Bono”.

De ahí deduzco yo el gran interés que este caso despertó en El Mundo, para sembrar dudas sobre la autoría islamista del 11-M.

Tanto interés como el que han mostrado también los dirigentes del PP que nos mintieron tantas veces para tratar de ganar las elecciones del 14-M diciendo que la tragedia del 11-M había sido obra de ETA.

¿Si el comisario Rodolfo Ruiz no hubiera sido el jefe de la comisaría de Vallecas ni el guardián de la mochila del 11-M, habría despertado este caso tanto interés en el PP y en El Mundo?

Lo dudo.

Y lo dudan también muchos comentaristas de este blog y de la página web que me ha enviado uno de ellos:

http://www.casobono.com/ y firmas@casobono.es

He entrado en ella y hay mas de 300 comentarios contra la sentencia estrafalaria que condsideran “política”. Dicen en mi pueblo que cuando la política entra por la puerta de un juzgado la Justicia sale huyendo por la ventana.

Después de tanto ruido sobre el caso Bono, ahora, sin embargo, El Mundo no da ni una línea del recurso presentado ante el Tribunal Supremo por el abogado de Estado contra esta sentencia, que Javier Pradera calificó en El País de “estrafalaria”.

El País publica hoy la noticia a una columna en pág. 35:

El abogado del Estado recurre la sentencia del “caso Bono”

Creo que se puede leer bien el texto que he pegado aquí, ampliado para beneficio de los de vista cansada.

Me llama la atención que el abogado del Estado pida al Supremo “que revise los hechos probados en la sentencia” y que agregue que los militantes del PP Isidoro Barrios y Antonia de la Cruz (los angelitos de la foto que no vio el juez Hidalgo) comparecieron en las dependencias policiales “de forma libre y voluntaria”.

También le dice al Supremo que, durante la manifestación de la

Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT)

, origen de los hechos, éstos se comportaron “con una actitud claramente tumultuaria y aparentemente agresiva” contra el entonces ministro de Defensa, José Bono.

El abogado del Estado dice que no existió detención ilegal, puesto que ésta estuvo suficientemente justificada.

Al conocerse la polémica sentencia del juez Hidalgo (ex compañero del comisario condenado), varios testigos que presenciaron el intento de agresión al ministro Bono presentaron denuncias ante los Tribunales contra los presuntos agresores. Ya han llegado esas denuncias al juzgado correspondiente de los de Madrid para reabrir el caso contra los militantes del PP.

Lo más grave de la sentencia de alta velocidad del juez Hidalgo es, a mi juicio, la presunta ilegalidad cometida por este juez, no sabemos con qué intención o a cambio de qué. Quizás por ignorancia de la Ley, lo que no justifica su incumplimiento.

El abogado del Estado lo destaca en su recurso ante el Supremo cuando dice que

“la sentencia infringió el principio acusatorio, puesto que, como base de la condena, la sentencia señala que “se hinchó” el atestado policial para poder incriminar a los dos implicados, sin que el fiscal ni la acusación particular plantearan acusación alguna por este extremo, por lo que los acusados no pudieron defenderse de ésta en el juicio”.

He tenido la suerte (o a desgracia, según se mire) de poder leer totalmente el “proyecto de atestado” y el “atestado oficial” por el que el juez condena a los policías por falsificación de documento.

Un estudiante de primero de Derecho se daría perfecta cuenta de que hay, en efecto, dos chapuzas burocráticas irrelevantes pero también comprobaría que no se falta a la verdad en nada y no se falsifica nada.

El contenido básico de ambos documentos (es decir la parte llamada “COMPARECENCIA”) es exactamente el mismo con puntos y comas.

La lectura completa y comparada de ambos atestados (el proyecto inicial y el final) me ha escandalizado y entristecido muchísimo. Me ha hecho dudar -con todos los respetos para su señoría- de los conocimientos de Derecho que el hoy juez Hidalgo obtuvo en la Complutense mientras, como policía camuflado del franquismo, vigilaba y denunciaba a sus compañeros demócratas.

De su lectura deduzco claramente (y no se nada de Derecho) que no hay alteración sustancial de la verdad. No se ha rehecho el atestado ni se ha modificado sino que se ha ampliado el proyecto inicial cometiendo, al hacerlo, -eso sí- dos errores (o chapuzas administrativas, que se hacen rutinariamente).

El reglamento obligaba a los instructores a hacer otra comparecencia distinta con la declaración ampliada de los escoltas de Bono y no a ampliar la anterior con esos nuevos datos. (En el ordenador, ya sabemos lo fácil que es pegar dos párrafos en lugar de escribirlo todo).

La otra chapuza fue incluir el parte médico de las heridas ciertas de un policía (de fecha 24 de enero de 2005) en el atestado iniciado con fecha 22 de enero de 2005, por incluirlo en el orden cronológico de los hechos o, quizás, por la pereza de no empezar otro nuevo documento.

Los escoltas reconocieron en el juicio que el atestado responde a la verdad y que ésta no se ha alterado en nada. Incluso dijeron en el juicio que se habían quedado cortos en su comparecencia. Es cierto que, según el reglamento, debían haber hecho otro documento aparte, en lugar de incluir la segunda comparecencia de los escoltas y el parte médico del policía herido en el mismo atestado. Pero, juntos o separados, ninguno falta a la verdad de los hechos. Hay chapuza administrativa, pero ¿dónde está la falsificación?

Voy a intentar pegar aquí las dos hojas del atestado que sirvieron de presunta base al juez Hidalgo para decir que hubo falsificación de documentos, y condenar por ello a tres policías de gran experiencia a penas de entre 3 y 5 años de cárcel.

Ahí va una pequeña exclusiva de este blog, documentos que ofrezco también gentilmente a El Mundo, por si le sirve para analizar el recurso presentado -según El País– ante el Supremo.

Parte médico del policía herido incluido en el atestado:

Segunda comparecencia de los tres escoltas de Bono (los dos párrafos marcados) incluida en la primera comparecencia del atestado:

—-

No puedo entrar en más detalles porque me voy de juerga ahora mismo. Vamos a celebrar el lanzamiento del nuevo diseño de nuestra web www.20minutos.es, que nació el pasado 20 06 06 del 2006.

Este fue el mensaje que recibí en la madrugada del 20 06 06:

Os paso un momento histórico: Isma (responsable diseño web) y Fede (responsable técnico web) a las 4:10 AM del martes 20 de Junio de 2006 pulsando el botón para publicar la nueva web.

Justo al darle al botón apareció la criatura de la guisa que podéis ver en esta otra foto.

Bye!

“Copiar es muy fácil, pero copiar bien es casi imposible.

Quienes sucumben a esa tentación nunca saben el porqué de las cosas,

y acaban siendo esclavos del imitado.”

(JF Pritchard)

Juan A. Balcázar Torrado

Dtor. Tecnología y Sistemas 20 Minutos

—–

!Enhorabuena a todos los habéis hecho posible la nueva web www.20minutos.es!

—-

Aunque todos somos reacios a ciertos cambios, espero que les haya gustado el nuevo bebé, a pesar de los pellejillos que todos ellos traen al nacer. (De hecho, a los tres días del parto, ya se le ve más rollizo)

Si no ha sido así, no duden en decírselo al director, Arsenio Escolar, que tiene un blog aquí al lado y me consta que atiende las sugerencias de los lectores.

Feliz finde.

P.S. Olvidaba decir que hay dos plazas vacantes en el Tribunal Supremo. No creo que los jueces conservadores cubran una de ellas con el polémico juez Hidalgo. Me extrañaría mucho, después de lo que ha pasado con este “caso Hidalgo/caso Bono”, el Partido Popular y El Mundo y la famosa “mochila de Vallecas” del 11-M.

A veces, los tiros mal dados salen por la culata.

Perdón por la extensión de este post. No tuve tiempo para hacerlo más breve y debo reconocer también que hace tiempo que no practico el periodismo. Ahora soy eso que llaman CEO.