Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘moriscos’

¿Aún es pecado ganar dinero en España?

El lucro, el beneficio o el negocio siguen malditos en España. Ganar dinero (crear riqueza y/o empleo) está muy mal visto en nuestro país. Produce más envidia que admiración. Todo lo contrario de lo que ocurre en los países que tienen la mitad de paro que el nuestro. Este es uno de los lastres que más ha contribuido al atraso económico de España y que, aún hoy día, nos hace más inflexibles para sortear los efectos de las crisis.

Con la pesada carga histórica que llevamos a cuestas contra el espiritu práctico y emprendedor (sospechoso de herejía, desde Felipe II) es muy dificil competir con la productividad de nuestros vecinos del Norte.

Nos guste o no, esta actitud cultural contra el beneficio legítimo en la actividad económica, bastante generalizada, está, a mi juicio, en la base de nuestra incapacidad para emprender negocios y combatir el desempleo.

Lops hechos son tozudos. Nuestra tasa de paro es el doble que la de nuestros vecinos.

¿Es casualidad?

¿Tiene la culpa el Gobierno de turno?

¿Está grabado en nuestros genes?

¿Podremos salir de la crisis antes y mejor que los países que valoran el beneficio y el espíritu emprendedor más que nosotros?

¿Por qué la mayoría de los estudiantes españoles quieren ser funcionarios antes que empresarios?

¿Apostamos más por la seguridad o por el riesgo?

Nos haría falta un curso completo sobre el papel que juega el factor empresarial en el crecimiento económico (donde no hay riesgo no hay beneficio) para responder a la mitad de esas preguntas. (Y yo sigo aún en excedencia en la Universidad y no tengo ni el tiempo ni los conocimientos científicos para responder a estas preguntas).

Sin embargo, sí podemos recoger algunas perlas de las que abundan en nuestros periódicos para destacar las raíces de nuestro atraso económico y las razones por las que los desequilibrios macroconómicos (paro, inflación, déficit, etc.) duelen más en España que en nuestros vecinos del Norte.

Este fin de semana he tenido tiempo para repasar la prensa impresa, incluido algún suplemento como este: Tierra, de El País.

Al llegar al tercer párrafo del reportaje de portada me estremecí ante esta frase, bastante común en la prensa y en las conversaciones de muchos españoles. Dice así:

“… una evolución desmesurada que propició que se arrimaran a la fotovoltaica personas y empresas que, más que apostar por las energías renovables, buscaban beneficiarse de subvenciones y de las primas por kilowatio hora (kW/hora) producido”.

Dice que “más que apostar por las energías renovables, buscaban beneficiarse de las subvenciones…”

¿Qué personas o empresas (en su sano juicio y sin ser hermanitas de la caridad) son capaces de “apostar por las energías renovables” sin buscar el beneficio?

Existe la creencia errónea de que las empresas privadas deben actuar como ONG´s o sea, sin ánimo de lucro. Esa creencia es una temeridad y un seguro para aumentar el número de parados. Si no hay expectativa de beneficios, no habrá inversión y sin inversión no habrá empleo. Las empresas emprenden negocios (siempre, siempre, naturalmente) con ánimo de lucro.

¿Hay aún algún ingenuo por ahí (como el autor de este reportaje) que piense que una empresa o empresario puede o debe asumir un riesgo sin ánimo de beneficio?

No salgo de mi asombro.

¿Es ignorancia o hipocresía?.

¿Acaso forma parte aún de la herencia de los cristianos viejos (o de la España negra), que atribuían el ánimo de lucro sólo a judíos, moriscos y falsos conversos?

Recuerdo una frase que me dijo el empresario valenciano Luis Suñer (el “rey del pollo”, que fue secuestrado por ETA), en una entrevista que le hice para mi libro “Los empresarios ante la crisis” (Grijalbo, 1982):

“Si pierdo dinero, me llaman burro; sin gano dinero, me llaman explotador”

Ahi queda eso.

Las portadas de hoy apenas precisan comentario.

El Mundo, a favor de Aznar. Pedro Jota se pone la tirita de ETA en el 11-M, antes de que se celebre el juicio contra él (por la demanda del ex comisario Sánchez Manzano) por algunas de las presuntas informaciones que dio sobre la matanza de Atocha en defensa del mentiroso presidente Aznar.

El País, en contra de Aznar.

Por su parte, El País sigue destapando escándalos de presunta corrupción de los colaboradores de Aznar.