Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘irpf’

La Iglesia pierde en El Mundo y gana en El País
El 11-M, arriba y abajo

Estas son las portadas del sábado:

En sus páginas interiores, ambos diarios marcan un poco más los matices apuntados ya en sus portadas. El Mundo utiliza el verbo “eliminar” mientras El País prefiere usar “dar más” e incluye en exclusiva un palabra mágica: “dinero”.

Ambos diarios dedican dos páginas completas cada uno para informar de este asunto del dinero que la Iglesia a va recibir a través del IRPF.

Pero hay otra noticia, sobre el encubrimiento de pederastas en la Iglesia, que no he podido encontrar en ningún sitio de El Mundo, por más que he buscado por todos sus rincones. Pedro Jota Ramírez no se ha enterado de ella o, simplemente, la consideró “no noticia” y fue directa a la papelera.

En cambio, El País la publica a dos columnas:

Dos cardenales, acusados de encubrir a curas pederastas

O sea, que vemos el dinero, en las páginas de España, y los pecados, en las páginas de Sociedad.

Muchas veces oí decir a mi padre este refrán:

“De dinero y santidad, la mitad de la mitad”

Era más amigo de refranes que el mismísimo Sancho Panza.

Por ahí me vino la afición prematura al Quijote. Los decía a pares y los comparaba -como yo hago ahora con las portadas- para poder alabar los que consideraba buenos y criticar los que creía malos.

Decía, por ejemplo:

“Haz el bien y no mires a quién”

y a continuación:

“Piensa mal y acertarás”

Después de un breve debate familiar, mi padre elegía el primer refrán, acompañándolo de cierta doctrinilla de andar por casa, y rechazaba el segundo. Así me fue educando e inculcando estos principios éticos básicos de los que seguramente no podré -ni querré- librarme mientras viva, aunque a veces me llamen -y con razón, como a él- ingenuo o, incluso, tonto del bote.

Esta noche me acordé de sus refranes (sobretodo de éste de “dinero y santidad...”) al enfrentarme a las primeras páginas de los dos diarios que suelo comparar aquí, cuando puedo.

Para El Mundo el sujeto principal es la Iglesia y manda de entrada, arriba, a cuatro columnas:

La Iglesia sólo se financiará con la aportación voluntaria del IRPF

Obsérvese las fuerza del “sólo” en forma de recorte seco.

Para El País, en cambio, hay dos sujetos -el Gobierno y la Iglesia, en este orden- y su titular, a una columna de salida, incluye la palabra “mejora”:

El Gobierno y la Iglesia pactan una mejora de su financiación

Con relación al 11-M, El País nos ofrece dos noticias mientras El Mundo nos da una y, a mi juicio, de escasa entidad. En la cantidad, parece el mundo al revés, pero no lo es en el contenido y el sesgo.

El Mundo titula abajo, a dos columnas:

La fiscal se opone a nuevas diligencias sobre las bombas solicitadas por víctimas del 11-M

El País no da nada de esto en portada sino en sus páginas interiores, con foto y con este titular a tres columnas:

La fiscal se opone a nuevas pruebas de explosivos porque dilatan el proceso

El País manda en su portada, a cuatro columnas, con esta noticia relacionada con el 11-M:

El fiscal pide 142 años de cárcel para una célula islamista que planeó atacar Rota

Sumario:

Los salafistas tenían en su poder un teléfono manipulado como los del 11-M

A una columna lleva El País su segunda noticia relacionada con el 11-M:

El primer sindicato policial descalifica las teorías del PP sobre el 11-M

Ninguna de estas dos noticias aparecen en la portada ni en páginas interiores de El Mundo.

En cambio, en página interior, El Mundo incluye -eso sí- unas declaraciones nada novedosas, por cierto, de Acebes sobre el 11-M. Este es el titular, a cuatro columnas, de la última exclusiva de El Mundo:

Ángel Acebes asegura que el PP seguirá exigiendo “la verdad” sobre el 11-M

.

En estos párrafos ampliados de esa información, incluye El Mundo alusiones muy interesantes al “caso Bono”. ¿Lo recuerdan? Es el caso de la sentencia extrafalaria del polémico juez Hidalgo, que está recurrida ante el Tribunal Supremo.

El PP debe estar muy agradecido al juez Hidalgo, aquél que -no sabemos por qué, pero lo sospechamos- no quiso ver la foto del “caso Bono”.