Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘gestapo’

Museo de la Dictadura (1939-1978) ¿Un lugar para aprender…?

En Berlín han abierto un museo del horror nazi (1933-1945). ¿Será posible hacer algo así en España sobre el horror franquista? Alemania muestra al mundo un período vergonzoso de su historia en un museo construido sobre los calabozos de la Gestapo. ¿Tiene siquiera sentido hablar ahora de los crímenes del franquismo, después del “exilio” de Garzón, o es aún demasiado pronto?
Las preguntas surgen en una conversación con unos amigos que acaban de regresar de Berlín donde han visitado el museo del horror nazi. El centro, recién inaugurado, se llama “Topografía del terror” y contiene imágenes, objetos y documentación de la represión nazi.

“Esto no es un monumento más ni un lugar para rendir homenaje a las víctimas del nazismo, es un lugar al que venir a aprender”, explicó Andreas Nachama, director de la Fundación Topografía del Terror, en una visita para medios extranjeros en Berlín previa a la inauguración del centro por el presidente alemán, Horst Köhler.

Hay muchas diferencias cualitativas y cuantitativas entre el horror nazi y el horror franquista. La más relevante es que la Dictadura se implantó en España  tras la victoria militar del general Franco en la Guerra Civil. Creo que fue De Gaulle quien dijo que, “al termino de una guerra llega a la paz; en cambio cuando acaba una guerra civil no llega la paz”. 

Aunque muchos alemanes fueran contrarios al regimen de terror de Hitler, en Alemania no hubo guerra civil sino derrota del régimen nazi por los países aliados en la II Guerra Mundial. Hitler se suicidó en su bunker mientras que Franco murió de viejo en la cama.

A los 55 años de la derrota de la Alemania de Hitler se ha abierto el primer museo del horror nazi. Aquí, en España, han pasado 71 años desde el principio de la Dictadura en 1939 y sólo 32 años desde que -el 6 de diciembre de 1978- la Dictadura de Franco fuera derrotada en las urnas con la aprobación de la Constitución de la Democracia

No sólo es cuestión de tiempo. La conversación con los recién llegados de Berlín va por otros derroteros: allí perdieron los nazis, aquí ganaron los franquistas. Si  Hitler hubiera ganadola II Guerra Mundial el museo hoy llamado del horror nazi sería, a buen seguro, muy distinto.

La Dictadura o el “Estado Totalitario“, como lo llamamos en la portada del mensual “Historia Internacional” de febrero de 1976 (que yo dirigía entonces), comenzó en 1939 y duró hasta poco después de la muerte del dictador, que ocurrió en noviembre de 1975.

El periodo de transición o de “dictablanda” terminó el 15 de junio de 1977 -fecha de las primeras elecciones libres- o bien, si se quiere,  el 6 de diciembre de 1978 -fecha del referendum constitucional.

También debatimos si es posible separar la Guerra Civil de la Dictadura en un eventual museo sobre el horror del franquismo. ¿Pueden o deben ambas etapas históricas ir unidas como van en la polémica Ley de la Memoria Histórica que dio pie a las investigaciones del juez Garzón y a su reciente suspensión cautelar como juez de la Audiencia Nacional?

Casi todos los que tuvieron algún poder en el régimen nazi ya han muerto. Sin embargo, puesto que la Dictadura de Franco no acabó hasta la llegada de la Democracia, aún quedan con vida muchos de los que tuvieron algún poder en el régimen franquista.

La primera conclusión que saco es que aún tienen que pasar muchos años para que sea posible inaugurar en España un Museo de la Dictadura.   

¿Puede hacerse en la democracia chilena algo parecdido a un Museo de la Dictadura de Pinochet?   

Cada vez que recuerdo mi primera visita a los museos de la Guerra Civil de los Estados Unidos en Atlanta (con ocasión de la Convención Demócrata de 1988) me estremezco. La primera impresión que recibí fue que aquella Guerra Civil entre el norte y el sur la habían ganado… ¡los sureños!.  Y ya había pasado casi un siglo y medio desde la derrota del Sur.

Este debate entre amigos puede servir, al menos, para revisar nuestra historia reciente. ¿Pero podemos hablar de todo esto en el seno de las familias españolas aún divididas por las heridas de la Dictadura? Dice el juez Garzón que las heridas hay que lavarlas si queremos que se curen. Y no le falta razón. Pero ¿cuando es el momento oportuno?

Creo que será mejor que hable de la grandiosa Exposición de Tutankhamón, que acaba de abrir sus puertas en la Casa de Campo de Madrid, y dejar el Museo de la Dictadura, quizás, para otro siglo.

Aunque, como se sabe, el niño Tutankhamón llegó al trono de Egipto tras una cruel guerra civil “religiosa” entre los monoteistas de su padre Akenatón y los politeistas generales y sacerdotes de Amón.  Claro que aquella guerra civil ocurrió hace mas de 3.000 años y, por tanto, ya se puede mostrar, sin polémica entre ambos bandos, en el museo ambulante de los Tesoros de Tutankhamón. Una visita altamente recomendable.