Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘fiesta nacional’

Necesitamos otra derecha. ¡Por favor!

Los diarios, aunque tengan un comportamiento muy previsible, no dejan de sorprenderme. Eso les asegura una larga vida.

¿De qué España habla cada diario?

Público lo tiene muy claro. Sobre una foto de una joven cubierta con la bandera estremecedora de la Dictadura, titula a toda página:

España es otra cosa

Antetítulo:

El día del orgullo español que quería montar el PP se quedó en nada

El Mundo hace una composición retorcida o, mejor dicho, torticera:

Bajo una gran foto a cuatro columnas de contenedores ardiendo en San Sebastián (sin ningún cintillo de separación) va este gran titular:

Zapatero afirma que los ataques a España “ni siquiera son un resfriado”

Sumario:

Apenas dos horas después, cientos de jóvenes encapuchados iniciaban una larga batalla campal contra la Ertzaintza en San Sebastián empleando técnicas de guerrilla urbana

Al informar sobre esa foto de “arde España“, El Mundo no menciona nada sobre la protesta de estos radicales contra una marcha de Falange. Tanto la Falange como los radicales tienen derecho a expresarse pero no a destozar el mobiliario urbano de una ciudad tan bonita como San Sebastián.

Bajo una foto similar a la de portada de El Mundo, Público titula en su interior:

Batalla campal en Donosti

Jóvenes radicales destrozan el centro de la ciudad en protesta contra una marcha de Falange

El segundo titular de El Mundo es mucho más malicioso aunque, por ridículo y pueril, resulta inofensivo:

El presidente abucheado durante el desfile de la Fiesta Nacional pese a intentar escudarse en el Rey

El abucheo de “algunos ultras”, según Público, no fue durante el desfile. Este es su sumario:

Zapatero fue abucheado durante el homenaje a los soldados fallecidos

El País trata este mismo asunto en su portada con un gran titular sobre la censura que hace el Ejército de los abucheos a Zapateroen “la ofrenda a los caídos“. Y lleva este sumario:

Rajoy elude reprochar que los silbidos empañaran el momento más emotivo

Mucha banderita y mucho patrioterismo pero muy poco respeto por los soldados que mueren defendiendo los ideales que representan tanto el Rey como la bandera.

¡Qué pena que la derecha española esté de nuevo presa en manos de la extrema derecha!

Como decía un comentarista en el hilo de ayer de este blog: necesitamos otra derecha.

Estoy de acuerdo. Tanto que voy a reproducir a continuación su comentario y mi respuesta.

Comentario de “necesitamos otra derecha” en el hilo de ayer de este blog:

“Siempre que leo la cosa esa de la fiesta nacional me pienso que estan hablando de toros. Absolutamente de acuerdo en todo, incluso en los 500 años de derechas, aunque haya quien no lo entienda. La tragedia española es que cuando estaba a punto de llegar la modernidad, salia la derecha al grito de “¡Vivan las cadenas!” y ganaba el Antiguo Regimen. Leyendo los comentarios esta claro que aun no han entendido ni lo que es una nación ni lo que es la democracia ni siquiera lo que es la derecha. Miro con envidia a Francia, Inglaterra, Alemania, donde podría votar a la derecha. Lo primero que hizo Sarkozy presidente fue ir a depositar un ramo de flores a la tumba de un comunista fusilado por Petain. Aqui aun estan defendiendo a Franco.Desde luego no voy a votar a un cizañero que acusa al presidente del gobierno de traicionar a los muertos por hacer lo mismo que el habia hecho unos meses antes”.

“Lo de sentirse orgulloso de ser español me parece una enfermedad parecida a ser nacionalista vasco o de cualquier otro sitio. ¿Como puede alguien estar orgulloso de haber nacido aqui en vez de alli? Yo estoy orgulloso de cosas que he conseguido con esfuerzo, me siento comodo siendo español y me parece un buen pais este pero ¿orgullo? ¿No tiene otra cosa mejor que hacer Rajoy que agitar esos sentimientos tan absurdos? ¿No ha aprendido nada de su ilegal referendum contra Cataluña?¿Tiene que seguir siendo cmo Ibarretxe, cabezón y empecinado?”

lo dijo necesitamosotraderecha · 13 Octubre 2007 | 07:42 PM

—————-

Mi respuesta a “necesitamos otra derecha“:

Hola “necesitamosotraderecha“:

Gracias por el comentario anterior, con el que estoy totalmente de acuerdo. También agradezco los comentarios críticos, porque siempre aprendo algo con ellos.

No obstante, me preocupa la forma que algunos tienen de entender mis palabras. Quizás escribo en este blog con demasiada rapidez y espontaneidad. Esto no es una tesis doctoral. Pero si Internet tiene algún valor es el de la inmediatez, la frescura y la capacidad de diálogo.

Es como hablar en la barra de un bar. Por eso, aunque no responda a menudo, me gustan los comentarios. Algunos de ellos me desaniman porque confirman, desgraciadamente, que el miedo que le tengo a la extrema derecha española (que sigo llamando la “españa negra” con minúscula) no es infundado. Pero no importa. Algún día alguno de ellos llegará a pensar por sí mismo, sin cumplir consignas fanáticas.

A veces, me tratan como si fuera un extraño en mi tierra o un antipatriota, antiespañol, traidor a mi gente, a mis ideales, enemigo de la bandera o enemigo del Rey y hasta de mi padre.

¡Qué sabrán de ideales estos fanáticos nacionalistas!

Los separatistas se juntan a veces con los separadores. Son tal para cual.

Ninguno de ellos tiene por qué saber que muchos años antes de que Su Majestad Mariano I de ¡Paña! hiciera su patética soflama patriotera en favor de la banderita de “todo a cien” y del dia del “orgullo español“, en el comedor de mi casa ya había colocada una bandera de mesa de la España constitucional (sin la gallina fascista, claro).

Debo reconocer que la tengo en casa desde 1986 y está ya un poco descolorida. Se la quité a mi entonces jefe, José María Calviño, de su mesa de director general de RTVE, cuando fundé el primer informativo de la mañana “Buenos Días” en la primera cadena de TVE. Tampoco está sola sino acompañada por una bandera de los Estados Unidos del mismo tamaño. Mi chica, la pobre, tiene la desgracia de ser de Boston, señor Rajoy. Así, tengo el corazón partío entre dos banderas.

(Detesto la política del presidente Bush, pero respeto la bandera de los Estados Unidos tanto como la de España).

Pero no voy diciendo por ahí que tengo una bandera en casa. Tampoco digo que, por agradecimiento y afecto personal, tengo colgada en el hall de la entrada una foto de los Reyes de España con el Aga Khan, conmmigo y con mi hija Andrea (tomada en el Patio de los Leones de la Alhambra)

Señores comentaristas de la extrema derecha: ¡No se lo van a creer!. Esa foto está dedicada a nosotros por el Rey y por la Reina. Para los incrédulos, la descolgaré algún día de la pared y la escanearé para ponerla en el blog. Ya ven: un “rojo de mierda“, como dicen que soy yo, con foto de los Reyes de la España de todos en la entrada de su casa.

He caído -perdón- en una debilidad que siempre critico. No hay que pavonearse de las cuestiones sentimentales o accidentales.

Soy español porque me parieron en Almería. Y punto. Si tuviera que elegir mi lugar de nacimiento elegiría, por supuesto, Almería. Faltaría más. Pero no es mérito mío sino fruto del azar.

Si hubiera nacido -al margen de mi voluntad, de mi libre albedrío- un poco más arriba o más abajo sería marroquí o francés. Presumo de mis logros personales, no del azar. Soy cervantino y creo -¡sí!- que “el hombre es hijo de sus obras”.

Muchos de los que critican mi presunta falta de amor por España (o por Almería, que ya es el colmo) son los que más daño están haciendo a nuestra convivencia en paz y en libertad y a nuestras instituciones democráticas.

Pero pueden seguir criticándome libremente en este blog (sin palabras soeces, eso sí) porque nunca pierdo la esperanza de que la razón venza alguna vez a su fe y lleguen a amar la libertad tanto como yo.

Tuve un maestro que me decía que, en cualquier grupo de gente, siempre hay dos orejas que oyen y dos ojos que ven (leen) por los que vale la pensa seguir luchando.

Si estos debates sirven para abrir la mente de alguien en favor de la libertad me doy por satisfecho.

Así ayudaremos a construir otra derecha a la que pueda votar la gente moderada con alegría y sin miedo.

Amén.

Saludos

JAMS

lo dijo JAMS · 13 Octubre 2007 | 10:06 PM

Sin alternancia no hay democracia. Por eso, necesitamos otra derecha que limpiamente pueda volver a ganar las elecciones.

Por favor, que baje del monte en son de paz.

Rajoy celebra el día del orgullo ¿qué?

Siempre pensé que Rajoy, que había demostrado en ocasiones un buen sentido del humor, era un tipo listo. Por eso, después de haber visto/oído su patético dicurso institucional, al estilo seudofranquista, me resito pensar que haya sido idea suya. Aún quiero salvar su inteligencia de la trampa en la que los aznaristas (¿quién si no?) le han metido. ¿Habrá sido, quizás, idea finísima de Gallardón?

No me lo explico.

Con esta majestuosa aparición, llamándonos a demostrar el “orgullo español”, Rajoy está quedando incapacitado, por ridículo, para gobernar el Reino de España .

Ignacio Escolar nos ha hecho sonreir hoy con la portada de Público:

Mensaje “institucional” sin precedentes del líder del PP

Se cree el Rey

(en YouTube)

En lugar de rezar por el Rey, yo creo que el descarado cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, debería dedicar su oraciones al alma turbia de su colega el sacerdote torturador, Christian von Wernich.

Por favor, no más oraciones para el Rey , por parte de estos sepulcros blanqueados dueños de la pecaminosa COPE. Mejor, menos insultos.

No puedo estar más en desacuerdo con este aprendiz de inquisidor que atribuye los crímenes de ETA a “la debilidad del Gobierno con los terroristas”.

¿Será sinvergüenza este cardenal?

Pienso en unos versos proféticos (creo que de Quevedo):

“En tiempos de las bárbaras naciones

de las cruces colgaban los ladrones

y hoy en el siglo de la luces

del cuello del ladrón cuelgan las cruces”

Estoy bastante de acuerdo con lo que, esta vez, ha dicho José Blanco, el nº 2 del PSOE:

“Cuando la derecha se pone a gritar ¡España!, muchos españoles se estremecen”.

En efecto, yo soy uno de ellos. A mi me da pánico. Y, desgraciadamente,sé muy bien por qué lo digo.