Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘fasciculos’

Crece la prensa gratuita… con fascículos de pago

Llevo un par de días desconectado de los blogs y, por los comentarios que leo ahora, parece que hace un siglo.

La verdad es que la tormenta afectó ayer tarde a mi conexión ADSL de Telefónica, en mi casa, y aún no me la han arreglado. Me dicen que se escacharró algo gordo en El Escorial y que afecta a toda la zona. Sin embargo, mi vecino, que tiene Wanadoo, se conecta sin problemas, a pesar de la tormenta. Ya veremos.

Intentaré poner algo en el blog, desde el ordenador de mi despacho -aunque sea en horas de trabajo. Por eso, me voy a permitir un breve corte publicitario a favor de 20 minutos. No me negarán que hace tiempo que no practico el autobombo.

La idea procede de la página 14 de El País de hoy, a raiz de este chiste del maestro Forges:

Las demás promociones ofrecidas por los diarios del quiosco de Forges, difíciles de leer en la reproducción, son las siguientes:

“Agujetas Fitness”, “Portavoces crispadores de berjuso”, “Gaitas celtas”, “Torped- mund-“, “Globos aerostáticos”, “Txapelas y Txistus (sólo de Bilbao, ojo)”, etc.

Me alegra comprobar que la idea revolucionaria de los diarios gratuitos (ya saben que “20 minutos” es “el primer diario que no se vende”) se va extendiendo por todo el mundo.

En algunas universidades podemos ver restos de montones de diarios antiguos, mal llamados “de pago”, que, a última hora de la tarde, no han sido recogidos por los estudiantes a pesar de que se los ofrecen gratis. Parece que no los quieren ni regalados, mientras 20 minutos se agota mucho antes por el mismo precio en pesetas que en euros: cero.

Algunos editores, mal llamados “de pago”, no saben qué demonios hacer para atraer a los jóvenes hacia la lectura de sus diarios tradicionales, con el fin de mejorar su actual penosa tasa de reposición.

Es decir, se les van más lectores de edad avanzada (algunos por defunción) de los que ganan de edades juveniles. Saben que si no rejuvenecen su audiencia no tienen futuro. Sólo prometen para el pasado. Y lo mismo digo de los diarios on line.

Ultimamente están recurriendo -y quizás abusando, pues, como se ve, ya son cosa hasta de chiste- a las promociones de pago con las que practicamente te regalan el diario.

Siempre ha habido algún tipo de promoción ligada a objetos, más o menos cultos, de lectura o música. Pero recientemente aparecen promociones de lo más estravagante y llamativo. No tengo nada en contra de ellas. Solo apunto que los desesperados editores “de pago” nos venden todo tipo de chamarilería (patinetes, maletín de la señorita Pepis, discos, libros, cubiertos, vajillas, etc.) y nos regalan el diario.

¡Bienvenidos al mundo de la prensa gratuita!

Pero para ganar a los lectores jóvenes, no basta con bajar el precio del diario a cero, como hicimos nosotros al fundar 20 minutos, sino que también hay que intentar elevar el interés de su contenido hasta el infinito.

“Bajar el precio a cero y subir el interés al infinito” fue el lema que nos inspiró al lanzar esta hermosa aventura de 20 minutos.

Los 2.484.000 lectores diarios que nos han colocado por encima de Marca y de El País, como líderes absolutos de la prensa española (siempre según el EGM que nos mide a todos por igual), y los anunciantes que han confiado en la eficacia de nuestro medio, han hecho todo lo demás. Gracias a todos por habernos elevado al nº 1 del ranking de lectores en España, sin necesidad de ofrecerles chamarilería; sólo noticias, servicios y entretenimiento.

FIN del corte publicitario.

Mil perdones. Se me fue un poco la mano porque la pasión me ciega…

Ahora vuelvo a mi trabajo.