Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘el’

Zapatero y Rajoy no se “ajuntan” ni por la Constitución

Triste cumpleaños. Las imagenes de ayer en la tele, mostrando a Zapatero y a Rajoy evitándose como niños que no se “ajuntan”, no podían ser más ridículas ni patéticas. Y eso que ambos habían sido invitados por el presidente del Congreso a celebrar el 28 cumpleaños de la Constitución.

Las portadas de los diarios de hoy reflejan en sumarios que ambos líderes no se saludaron durante la fiesta. Nuestros líderes se comportan, a veces, como niños.

Pero esa actitud tan pueril es síntoma de algo mucho más grave: el desprecio de las mínimas reglas de urbanidad democrática por una parte de la derecha española que se muestra persistentemente incapaz de aceptar la alternancia, es decir, que el Poder no les pertenece eternamente.

Por lo demás, los titulares reflejan cierta propensión al diálogo constitucional entre los dos grandes partidos, una propensión desmentida por las imágenes de la tele.

Cada diario elige para su portada a su sujeto favorito: El País al Ejecutivo (“El Ejecutivo acepta…”) y El Mundo a Rajoy (“Rajoy ofrece…”)

El Mundo, a tres columnas:

Rajoy ofrece a Zapatero consensos sobre ETA, el Estado y la Historia

El País, a 4 columnas:

El Ejecutivo acepta negociar una reforma más amplia de la Constitución

Ambos diarios destacan el protagonismo de Baker (los amigos de papá Bush) que acuden al rescate galante del niño presidente, que parece deprimido e inclinado de nuevo a la bebida.

Ahora resulta que los ministros y asesores de papá Bush le están recomendando a su hijo presidente lo mismo que, en su día, hizo Zapatero: sacar a las tropas invasoras de Irak.

El Mundo, arriba, a 2 columnas:

Baker propone que EE UU retire las tropas de combate de Irak en un año

El País, a 2 columnas:

Baker aconseja a Bush más diplomacia y menos militares par Irak

El tercer gran titular (autotema) de El Mundo, a tres columnas, me impresiona tanto como las columnas salomónicas, retorcidas, estilo remordimiento:

El PP califica de “involución democrática” el nuevo montaje de Interior contra El Mundo

Sumario:

Angel Acebes equipara la divulgación de las conversaciones privadas de un periodista con la falsificación documental y con la detención de militantes del PP

Ramírez: “Es una vergüenza que haya policías en la cárcel por hablar con un periódico y no haya ninguno por el chivatazo a ETA”

El País no informa de estas fantasías “conspiranoicas” de Pedro Jota Ramírez, tan del gusto del trío Pinocho (Aznar-Acebes-Zaplana), pero dedica todo un editorial al ruido mediático con este titular:

La estrategia del ruido

Nada hay en la decisión del juez de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, de enviar a la cárcel a seis implicados (tres de ellos agentes de policía) en un intrincado montaje de tráfico de drogas y explosivos, que no se ajuste a las conclusiones que cabe obtener del auto, conocido el martes, y a los delitos que se imputan a los encarcelados.

En síntesis, la trama, montada inicialmente por el policía José Luis González Clares y el supuesto narcotraficante Manuel Romero, implicó en principio un delito de tráfico de drogas -para acusar falsamente a una ciudadana rusa y arrebatarle la custodia de sus dos hijos, en beneficio de un abogado, su suegro y otro de los detenidos- y después la falsificación de una confidencia de tráfico de explosivos a la policía con los que se pretendía influir para que el padre de Romero, encarcelado en Galicia, fuese trasladado a Madrid.

Como remate de esta cadena de simulaciones, dos agentes, Celestino Rivera -que intentó suicidarse el martes- y Jesús Parrilla, según está acreditado en el sumario, colocaron la información sobre la investigación del tráfico de explosivos al diario El Mundo, que acabó vinculándola a la delirante conspiración que pretende conectar la masacre del 11-M con ETA.

La sarta de embustes y presuntos delitos cometidos por los policías y su confidente merecerían una atención limitada, la que corresponde a un desgraciado caso de corrupción policial, de no mediar la circunstancia de que los delincuentes intentaron disfrazar sus fechorías, y al mismo tiempo rentabilizarlas, recurriendo al fantasma de esa conspiración sobre la autoría del múltiple atentado del 11-M que viene defendiendo un sector del Partido Popular sobre la base de las exclusivas que administran El Mundo y sus alrededores.

Aunque las conclusiones judiciales conocidas, adoptadas después de investigaciones amplias y contrastadas, rechazan cualquier conexión de ETA con la masacre, y aunque las supuestas investigaciones periodísticas han incurrido en ridículos tan estrepitosos como el de la mochila cambiada o atribuir un vehículo a ETA porque aparecía una cinta de la orquesta Mondragón, los partidarios de la fantasmal conspiración insisten en exigir que jueces y policías no cejen en la búsqueda de pruebas que confirmen sus disparatadas hipótesis.

Era de esperar que esa conducta tuviera consecuencias para la justicia. Una de ellas es que los delincuentes acudan ahora a protegerse en el burladero de la conspiración, en el que todo es posible, hasta lo más estrambótico, para borrar los rastros de sus desmanes. “La vamos a liar” y “mañana vamos a hacer mucho ruido” se jactaba el redactor del diario ante el complaciente policía que le había filtrado la noticia. Tanto lío y tanto ruido buscan sin embargo un siniestro e inadmisible objetivo: desprestigiar el sumario contra los autores probados de la masacre del 11-M.

(FIN)

El País incluye dos temas religiosos que apenas tienen hoy cobertura en El Mundo.

Uno trata de la opresión de la mujer árabe por interpretaciones arcaicas del Islam, a dos columnas:

La ONU certifica la discriminación legal de las mujeres árabes

La encuesta sobre el velo, viajar de forma independiente, pedir el divorcio, ser primer ministro o rechazar la poligamia es bastante expresiva.

El otro trata del enfado de Izquierda Unida por la rendición de Zapatero ante las presiones de la Iglesia Católica, a tres columnas, con este titular:

La regulación de la enseñanza religiosa irrita al líder de IU

Sumario:

FEPER sostiene que Educación se ha humillado ante los obispos

Y para terminar, nunca viene mal una mirada al genio de El Roto en El País. Sabe muy bien cómo arañar el corazón de las personas todavía sensibles ante a la injusticia.

¿Puede contagiar El Mundo a elmundo.es? Sería una pena.

Leido hoy en elconfidencialdigital

Lunes, 31 de Julio de 2006

Los trabajadores de El Mundo.es se hallan preocupados por sus puestos de trabajo tras la destitución de Gumersindo Lafuente y la llegada de Fernando Baeta

El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, cesó el pasado día 19 de junio al, hasta entonces, director de la edición digital del diario, Gumersindo Lafuente. Los trabajadores han mostrado su preocupación porque el cambio en la dirección no afecte a sus puestos.

Los últimos días han sido de un gran revuelo en la redacción de El Mundo, en concreto, en la de su edición digital. El diario en la red, líder mundial de la información en castellano, ha cambiado de director: Pedro J. Ramírez decidió sustituir a Gumersindo Lafuente por Fernando Baeta, antiguo responsable del suplemento M2, que se distribuye en la Comunidad de Madrid.

Este relevo ha sorprendido a muchos periodistas y trabajadores de El Mundo. De hecho, por la redacción circulan diversos documentos en los que aparece la información de este cambio directivo publicadas en distintos medios digitales. Además, entre estos papeles, se puede ver una carta de los sindicatos haciendo constar sus temores.

En este documento, a cuyo contenido ha tenido acceso El Confidencial Digital, los trabajadores expresan su inquietud por su futuro. Incluso temen que sus puestos de trabajo corran peligro: “los trabajadores (…) hacemos constar nuestra preocupación por el futuro de El Mundo.es y deseamos que el cambio de dirección no afecte a la continuidad de la plantilla y de los criterios con los que hemos trabajado hasta ahora”, afirman.

Asimismo, en el escrito reflejan su sorpresa en el momento de conocer la noticia del cese de “Gumer” –así era conocido en la redacción-. Dicen que era un proyecto común en el que ha trabajado un equipo durante los últimos seis años, siguiendo unos determinados criterios de estrategia y organización. Por este motivo, dicen, el medio ha llegado a ser “líder en el mercado de información mundial en castellano”, con casi diez millones de lectores únicos mensuales.

De la misma forma, recalcan que El Mundo.es ha obtenido unos beneficios de tres millones de euros –libres de impuestos- en 2005.

El comité de empresa de El Mundo, por su parte, se ha negado a confirmar a ECD la autoría del escrito, afirmando desconocer su existencia.”

Pedro Jota se pasa tres pueblos:
OJD “refrenda” el esclarecimiento del 11-M

No puedo dejar de leer El Mundo. A veces, me hace sentirme (sólo profesionalmente) mejor de lo que soy. Y eso -cualquier vanidoso me comprenderá- no tiene precio.

Citaré a un santo:

“Cuando me considero soy un pecador; cuando me comparo soy un santo”

(Es de San Agustín, el de Hipona, quizás).

Pues bien, hoy es uno de esos raros días en los que leo El Mundo y me dan más ganas de reir que de llorar. Y la risa es sanísima. El segundo mayor placer de la vida.

Vean, si no, ese párrafo editorial de la página 3 que explica, con escasa sutileza, lo que hay detrás del titular triunfalista de su portada. En algún lugar de mi tierra dirían que es “para mear y no echar gota”.

El Mundo (pag.3):

“…estos buenos resultados hay que intrerpretarlos como un refrendo de los lectores a la independencia de este periódico, a su compromiso con la verdad y a un periodismo de investigación que se está esforzando en esclarecer lo sucedido el 11-M.”

Dice -más o menos- Pedro Jota: “nos compra más gente, luego lo que yo digo del 11-M es verdad”. Como diría Antonio Muñoz Molina en “Ardor guerrero”:

“¡Te cagas!”

Ahí va el texto completo:

Se ha pegado el chiste de Ricardo y, en lugar de recortarlo, repetiré el texto ya que no se lee bien:

“No sé Dios o Alá existen, pero si es así ya va siendo hora de que vuelvan las vacaciones”.

Lo mismo digo.

——–

Página interior de El Mundo, con los datos de OJD, en la que no hace mención alguna a sus éxitos con el 11-M ni a las grandes exclusivas de la Orquesta Mondragón ni a la prima segunda del Chino, casada con un Tedax jubilado, que un día compró bacalao a la vizcaína en Eroski… ¿Acaso queréis más pruebas?

Debemos tener en cuenta que, además de la mayor o menor fe en las “exclusivas” sobre el 11-M, la subida o bajada de ventas al número (en quiosco) o de difusión (que incluye ventas colectivas o en bloques, suscripciones colectivas, etc.) depende también del éxito o fracaso de las promociones que cada diario hace en determinados meses del año.

Generalmente, el lanzamiento de promociones suele coincidir con períodos de control audiencia (o sea, del número de lectores) para el EGM (Estudio General de Medios).

Muchos diarios mal llamados “de pago” venden CDs, DVDs, libros, cuentos, muñecas, cubiertos, patinetes, etc…. y te regalan el diario. Por eso, las grandes agencias de publicidad y los anunciantes (que no tiran el dinero) prefieren calcular la efectividad y rentabilidad de sus campañas por el CPI o CPM (Coste por Impacto o Coste por Millar de impactos) en lugar de hacerlo por el CPE (Coste por Ejemplar).

Una cosa es “ejemplar impreso“, otra cosa es “ejemplar comprado” y otra muy distinta (y ésta es la verdaderamente importante para la cuenta de resultados) es “ejemplar leído”.

En 20 minutos solemos citar mal a Shakespeare en el monólogo de Hamlet:

“To read or not to read; that is the qestion”

(“Leer o no leer; esta es la cuestión”)

Y,por si le queda alguna duda al anunciante, solemos añadir:

“To pay or not to pay; that is not the qestion”

(“Pagar o no pagar; esta no es la cuestión”)

OJD mide los ejemplares vendidos, PDG/OJD mide los ejemplares distribuidos (especial para los diarios gratuitos) y EGM mide (¡ay!) el número de lectores.

Si dividimos el número de lectores por el número de ejemplares vendidos o distribuidos obtendremos el número de lectores que tiene cada ejemplar.

Naturalmente, si El Mundo tiene una difusión de 332.000 ejemplares diarios y lo leen 1,2 millones de personas al día, esto significa que cada ejemplar de difusión es leído por 3,8 personas cada día.

Supongamos que uno de esos lectores ha pagado un euro por el ejemplar. Los 2,8 lectores restantes lo leen cada día gratis, tan gratis con leen 20 minutos. Y los anunciantes pagan lo mismo por el impacto que produce su campaña en el que ha pagado un euro que por el impacto que hace en el que lo leído gratis.

Por cierto, el 20 minutos de papel, con 2,4 millones de lectores diarios, medidos igual que a todos, según EGM, le da diariamente dos vueltas a El Mundo y una vuelta y pico a Marca y a El País. (Perdón. La pasión me pierde. Fin del corte publicitario).

A lo que vamos:El Mundo presume hoy de sus ejemplares vendidos, según OJD, pero hace apenas dos semanas (el pasado 12 de julio) apenas presumía de su pérdida de lectores, según el EGM.

Esta fue su página sobre los datos de audiencia del EGM (nº de lectores)

Ya vemos que no quiso llevar los datos a cabecera y no tituló con “El Mundo sigue perdiendo lectores”. Tampoco hizo un editorial como el de hoy diciendo que cada día menos gente se cree sus trolas del 11-M como demuestran los datos del Estudio General de Medios (EGM). El 12 de julio hizo un titular creativo, pero muy relevante para los mundologos:

El Mundo supera a ABC y La Razón juntos y acorta distancias con El País

En este titular (digno de una tesina) observamos la estrategia de Pedro Jota, sin careta: quiere superar y sustituir a ABC y a La Razón juntos. Es decir, quiere quitarle lectores de extrema derecha, derecha y centro a ambos diarios conservadores. Debe creer que, quitándoles sin disimulo los lectores que suelen votar al PP, El Mundo puede consolidarse, sin tapujos, como el gran diario de la derecha española e igualarse con El País, el gran diario de la izquierda y del centro.

Dicen que por eso ha quitado de su web a Gumersido Lafuente -ex País y autor del éxito de elmundo.es– y lo ha sustituido por uno de la línea dura para que publique en la versión digital la misma leña derechista que él da en la de papel. No le arriendo la ganancia. En cuanto se le ha empezado a ver el plumero del 11-M en elmundo.es, algunos lectores, mosqueados por el cambio de rumbo, han emigrado hacia otras webs. (Por cierto, aquí son bienvenidos. La pasión me pierde de nuevo.)

Llamo la atención sobre el antetítulo de esta página del 12 de julio:

El Mundo resiste mejor que sus rivales el habitual descenso de audiencia

No dice que El Mundo pierde lectores sino que pierde menos que los demás. ¡Olé tus webs!—–

Mañana sale el último número de 20 minutos impreso hasta septiembre y comienzan las vacaciones para los que trabajan en las 14 ediciones que publicamos en papel.

Pero nuestra web sigue abierta, fresca y dispuesta a prestarles, cada minuto, el mejor servicio informativo y el mayor entretenimiento y utilidad. Sigan conectados…

Yo intentaré publicar algún post en este blog (cuando esté cerca de algún ciber o tenga conexión en la playa o pase por 20minutos.es) para no perder la costumbre ni el contacto -cada día más gratificante- con todos ustedes, incluidos los troles. Comenten aquí sobre todo lo que se les ocurra durante el mes de agosto. Gracias.

¡¡¡ Felices vacaciones !!!