Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘defensa’

Capitán: ¡mande firmes a la derecha machista!

No es porque sea medio almeriense, pero la verdad es que la primera ministra de Defensa de la historia de España estrenó su cargo con buen pie.

Desde que me lincencié de la mili, nunca pensé que yo llegaría escribir esto: me sentí orgulloso de la ministra preñada, al verla pasar revista a las compañías de honores de los tres Ejércitos . (Yo pertenecí a la compañía de honores de Tierra y me chupé muchas guardias en Cibeles y en Prim. Incluso dirigí la revista de mi regimiento que se llamaba “CORNETÍN“, de la que publicamos un sólo número que conservo en mi sótano)

La imagen de Carme Chacón pasando revista a las tropas de los tres Ejércitos ha dado la vuelta al mundo y ha sido primera página en los grandes diarios nacionales y extranjeros. No es para menos.

La ministra pronunció un discurso muy sensato, y a la medida de los militares de la Democracia y dió los gritos de rigor (¡Viva España! y ¡Viva el Rey!) con gran seneridad y dignidad.

Como dije en este blog el día que la nombraron, “no hay general que pueda con una mujer embarazada”

Naturalmente, la reacción machista de la derecha cutre y casposa,por venir de quienes vienen, vale para engrandecer precisamente a la nueva ministra y al presidente que la ha nombrado. Los demócratas y quienes luchamos contra el machismo (que todos llevamos dentro) debemos estar de enhorabuena.

Es pronto para criticar la gestión de Carme Chacón al frente de Defensa . Lo haremos en su día, al margen de que sea hombre o mujer, embarazada o no. Por el momento, ha marcado muy bien el paso. ¡Enhorabuena!

¿Más ministras que ministros? Empleo inseguro o mal pagado

Presumía yo esta mañana de que en el nuevo Gobierno de España había más ministras que ministros.

“Parece -decía- un Gobierno escandinavo…”

En ese momento, una voz femenina me dió un corte del que aún no me he recuperado:

-“Si hay más ministras que ministros será porque no se trata de un empleo fijo, sino eventual, y porque estará muy mal pagado. Siempre pasa igual”.

Dicho lo cual, la señora pasó de largo como diciendo “estos hombres…”

La flamante ministra de Igualdad, Bibiana Aído, bloguera de 31 años, tiene ya un buen tema para analizar.

¿A qué se debe esta desigualdad entre el número de ministros y de ministras?

¿Afirmación positiva?

Algunos me dirán -y no les faltará razón- que cada vez hay más concejalas que concejales en los ayuntamientos de nuestro país y que, por tanto, es natural que, a partir de ahí, las mujeres vayan ascendiendo a los más altos puestos de la política, y con cierta ventaja sobre los hombres. Y estoy de acuerdo, sobretodo en lo que se refiere a las concejalas de Asuntos Sociales como es el caso de la mujer-mujer Ana Botella de Aznar.

Sin embargo, si enumeramos, por ejemplo, las concejalías de Urbanismo (o sea, poder-poder) ocupadas por hombres y por mujeres es muy posible que aún ganemos los hombres.

¿Por qué será?

Dije ayer:

No hay general que pueda con una mujer embarazada.

Por eso mismo, a mi me ha gustado mucho más ver a una mujer como Carme Chacón (y, además, embarazada) al frente de los tres ejércitos de Tierra, Mar y Aire que ver a la ministra más joven de la historia de España, Bibiana Aído, al frente del nuevo ministerio de Igualdad. Es como nombrarla ministra de Mujeres Maltratadas o de Asuntos Femeninos ode cosa de pobres, nativos, roperos, artesanía, etc.

Al frente del ministerio de Igualdad, yo hubiera puesto a un hombre y, a ser posible, con experiencia de policía o de juez. Tampoco conozco de nada a la joven ministra de Igualdad.

A lo mejor resulta que es extraordinaria para ese puesto. Le concedo el beneficio de la duda. Y, desde luego, le deseo mucho éxito en su trabajo. Sobretodo, por el bien de tantos hombres que aún no se han enterado de que la igualdad nos conviene a todos.

Gobierno “niega”; Defensa “investiga”

Me produce náuseas todo el debate político y mediático generado en torno a los soldados españoles asesinados en Líbano, mientras sus cadáveres están aún calientes. Qué voracidad y qué falta de pudor muestran algunos líderes políticos y algunos colegas de la prensa…

No me apetece entrar por ahora en ese debate.