Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘campeones del mundo’

Gracias, campeones. Ya no me da miedo la bandera de España


¡Campeoooones!

¡Campeoooones!

¡Oéee, oéee, oéee!

Pues sí, anoche, yo estuve allí. Después de cenar, me fui a la Plaza de Castilla para recibir a los campeones del mundo con otros cien mil aficionados al baloncesto. Fue realmente impresionante, para cada uno, por distintas razones. Quise escribir anoche mismo mis impresiones, pero no tuve éxito. Era demasiado tarde. Y hoy tuve algo de trabajo.

(Texto del chiste: “Es que he vsito un montón de banderas españolas y he asumido que era algo contra Zapatero”. Texto de la pancarta: “RENDICIÓN. En mi nombre NO“)

Había docenas de banderas de España, con el escudo constitucional y con el toro, pero no vi ninguna de la Dictadura, con “la gallina” de Franco, de esas que se usan tanto en las manifestaciones del PP, de su Asociación de Víctimas del Terrorismo o de la “Santa Madre Iglesia de la COPE”.

Muchos chavales iban envueltos literalmente en la bandera española, con toda naturalidad y frescura, y el color dominante en la plaza era el rojo de la camiseta de España. Fue una fiesta pacífica y alegre.

No me extraña que Ricardo haya dedicado su chiste de hoy en El Mundo a la multitud de banderas españolas ondeando, al recibir a los héroes nacionales de Cataluña, Extremadura, Madrid, Canarias, Andalucía, etc. en la Plaza de Castilla, a menos de 1.000 metros del incendio de la Torre Espacio, el rascacielos mas alto de Madrid.

Al despistado del chiste, con su pancarta contra el diálogo con ETA, le pasó anoche todo lo contrario que a mi.

Por eso, aunque sea con dos pinceladas rápidas, quiero dejar constancia de un sentimiento bastante placentero que tuve anoche, creo que por primera vez en mi vida: estuve todo el tiempo rodeado de banderas de España y, contra lo que me había ocurrido antes, no me dieron ningún miedo.

Y eso tengo que agradecérselo a los campeones del mundo de Baloncesto, incluido, naturalmente, Pepu Henández, su entrenador. Gracias.

El incendio en el edificio más alto de Madrid, la oleada de inmigrantes a Canarias, la crisis de Irán y, en El Mundo -¡cómo no!- los cuentos de Calleja sobre el 11-M han quitado protagonismo al espectáculo emocionante de la recepción masiva y entusiasta a los campeones en la Plaza de Castilla.

Por eso, las portadas tan sosas de hoy no reflejan la magnitud del acto ni su importancia para la cohesión de España en las generaciones venideras.

En la página dos de El Mundo hay otro chiste muy expresivo y acertado de los geniales Gallego y Rey, dedicado a quien lleva por título el apellido del segundo dibujante.

Hoy hemos visto muchos abrazos y cariñitos a Pau Gasol y a Pepu Hernández, tanto en el Palacio de la Zarzuela como en el de La Moncloa.

Sin embargo, durante todo el campeonato del mundo de baloncesto, que nos ha dado tanta alegría y gloria a todos los españoles, ningún miembro de la Casa Real -y eso que son un montón y están precisamente para estas cosas- se dignó acudir a Japón para aplaudir a nuestros chicos.

¡Vaya metedura de pata la del Rey! Con lo espabilado y profesional que ha sido siempre para estos escasos detalles, que tanto nos unen a la mayoría de los españoles frente a los deportistas de otros países, esta vez parece que se le fue la olla. O quizás tuvo malos asesores que sólo tienen ojos para el fútbol y, por eso, le enviaron a los ¡octavos de final del fútbol en Alemania! Ni siquiera eran los cuartos ni la semifinal…

Y ahora -al deporte emergente de los jóvenes estudiantes españoles- no van ni a los cuartos ni la semifinal ni a la final… Y encima ganamos al mundo entero.

Al menos, Zapatero envió a su ministra de Educación, que estuvo muy correcta en la celebración de la final. Pero lo del Rey

No me extraña que Gallego y Rey le hayan dedicado hoy su extraordinaria y aguda viñeta. Estoy deseando leer el próximo miércoles la nueva edición de El Jueves. Seguro que hacen alguna alusión a las ausencias reales.

¡Vaya un real patinazo!

Presidiario del 11-M, a 5 columnas; campeones del mundo, a 2

Mi ex colega Pedro Jota (digo ex, porque yo ya le he borrado, por mi cuenta, de mi lista de periodistas) dedica hoy las cinco columnas de la portada de El Mundo y tres páginas interiores al presidiario Trashorras, acusado de entregar los explosivos que mataron a casi 200 personas en la matanza de Atocha.

Yo no creo que Pedro Jota se haya vuelto loco. Y de tonto no tiene un pelo. Él habrá hecho un análisis económico de su comportamiento y habrá llegado a la conclusión de que le conviene recoger clientela por la extrema derecha, para ayudar al proyecto Aznar/Murdoch, si le dejan sus aún dueños italianos.

Supongo que él sabrá porqué lo hace. Pero también debe saber que, con ello, tira por la borda sus viejos méritos personales y profesionales de los tiempos del Gal, del Ibercorp de Miguel Boyer y Mariano Rubio, de Luis Roldán, etc.

No creo que Gara haya dado su altavoz a ningún terrorista de ETA, tanto como Pedro Jota, en su desesperación, lo está haciendo con este presunto implicado en la matanza de Atocha.

Periodísticamente creo, además, que ha metido la pata poniendo ayer, a toda página, la foto del presidiario con cara de santo y poniendo hoy, por segundo día, sus extravagantes declaraciones por encima de la victoria histórica del mejor equipo de baloncesto del mundo.

Las portadas de El Mundo de ayer y hoy son malas incluso para sus fieles feligreses y para sus propios intereses. Pierde credibilidad. Una foto del vendedor de explosivos robados en mangas de camisa, sin corbata o, incluso, en traje de preso hubiera restado menos credibilidad a su rocambolesca historia que su foto de boda con pinta de joven marqués que no ha roto un plato en su vida.

Pedro Jota puede hacer lo que quiera, dentro de la ley, menos tomarle el pelo a sus lectores más indecisos o inteligentes.

Los creyentes celebrarán y jalearán la temeridad de sus portadas (naturalmente, con la parte emocional de su cerebro) pero quienes utilicen aún la parte frontal de su cerebro, destinada al raciocinio, irán dandose de baja.

Ganará clientela por la extrema derecha, pero perderá por la derecha civilizada y por el centro. No se qué cuentas habrá echado Pedro Jota para lanzarse por el terraplén de esta conspiranoia, de la mano de un presidiario que ha sufrido brotes esquizofrénicos.

El vendedor de explosivos -que se dice fiel seguidor del PP– tiene muchas declaraciones extravagantes, pero ésta me ha llamado más la atención, por su originalidad:

Y estas son las tres páginas interiores que ofrece Pedro Jota a Trashorras, quien se enfrenta a una petición de más de 3.000 años de cárcel:

La prensa amarilla británica tiene ya nueva competencia en España.

El País, que carece de estas seudoexclusivas, no ha dudado en ofrecer su altavoz, con una gran foto a cuatro columnas, a nuestro equipo de oro, y con este gran titular:

El baloncesto español conquista el mundo

Y este sumario:

La selección logra con autoridad el oro ante Grecia y refuerza el papel de España como superpotencia deportiva

La segunda, tercera y cuarta noticia de El País (Zapatero sube las pensiones, No queda agua en el Tajo para Levante o Llegan 2.436 africanos a Canarias) son minucias, en cuanto a espectacularidad y morbo, si las comparamos con la primera gran noticia de El Mundo, a toda página:

Declaraciones a El Mundo de José Emilio Suárez Trashorras (Primera parte)

“La Policía me ofreció dinero y un piso para que incriminara a Zougam y “El Tunecino””

—-

También me ha llamado la atención lo que Nacho Escolar recoge en escolar.net del texto del presidente de la Junta de Extremadura publicado en ABC:

Ibarra en ABC: “Censurado por Pedro J. Ramírez”

“Fui un ingenuo. Creí en el talante democrático de Pedro José Ramírez y en su defensa de la libertad de expresión y, por eso, le envié este escrito para que lo publicara en su periódico. El director de «El Mundo» ha rechazado el escrito con el argumento de que ni sé leer ni sé escribir. (…)”

“Si esa teoría repugnante fuera falsa y en el juicio oral no se demostrara absolutamente nada de la canallada que se quiere hacer recaer sobre algunos miembros de mi partido, y concretamente sobre los dos citados, el director del «El Mundo» no podría seguir ejerciendo la dirección de un periódico y menos ejerciendo la profesión de periodista. No es periodista ni puede serlo quien elabora teorías temerarias sin pruebas ni fundamento, con el único objetivo de hacer daño a un partido en el que militamos miles de ciudadanos decentes, honrados y democráticos que no podemos seguir soportando en silencio las graves acusaciones que el señor Ramírez lanza contra el PSOE.”

Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente de la Junta de Extremadura, en ABC.

—–

¿Quo vadis Pedro Jota?