Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘alto el fuego’

ETA NO.¿Por qué no abrazamos su cola y cortamos su cabeza?

La serpiente ataca de nuevo. Aunque ya recibimos el fin del “alto el fuego” de ETA con el bombazo de la T-4 de Barajas, el recordatorio que nos vuelve a hacer hoy la banda terrorista es descorazonador.

Y el mensaje de respuesta del presidente Zapatero me ha parecido poca cosa, bastante inconcreto, dada la gravedad de la situación. Me ha faltado oirle algo así como “se acabó” o “a por ellos”.

Pero entiendo que un presidente debe medir mucho sus palabras y sus gestos, sobretodo teniendo en cuenta lo poco que la oposición del PP ayuda en la lucha contra ETA. Espero y deseo que el PP deje de ser el altavoz oportunista de ETA y se sume generosamente al Gobierno en la lucha contra el terrorismo.

Al oir esta mañana la noticia de la banda, he recordado los terribles tiempos pasados, cuando era rara la semana, o el mes, que no teníamos a uno de los nuestros asesinado cobardemente por los terroristas de ETA.

También he recordado una reflexión que el entonces vicepresidente del Gobierno de Suarez, Fernando Abril Martorell, nos solía hacer a su equipo de colaboradores, en los peores momentos: frialdad y eficacia.

Nos decía que el mundo de los radicales nacionalistas, independentistas, simpatizantes de ETA, semiterroristas, terroristas, asesinos enloquecidos, etc., no era una masa uniforme. Ni mucho menos. Y aunque parezca una obviedad, conviene recordarlo ahora, antes de vernos ante un nuevo cadaver, con todas las pasiones desatadas.

Si la serpiente del mundo que rodea y alimenta a ETA no es igual de venenosa en todas sus partes, ¿por qué no atraemos hacia la democracia y la paz a la parte más blanda (abrazamos la cola) mientras perseguimos duramente, con todo el peso de la Ley, a la parte más violenta y dura de la banda (cortamos de un tajo su cabeza)?

El comunicado de ETA abre una nueva etapa: frialdad y eficacia para acabar de una vez con los terroristas y, al vez, recibir generosamente, con los brazos abiertos, a quienes decidan abandonar para siempre la violencia. Amén