Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘agustin diaz de mera’

Las mentiras del PP no son -hoy- de este Mundo

Titular de portada de El País sobre el caso Díaz de Mera:

Cuatro columnas:

Titular de portada de El Mundo sobre el caso Díaz de Mera:

Cero columnas.

Hay días en los que el juicio del 11-M me sosiega. Otros, me saca de quicio.

El caso histriónico del máximo jefe de la Policía de Aznar aún me perturba. No se si Agustín Díaz de Mera (a quien conocí personalmente como alcalde de Ávila, y me pareció entonces un buen hombre) es malo, por seguir sin rechistar las consignas miserables de su jefe Aznar sobre ETA en el 11-M, o si, simplemente, es tonto, por encubrirle delinquiendo, y a costa de tan descomunal y espantoso ridículo.

Los predicadores de la teoría de la conspiración de ETA en el 11-M me dan pena. A veces. Otras, me sublevan. Y no hablo de su posición política o ideológica conservadora (yo presumo de tener buenos e inteligentes amigos en el PP) sino de su catadura moral, de su poca vergüenza.

Si estos embusteros redomados son católicos, y no quieren ir a su infierno, se tendrán que confesar sus mentiras y hacer propósito de enmienda. Supongo.

¿Mienten estos católicos o practican la “taquiyya” musulmana?

Tengo (o tuve) una buena formación religiosa (10 años en el Colegio La Salle de Almería no son moco de pavo) y aún sigo con interés obras y debates teológicos. He leído casi de un tirón el inmenso libro “Una historia de Dios”, de la teóloga Karen Amstrong, y estoy terminando ahora la lectura intrigante del “Tratado de ateología”, de Michael Onfray, que me ha regalado mi amigo Manuel Saco.

Soy ateo, gracias a Dios, pero me siguen interesando los fenómenos fronterizos entre la razón y la fe y hasta los casos paranormales, en los que algún día, de seguir así, tendremos que recluir al propio Acebes.

Hace tiempo que mi razón, por escasa que fuera, sustituyó, en buena hora, a la fe, pero aún conservo conocimientos de religión, de historia sagrada, de formación del espíritu nacional y de otros vestigios tribales que me permiten afirmar que, aplicando sus propias doctrinas, las filas nacional católicas del PP están llenas de hipócritas o de miserables embusteros que, de no arrepentirse, sufrirán su condenación eterna..

¿Por qué los más honestos del PP –que son muchísimos- no se rebelan contra tantos pecadores que, a sabiendas, faltan públicamente a la verdad y les alejan de la oportunidad de volver pacíficamente al poder y de recuperar el afecto de tantos ciudadanos conservadores moderados que se sienten huérfanos de liderazgo?

Los meapilas artífices de la mentira masiva que colocaba a ETA como autora o cómplice del 11-M, para ganar tan sólo tres días, y de paso, ganar con trampa las elecciones del 14-M, han venido practicando su particular “taquiyya”, como hacen los fanáticos islamistas que están acusados de la mantaza de Atocha.

Sus embustes no son fruto de la “reserva mental” jesuítica ni de la “mentira piadosa” franciscana.

Son fruto -en mi opiníón- de mentes miserables, turbias y mezquinas –quizás, enfermizas- que desprecian la madurez política y la responsabilidad de millones de ciudadanos libres.

Y lo más grave: no aceptan la derrota democrática. O sea, las reglas del juego. Sólo las aceptan cuando ganan. Si no, rompen la baraja.

Y así llevan tres años, sin apreciar que el propio recuerdo que hacen de sus mentiras masivas del 11 al 14-M están haciendo recordar (refrescando) a muchos ciudadanos que tenemos que ir a votar otra vez, sin falta, en las próximas generales de 2008 para que nos tomen el pelo de nuevo.

¿Por qué persisten en el “sostenella y no enmedalla”?

¿Son malos o son tontos?

Hay algunos síntomas de raciocinio en el caso de Mariano Rajoy, el más alejado de las teorías conspirativas del trío Pinocho (Aznar, Acebes, Zaplana). Anteayer le pidió al ex jefe de la Policía de Aznar que dijera la verdad y colaborara con el Tribunal que juzga el 11-M.

Incluso veo algún brillo de sensatez en las últimas portadas y editoriales de Pedro Jeta Ramírez, a quien nunca situaría yo entre los tontos de este Mundo.

Hoy, por ejemplo, no hay en su portada ni rastro de las mentiras masivas de ETA en el 11-M ni de su queridísima teoría de la conspiración, que tantos lectores y euros le han dado en estos tres últimos y pecaminosos años del PP.

El gran titular de El País, a cuatro columnas, no ofrece lugar a dudas:

La cúpula policial del PP desmiente la acusación de Díaz de Mera sobre ETA

Sumario:

Los cargos que investigaron el 11-M no hallaron nexos entre islamistas y etarras

El Mundo, por su parte, no ha considerado hoy interesante para sus lectores investigar este asunto, que ha ocupado miles de páginas y cientos de portadas de su diario desde que comenzó la gran mentira masiva del pobre y desmelenado Aznar. Creo que Pedro Jota se está cayendo (o tirando) del caballo en su camino de Damasco. Si es así, bienvenido sea a la orilla de la razón. En la portada de hoy no hay ni una sola línea sobre Díaz de Mera . Ya no es asunto de este Mundo. Vivir para ver.

Frente a las tres medias columnas interiores que El Mundo dedica hoy al escandaloso caso Díaz de Mera, El País le dedica un total de 19 columna (cuatro en portada y 15 en páginas interiores).