BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Me sumo: “Pon la “x” en la casilla de fines sociales”

Por fin, veo una idea constructiva sobre la Declaración de la Renta, que es el auténtico certificado de demócrata (“No taxation without representation“):

¡Enhorabuena a la Sexta!

Me sumo a su iniciativa:

Pon “X” en la casilla de fines sociales”

No te lo pierdas:

http://www.marcafinessociales.org/

¡Ah! y, de paso, fuera símbolos religiosos de las instituciones del Estado y fuera representaciones del Estado en actos puramente religiosos.

De todos o de ninguno. Mejor de ninguno y así nadie se pelea.

Ya era hora de que alguien tuviera una iniciativa laica moderna; o sea, de la Revolución Francesa.

A vueltas con los símbolos religiosos

JULIÁN CASANOVA en El País (19/04/2008)

La Iglesia católica y el Estado español estuvieron atados durante mucho tiempo de nuestra historia contemporánea por estrechos lazos ceremoniales y el legado que de ello queda es todavía considerable.

Las instituciones públicas deberían estar al margen de cualquier religión

El crucifijo preside todavía la toma de posesión de los ministros

Se suele atribuir esa herencia a la larga época de privilegios institucionales que la Iglesia tuvo durante la dictadura de Franco, pero su origen y fundamentos básicos se encuentran en el sistema político de la Restauración borbónica. En realidad, sólo la Segunda República dio una batalla a esa presencia de manifestaciones religiosas en la sociedad civil. Durante el período de gestación de la democracia actual, los políticos no quisieron que ese tema turbase la necesaria estabilidad para llevar a cabo la transición e hicieron a la Iglesia católica importantes concesiones. Y aunque la Iglesia no es, treinta años después, una amenaza real para el régimen constitucional y la sociedad española es ahora mucho más diversa y plural, los símbolos de la religión católica todavía se exponen públicamente en algunas ceremonias políticas.

El artículo 11 de la Constitución de 1876, la de más larga duración de la historia de España, plasmó un reconocimiento explícito del catolicismo como religión oficial del Estado. Entre esa Constitución de 1876 y la proclamación de la Segunda República en abril de 1931, la Restauración borbónica presidió un auténtico renacimiento católico, tras los efectos de las desamortizaciones y de las revoluciones liberales del siglo XIX, y abrió nuevos caminos de poder e influencia social a la Iglesia. Los poderes políticos, con el rey a la cabeza, repartían honores a las instituciones eclesiásticas y los símbolos religiosos penetraron en todas las ceremonias de la administración civil y militar. De los primeros años del siglo XX procede el culto masivo a la Virgen del Pilar y al Corazón de Jesús, dos emblemas de la religiosidad popular española. Fue Alfonso XIII quien mandó erigir en 1919 el majestuoso monumento al Sagrado Corazón de Jesús del Cerro de los Ángeles. Dos años antes, en 1917, el mismo monarca había declarado el 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar, fiesta nacional, símbolo de la “hispanidad” y de la unidad católica.

Con la llegada de la República, se abrió un abismo entre dos mundos culturales antagónicos, el de los católicos practicantes y el de los anticlericales convencidos, y salió también a la luz una enconada lucha, de fuerte carga emocional, por los símbolos religiosos. La Marcha real, que durante la Monarquía se escuchaba en las misas oficiales en el momento de la consagración, pasó a considerarse una de las señas de identidad de la reacción, una provocación, igual que todas las manifestaciones religiosas. La retirada de los crucifijos en las escuelas provocó lloros en muchos pueblos de España. Otros protestaron por la supresión de las procesiones. Así de estrecha era la identificación entre el orden y la religión, la monarquía y la política autoritaria de derechas.

Esa simbiosis entre la religión y la política se consumó con la sublevación militar de julio de 1936 y antes de que la jerarquía de la Iglesia católica convirtiera oficialmente el asalto al poder en cruzada, las ceremonias político-religiosas se extendieron por toda la España controlada por los militares que se habían sublevado contra la República. Especial carga simbólica tuvieron los innumerables actos de “reposición” y “regreso” de los crucifijos a las escuelas en los comienzos de aquel curso escolar de 1936-37. La abolición de la legislación republicana y la reposición de la España tradicional se daban la mano con los niños como testigos. Tras la victoria de las tropas de Franco en abril de 1939, los ritos y las manifestaciones litúrgicas llenaron las calles de pueblos y ciudades. La Iglesia y la religión católica lo inundaron todo: la enseñanza, las costumbres, la administración y los centros de poder.

Cuando murió Franco, el 20 de noviembre de 1975, la Iglesia católica española ya no era el bloque monolítico que había apoyado la Cruzada y la venganza sangrienta de la posguerra. Pero el legado que le quedaba de esa época dorada de privilegios era, no obstante, impresionante en el sistema educativo, en los aparatos de propaganda, en los medios de comunicación y en la presencia de los ritos y símbolos religiosos en las ceremonias públicas.

A la democracia que siguió a la larga dictadura no le resultó fácil deshacer ese legado de fuertes vínculos entre el poder civil y el eclesiástico. Los acuerdos firmados desde 1976 a 1979 entre los primeros gobiernos de la transición, presididos por Adolfo Suárez, y el Vaticano, que tuvieron a la educación y a la protección de las finanzas de la Iglesia como principales focos de conflicto, determinaron el marco jurídico que la Iglesia católica iba a tener dentro del Estado democrático. La democracia y sus órganos de poder dieron a partir de ese momento a la Iglesia un trato exquisito. Nadie puso objeciones a que los ritos de la liturgia católica estuvieran presentes en los actos públicos de las nuevas instituciones democráticas

Aunque la Constitución de 1978 estableció que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, persisten en la actualidad ceremonias religioso-patrióticas a las que asiste el Jefe del Estado, el rey Juan Carlos I, como ya habían hecho antes su bisabuelo Alfonso XII, su abuelo Alfonso XIII y el general Franco; las autoridades políticas participan oficialmente en procesiones religiosas; la Iglesia católica nombra capellanes castrenses y profesores de religión, que paga el Estado; y el crucifijo preside todavía la toma de posesión de los ministros de la democracia. El peso del catolicismo como religión única está presente incluso en la reciente Ley de Memoria Histórica y en su intento por preservar las inscripciones de los mártires de la Cruzada en las iglesias. Un Estado constitucionalmente aconfesional sigue concediendo, en suma, un trato especial y privilegiado a la Iglesia católica, al que en absoluto tienen acceso los restantes credos religiosos.

La mayoría de esos ritos adquirieron un profundo carácter político en otros tiempos, cuando la Iglesia católica se consideraba fuente de verdad absoluta y el catolicismo como única religión de los españoles. Los ritos religiosos tienen un significado individual, cultural y social, se eligen de forma libre, pero no deberían estar presentes en la política de un Estado democrático y aconfesional. El lugar apropiado para esos símbolos es la iglesia, la de cada uno, y no el trabajo, la escuela o el espacio público.

En una sociedad plural, con diferentes religiones y muchos ciudadanos que no profesan ninguna, las instituciones públicas deberían permanecer al margen de la religión. Las sociedades caracterizadas por el pluralismo cultural están también marcadas por el pluralismo ritual y son el Estado y sus poderes quienes deben resolver los posibles conflictos. Cuando una de esas religiones anhela principios uniformes y niega la libre elección, lo que hace es desafiar a la Constitución y estimular el fundamentalismo, la antítesis de esta convivencia plural que estamos construyendo.

Julián Casanova es catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza.

9 comentarios

  1. Dice ser Magister

    Consecuencia del Yin y el Yan, para equilibrar la campaña de La Sexta, yo este año por primera vez desde el siglo XX no marcaré la casilla de los fines sociales.Y porque me niego a que Cáritas se lleve ni un solo céntimo mío, porque estoy hasta las narices de los obispos y de Ratzinger. Al final pagarán como siempre justos por pecadores. Tienen el cielo ganado.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Ruben

    Durante años la Iglesia se puede decir que ha sabido arrimarse al poder para porder “chupar” de el del pueblo. Es curioso como actualmente en España, donde el nivel de culto es medio alto hay gente que se deje engatusar por esto que yo denomino “secta legal”, como cualquier otra…A la Iglesia Catolica no le pongo yo ni una X, ni una Y, ni una Z…. a esos los ponia yo a trabajar todo el dia para desquitar lo que le han robado al pueblo.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser ni un comentario esta semana

    Huelga contra la censura indiscriminada del 20 Minutos!Que un medio de comunicación que basa su éxito en la participación de sus lectores tenga ciertos criterios de censura, es incluso lógico. De esa forma, evitan comentarios que vayan contra la ley incitando a la violencia, por ejemplo, y situaciones estúpidas como que un cretino se ponga a discutir de fútbol en una noticia de maltrato familiar. Lo que no es de “recibo” es que este medio emplee para llevar a cabo ese cometido a una panda de descerebrados carentes de la más mínima inteligencia que borran y eliminan comentarios “normales” a su antojo y capricho o, simplemente, porque no les gusta la opinión que se vierte sobre un tema en concreto.Parece mentira que periodistas de enorme valía como Hernán Zin, denuncien a diario miles de situaciones de injusticia y opresión a lo largo del mundo y, sin embargo, no le den la más mínima importancia a las injusticias que se cometen en su propia casa, aunque sean “mínimas” en comparación con la labor que él realiza. Siempre se empieza por lo “mínimo” y nunca se sabe como se acaba.Este blog no tiene ningún enlace comercial, tal y como puedes comprobar, NI LO TENDRÁ NUNCA. Simplemente, si estás de acuerdo con organizar una huelga que consista en no abrir el diario 20 Minutos durante una semana entera, deja un comentario al respecto o simplemente indica que te sumas a la misma.La huelga se llevará a cabo durante la semana que va del lunes día 21 de este mes, al domingo día 27. Durante esa semana, olvídate de abrir el 20 Minutos y ni siquiera hacer un click sobre cualquier enlace en el que figure su nombre y ya verás como esas cifras de “lectores” en aumento de las que tanto presumen cada mes, se les van definitivamente al carajo. Para ello, tan sólo hace falta tu colaboración. En Ebay se organizó algo similar y se les pusieron los pelos de punta.¡SÚMATE A LA HUELGA! ¡EXTIENDE ESTE ENLACE TODO LO QUE PUEDAS!

    20 Abril 2008 | 20:20

  4. Dice ser Esteban Rosador

    La financiación de la iglesia católica es una de las mayores lacras que soporta esta sociedad, y el gobierno de Zapatero ha hecho en este tema una de sus mayores chapuzas. Por decirlo en pocas palabras, lo que está ocurriendo ahora es que un contribuyente que quiera que se aporte financiación a la iglesia tiene la potestad, si marca la casilla adecuada, de que se detraigan de los fondos del estado, que son de TODOS los españoles, dinero para dárselo a la iglesia católica. Evidentemente, lo que resulta entonces es que con parte de mis impuestos están financiando actividades de ese culto, el cual yo personalmente considero pernicioso para el bienestar de la sociedad. Además tenemos el agravante de que el PSOE ha AUMENTADO hasta el 0.7% el porcentaje del erario público que una persona puede decidir dedicar a financiar a la iglesia. La única opción que podría ser válida es que un contribuyente que lo deseara tuviera la opción de pagar una cantidad ADICIONAL a sus impuestos para el sostenimiento de ese culto, aunque incluso en ese caso, no veo por qué tiene el estado que encargarse de esa recaudación, la cual supone evidentemente un gasto en sí misma. Si eso es competir en igualdad de condiciones con las demás empresas españolas, que venga dios y lo vea (es una frase hecha, claro). Alguno podrá pensar que, puesto que esa cantidad es ya fija, y dado la creciente pérdida de clientes de la iglesia, pronto se verán en apuros económicos. Eso es ignorar el formidable poderío económico de esta organización y las constantes regalías que obtiene la iglesia de las distintas administraciones públicas. Eso sin contar que si alguna vez el PP vuelve al poder, no dudará en sostener de nuevo económicamente a fondo perdido a quien ha sido siempre uno de sus más fieles aliados en la confrontación política. Al fin y al cabo, si lo hizo Felipe González, ¿por qué no lo van a hacer ellos?¡Salud y República!

    20 Abril 2008 | 21:12

  5. Dice ser JAMS

    Gracias, Imagina, por recomendarme que borre el comentario sobre la presunta censura de comentarios en 20minutos.es.La verdad es que aún no me atrevo. Yo nunca voy a esos enlaces piratas ya que, efectivamente, son trampas para incautos. Sin embargo, la mejor prueba de que no censuramos comentarios legales (es decir, no delictivos ni de pésimo gusto) es dejar vivos aquellos que nos acusan precisamente de censurarles.Así fue como acabamos, hace casi dos años, con los abundantes trolles de la extrema derecha (por no decir fascistas) que asolaban nuestros baby-blogs recien nacidos.Espero que se cansen por falta de éxito. Me consta que nuestro director editorial, Arsenio Escolar, ha sido y es exquisito con la libertad de expresión cuyos límites están el cumplimiento de las leyes y, en el caso de mi blog, también en el buen gusto.Hasta hoy sólo he borrado, que yo recuerde, dos comentarios (que conservo en una carpeta de guarrerías) debido a que no cumplían las normas de urbanidad mínimas exigidas en este blog.Al final, desaparecieron casi todos los trolles. Y éste que nos acusa de censurarle espero que, aburrido, también desaparezca.Gracias por la recomendación.SaludosJAMS

    20 Abril 2008 | 21:20

  6. Dice ser Paper`s Runners

    ¿SUEÑAN LOS CENSORES CON LECTORES ELÉCTRICOS?A principios del siglo veintiuno la 20 Minutos Corporation desarrolló un nuevo tipo de robot llamado Census. Un ser virtualmente idéntico al hombre y conocido como Censurante. Los Censurantes Census 6 eran superiores en fuerza y agilidad y al menos iguales en gilipollez a los redactores y supuestos periodistas que los crearon. En el Espacio Cibernético, los Censurantes fueron usados como trabajadores esclavos en la arriesgada exploración de comentarios incómodos. Después de la sangrienta rebelión de un equipo de estos lameculos de Census 6 en un retrete del periódico, los censurantes fueron declarados proscritos en la Red bajo pena de muerte. Brigadas de lectores especiales con el nombre de unidades de Paper`s Runners tenían orden de tirar a matar al ver a cualquier Censurante invasor. A esto no se le llamó ejecución, se le llamó RESPIRO.

    20 Abril 2008 | 21:35

  7. Dice ser Esteban Rosador

    ¿Censura? quien quiera gastar energías protestando contra la censura que vaya a Libertad Digital o a Hazte Oír. Se va a hartar.

    20 Abril 2008 | 21:54

  8. Dice ser qantonio larrosa

    Debido a ciertos comentarios vertidos por algunos sitios y esperando que los lean pongo lo siguiente.A esos empollones del diccionario , les quiero hacer una pequeña observación . Nunca he dicho que soy el mejor escritor , a pesar de que ser escritor es muy distinto a ser escribiente. Escritor era Julio Verne y sin embargo era tan malo escribiendo osea como escribiente que presentó su primera novela a veinte editoriales y en todas lo despreciaban por lo mal que escribia . PERO UN DIA se presentó en una editorial, el editor leyó la novela y pensó esto está muy mal escrito pero el argumento es muy original ,asi que le dijo a un (escribiente) :Repasé esta novela de faltas ortográficas y de estilo, corrijala de escritura y la editamos . Julio Verne aceptó y la novela que se LLamaba Viaje al centro de la tierra tuvo tal exito que a partir de entonces emplearon el mismo sistema Verne escribia el argumento y el escribiente lo corregia. Julio Verne se hizo famoso y el escribiente ni se sabe como se llamaba . Escribir correctamente saben muchos pero ser unos genios habemos muy pocos , y yo estoy orgulloso de ser uno de esos genios porque literatos de primera linea, y criticos de prestigio me lo dicen continuamente con hotmails . asi que esos listillos que apenas si saben donde tienen el cerbro y solo saben escribir, por mi pueden irse a tomar viento a la farola . y debo añadir que igual que Verne conozco otras historias parecidas de personas geniales que se hicieron famosas a pesar de los imbéciles envidiosos incapaces de mover una neurona inteligente.Y por eso no me canso de decir que si los genios nos dejasemos influenciar por los envidiosos , los inutiles , los detractores y los idiotas o borrachos aún viviriamos en las cavernas y me llamo Antonio Larrosa Diaz, Yo no me escondo tras un nik cobardemente para decir las cosas claritas . Y que conste que soy muy bien educado y que para ponerme así es por culpa de esos cretinos que deberian vigilar sus cosas y dejar en paz a los demás ¿Que ya esta bien ,Coño!lo dijo antonio larrosa · 20 Abril 2008 | 11:52 PM

    21 Abril 2008 | 12:08

  9. Dice ser Farilio

    Vanitas vanitatis (¿No se dice así?)Yo hace años que me peleaba con mi asesor para que pusiera la X en la otra casilla.Luego me enteré que da igual, que detrás la inmensa mayoría de las O.N.G. que están recibiendo dinero mío de esta “otra casilla”, está la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana.Así que nos pongamos como nos pongamos, nos sacan el dinero igual, esté donde esté la X.Mi aportación es que desaparezca absolutamente este criterio de la declaración de renta, que las aportaciones al mantenimiento de LAS IGLESIAS, sea directo por cada practicante a su iglesia.Y el Estado que destine de sus ingresos el capítulo adecuado (¿no indican los que saben que debe ser un 0’7 % del presupuesto?) a ayudas sociales y cooperación pero por aportaciones directas allí donde hagan falta.Así que ahora más que nunca, Estado LAICO ¡ya!

    23 Abril 2008 | 18:48

Los comentarios están cerrados.