Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

El Umbral que se comió a Paco Pérez

No se cuantos de los comentaristas de este blog han leído con frecuencia o han conocido personalmente a Paco Umbral (nacido como Paco Pérez). Veo, con satisfacción, que su memoria y su obra tienen más defensores de los que yo creía.

Me queda, sin embargo, otra duda. Tampoco se si estos mismos apologistas del columnista favorito de Pedro Jota (y censores míos) opinaban lo mismo de Umbral cuando éste publicaba sus aceradas y brillantes columnas en El País (desde su fundación en 1976 hasta 1988) o si la pasión actual de sus diatribas contra mi comentario de ayer(“Escritor brillante y persona mediocre”) está alimentada por la cabecera y la cultura corporativa del diario El Mundo, donde venía publicando desde 1988. El tiempo lo dirá.

Me ha sorprendido una crítica, sin base real, repetida por muchos cruzados umbralinos que debieron escribir al dictado sin haber leído mi artículo: coincidían en que yo era un cobarde por no haber expresado mi opinión sobre la vida y la obra de Paco Umbral en vida de éste, cuando aún podía defenderse de mis palabras.

Les recomiendo que vuelvan a leer mi artículo de ayer (“Escritor brillante, persona mediocre”) y comprobarán que lo que hice fue copiar y pegar el artículo que publiqué en este mismo blog (busquen en el archivo) el 17 de noviembre de 2005 comentando una de las peores columnas de su vida. Ha tenido dos años para contestar y defenderse.

Lo único nuevo de ayer fue el titular, pues el de hace dos años era “Este no es mi Umbral, me lo han cambiado”.

Entre mis defectos no está –que yo sepa- el de tirar la piedra y esconder la mano. Suelo dar la cara. Por eso, de vez en cuando me la parten.

Por tanto, mis queridos troles de alquiler, a otro perro con ese hueso.

Lo que me ha quedado claro, por la desigual cobertura periodística recibida, es que este polémico columnista y escritor no dejaba a ningún lector indiferente. Como El Cid, ha ganado otra de sus batallas favoritas después de muerto: la división de opiniones sobre su vida y su obra.

Como vemos por las portadas de hoy, El Mundo le entrega a Umbral tres columnas completas de su portada, con una gran foto de lujo. El País es mucho más rácano con su antiguo colaborador (durante 12 años) y le dedica tan solo un pequeño titular a una columna con una foto tipo sello de correos. Como dicen en mi tierra, “ni calvo ni con tres pelucas”.

En páginas interiores, la diferencia de trato en espacio y en contenido hagiográfico es descomunal. El Mundo le dedica a su columnista treinta y tres (33) páginas (prácticamente la mitad del diario de hoy), mientras El País despacha la muerte de su antiguo colaborador con dos (2) páginas y una columna.

Si tuviera tiempo, me gustaría anotar los adjetivos contenidos en los artículos dedicados hoy a la memoria de Francisco Umbral para analizarlos y hacer, después, un elogio de la extravagancia y de la desmesura.

Hoy ha quedado claro que, cuando un personaje con proyección pública muere, sólo podemos o debemos dedicarle elogios, por falsos que estos sean. Ninguna crítica sobre su vida o su obra es permitida por la hipócrita España. Por algo dice el viejo proverbio: “Líbrenos Dios del día de las alabanzas”. Ya sabemos cual es.

Agradezco mucho el ánimo que me trasmiten los pocos comentarios que he recibido aplaudiendo o, al menos, justificando, mi elogio a la obra (brillante) y mi crítica a la vida (mediocre) de Paco Umbral.

Pero me alegra, sobre todo, el post de nuestro director editorial, Arsenio Escolar, preguntando si sólo podemos o debemos publicar elogios de los personajes muertos.

Algún día –éste es otro de mis sueños- la prensa española será tan madura y profesional (separando los hechos sagrados de las opiniones libres) como acostumbra a ser la anglosajona. Tan solo nos faltan unos doscientos años de educación en libertad, tolerancia y tradición democrática.

No he tenido tiempo para leer los numerosos artículos y crónicas sobre la vida y la obra de Paco Umbral. Sí he visto, en cambio, las fotos más destacadas de su vida pública.

El repaso gráfico de su biografía me ha confirmado, una vez más mi vieja teoría de que el personaje Umbral (tan costosamente fabricado por su usuario como un déspota, maleducado, fresco, pendenciero, irascible, egoista, playboy, descarado y, en ocasiones, malísima persona) se acabó comiendo al otro buen personaje que nació a la vida -no a la fama- como Francisco Pérez, el verdadero nombre del escritor.

Y es una pena, sobre todo por lo que él mismo se ha perdido de bueno en esta vida, y por lo que han sufrido todos los que quisieron más al auténtico Franciso Pérez (tímido, tierno, miedoso, entrañable, generoso, acomplejado y, en ocasiones, buenísima persona) que al artificioso y petulante personaje Umbral.

¿Son acaso Umbral y Pérez las dos caras de una misma moneda?

¿Quién se acabó comiendo a quién?

59 comentarios

  1. Dice ser Miguel

    ¿Para usted trol es aquella persona que le escribe comentarios con los que usted no comulga?Tal vez debería aceptar que sus artículos no tienen por qué gustarle a todo el mundo. Ni tampoco el universo tiene por qué compartir sus puntos de vista. Afortunadamente existe la diversidad de opiniones, y no por eso te conviertes en un personaje calificado de forma despectiva.La humilde opinión de quien para usted será probablemente un trol.

    30 agosto 2007 | 18:23

  2. Dice ser Defcon Troll

    Yo era un troll y lo que aquí he leído me ha hecho dos trolles.

    30 agosto 2007 | 18:25

  3. Dice ser Nacho

    Lo que demostró la columna de ayer, es que usted no es un mediocre. La sensibilidad y solidaridad no es algo muy común en estos tiempos. Ahora, ya ve cómo se reivindica sola, aunque haya más ciegos que atentos.

    30 agosto 2007 | 18:37

  4. Dice ser Nacho

    Por cierto, mucho ‘british’ y con ganas de ‘american’. ¿Para cuando algún capítulo de sus tribulaciones como traductor espontáneo por aquellos lares?Un saludo.

    30 agosto 2007 | 18:39

  5. Dice ser smg310

    Si ahora pintara Goya le sobraban ejemplos y modelos de navajeros. Un poco mejor alimentados, eso sí, pero las navajas las mismas.Lo de liarnos a hostias, todo se andará, aunque hay quien no ha dejado el camino, pues andando se hace el mismo -ETA, extremistas que asaltan tenderetes, reventadores de conferencias, intimidadores de sindicalistas..etc-.Lo de los comunistas, pues sí tenían carnet y se hacían fotos con bufandas y esas cosas, pero por sus obras se les conocía. Y las biografías no mienten. Vaya por delante, como los buenos toreros, que no es obligatorio sentirse de una manera u otra para ser una persona honrada, pero es que con los autodenominados comunistas siempre lo he llevado muy mal. Cuando se dieron cuenta que contra Franco se vivía mejor, si te ví no me acuerdo.Salud

    30 agosto 2007 | 18:40

  6. Dice ser De un trol de alquiler a un juntaletras alquilado.

    El caso es que a mi esto me suena…a ver, ¿en qué programa se habla de muertos y se exhiben autorretratos de personas agredidas?…¡ah, si¡, ¡EN EL TOMATE!.Soler muchacho, vas encontrando tu sitio.

    30 agosto 2007 | 21:32

  7. Dice ser Jota

    JAMS, un fuerte abrazo. Estoy contigo. Para mí, Umbral fue un brillante articulista, un mediocre novelista, un chulo preponte y finalmente, en los últimos años de su vida un “gauche divine” vendido la extrema derecha pepera más franquista y a su asquerosa Brunete mediática.Y si hay una caterva de ultras de guardia que se ofenden por que hoy es el día de las alabanzas a Umbral, que se vayan a tomar por donde amargan los pepinos.Ya está bien de fascistas, joder.

    02 septiembre 2007 | 18:58

  8. Dice ser Jota

    Vamos a ver trolletes míos, que se os ve el plumero. Que hace tiempo que Umbral era una de las referencias del fascismo digital, y todos los ciberfachas acudíais a su columna a felaciones varías.Si ahora se os ha muerto el santo, pues todavía tenéis a Feddeddico, a Pío Trolas y a Luís Pepino. Y no vengáis a rasgaros las vestiduras, que cuando murió Haro Tecglen bien que os pasásteis por su blog y la del País y por el obituario de su familia a cagaros en su calavera.y no vengáis con el rollo de “ya no te leo más JAMS”, porque vosotros fuera de los mierdas de vuestra secta ultra, no léeis.Y tampoco con el rollo: “me llamas troll porque no estoy de acuerdo contigo”, que ya nos conocemos, cabrones. Se os llama troll porque venís en manada, como los borregos que sois. Porque venís de mal rollo, como la chusma que sois. Porque venís a provocar e insultar, como los camorristas que sois.Y nada me gusta más que mandaros a tomar por donde amargan los pepinos, garrulillos míos, que os vais a tener que chupar cuatro años más de gobierno socialista.Ala, a Parla.

    02 septiembre 2007 | 19:13

  9. Dice ser LUIS JAVIER FERARIOS LAZARO

    Hizo tripas de la memoria,Mirinda de sus YOS´,y pudo con su prosa ahuyentarnos de la puta miseria que nos circuía ,elevando a digna la tardomiseria de la cola en la panaderia.Ese,por lo visto,y lo leído ,ha sido el pecado de paco UMBRAL ,o PEREZ .MORTAL Y ROJO por más que os andeis con la pelota los que en definitiva no sois más que LILAS en todo….en pólítica ,en persona,en verso,en prosa,en fin ,en la vida. Hay un UMBRAL que no conoceis,que no habeis querido conocer que culebrea por SU LIBRO ,el único que ha escrito ,y que nos pone a casi todos en un malgastado pupitre al abrigo de una monjita,o en el peor de los casos ,de un maestro nacional exalférez de complemento.

    08 septiembre 2007 | 02:48

Los comentarios están cerrados.