BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Galicia, a por Asturias y León: El mayor “espectáculo” de El Mundo

Acabo de leer un comentario firmado por Daniel Basteiro en el que el colega pide mi opinión sobre este titular de hoy en El Mundo, a cuatro columnas, mandado en su primera página:

El BNG pide que pueblos de Asturias y León se unan a la “nación” gallega

Un titular de esas características (más un editorial y las cinco columnas de una página interior completa) no suele pasarme inadvertido. Lo que me ocurrió hoy es que no tenía con qué compararlo. A simple vista, parecía una “revelación exclusiva” de El Mundo y, por otra parte, me tocaba cocinar en casa y no tuve tiempo de detenerme en su análisis. El País no decía ni una línea del asunto.

Este es el comentario de Daniel:

“Por cierto, profe, qué opina de las columnas al BNG de El Mundo? No tienen nada que ver con el espacio de El País, una vez más. El diario de Pedro J no defrauda en espectáculo. Un saludo”

lo dijo Daniel Basteiro • 10 Diciembre 2005 | 05:42 PM

A mi juicio, Daniel nos aporta una clave interesante cuando dice que “El diario de Pedro J. no defrauda en espectáculo”. Intenté contestarle con otro comentario junto al suyo, pero no se a qué tecla toqué que el mío desapareció al instante. Por eso lo hago aquí de nuevo. Creo que esta página la domino técnicamente un poco mejor. Toco madera.

Creo, Daniel, que el periodismo tiene mucho de espectáculo público (con payasos, trapecistas, exhibicionistas, bichos raros, etc.), no exento de riesgo, pero debe estar alejado del maravilloso mundo de la magia en el que, como te descuides, te dan gato por liebre. También tenemos, desgraciadamente, algunos magos en el gremio.

El espectáculo periodístico debe tener mucho interés pero conservando toda su credibilidad, es decir, todo su crédito. Por cierto, “crédito” e “interés”: ¡qué palabras tan periodísticas y, a la vez, tan bancarias! (Pero este análisis sobre la relación de semejanza entre el mercado de la prensa y el de la banca -las dos profesiones mas viejas del mundo- es para otro fin de semana).

Francamente, a mi me suele parecer más interesante, divertido, entretenido e, incluso, más espectacular el diario El Mundo que El País. Aunque reconozco, a la vez, que sus informaciones más interesantes, sobretodo por la forma de presentarlas, me merecen menos crédito que las de El País, que suelen ser infinitamente más denss y aburridas.

Por eso me ha gustado la clave del “espectáculo” de Pedro J. aportada hoy por Daniel.

…y Polanco creó el Mundo

Hubo un tiempo, en los años de declive del último gobierno de Felipe González, en que El País despreció, durante demasiado tiempo, la cobertura informativa de grandes y pequeños escándalos de corrupción que que afloraban entonces, eran casi de dominio público, y afectaban a algunos cargos del gobierno socialista.

Filesa, Ibercorp, Sistemas Financieros (con el trío Rubio, Boyer Salvador-hoy tan próximo a Aznar– y de la Concha), Luis Roldán, el BOE, el GAL, etc. salieron publicados –que yo recuerde ahora- antes en El Mundo que en El País.

Luego entró El País a esos trapos, pero ya se había dejado muchas plumas en la gatera y le había hecho un flaco servicio a Felipe González.

La crítica oportuna de El País al Gobierno del PSOE hubiera despertado antes a Felipe González del profundo sueño que le habían producido tantos aduladores profesionales.

El exceso notorio en la protección del Poder y/o su escaso celo en la investigación periodística, dejó a El País herido en su credibilidad y, lo que fue peor, dejó un vacío enorme en la opinión pública que, muy hábil y oportunamente, aprovechó Pedro J. para consolidar a su recién nacido diario El Mundo.

Hay que reconocer a Pedro J. Ramírez su valor -rayando en la temeridad- y su mérito profesional y político en aquellos momentos. Lo cortés no quita lo valiente.

En alguna ocasión he dicho, recordando aquellos años, que “Polanco creó el Mundo”. Al menos, le ayudó decisivamente dejándole el camino libre para que, en exclusiva, cubriera temas importantes sobre la corrupción de una parte de nuestra clase política y adquiriera crédito para el futuro. Y así nació El Mundo.

Difícil equilibrio entre crédito e interés

Pero el tiempo pasa. Ya le pusimos sus medallas a Pedro J. En estos momentos, las medallas históricas no le dan bula ni licencia al director de El Mundo para retorcer los hechos actuales de la forma en que, a menudo, hace ni para disculparle otras hazañas de dudosa honorabilidad profesional.

Hablaba de espectáculo, necesario (yo diría que imprescindible) en la prensa, pero servido con un delicado y arriesgado equilibrio entre crédito e interés. Si investigas todas las fuentes posibles y consigues explicar las aristas de un acontecimiento, la información resultante tendrá un alto crédito y, quizás por ello, aclaradas las zonas oscuras y/o dramáticas del caso, también tendrá un bajo interés.

La lectura de una historia bien investigada nos producirá sosiego, y no alterará nuestro ánimo ni nuestras bajas pasiones, ya que habrá perdido la espectacularidad de lo sorprendente, por imprevisto o inexplicable, de lo anormal, por desconocido o aterrorizador.

La información completa, bien hecha, sosiega y pacifica.

La información incompleta, muy sesgada, o simplemente mal hecha, violenta a quien la lee y le genera desasosiego e, incluso, miedo. Esa parte inquietante de la información mal hecha suele ser la más espectacular e interesante pero tiene un inconveniente: que suele ser, a la vez, bastante falsa.

¿Acaso el espectáculo no pretende inquietar, sacudir, atemorizar, interesar, llamar la atención del público?

Si una revelación exclusiva, procedente de una sola fuente de información –obviamente interesada, pues lo contrario no existe que yo sepa- se publica sin ser contrastada con otras fuentes complementarias o, si es posible, contrarias, tendrá enorme interés y espectacularidad, pero también gozará de escasísimo crédito. Los banqueros saben muy bien lo que digo.

Todos los nacionalismos son centrífugos, insaciables, o mueren

En el caso del gran titular dedicado hoy en la primera de El Mundo a las ansias anexionistas de los nacionalistas gallegos, cabe preguntarse qué intención motiva un tratamiento tan espectacular. Si El Mundo concede los honores de primera página a historias como ésta pronto tendrá mucho más interés que crédito entre sus lectores más espabilados.

A este ritmo de exageraciones, alguno de estos días veremos en la primera página de la reciente edición de El Mundo en Almería que los almerienses reclamamos para nosotros las maravillosas y limítrofes ciudades de Águilas o Lorca. ¿Y por qué no Guadix o Motril cuyos pobladores tienen nuestro acento?

El abuso de lo interesante o de lo espectacular, sea relevante o no, sea cierto o no, con el objetivo de llamar la atención del lector (y vender más ejemplares) o el menos legítimo aún de enredar en las bajas pasiones nacionalistas (para que el río esté más revuelto, a beneficio de ciertos pescadores) tiene el riesgo cierto de la pérdida de credibilidad.

Cuando me enfrento a las páginas de El Mundo o a las ondas de la COPE –que hoy día, aunque aún con matices, tanto monta, monta tanto- lo hago con precaución -y por obligación profesional- pero anestesiado, eso sí, por un callo protector que tengo en mis ojos y oídos.

De lo contrario, estimado Daniel, estaría perdido. Gracias por el comentario.

JAMS

10 comentarios

  1. Dice ser Daniel Basteiro

    Esto sí que es una respuesta… Pero vamos a debatir. Le puntualizo en lo de que El País no sacó nada al respecto. Sí lo hizo, en una 23, bajo el titular: “El BNG presenta un Estatuto de nación que reconoce el derecho de los gallegos a la “libre decisión””. Nada explícito en el titular, pero sí en el desarrollo: “los Gobiernos de Asturias y Castilla y León se han apresurado a criticar que en las disposiciones finales de la propuesta del BNG se deje abierta la posibilidad de incorporar a Galicia municipios de comunidades limítrofes que así lo decidan mediante “procedimientos democráticos que serán regulados por ley” (siento no poder poner la imagen).A El Mundo una noticia como esta le merece cuatro columnas. Si tenemos en cuenta que es un proyecto de partido (y no de Gobierno), algo así como un borrador que ni siquiera impone que esos pueblos se anexionen… Espectáculo veo en El Mundo. Pero en general, en todas las secciones. Me corregirán, pero si comparamos secciones como Madrid, sólo en los titulares, vemos que El País parece más “rollo” o aburrido y El Mundo más emocionante, incluso pegado a la gente. Quizá sea defecto profesional, pero cuando busco información trato de que mi espíritu se contamine de espectáculo. Busco hechos y concreción.El Mundo sí busca espectáculo, y así me sorprendo con portadas que sólo sacan ellos, y no a golpe de exclusiva, o investigación (con excepciones, siempre) sino dándole cuatro columnas y una portada a una noticia aprovechando el tirón y no sé si el interés (el suyo, claro). Véase “tema” nacionalismo, o Montilla. Además, las homilías dominicales no ayudan en el propósito. Pero coincido en que, yo también, me divierto más con El Mundo… Por cierto, ¿para cuándo un post periodismo-banca? Un saludo

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Lo que dice el actual Estatuto de Autonomía de Castilla y León en sus disposiciones transitorias, todavía vigentes, ¿es también una amenaza expansionista? ¿O es que sólo vemos nacionalismo depravador en un caso y justas anexiones y/o segregaciones en otro? Castilla y León, por cierto, comunidad que tantos años gobernó un tal José María Aznar y de la que fue diputado por una de sus provincias José Luis Rodríguez Zapatero.Estatuto de Autonomía de Castilla y LeónDisposiciones TransitoriasSéptima.- Incorporación de provincias limítrofes.1. En el caso de que una Comunidad Autónoma decida, a través de sus legítimos representantes, su disolución para integrar su territorio en el de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la incorporación deberá ser aprobada por las Cortes de Castilla y León o por el Pleno del Consejo General a que se refiera la Disposición transitoria primera.2. Adoptado el acuerdo a que se refiere el apartado anterior, la reforma del Estatuto, que sólo podrá extenderse a los extremos derivados del acuerdo correspondiente, deberá ser aprobada por las Cortes de Castilla y León por mayoría de dos tercios y, con posterioridad, por las Cortes Generales, mediante Ley Orgánica.3. Para que un territorio o municipio que constituya un enclave perteneciente a una provincia integrada en la Comunidad Autónoma de Castilla y León pueda segregarse de la misma e incorporarse a otra Comunidad Autónoma será necesario el cumplimiento de los siguientes requisitos:a) Solicitud de segregación, formulada por el Ayuntamiento o Ayuntamientos interesados, mediante acuerdo adoptado con el voto favorable de las dos terceras partes del número de hecho y, en todo caso, de la mayoría absoluta de los miembros de dicha o dichas Corporaciones.b) Informe de la provincia a la que pertenezca el territorio o municipio a segregar y de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, favorable a tal segregación, a la vista de las mayores vinculaciones históricas, sociales, culturales y económicas con la Comunidad Autónoma a la que se solicite la incorporación. A tal efecto, la Comunidad Autónoma de Castilla y León podrá realizar encuestas y otras formas de consulta con objeto de llegar a una más motivada resolución.c) Refrendo entre los habitantes del territorio o municipio que pretende la segregación, aprobado por mayoría de los votos válidos emitidos.d) Aprobación por las Cortes Generales, mediante Ley Orgánica.En todo caso, el resultado de este proceso quedará pendiente del cumplimiento de los requisitos de agregación exigidos por el Estatuto de la Comunidad Autónoma a la que se pretende la incorporación.Octava.En el caso de que una Ley Orgánica autorice la incorporación de una provincia limítrofe al territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, tal incorporación se producirá sin más requisitos a la entrada en vigor de dicha Ley Orgánica, en cuyo caso se modificará automáticamente el art. 2.º de este Estatuto, con la mención expresa de la provincia incorporada.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser oblongo

    Alguno de vosotros, excepto Manuel, ha formado una idea de lo que realmente propone el BNG.http://www.bng-galiza.org/futuretense_cs/Archivo/Novo_Estatuto.pdfNo he leido lo que dicia El Mundo de ayer, pero la propuesta del BNG es la redacción de la disposición final tercera que dice “Podrán incorporarse a Galicia aquellos ayuntamientos limitrofes de características históricas, culturales, económicas y geográficas análogas, mediante procedimientos democráticos que serán regulados por ley”Me parece una redacción bastante respetuosa y cauta (sobre todo teniendo en cuenta de quien viene), y desde luego bastante copiada de la Constitución.En artículo 143 de la constitución dice “1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, …” y el 141 dice “Cualquier alteración de los límites provinciales habrá de ser aprobada por las Cortes Generales mediante ley orgánica.”No veo cual es la escandalera que montan los asturleoneses. Si un municipio quiere anexionarse a Galicia, lo votan, lo aprueban, y el parlamento aprueba una ley orgánica. ¿Qué problema hay? ¿Acaso el BNG va a mandar nuestras tropas del ejercito gallego a conquistar nuevos territorios?Hasta ahora sólo se había hablado de la integridad de España, ahora tenemos el discurso continuista de la integridad de Asturias, Castilla-Leon, …

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser Benigno

    Como asturiano agradezco al diario El Mundo que resalte la impresentable pretensión del BNG de Galicia para – llegado el caso- anexionarse algunos territorios de mi Asturias, patria querida.Por el contrario, me quedo muy dolido con la postura de J.A. Martínez Soler, quien – a través de su actirud – trata de aminorar la importancia de una noticia que alerta sobre algo que considero muy dañino para la integridad de Asturias. No estará de más que lo tengamos en cuenta los asturianos de bien.Señor Soler, la animadversión que usted tiene por el diario El Mundo y por su director, no lo debe cegar, hasta tal punto que le haga emplear como arma arrojadiza un tema tan delicado como la amenaza al territorio asturiano. Más bien tendría que estar demandano a los socios socialistas, lo políticos del BNG, que exijan a estos nacionalistas radicales retractarse de sus pretensiones expansionistas. Pues no, se dedica a atacar al mensajero, al que yo , como asturiano , le estoy muy agradecido, ya que, al resaltar la pretensión, defiende la unidad territorial del Principado.Señor Soler, me ha defraudado y creo que también a los asturianos. No se puede trivializar con cualquier asunto, hacerlo puede ser una grave irresponsabilidad.Discúlpeme si en esta ocasión mi ánimo me impide mandarle un saludo.

    10 Diciembre 2005 | 22:09

  5. Dice ser seis

    “Espectáculo periodístico” me suena a aquello de “ternerna a la hindú”. En otro orden de cosas, o el titular se equivoca o es el BNG: una “nación”, por definición, ni puede pedirse ni crearse.Con la de problemas que hay y la gente preocupada en mover las fronteras autonómicas….Por cierto, ni una sola referencia a dicha noticia en la portada de la edición digital del diario.

    10 Diciembre 2005 | 22:59

  6. Dice ser popopo

    Está claro que en España cohabitan dos binomios, por un lado el imperio Prisa con El País, Ser, Canal Plus, Cuatro y TVE apoyando al PSOE y por otro, El Mundo, ABC, La Razón y Cope apoyando al PP.En prensa escrita ganan los populares, pero en España se lee poco, en la radio de momento gana la Ser, aunque la Cope le come terreno a pasos agigantados y en televisión, que es lo que realmente ven los españoles, los socialistas no tienen rival de momento.De ahí que en prensa escrita y radios afines al PP se magnifiquen las noticias que puedan desgastar al gobierno, para generar polémicas que necesariamente salgan en los telediarios y así llegar a la mayoría de la población que ni lee ni escucha.En cuanto al tema que nos ocupa, creo que no está el horno para más bollos y en estos momentos creo que con el Estatut ya hay suficiente crispación por lo que abundar en lo mismo puede ser contraproducente y lo mismo opino para valencianos.

    10 Diciembre 2005 | 23:10

  7. Dice ser imagina

    El problema no es Pedro J. Ramirez, ni su ambición de ser el preboste de la prensa amarilla de éste país, ni tan siquiera es problema su capacidad de hacer tanto daño cómo pueda al partido de sus odios (el de sus amores, se supone, es el PP).El problema creo yo es la credulidad de los ciudadanos, que en un porcentaje enorme, me parece a mí, presta más atención al que monta el mejor espectáculo, compra entradas para los mejores efectos especiales y cree lo que dice el que más grita y es más reiterativo.Puede que usted Sr. Martínez Soler, tenga razón y la verdad a la larga prevalecerá, que el crédito periodístico sea un valor que en la cuenta de El Mundo, decrezca de forma indeterminada, entretanto, la otra cuenta, la de los haberes crematísticos aumenta de forma exageradamente desproporcionada.Y mientras, nuestro CIUDADANO KANE, se acoge al refranero, “quien día pasa, año empuja” y “mañana será otro día”.Saludos

    10 Diciembre 2005 | 23:20

  8. Dice ser Manuel

    El problema que veo yo es que el titular de El mundo es falso, me da igual que sea a cuatro columnas o que esté en una esquina. Creo que hay un dicho periodístico para estos casos, algo así como: “no dejes que la verdad te estropee una buena noticia”Una cosa es querer que se anexionen municipios y otra cosa es permitir que se anexionen si ellos quieren.Además, se olvida que esto es simplemente una propuesta de un partido. Tendría primero que ser presentado en el parlamento tal y como está (que lo dudo mucho) luego ser aprobado por una amplia mayoría (imposible con el PP gallego) y luego ser admitido a trámite por el parlamento español, para tener algo parecido al estatuto catalán. Y aún así seguiría siendo simplemente un proyecto, por lo tanto está bastante alejado de ser algo por lo que nos tengamos que preocupar.

    11 Diciembre 2005 | 12:12

  9. Dice ser Benigno

    Me hacen “gracia” comentarios como el de Manuel. No se de donde será, pero si fuese asturiano a lo mejor no veía estos temas con indiferencia.Además, a mi sí me interesa conocer las propuestas de los programas de un partido, máxime si el PSOE lo elije como aliado para gobernar Galicia. Y creo que como tal aliado debería manifestarse públicamente el Sr. Touriño para desmentir y desacreditar las pretensiones anexionistas. Hay cosas con las que no se debe jugar, insisto. Y si alguien juega con ellas, teniendo en cuenta el peligro que encierran, HAY QUE DECÍRSELO CLARAMENTE, como , en este caso, ha hecho el diario El Mundo. El silencio o la idiferencia en ocasiones son culpables y no digo nada los que critican a quienes resaltan la noticia. No se pueden tener dos raseros para enjuiciar los asuntos: eso ya constituye en sí una injusticia.

    11 Diciembre 2005 | 12:28

  10. Me da la impresión que algunos de los opinantes desconocen que en el Estatuto de Autonomia de Castilla y León vigente y con el que Goberno el Sr. Aznar López contempla la “posibilidad” de la segregación. El contencioso, por llamarlo de alguna manera, del Condado de Treviño tampoco es de Ayer.En el proyecto de estatuto para el Principado de Asturias se trata el tema a la inversa que lo proyectado en el Estatuto Gallego.Inclusive como leonés les informo que también hay quien consigue “arañar” algunos metros o municipios enteros en base a sentencias judiciales.O sea que hay “de todo”.Lo cierto, en mi modesta opinión, es que estas cuestiones se dilucidaran por la Legislación del Estado.Un afectuoso saludo para JAMS

    11 Diciembre 2005 | 14:18

Los comentarios están cerrados.