BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

¿Choque o alianza de civilizaciones? Depende de la foto.

Hay fotos que valen más que mil palabras

Antes que nada, quiero decirles que estoy feliz por haber aprendido hoy, en ratos libres, una nueva lección de esta herramienta mágica que llaman Photoshop.

A los jóvenes les puede parecer una minucia (y mis hijos se reirán a mi costa) pero ahí (a la derecha de estas líneas) está la prueba de mis avances técnicos en el blog. He aprendido a poner las portadas una debajo de la otra y así las líneas de texto no son tan largas.

También he recibido críticas, más que razonables, acerca del tamaño diminuto de los titulares -que apenas se pueden leer- y prometo ponerle remedio a este mal. Me han dicho que hay fórmulas para ampliar los titulares (¡incluso los párrafos!) con esto del Photoshop. Pero ruego paciencia porque aún no he llegado a esa lección.

Y, en lo que se refiere a comparar las noticias en otros diarios andaluces, vascos, catalanes, etc. (y no sólo en El Mundo y El País), estoy de acuerdo con la petición que me hacen, pero eso me llevará más tiempo. En España solo he descubierto tres periódicos modernos que ofrecen el PDF (versión impresa) de sus páginas: El País, El Mundo y (por supuesto) 20 minutos.

Melena rubia en El País y velo islámico en El Mundo

Las fotografías de portada de los dos principales diarios de pago son bastante expresivas -directa o indirectamente- de uno de los conflictos más graves que tiene la humanidad en este siglo.

La fotografía de El País lleva el título:

“Cindy Sheehan, detenida por protestar frente a la Casa Blanca”

En ella observamos cómo la policía se lleva detenida “a la madre de un soldado estadounidense muerto en Irak e impulsora de la primera protesta masiva contra la guerra”

La fotografía de portada de El Mundo lleva el título:

“Jurando la Constitución con velo islámico”

Y no precisa comentario alguno. Se trata de la primera española musulmana (melillense de origen bereber) que “toma posesión de su escaño de diputada en la Asamblea de Melilla ataviada con el tradicional hiyab, el velo islámico“.

Estas dos mujeres son hoy protagonistas en nuestros diarios del choque (o quizás, alianza) de civilizaciones.




18 comentarios

  1. Dice ser rAfA

    Carlos, los aspectos formales que diferencian un foro de un blog son suficientes como para que tenga sentido llamarlos de manera diferente, si bien es cierto que en muchos casos pueden cumplir la misma función.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser pablo gonzalez

    Estimado amigo:La Voz de Galicia, en su versión digital tambien ofrece su portada en versión pdf.Le felicito por su blog,pablo gonzalez

    27 Septiembre 2005 | 17:19

  3. Dice ser JAMS

    Gracias Pablo.Desde mañana mismo, incorporo la Voz de Galicia a mis diarios favoritos para comparar noticias en sus ediciones impresas.SaludosJosé A. Martínez Soler

    27 Septiembre 2005 | 17:26

  4. Dice ser Al-Duende

    Es curioso que no hayas llamado la atención en el texto sobre los titulares del IRA, porque implican realidades diametralmente opuestas. Uno es de esperanza positiva, el otro de boicot solapado. Fidelidad al programa “59 segundos” de ayer, por lo que se ve. También me resulta chocante el escaso rigor periodístico (no el comercial, que lo hay en abundancia), en los titulares de todos los diarios acerca de la sentencia 11-S. Sobre eso es sobre lo que me centro hoy en mi blog.Fenomenal las lecciones que tomas del Photoshop. ABC también ofrece la portada en PDF (comprimida en ZIP), y La Razón la ofrece en JPEG. Te aseguro que dan mucho, muchísimo juego. Como Anson y sus secuelas, poco hay.

    27 Septiembre 2005 | 17:32

  5. Dice ser Modificador

    Desde aquí puedes ver la portada de ABC cada día. (Está comprimida, como han dicho arriba):http://www.abc.es/PDF/portada.aspSaludos.

    27 Septiembre 2005 | 17:51

  6. Dice ser aldia

    Voto por incluir las portadas de La Razón… ajajaj

    27 Septiembre 2005 | 18:14

  7. Dice ser enteleke

    Los periódicos del grupo Correo tienen también disponible versión PDF en la siguiente dirección:http://descargas.(nombre)/edicion_pdf.aspsustituyendo (nombre) por:elcorreodigital.com => http://descargas.elcorreodigital.com/edicion_pdf.aspdiariovasco.comeldiariomontanes.eshoy.esideal.eslaverdad.esdiariosur.eslarioja.comnortecastilla.eselcomerciodigital.comlavozdecadiz.com(no pongo todas las direcciones para intentar evitar que la máquina considere este mensaje como spam)

    27 Septiembre 2005 | 22:54

  8. Dice ser paaq

    Me encanta que una persona adulta y formada se interese por la tecnología y decida aprender cosas nuevas.Si uno de cada diez profesionales valiosos que hay en España (como el amigo JAMS) se esforzara por aprender un poco sobre las nuevas tecnologías, éste sería un país mejor.Estamos para cualquier duda photoshopera o de cualquier programa. Si trabajas con portadas en PDF, tal vez te interese aprender lo básico sobre programas de dibujo vectorial como Freehand o CorelDraw.

    28 Septiembre 2005 | 08:49

  9. Dice ser Ismael

    Si, Jams! Ya daremos alguna lección para ampliar esos titulares pequeñitos que no se leen!

    28 Septiembre 2005 | 09:50

  10. Dice ser JAMS

    Gracias, Ismael. No me atrevía a pedirte otra clase particular extra, pero creo que la necesito. Debo reconocerte que, ayer mismo, después de haber conseguido la proeza de poner dos portadas en vertical, una debajo de la otra, me hice tal lío que no pude repetir el experimento. Y eso que tenía algunos titulares deliciosos y/o patéticos (según semire)del pobre José María Aznar y su “cambio de régimen”.Hoy no puedo practicar nada con el blog, porque tengo aquí al Consejo de Administración en pleno, pero te perseguiré mañana. ¿Vale?Me han recomendado el Freehand. ¿Sabes tú algo de eso o le pregunto a mi hijo David?Hasta luego. Y gracias de nuevo, maestro.Jose A. Martínez Soler

    28 Septiembre 2005 | 11:47

  11. Dice ser Fernanda

    Hola José A.Acabo de descubrir esta página y prometo leerte cuando tenga un ratillo.Eres un “lanzao” y te felicito por ello.Recuerdos a la família. Saludos.

    28 Septiembre 2005 | 17:25

  12. Dice ser pablo gonzalez

    No quisiera meterme en lo que no me importa (aunque lo estoy haciendo, claro), pero esto de los programas de diseño son como los taladros y demás equipos de bricolaje que tenemos en casa. Que para colgar un cuadro acabamos usando un cuelgafácil del chino. Y además el cuadro o se cae.

    29 Septiembre 2005 | 10:44

  13. Dice ser carlos

    ¿Por que le llaman Blog a esto cuando siempres se ha llamado Foro o noticias ?Son ganas de inventar la rueda una y otra vez llamandole pueda, suelda, nueda.saludos

    29 Septiembre 2005 | 11:05

  14. El Terror Internalizado en el Mundo Académico Argentino. Sus orígenes remotos y sus fatales consecuencias.por Eduardo R. SaguierInvestigador del CONICEThttp://www.er-saguier.org¿A que sesudas razones históricas (culturales, políticas, sociológicas y psicológicas) obedece el profundo miedo enquistado en la opinión pública intelectual argentina?, ¿a qué obedece la autocensura, conformidad o resistencia a opinar críticamente sobre cuestiones que hacen a la democratización de la ciencia, el arte y la cultura?, ¿por qué motivos numerosos y consagrados intelectuales vienen callando la dominación autoritaria y facciosa que prevalece en las estructuras de los organismos de cultura argentinos?, ¿por qué motivo los institutos de investigación de las Universidades Nacionales (e.g.: el Instituto Gino Germani) no encararon este drama, y por el contrario en algunas de sus investigaciones (e.g.: Naishtat y Toer, 2005), las preguntas formuladas en las encuestas practicadas se redujeron a problemáticas e hipótesis de muy relativa relevancia (la representatividad formal)?Difícil es contestar estos interrogantes y aproximar un diagnóstico y una evaluación del origen de este trauma, dada la escasez de pruebas, testigos e investigaciones a las que se pueda recurrir (la mayor parte de los expedientes de estos casos no están al alcance de una investigación pues están clasificados como confidenciales). Incluso, internacionalmente, los trabajos al respecto –aparte de los clásicos como los de Gouldner (1980), Collins (1979) y Ringer (1969)– se focalizan exclusivamente en la clase profesional (Martin, 1991; y Schmidt, 2000). Sin embargo, pese a esta exigüidad, es nuestra obligación intentar ensayar una respuesta que indague en la indiferencia de la ciencia y la cultura argentina y en la negligente omisión de sus actores, que arroje algo de luz en la crisis que padecemos.Tradicionalmente, la ciencia política ha probado que el miedo, en sus diferentes intensidades, es un ingrediente propio de los regímenes fascistas y dictatoriales, donde las primeras víctimas son los intelectuales independientes; y que por el contrario, en los regímenes democráticos, dicho miedo se va extinguiendo a medida que las libertades democráticas se consolidan. No obstante, la actualidad presente en los medios culturales argentinos permite verificar una realidad de signo adverso, pues aunque las instituciones democráticas se han restaurado, el modelo neoliberal fue derrotado, y las Leyes del Perdón (Obediencia Debida y Punto Final) fueron derogadas, el miedo al poder persiste entre los intelectuales, artistas y científicos, de las ciencias duras y blandas, jóvenes y viejos, y a una escala y gravedad cada vez más crecientes.Una explicación de estas dolorosas supervivencias sería que frente al inconcluso intento de restauración democrática (1983), a la parcial derrota experimentada por el neoliberalismo (2001), y al lento mecanismo judicial restaurado (2005), al no haberse erradicado de cuajo dicha triple herencia –que ha quedado plasmada en actores colaboracionistas de esas épocas y en prácticas, legislaciones, regulaciones, reglamentaciones y jurisprudencias antidemocráticas aún vigentes– no se habría podido afianzar la participación y la confianza mutua de la comunidad intelectual.Pero otra explicación, de una entidad aún más compleja y profunda, es la que han dado recientemente, poniendo énfasis en diferentes aspectos, los filósofos Claudia Hilb, Héctor Schmucler, Ricardo Panzetta, Tomás Abraham y León Rozitchner. Estas explicaciones fueron a propósito del reportaje publicado al ex guerrillero Héctor Jouve, (quien relata las ejecuciones producidas en Salta en 1963 de un par de combatientes aparentemente “quebrados” y la fugaz presencia en el campamento guerrillero del intelectual Pancho Aricó), y a la lacerante carta-confesión y las densas y sabias réplicas hechas a los escritores Jinkis, Ritvo y Grüner por el filósofo Oscar del Barco. Hilb centra su explicación en las nociones de revolución e igualdad, Panzetta al relato de Jouve, Schmucler a los asesinatos de Rottblatt y Gronwald, Abraham al arrepentimiento de Del Barco, y Rozitchner a la demora inexplicable de más de veinte años en producir dicho arrepentimiento. Al decir de Rozitchner, por no haber querido “…dar nombres y darles rostros y vida a los fantasmas que engendramos en los otros, dejábamos de mostrar los [fantasmas] que el terror pasado prolongaba en la actualidad política, aunque siguieran trabajando silenciosos en nosotros” (Rozitchner, 2006).Por esa precisa razón, es que Del Barco en su carta-confesión le urge al laureado poeta Juan Gelman para que ahora hable claro, de manera tal de poner transparencia al pasado. La misma petición de transparencia retrospectiva podría también extenderla Del Barco a los restantes miembros del Comité Editorial de Pasado y Presente, en especial a aquellos que operaron una década más tarde con la nueva serie, de abril-junio de 1973 (Feldman, Nun, Portantiero, Torre, Tula, etc.), y a los autores de su principal, anónimo e irresponsable artículo idealizador del peronismo titulado “La ´Larga Marcha´ al Socialismo en la Argentina” (1). Esta necesidad de transparencia obedece a que otra década después de aquella última aventura revolucionaria (1973-74), que terminó en un genocidio, y luego de su retorno del exilio, algunos de esos protagonistas aparecieron nuevamente militando en política pero con otro signo partidario radicalmente adverso (UCR) y en funciones de poder, como fue el caso del núcleo intelectual armado por el empresario de medios Meyer Goodbar y conocido como Grupo Esmeralda (2). La sospecha de la existencia de un aventurerismo y oportunismo entrista, disfrazado de una permanente búsqueda de anclaje o cable a tierra político, combinado con vínculos financieros ocultos y clandestinos, enquistados en la intelectualidad argentina, tal como en su momento lo sugirieron muy elípticamente Castañeda (1993), Burgos (2004) y Kohan (2004) no puede escapar entonces a nadie que no peque de inocencia (3).Una democracia inconclusa sería entonces aquella que preserva escrupulosamente las formalidades y el protocolo, pero donde la transparencia y la sustancia autocrítica, deliberativa, meritocrática, competitiva y exogámica del ejercicio democrático está crudamente ausente, por la falta de voluntad política y académica para revisar el pasado y oxigenar las instituciones culturales presentes, las que no por casualidad se perpetúan en condiciones herméticas, desjerarquizadas, fragmentadas y venalmente contaminadas. Su nocivo ejemplo se derrama a los niveles laterales correspondientes a las profesiones liberales, y a las escalas inferiores de las instituciones educativas, al extremo de que el poder político actual boicotea la formación de Telecentros Comunitarios (4); y, por el contrario, intenta embarcar al país en el mercantil y anti-pedagógico Proyecto de Nicholas Negroponte (5) Por todo ello, no basta con modificar sólo la Ley de Educación Superior; sino que es preciso producir una democratización profunda de todas las instituciones de la cultura, incluidas las referidas a los medios de comunicación masiva.Es decir, una comunidad donde los intelectuales no son físicamente perseguidos por sus opiniones, y donde no existe censura, cárcel ni patíbulo por el “pecado” de disentir; pero donde sin embargo el miedo a “descolocarse” o “desubicarse” con quienes detentan el poder –peligrando el puesto de trabajo o malogrando privilegios económicos, como incentivos, becas, subsidios y subvenciones– está culturalmente enquistado y psicológicamente internalizado. En otras palabras, una comunidad donde rige una violencia simbólica ilegítima, tácita y/o latente, que está destinada ex profeso a domesticar y disciplinar las mentes, las conciencias y las vocaciones, subordinando a los intelectuales al status de cortesanos del poder, impone un silencio a dos puntas; que amedrenta a los jóvenes con bloquearles sus pretensiones de ascenso académico, y a la vieja guardia intelectual que persista en su independencia con sabotearles una jubilación digna. Este enquistamiento e internalización no les permitiría ensayar la voluntad de confesar o discrepar, ni proponer cambios, ni denunciar anomalías o corrupciones, ni prestar solidaridad alguna para con los que a juzgar por su independencia de criterio son segregados, anatematizados y/o moralmente acosados. Aunque les muerda el dolor del vacío, la indefensión y la pérdida de su autoestima, estos últimos se encontrarían ante la patética situación en la que “nunca podrían esperar una mano, una ayuda ni un favor”.Este inhumano y desolador cuadro, que se ceba en aquellos a quienes el sistema estigmatiza como chivos expiatorios, y que por el contrario premia y asciende a sus aduladores, esbirros y sicarios, intimida a la comunidad intelectual, la expulsa a una deserción y un ostracismo que aumenta la brecha con los países centrales, o la incita a refugiarse en patologías o pautas de conducta violatorias de los códigos académicos. Entre esas pautas rige la intriga, el chisme, el secretismo, la extorsión, el chantaje, la venganza, la traición, y el buscar seguridad y protección en trenzas, roscas y camarillas, que le permitan compartir los eventuales botines de guerra, y lo parapeten cual si fueran casamatas o búnquers, contra la indiferencia, la discriminación, la postergación y la represalia. Toda la libido intelectual estaría focalizada en “hacerse amigo del juez”, en reforzar y consolidar identidades de tipo clánico, y en concertar vínculos insanos como el compadrazgo y la coalición en sectas o logias, con las que poder disputar con éxito las diferentes instancias de poder académico, científico y cultural (elecciones de claustro, integración de comisiones y comités editoriales, constitución de jurados y referatos, organización de congresos y simposios, etc.).En ese enmudecimiento cómplice y en esas relaciones de poder cortesanas, genuflexas, ventajeras y oportunistas, y no en los méritos intelectuales propios, ni en las rupturas epistemológicas o metodológicas alcanzadas en sus investigaciones, ponencias y exposiciones, ni en las innovaciones tecnológicas con que exhiba su producción, estaría cifrada toda la esperanza de inmunidad, reconocimiento, cooptación y promoción académica. Esta búsqueda perversa de un nicho ilegítimo lo induciría a su vez a incurrir en diversos mecanismos ficticios y cínicos (fatuidad, imitación, simulación, adulteración, plagio, etc.), y en una constante propensión a rehuir la polémica o el debate franco, donde la originalidad, la creatividad y la fractura con lo establecido estarían obstinadamente ausentes.Notas(1) La idealización del Peronismo hecha por Pasado y Presente en 1973 la explicitó Burgos en una docena de páginas (Burgos, 2004, 208-217). Pero en dicha crítica Burgos no se detuvo a estudiar el siguiente párrafo: “Estos son, a nuestro entender, los rasgos que definen la originalidad del movimiento peronista. De un movimiento que, con el triunfo electoral del 11 de marzo [1973] dio los primeros pasos hacia una nueva etapa de su historia. Ese día, el peronismo actuó como síntesis política del conjunto de clases que se opusieron, desde 1966, al proyecto monopolista, cuantificó en las urnas todo el odio acumulado por el pueblo frente al imperialismo y sus aliados internos. El pronunciamiento masivo que significó el voto, puso también al descubierto el error de quienes, desde una izquierda que salía de la crisis del reformismo y que había logrado una primera inserción en el movimiento de masas, propugnaron el voto en blanco, alentando una vana ilusión de pureza programática”. (Debo el ejemplar de este inhallable número de Pasado y Presente a la generosidad de Martín Sivak, hijo de mi malogrado amigo Jorge Sivak)(2) Juan Carlos Portantiero , Juan Carlos Torre, Emilio De Ipola, Hugo Rappaport, Pablo Giussani, Pedro Parturesni y Sergio Bufano (Rodríguez, 2005).(3) ver Burgos, 2004, 91 y 107.(4): Delgadillo, Gómez, y Stoll, 2000;(5) En el proyecto se encuentran implicados los intelectuales argentinos Alejandro Piscitelli y Adrían Paenza, así como un instituto de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA dirigido por el Dr. Hugo Scolnik. Para la réplica al proyecto de Negroponte ver Villanueva Mansilla, 2006.BibliografíaAbraham, Tomás (2006): Los filósofos argentinos, la Verdad y el Terrorismohttp://www.foroplanetario.com.ar/docs/Articulos.php?IdArticulo=85…Anonymous (1973): “La ´Larga Marcha´ al Socialismo en la Argentina”, Pasado y Presente, año IV, n.1, nueva serie, abril-junio 1973, 3-29;Barco, Oscar del (2006): Comentarios a los artículos de Jorge Jinkis, Juan Ritvo y Eduardo Grüner, aparecidos en Conjetural Revista Psicoanalítica, mayo 2005, n.42, pp.13-46; http://www.clubsocialista.com.ar/novRec/Comentario%20a%20los%20ar…Burgos, Raúl (2004): Los gramscianos argentinos. Cultura y política en la experiencia de Pasado y Presente [Buenos Aires, Siglo XXI, noviembre de 2004].Castañeda, Jorge (1993): La Utopía desarmada. El futuro de la izquierda en América Latina (Buenos Aires: Ariel);Collins, Randall (1979). The Credential Society: An Historical Sociology of Education and Stratification. New York: Academic Press.Delgadillo, Karin; Ricardo Gómez; y Klaus Stoll (2000): Telecentros… ¿Para qué?: Lecciones sobre Telecentros Comunitarios en América Latina y el Caribe. Lecciones aprendidas de las experiencias de telecentros comunitarios. Preparado para el programa PAN Américas del IDRC y la Fundación ChasquiNet. 2000.Gouldner, Alvin W. (1980): El futuro de los intelectuales y el ascenso de la nueva clase. Madrid: Alianza;Hilb, Claudia (2005): Moldeando la arcilla humana; reflexiones sobre la igualdad y la revolución, Nueva Sociedad, http://www.nuso.org/upload/opinion/hilb.phpKohan, Néstor (2004): José Aricó, «Pasado y Presente» y los gramscianos argentinoshttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=11915Martin, Brian (1991): Knowledge and Power in Academia, Neucleus (Armidale Students’ Association), Vol. 44, No. 4, 15 August 1991, p. 10 (abridged); Farrago (University of Melbourne), Vol. 70, No. 8, pp. 32-33; Rabelais (La Trobe University Student’s Representative Council), Vol. 25, No. 7, August 1991, pp. 12-13, 33.en: http://www.uow.edu.au/arts/sts/bmartin/pubs/91kpa.htmlNaishtat, Francisco y Mario Toer, ed. (2005): Democracia y Representación en la Universidad. El caso de la Universidad de Buenos Aires desde la visión de sus protagonistas (Buenos Aires: Editorial Biblos);Panzetta, Ricardo (2006): A propósito del testimonio de Héctor Jouve,http://www.elinterpretador.com.ar/15CartadeRicardoPanzetta.htmRodríguez, Esteban (2005) Giros. Oportunismo, ductilidad y reposionamiento de Punto de Vista. perio.unlp.edu.ar/problemas%20sociologicos/ textos/de%20la%20catedra/Giros-SobrePuntodeVista.docRinger, Fritz K. (1969): The Decline of the German Mandarins: The German Academic Community, 1890–1933 (Cambridge: Harvard University Press, 1969);Rozitchner, León (2006): Primero hay que saber vivir. Del Vivirás materno al No matarás patriarcal, próximamente en El Ojo Mocho;Schmidt, Jeff (2000). Disciplined Minds: A Critical Look at Salaried Professionals and the Soul-Battering System that Shapes their Lives. Lanham, MD: Rowman & Littlefield. http://www.creativeresistance.ca/action/2002-feb01-disciplined-mi…Schmucler, Héctor (2006): Carta de Héctor Schmuclerhttp://www.elinterpretador.net/15CartadeHectorSchmucler.htmVillanueva Mansilla, Eduardo (2006): A sub-hundred dollar folly http://macareo.pucp.edu.pe/evillan/shdf.htm

    16 Julio 2006 | 03:35

  15. Responsabilidad Escabullida o Fuga Premeditada en la Caracterización del Kirchnerismopor Eduardo R. Saguierhttp://www.er-saguier.orgHoy, sábado 22 de julio, La Nación-Tribuna de Doctrina, publica un extenso escrito de la intelectual argentina Beatriz Sarlo, referido a la naturaleza setentista del Presidente Kirchner. En su medular exposición, Sarlo señala que “…se necesitaron años para romper con estas convicciones [setentistas]”, que por otro lado, significaron una “equivocación”.Más luego, Sarlo explicita la naturaleza del setentismo, describiendo su desprecio “…por las instituciones republicanas, afirmación de la política plebiscitaria que conduce a una ciudadanía adormecida”. En ese desprecio por las instituciones y por las formas deliberativas de la política, Sarlo apunta que “…Kirchner está por encima de las reglas, como aquel que establece la ley”. Finalmente, Sarlo concluye que Kirchner puede hacer muy poco “…para cambiar estos automatismos de la ideología”, pues las espontaneidades ideológicas “…son algo difícil de revertir, excepto a través de fuertes transformaciones intelectuales”.Correcto, Sarlo ha dado puntualmente en el clavo. Para revertir este prolongado proceso autoritario se precisan profundas e irremediables “transformaciones intelectuales”.Pero lo que Sarlo no dice y oculta meticulosamente es en que consisten dichas necesarias “transformaciones intelectuales”. Tampoco Sarlo delata la filosofía política que estuvo detrás de dichas “equívocas” convicciones ideológicas. En efecto, Sarlo no menciona la filosofía Althusseriana que estuvo detrás de los delirios setentistas. Pero tampoco Sarlo cita el ideario Schmittiano que alimentó la aventura decisionista, tanto del Alfonsinismo del Grupo Esmeralda (Portantiero, De Ipola) como luego del Menemismo (Jorge Castro), del Aliancismo (Chacho Alvarez) y hoy del Kirchnerismo.(1)¿Porqué entonces ese terco afán por ocultar el trasfondo ideológico Schmittiano (Hernando) que alimentaron los capituladores discursos Alfonsinistas de la “Economía de Guerra” y de la “Casa está en Orden” y su claudicante legislación (Obediencia Debida y Punto Final); los contubernios ideológicos anti-radicales del Pacto de Olivos y de la Reforma Constitucional del 94; y finalmente, la vergonzante justificación teórica de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) y de los Superpoderes. Por una sencilla razón, porque la usina desde donde dicha ideología Schmittiana –que convierte a la excepción en regla abrevándose en Hobbes y que se había originado inicialmente en el primer Peronismo (Díaz de Vivar en contrapunto con Amílcar Mercader, en Dotti, 2000, 95-121)– fue procesada, fermentada y aggiornada tres décadas más tarde, por el propio Club de Cultura Socialista (Sarlo, Aricó, Nun, Altamirano, Dotti, Gramuglio, Sábato, Jelin, Leis, et. al.), y sus órganos periodísticos Punto de Vista y Ciudad Futura, co-administrados por la autora del artículo que comentamos.¿Porqué ese obstinado desvelo por ocultar una “pena extraordinaria” y por eludir las responsabilidades propias? ¿Qué es lo que pretende Sarlo con estas sigilosas y agazapadas escondidas y esta premeditada fuga Deleuziana? Debemos concluir, por ende, que lo que se impone en la postrada Argentina de hoy es un profundo destape y un reconocimiento de culpas y responsabilidades, como las que recientemente inaugurara el filósofo cordobés Oscar del Barco (Portela, 2006), ya no sólo por parte del actual Presidente de la República, “inocente” reproductor de esa anti-democrática teoría, sino más precisamente, por los autores intelectuales de dichas oportunistas adaptaciones ideológicas.(2)Notas(1)Burgos, 2004, 315-321.(2)Debo estas reflexiones al novelista Carlos TobalBibliografíaBurgos, Raúl (2004): Los gramscianos argentinos. Cultura y política en la experiencia de Pasado y Presente [Buenos Aires, Siglo XXI, noviembre de 2004].Dotti, Jorge Eugenio (2000): Carl Schmitt en Argentina (2000),Hernando, Eduardo Entre la Excepción y la Regla. El Decisionismo Jurídico frente a la Escuela de Frankfurthttp://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/02405076436240…Portela, Oscar (2006): Oscar del Barco. Una Ética más allá de la Éticahttp://www.boulesis.com/foros/debate/476/

    23 Julio 2006 | 14:09

  16. EL CAMINO DE LA DICTADURA. PARAFRASEANDO LA GENEALOGÍA DE LA TRAGEDIA ARGENTINA.Trayendo a colación un viejo y anónimo documento de más de cien años (7-IV-1896) –pero que a pesar de ser antiguo y centenario es una referencia indeclinable—nos ha hecho sentir el deber de hacer llegar a nuestros conciudadanos una versión parafraseada del mismo, de forma tal que se acomode a la amenazante situación actualmente vigente en nuestro país, donde al estar todos nosotros “,,, tan empequeñecidos por el rebajamiento moral, los pigmeos se han tornado gigantes, con solo tener un poco de habilidad para explotar las pasiones y las miserias de la época”.Para dominar a un pueblo “…que fue altivo y soberbio, ya no se necesitan las cualidades excepcionales de los grandes déspotas: un politiquero audaz, adornado con falsas prendas políticas, es dueño de todas las situaciones de provincia, ejerce influencia prepotente en la marcha del gobierno general y se prepara a arribar al solio de la dictadura. Los esfuerzos aislados y desordenados del pueblo que aun conserva una noción de su dignidad y de sus deberes, son vencidos fácilmente y no constituyen ni una débil barrera”. Por ello creemos que “…como los hongos crecen en la humedad y en la sombra, así las raíces de las dictaduras se afirman y extienden al amparo de la indiferencia y del enervamiento de los ciudadanos. Así nace el árbol funesto, cuya sombra mata la honra, la libertad y la gloria de un pueblo: el árbol que no es posible derribar con el golpe paciente del leñador, sino con el rayo de las negras tempestades”.La desviación del sistema republicano de gobierno es cada vez más profunda, y a ella se habitúa el pueblo con facilidad creciente. Los ciudadanos han perdido la fe en las instituciones, la confianza en el esfuerzo ordenado y pacífico, hace tiempo que no creen en la independencia de la justicia, ni en la educación libre y gratuita, ni en la autonomía universitaria, ni en el monopolio de la violencia legítima, que supuestamente salvaguarde su seguridad individual y colectiva; “…no hay entusiasmo y no alumbra ya la luz de los grandes ideales: no hay ni la sombra de las virtudes y todas las debilidades y todos los vicios triunfan, adornados con las galas de un progreso material y tecnológico que olvida el alma del pueblo y destruye la fuente de las grandes acciones”.Es inútil querer “…ensañarnos a nosotros mismos: nuestro progreso material oculta una profunda decadencia cívica y cultural, una gran perversión moral. Nos acercamos rápidamente a la dictadura, a la dictadura de los pequeños, porque ya los argentinos no somos capaces de alimentar gobiernos de grandeza trágica, sino tiranías obscuras, llenas de ignominias y ultrajes a la dignidad humana, tiranías venales, canallescas, calculadoras y cobardes”, al colmo de haber atado sus pendones al carro de los eternos vencedores de la tierra. “Una irrisible armazón, un espantajo semejante al que los chacareros ponen en sus sembrados para ahuyentar las aves dañinas, nos infunde pavor, nos domina; el pueblo, en su caída, ve agrandados los objetos, y confunde al Dr. K con un gigante, contra el cual es inútil todo esfuerzo, y se echa boca abajo en tierra, sin atreverse a hacer un movimiento en contra de una sombra”, que se asemeja cada vez más a un fantasma¡Sí: nos acercamos rápidamente a la dictadura que tendrá el nombre oficial de segunda presidencia del Dr. K. Hoy mismo la tenemos realizada en gran parte, en el terreno de los hechos, como en el dominio moral. Todos los actuales gobernadores de provincia, gran parte de los intendentes de administraciones comunales, están preparados y decididos a hacer triunfar la candidatura del Dr. K: lo dicen sin reparo, como la cosa más natural del mundo y como si se tratara de algo decretado por la providencia.El Congreso, que no representa ni una mínima fracción del pueblo argentino, seguirá obedeciendo ciegamente las órdenes del Dr. K, sirviendo su política y dando el sello de legalidad a sus maquinaciones y maniobras. Los que capitularon con las Leyes del Perdón, los que pactaron con el Neoliberalismo, y los que alquilaron intelectuales extra-partidarios de ideología Schmittiana para escribir sus discursos presidenciales, no se arrepienten de sus claudicaciones, ni ensayan una autocrítica, y solo están detrás de la repetición de sus funestos errores.La administración nacional, el mismo ejército que fue genocida y que aún hoy no ha ensayado su impostergable democratización interna, son poderosos auxiliares del politiquero astuto, que por medio de empleos, de concesiones, de subsidios y de grados, sabe aumentar sus prosélitos. No se castiga a los grandes delincuentes, a los que comerciaron con la cosa pública, a los que defraudaron los intereses del fisco (Blindaje, Mega-canje), a los que se han enriquecido en las oficinas y dependencias de todos los ministerios, aunque haya perfecto lugar para una acusación, un proceso y una condena.El Dr. K conoce el grado de corrupción a que han llegado sus compatriotas, y al mismo tiempo que los intimida con la fuerza que se desprende del manejo discrecional de los dineros públicos, explota su sensualidad, indiferencia y necesidad: en este triste extremo nos encontramos y mañana seremos esclavos ignorantes, vestidos de seda, con computadoras, con casinos, con riquezas; pero rehenes y esclavos al fin.Por último, recordando las lecciones de la historia, y teniendo en cuenta la naturaleza humana, nuestro modo de ser, nuestro grado de cultura, podemos afirmar, sin temor de equivocarnos, que en estos momentos se cierran todos los caminos de la democracia, y que han de ser imposibles de salvar mediante candidaturas y contubernios puramente electoralistas.Comité Investigador Club Político “Callao 11″Secretaria General: González Ledo-SaguierFuente documental: “Camino de Dictadura”, El Tiempo (Buenos Aires), martes 7 de abril de 1896

    27 Agosto 2006 | 15:27

  17. Dice ser Hermes

    Alianza de Civilizaciones y Masoneríahttp://personal.telefonica.terra.es/web/logiahermes13

    26 Octubre 2006 | 10:50

  18. Dice ser OSCAR PORTELA

    Se investigaran los crimenes de la guerrilla en Argentina,por Oscar PortelaUna hazaña del Dr. Vigo LeguizamonCaso LarrabureInvestigarán como de lesa humanidad los crimenes de la guerrilla en este pais.La estrategia diseñada por el Procurador General Esteban Righi para anular el dictamen del Fiscal General Claudio Palacín – que considerara crimen de lesa humanidad el asesinato del Cnel Argentino del Valle Larrabure, secuestrado, torturado y ahorcado por terroristas del ERP durante el gobierno constitucional de Isabel Perón-, fracasó definitivamente al rechazar por unanimidad la Cámara Federal de Rosario, los planteos de nulidad articulados por los fiscales Vásquez, Saccone y Bettiolo.Con el patrocinio del Dr. Javier Vigo Leguizamón, Arturo Larrabure, hijo del extinto, peticionó en Febrero de 2007 se calificara de lesa humanidad el asesinato de su padre, considerando que el mismo fue cometido en el marco de un ataque sistemático a la población civil llevado a cabo por las organizaciones terroristas.Incorporar como elemento de análisis la presunta responsabilidad de los Estados argentino y cubano, Larrabure complicó la estrategia defensiva de los ex guerrilleros centrada en considerar prescriptos sus asesinatos, secuestros y torturas, por tratarse de delitos comunes realizados sin participación estatal.Larrabure imputó a los gobiernos de Héctor J. Cámpora y Oscar Bidegain haber incurrido en terrorismo de Estado, al facilitar, tolerar, e instigar el accionar terrorista, imputación que extendió al gobierno de Cuba por haber entrenado a los guerrilleros argentinos y promovido la acción de la guerrilla en Latinoamérica.Denunció la existencia de un plan criminal diseñado por el ideólogo de la guerrilla John William Cooke, para infiltrar las masas peronistas y generar una sucesión de hechos revolucionarios que terminaran quebrando la voluntad de Perón y lo forzaran a aceptar un régimen revolucionario.Desde la campaña electoral de Cámpora- afirmó- los eslabones fueron sucesivamente colocándose. Mientras Juan Abal Medina anunciaba que el 25 de mayo se liberaría a los terroristas detenidos, Esteban Righi diseñaba las bases de la futura amnistía, Rodolfo Galimberti convocaba a la formación de milicias populares y Miguel Bonasso y Horacio Verbitsky trabajaban en la política de comunicación del candidato. La liberación de los terroristas detenidos fue una promesa que Héctor J. Cámpora y sus principales dirigentes enunciaron en numerosos discursos.Como Ministro del Interior de Cámpora, el Dr. Esteban Righi tuvo un papel protagónico en la negociación de los proyectos de amnistía e indulto, revelando el debate parlamentario que los legisladores irresponsablemente elogiaron la acción terrorista, liberando a los detenidos sin desarmarlos posibilitándoles que continuaran su accionar. Existió una llamativa tolerancia frente a las 164ocupaciones de barrios, universidades, hospitales, radioemisoras y ministerios, con los que la guerrilla intentó ganar posiciones, e igualmente frente a la conferencia de prensa dada por el ERP el 8.6.73, donde Santucho proclamó que “la única solución es desarmar a las fuerzas armadas contrarrevolucionarias y que las milicias populares armadas asuman la defensa del gobierno popular” [1] .El mismo día Firmenich advirtió que “a todos aquellos que conspiren contra el programa de liberación nacional se los combatirá por todos los medios y en todos los terrenos necesarios, por la acción de las masas y por la acción armada tanto de masas como de comando”[2]El plan criminal no se detuvo. Doce días después se produjo la masacre de Ezeiza recriminando Perón en durísimos términos a Righi no haber garantizado el orden público Al día siguiente, al hablar al país, Perón afirmó que “la inoperancia en los momentos que tenemos que vivir es un crimen de lesa patria”. “Conozco- dijo- perfectamente lo que está ocurriendo en el país; …“las perversas intenciones de los factores ocultos que desde las sombras trabajan sin cesar tras designios no por inconfesables menos reales. Por eso deseo advertir a los que tratan de infiltrarse en los estamentos populares o estatales que por ese camino van mal. A los enemigos embozados y encubiertos o disimulados, les aconsejo que cesen en sus intentos porque cuando los pueblos agotan su paciencia suelen hacer tronar el escarmiento…”La gravedad de los hechos precipitaron la renuncia de Cámpora siendo en septiembre de l973 Perón electo como Presidente por una inmensa mayoría. El plan criminal continuó. Dos días después los Montoneros mataron a Rucci para presionar a Perón Un nuevo eslabón habría de consumarse en enero de 1974 con el ataque del ERP al Regimiento de Azul, que costó la renuncia del gobernador bonaerense Bidegain cuando Perón denunció al país que “hechos de esta naturaleza evidencian elocuentemente el grado de peligrosidad y audacia de los grupos terroristas que vienen operando en la provincia de Buenos Aires ante la evidente desaprensión de sus autoridades. Estamos en presencia de verdaderos enemigos de la Patria, organizados para luchar en fuerza contra el Estado, al que a la vez infiltran con aviesos fines insurreccionales. No es por casualidad que estas acciones se produzcan en determinadas jurisdicciones”.Valorando estos antecedentes históricos, el Fiscal General Claudio Palacín, al ordenar llevar adelante una investigación jurisdiccional penal plena, advirtió que el desarrollo de las organizaciones guerrilleras en la Argentina escapa a tipificaciones simplistas; el ERP- PRT no era una fuerza progresista sino una organización revolucionaria que pretendía instaurar una sociedad marxista inspirado por el faro de la revolución cubana. Desde sus orígenes consideró que la vía pacífica al socialismo era una imposibilidad, por lo que el cambio social sólo podría llegar a través de una guerra revolucionariaApoyándose en considerandos de la sentencia a los comandantes militares sostuvo Palacín que la violación de los derechos humanos de Larrabure tuvieron lugar en ocasión de un conflicto armado, conforme los lineamientos de la jurisprudencia internacional que en la causa Milosevic ha explicado que el concepto de “conflicto armado” requiere únicamente que existan grupos armados organizados que sean capaces de librar combate y que de hecho lo hagan. Sus ataques fueron sistemáticos pues estuvieron organizados de acuerdo con una política y un plan nítidamente delineados.Todo individuo indefenso, independientemente de su estado formal como miembro de una fuerza armada, debe considerarse civil. Argentino del Valle Larrabure estaba protegido por su sola condición de persona, independientemente de su profesión, por el Derecho Penal Internacional y el Derecho Humanitario aplicables tanto a épocas de conflicto armado como de paz.Conocido el dictamen del Fiscal General Palacín, el Procurador General de la Nación, Dr Esteban Righi, raudamente – y sin excusarse pese a haber tenido, como Ministro del Interior del Pte Cámpora, activa participación en el indulto y amnistía dictados en mayo de l973, que presuntamente generan responsabilidad civil y penal al Estado y sus funcionarios- dictó la Resolución 158/07 prohibiendo a los fiscales considerar de lesa humanidad los crímenes de la guerrilla.No pudiendo la misma aplicarse en la causa Larrabure, por haberse expedido con anterioridad el Fiscal General Palacín, y prohibir la ley al Procurador dictar instrucciones particulares, los Fiscales Vásquez y Saccone efectuaron sendos planteos intentando anular el dictamen del Dr. Palacín, argumentando que correspondía a la Cámara Federal y no a aquél dirimir el conflicto existente entre la fiscalía de baja instancia y la pretensa querellante, respecto a si el crimen era o no de lesa humanidad, olvidando que la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la propia Procuración vienen sosteniendo que los arts 116 y 120 de la Constitución Nacional separan claramente las funciones estatales de acusar y juzgar, correspondiendo en exclusividad al Ministerio Público Fiscal la misión de ejercer la acción penal, sin injerencia de ningún otro poder, los que deben respetar su autonomía e independencia.En agosto de 2008 el juez Bailaque dictó resolución rechazando los planteos de nulidad articulados por los fiscales, remarcando que el trámite procesal que concluyera en el dictamen del Fiscal General, se ajustaba a la ley y a la jurisprudencia de la Cámara de Casación Penal no ocasionando perjuicio alguno.La misma fue apelada por la Fiscal Liliana Bettiolo argumentando que habían sido afectados los principios de debido proceso y legalidad, fundamentos que la Cámara Federal rechazó concluyendo que “ no ha existido lesión alguna a las facultades del Ministerio Público Fiscal, al ordenar una vista en los términos del art 180 CPPN”, por cuanto dicho procedimiento, ordenado por el entonces juez Dr. Germán Sutter Schneider, fue consentido por el titular del Ministerio Público Fiscal de la jurisdicción y se ajusta a las instrucciones dadas por la Procuración General de la Nación a los fiscales para que en caso de conflictos semejantes solicitaran se corriera vista al Fiscal General planteado la inconstitucionalidad del art. 348 CPPN.Consecuentemente – dijo el Tribunal- el dictamen del Fiscal General Palacín conserva plena validez debiendo cumplirse lo allí indicado, concluyendo con una severa admonición a los fiscales Vázquez, Saccone y Bettiolo a quienes advirtió que “ resultan preocupantes, las sucesivas y constantes articulaciones de revocatoria o nulidad de los fiscales intervinientes, que no se compadecen plenamente con la defensa de la legalidad ni los derechos de partes, y que sin duda han provocado desgaste jurisdiccional, que debe ser evitado, no sólo en beneficio de la labor de los jueces y fiscales, sino en aras de los intereses generales de la sociedad (art 120 C.N).La resolución ha quedado firme, pues fue expresamente consentida por el Fiscal General Palacín.Meses atrás, al llegar el expte a la Cámara, pudiendo como Fiscal General desistir del recurso de apelación interpuesto por la Fiscal Bettiolo, optó por pedir licencia, para permitir que la legalidad de su accionar fuera evaluado por la Cámara Federal.Atte : Javier Vigo Leguizamón.Cel 0342-156313633;LE 8.485.039

    22 Abril 2009 | 04:01

Los comentarios están cerrados.