De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘wioming’

Las mejor y peor vestidas de los Goya; y El Duque no vale nada

De rojo pasión, vestida por Carolina Herrera, y por primera vez en mucho tiempo, perfectamente maquillada. ¿Fue premeditada la confusión de Corbacho cuando llamó a Belén Rueda Belén Esteban? Probablemente no. En “El Orfanato”, donde Belén Rueda sobreactuaba como la del barrio de Bilbao, tenía unos surcos nasofaciales más marcados aún si cabe que la ex de Jesulín. Ayer Belén parecía Rita Hayworth en Gilda. Tiene uno de los mejores cuerpos del cine español y supo sacarle partido.

Maribel Verdú estaba también perfecta. Con tanto adelgazamiento cada vez se parecía más a Lola Gaos. Ahora ha cogido medio kg o así, y se la puede identificar aún con la jamona que no dejaba a Javier Bardem que le tocara los pechos en “Huevos de Oro”. Un día antes de aparecer en la gala estuvo cenando en un restaurante del barrio de Salamanca, el with Love, junto a su marido . Tan nerviosa estaba que apenas probó bocado y no paró de hablar. Todo el restaurante se enteró del estado de nerviosismo.

Goya Toledo, vestida por Elie Saab parecía un remedo de Penélope Cruz. El mismo maquillaje, el miismo peinado. Dicen que Olivier Martínez la ha dejado para regresar junto a Kylie Minogue. Si es cierto, la canaria no parecía muy entristecida. Hasta el momento ha tolerado con comprensión y paciencia la amistad que existe entre Olivier y la australiana.

Neus Asensi, de Versace, obregoniana, quería demostrar que el busto y el gusto eran suyos.

Podéis echar un vistazo a la fotogalería de los vestidos y al especial de los Goya. Luego podréis ver también un vídeo. En unos segundos os cuento más cotilleos , pero no de los Goya.

El duque no vale tanto

Fue en Madrid, en el bar de copas El Junco, cercano a Alonso Martínez, un local que está ahora muy de moda en Madrid. El gerente, descompuesto ante tanto famoso, no daba pie con bola, perdía los nervios e incluso empujaba a los clientes que pagan religiosamente sus copas y no salen en los programas de televisión. Allí estaba José Miguel Monzón, El gran Wioming, de la mano de una rubia espectacular con la que daba paseos de su mesa al baño como si estuviera desfilando en Cibeles. Aquello parecía las oficinas de Globomedia. Álex González, el ex de Chenoa, guapísimo y bastante más fornido y algo que el hombre de moda, Miguel Ángel Silvestre, el actor que interpreta el personaje de El Duque en Sin tentas no hay paraíso. En persona, Miguel Ángel es un tanto tirillas.