De todo corazón

Archivo de noviembre, 2007

El Rey, como Mick Jagger

El Rey, como Mick Jagger

Anteayer, en un hotel de la madrileña calle Goya, había tal jaleo de cámaras que creí que iba a llegar la Reina. Un equipo de la televisión alemana estaba esperando a Carmen Enríquez, la escritora y periodista que ha cubierto durante décadas las actividades de la Casa Real para TVE. La reportera ha escrito un libro, políticamente correcto, desde la perspectiva de una mujer que conoce muy bien al Rey. Su aparición en el mercado no podía ser más oportuna. El Rey, tras la bronca con Hugo Chávez, ya es más famoso que Mick Jagger. Le faltó un «cojones» o un «coño» detrás de tan contundente frase para que en medio mundo se hicieran monárquicos. Sobre el tema de la separación ducal, Carmen no se moja cuando le preguntan. A pesar de ello, el libro promete convertirse en todo un best seller. Me están dando ganas de hacer una biografía sobre Froilán desde la distancia. Todo lo que se escriba en estos momentos tiene venta asegurada.

‘Luis Alfonso, un príncipe a la espera’ es el título del libro que José Apezarena ha escrito para Plaza y Janés. Aún no me lo he leído, pero pienso devorarlo. Me cae bien Luisal. Y el hecho de que José Apezarena, muy respetado en Casa Real y biógrafo del Príncipe Felipe –ha escrito dos libros sobre él– haya decidido ‘cambiarse de bando’ no puede resultar más significativo. En Zarzuela provoca sarpullidos que se nombre a Luis Alfonso como duque de Anjou o con el título de Alteza Real. En el libro, que ya me he leído a medias en el autobús se informa de que Casa Real intentó confirmarle el título de Duque de Cádiz a cambio de que renunciara a sus pretensiones al trono francés. Y también algunos problema sobre una herencia de terrenos en Segovia, Aranjuez y Madrid procedentes de la herencia de Alfonso XIII . Luis Alfonso, según el mencionado libro, no ha firmado porque no lo ve claro-

Y NO SOY UNA SOLAPERAAAAAAAAAAAAAAAA

El montaje está hecho con una foto de Efe y otra de Reuters

Paquirrín, mileurista

Vestido de «señorito», con el móvil en la mano y leyendo el periódico. Así se ha dejado fotografiar Kiko Rivera Pantoja por los reporteros que han vendido la exclusiva a Diez Minutos. El hijo de Isabel Pantoja se ha puesto a trabajar en Fix Asesores», en el madrileño Paseo de La Castellana, trabajo por el que cobra 1.000 euros al mes, aproximadamente. Kiko no sólo es ya un honrado mileurista, también estudia. Asiste a clases de contabilidad para completar su formación académica.

Celia Villalobos, comentarista del ‘cuore’. Cierto es que a Celia Villalobos, ex ministra de Sanidad con el PP, nunca se la pudo tomar demasiado en serio. A fin de cuentas, ella fue la chica Hermida más relevante que se conoce. Los políticos están comenzando a cogerle el gusto a esto de salir en la tele hablando de temas rosas. Primero fue Anasagasti, ahora Celia. Verla en Espejo Público diciendo que el único que sobraba en la familia real era Marichalar, porque Elena es muy simpática, muy divertida y espontánea y él es un estirado, provoca, cuando menos sonrojo. Celia, por haber tenido acceso muy directo a la ducal pareja en numerosos actos públicos, debería, por ética, permanecer calladita al respecto, y si se suelta a hablar que cuente todo lo que sabe. Y que hable de su especialidad, la vida privada de los políticos, un tema sobre el que siempre ha habido que ir con pies de plomo. Es más peligroso hablar de algunos de ellos que del pobre Marichalar.

Foto:Korpa

El hijo soltero de Cayetana

Habida cuenta de la maldición matrimonial que parece perseguir a los hijos de la duquesa de Alba no es de extrañar que Fernando Martínez de Irujo, el cuarto hijo de la duquesa, aún permanezca soltero a sus 48 años. ¿Persistirá durante mucho tiempo más en sus intenciones? Fernando, marqués de San Vicente del Barco, acudió el pasado viernes a la fiesta privada para VIPS celebrada en una discoteca con motivo del Master de Tenis femenino celebrado en Madrid. Allí se le pudo ver charlando muy pero que muy amigablemente con una atractiva joven morena de elegante aspecto. El patito feo de los Alba, y es un decir –no es que el duque de Huéscar sea más guapo que él–, es un excelente partido y uno de los hijos más cultos de Cayetana, junto con el duque de Siruela, Jacobo.

Sean Penn

Tuve oportunidad de conocer hace muchos años, en el zoo de Berlín, a la ex suegra de Madonna, Eyleen Penn. La señora se aburría mientras su hijo rodaba y me contó toda su vida. Practicó su castellano, que dominaba porque tenía una criada sudamericana en Malibu, y yo no puede hacer lo mismo con mi inglés. Como su hijo, Ayleen, ex actriz, se mostraba hermética al hablar de «la Ambición rubia». Sean ha roto por fin su silencio para señalar declaraciones que recoge el diario Ireland on line que jamás en cuatro años tuvo una conversación seria con ella. Ni una sola palabra de sus celos patológicos ni de las caras que supuestamente destrozó cuando la miraban demasiado.

La novia del tenista, la más lista

Coincidí hace unos días en un acto con María José Suárez. Si a la novia del tenista Feliciano López le falla algún día el palmito, podría hacerse sin problemas un lugar como comentarista tenística, a lo McEnroe. Se sabe casi de memoria la lista al completo de la ATP, e incluso se atreve a analizar la trayectoria de Nalbandian. Domina el tema y se nota, como Bibiana Fernández los asuntos futbolísticos.

María José y Feliciano López Foto Korpa

Los favores de José Luis Moreno. Como ya comentaba ayer, la modelo tiene mucho que agradecer a José Luis Moreno, cuyo programa Noche de fiesta le dio las tablas necesarias para desenvolverse con soltura en el mundo del show business.

De aquella época recuerdo una anécdota curiosa: alucinada se quedó Remedios Cervantes, cuando, aconsejada por el propio José Luis Moreno, se presentó junto a María José Suárez, su compañera de programa, en el despacho de un impotantísimo hombre del mundo de la comunicación. A Remedios, José Luis le había aconsejado que se abrigara hasta el cuello; y a María José, que se descocara lo más posible. La que consiguió el programa fue María José. Como para no estarle agradecida.

¡Ay, Elena! Por eso estabas tan guapa

Ya lo decía 20minutos.es en un titular: “La Infanta Elena rompe la pana”. Que Doña Elena se soltara la trenza y el moño podía resultar relevante y hasta significativo, pero…esas sonrisistas casi complices en sus apariciones públicas. No se la vio tan contenta, dicharachera ni sonriente allá por marzo de 1994, cuando faltaban días para que se anunciara su compromiso. Ahora es libre de verdad para hacer lo que le plazca. El hidalgo castellano, su marido, puede rehacer su vida colaborando en Elle como estilista. Y lo siento por el pobre Froilán y su hermana.

Chávez vengó a Luis Alfonso “citando” al Rey; y Marta Sánchez la prodigiosa

Tuvo algo de simbólico. Marta Sánchez, increíblemente guapa, cantando lo mejor de su repertorio en la fiesta privada de la firma Oki en la plaza de toros de Las Ventas. Por supuesto no faltó su grito de guerra: «Soy yoooooooooo….». Entre el público, su marido, el publicista Jesús Cabanas, con americana, boina, sudadera con capucha y zapatillas deportivas. Hace falta tener mucho estilo para ir tan completamente a la última, rodeado de ejecutivos trajeados, y llamar sólo lo justo la atención. Jesús es un hombre mucho más atractivo que el anodino Javier Conde (hoy casado con la cantaora Estrella Morente), el torero con quien mantuvo Marta Sánchez una larga relación. Marta, con sus prodigiosas facultades vocales y una puesta en escena increíble, se metió al público en el bolsillo. Muy pronto, tal vez cuando acabe el nuevo disco que prepara, decidirá darle un hermanito a su hija, Paula. Su marido lo está deseando.

La venganza de Chávez

Se me acaba de ocurrir mientras me tomaba un café con porras en el bar de la esquina. Se me ha hecho la luz. Y que conste que el desplante del Rey, como cronista corazonera, me ha encantado. Nunca había estado tan regio y borbónico como el sábado cuando le espetó al presidente de Venezuela ese glorioso “¿Por qué no te callas? Lo cierto es que, desgraciadamente, Chávez consiguió que entrara al trapo y perdiera los nervios, por utilizar el mismo símil torero que ha empleado el desquiciado líder populista. Chávez es íntimo amigo del multimillonario caraqueño Víctor José de Vargas e Irausquin, presidente del Banco Occidental de Descuento, y suegro de Luis Alfonso,resobrino del monarca, a quien nuestra familia real ha hecho desplantes hasta aburrir, desde no acudir a su boda hasta invitarle a la del Príncipe y Letizia excluyendo a su entonces prometida, Margarita Vargas. Mientras degustaba mis energéticas porras mañaneras, como digo, he caído en la cuenta. Hay que preguntarle inmediatamente a Mari Carmen Martínez Bordiú qué opina de esto.

Carmen Morales

Mira que es guapa, educada y, desgraciadamente, tan mala actriz como buena cantante lo es su hermana. Carmen Morales, la hija de Rocío Dúrcal, me dejó auténticamente de piedra al responder a un reportero alcachofero con el ímpetu y la furia de una auténtica Hidra de Lerna. Sólo manifestó que tiene una relación muy estrecha y especial con su hermana. Tan airada y agresiva se mostró cuando se hablaba de ellos, que producía exactamente el efecto contrario.

En cambio, el pobre padre de las dos bellas criaturas, es capítulo aparte. No hace mucho, otros reporteros, tras preguntarle, sólo por cumplir el trámite, por su depresión, comenzaron a indagar sobre sus hijas y sus respectivas situaciones sentimentales. La situación daba vergüenza ajena. Junior, como si la cosa no fuera con él, demostró no sólo que las benzodiazepinas recetadas por los médicos cumplen su función perfectamente, sino que posee la misma elegancia innata que Rocío Durcal, su esposa fallecida, demostraba con los medios.

Hoy libro, ayer estuve hasta las tantas en una fiesta pricada de Oki en a que cantaba Marta Sánchez y había algún que otro famoso. Ya os lo contaré en el próximo post/columna. Estoy hecha un asquito.He decidido quitarme de fumar por enésima vez. Buen fin de semana a todos.

La herencia de Vilallonga

Dedica esta semana la revista Diez Minutos su portada a un supuesto enfrentamiento entre Begoña Aranguren y Sylianne Stella cuando tan sólo faltan unos días para que se abra el testamento de José Luis de Vilallonga. Si alguien se merece cobrar lo poco o mucho que haya dejado el aristócrata, es Sylianne. Ni siquiera, tras su separación, cuando José Luis le dedicaba adjetivos que harían enrojecer a un descargador de muelles marsellés, dejó la francesa/argelina/monegasca de quererle. Ella ha sido quien le ha cuidado en sus últimos momentos. Quien ha demostrado, como decía Rochefoucauld, que se perdona en la medida en que se ama. ¿En la medida en que se ama o en la medida en que se odia? Begoña Aranguren, según la revista, no es probable que impugne el testamento, que a todas luces favorecerá a Sylianne y a los hijos del escritor, pero estaría molesta por la actitud de ésta, que ha mostrado a Vilallonga a las televisiones en toda su decrepitud antes de morir. Ella y su hijo John lo mostraron en toda su ignominia al escribir de él.

Este asunto podría tener otras lecturas:

Dijo Josh Billings: “No hay venganza tan completa como el perdón”. Y Oscar Wilde algo así como “Perdona a tus enemigos, no hay nada que les enfurezca más”.

¿Habéis visto Lunas de Hiel de Roman Polanski? Es mi película favorita. ¿Es Sylianne, como en cierto modo lo fue durante un tiempo la viuda del torero Julio Robles, Lilianna María, una encarnación real del personaje que interpretara Emmanuelle Seigner ?

De melenas y callos reales

La infanta Elena se desprendió el pasado lunes en un acto público de su sempiterna trenza de princesa medieval para exhibir una melena planchada. Podéis ver el vídeo en 20minutos.es. Elena tiene el pelo fosco, como su madre, ligeramente encrespado y, como a Tita Cervera, no le gusta demasiado ir a la peluquería. A pesar de que Elena es partidaria del dicho «para presumir hay que sufrir», no le gusta que le tiren del pelo con el cepillo del brushing. Verla con la melena lisa ha sido un auténtico acontecimiento histórico.

A los pies de la infanta. Los problemas podológicos y de espalda los han sufrido tradicionalmente a las mujeres de la familia real. Son muchas horas estrechando manos sin cesar, de pie firme. Doña Elena, extremadamente presumida, tiene los suyos destrozados. Para asistir a determinados actos oficiales, suele vestir un calzado dos tallas menor de su número, y los callos reales acaban apareciendo. Los podólogos que la atienden se desplazan a Zarzuela para guillotinar las durezas de sus pies. Como la hermana de Cenicienta en el cuento.

FOTO: EFE JUAN M.ESPINOSA

Isabel II de Inglaterra y la Reina Sofía

El ‘glamour’ de Isabel II

Casi me caigo de la butaca del salón cuando vi en el informativo de una cadena nacional que la revista Vogue había elegido a Isabel II como una de las mujeres más glamourosas del mundo. ¿Dónde vamos a ir a parar? Si lo que pretendían era hacer una operación de marketing para que su revista salga en todos los medios de comunicación del mundo lo han conseguido. ¿Se trata de una boutade? ¿De un esnobismo estúpido? Glamour, en todo caso tiene su marido, el duque de Edimburgo, un hombre muy elegante, pese a contar unos chistes machistas y zafios que harían palidecer de envidia a Torrente.

Que le pregunten a los escoceses. La mayor ofensa que pudo hacerles el día de su coronación como reina de Escocia fue acudir vestida con su habitual trajecito color pastel y no desprenderse ni siquiera en el solemne momento de la coronación de ese bolso negro que con mucha más gracia que ella lucía el famoso teletubbie gay. Decir que la reina de Inglaterra es estilosa es la peor ofensa que se le puede hacer, aun ahora, a Lady Di. ¿Cuándo van a dejar a la pobre mujer en paz?

Y nuestra reina, de rosa, en Ceuta

Ha echado el resto. El cutis terso, el pelo impecable, más delgada y hasta, casi, casi, y ya es difíci, más alta. La Reina estaba impresionante con su traje color rosa, luminosa y brillante mientras paseaba por las calles de Ceuta. Si Isabel de Inglaterra, pachuli puro, tiene glamour, la Reina Sofía es un frasco de Calech andante. En ningún lugar puede sentirse más reina que en la ciudad española norteafricana, donde pueden odiarte para toda la vida si se te ocurre preguntarles, por poner un ejemplo: ¿Cuándo vais a venir a España?