Entradas etiquetadas como ‘sonrisa’

¿Y si no quiero sonreír en las fotos por mucho que “esté más guapa”?

Desde hace un tiempo dejé de enseñar los dientes en todas las fotos y empecé a posar con un gesto que definiría como “sereno”.

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

Yo misma y una cabina de Liverpool

Lo hago porque apetece, me siento más identificada y así dejo las sonrisas para los momentos en los que verdaderamente las siento, no solo cuando hay un flash de por medio.

Sin embargo era una cosa que antes no entendía de Victoria Beckham. ¿Por qué no sonreía en las fotos?

Había sido una Spice Girl, tenía su propia marca de ropa, desfilaba en la pasarela de Nueva York… Y a nivel personal lo que todos sabemos, un marido más majo que el pan (mirad el vídeo que hizo con Deadpool) y cuatro hijos que son para achucharles los mofletes como cuando tu tía llevaba sin verte varios meses.

Entonces, ¿cómo era posible? Como que no andaba falta de motivos para sonreír precisamente. Y claro, no puedes salir sin sonreír cuando sonreír en las fotos se ha convertido en algo normal.

Ahora quien no sonríe enseguida encuentra varias reclamaciones en forma de comentarios que preguntan, como Joker a sus víctimas, “¿Por qué tan serio?”. No nos dejan optar por la seriedad.

A pesar de ello, Victoria Beckham ha hecho del gesto serio su marca en las fotografías. De hecho, está tan comprometida con la seña que en una ocasión escribió de pie de foto “Sonriendo internamente” para zanjar la controversia, reivindicando que sale como le da la gana en las fotos.

Otra que se aleja de la “sonrisa de foto” es Caitlin Moran, columnista inglesa, a la que le preguntaron en Twitter en varias ocasiones por qué siempre salía con cara de estar pasándoselo muy bien o, como decían literalmente, con “cara de marioneta”.

Ella respondió que la gente tenía que reflejar que estaba feliz, pero que ella no quería reflejar nada, sino proyectar lo que estaba viviendo realmente.

Así que la próxima vez que poses en una foto, piensa realmente cómo quieres salir. Que no sonrías no significa que estés sumida en la depresión más profunda, sino que, simplemente, no quieres sonreír.

Si desde pequeños nos enseñan que no se deben dar besos a la fuerza, ¿por qué no empezar a enseñar que tampoco debemos sonreír a la fuerza?

Me he cansado de escuchar: “Sonríe, que estás más guapa”. A lo mejor no quiero ser más guapa, a lo mejor solo quiero ser yo.