Entradas etiquetadas como ‘paris’

El futuro de las coronas de flores

¿Recordáis el boom de las coronas de flores hace unos años? Yo sí, y estoy segura de que mi madre también, ya que la buena mujer me ayudó a convertir una diadema del Primark en corona (cuando digo “me ayudó” quiero decir a que yo le di la idea y ella, que cose mejor que un cirujano, la llevó a cabo).

INSTAGRAM RODARTE

La moda no puede dejar de reinventarse (gracias a Dios) y en el último desfile de Rodarte hemos visto cuál será la evolución del complemento que trajo de cabeza a las fashion bloggers de todo el mundo.

Las hermanas que se encuentran detrás de la firma, Kate and Laura Mulleavy, han presentado una romántica colección en la Semana de Alta Costura de París. “¿Pero Rodarte no desfilaba en la New York Fashion Week?” diréis unos. “Sí, sí, a mí me suena que vistió a Michelle Obama” recordaréis otros. Estáis todos en lo cierto.

Sin embargo, desfilar en la ciudad francesa les permite profundizar en una serie de tendencias más artísticas sin estar tan limitadas por una semana de la moda que no les permitía ser tan creativas, afirmaron las hermanas.

Además de debutar con una colección que seguramente causará furor entre las que tengan bodas el año que viene, han traído de vuelta uno de los accesorios por excelencia de la primavera. La nueva versión de la corona floral se aleja totalmente de lo que compramos en su día, aquellos floripondios gigantes que habrían hecho enloquecer a Frida Kahlo.

Flores diminutas y en blanco forman la versión más minimalista del complemento. No resulta tan impactante como la tendencia anterior pero parece la opción perfecta para darle un toque poético a nuestros futuros estilismos primaverales.

GTRES

GTRES

Yves Saint Laurent nos quiere sumisas y violadas según su última campaña

Sé que las chicas del anuncio no están diciendo “Viólame”. Es algo que no aparece escrito en ninguna parte. Pero quiero que vayamos mas allá y pensemos en la imagen de la mujer que se está transmitiendo.

Para empezar es una mujer sexualizada por la ropa que utiliza: tacones altos, medias de rejilla, lencería… Ves el anuncio y no piensas en la última colección de la marca, esa con cuellos altos y cazadoras de cuero, piensas en sexo.

En segundo lugar, las modelos del anuncio, aparecen colocadas en posturas sumisas. Transmiten debilidad, como si no tuvieran ningún tipo de fuerza ni voluntad. Están ahí. Simplemente estando, pero tiradas

Se ve una mujer frágil a disposición de cualquiera, algo que continúa con los estereotipos que son los que alimentan el ideal de una sociedad machista que considera a la mujer un objeto de consumo. Es esa creencia la que puede llevar a una violación o a cualquier otro tipo de abuso, por lo que, de una manera o de otra, la campaña en mi opinión, fomenta la violencia de género (recordemos que la violencia no es solo poner una mano encima).

Como consumidora no me gustaría comprarle a una marca que basa su publicidad en una imagen de desigualdad del tipo que sea. Como mujer, ver que transmitan esta idea de mi género, me resulta algo inaceptable.

Siendo sincera, y que quede entre nosotros ahora que Anthony Vaccarello no está leyendo, esta campaña no me parece otra cosa que la búsqueda constante de polémica. Al igual que en los 90 se sacaba por primera vez a una mujer vendiendo vaqueros sin bragas, en el 2015 fue una modelo que rozaba la anorexia y en 2017 toca la imagen de la mujer sometida. Ese es todo el objetivo de Yves Saint Laurent, dar de qué hablar. Y es que, si no hablan de ti, es como si no existieras. Aunque si este es el discurso que la marca quiere darnos, habrían hecho mejor guardando silencio.

#YSLretiretapubdegradante

 

Las monstruosidades del ‘streetstyle’ de la Paris Fashion Week

Llegan las semanas de la moda y nos volvemos locos. Como sabemos que pueden caer fotos en cualquier momento, los más adictos a la moda peinamos hasta la última percha del armario para crear tendencia. Porque somos así de ególatras, nos encanta pensar que aunque vayamos a ver un desfile y seamos normales y corrientes parezcamos influencers. Y sí, yo la primera. Aún recuerdo esa fashion week a la que asistí con unos botines diy que había cortado esa misma mañana (lo petaron).

La jugada nos puede salir bien o podemos estrellarnos estrepitosamente combinando el elegante abrigo de pieles de la abuela Josefa con los vaqueros que encontraste en Malasaña aquel día que estabas segura de que irían con todo:

GTRES

El chándal de terciopelo es, en mi opinión, perfecto para andar por casa calentito. Lo de combinarlo con camisa, cinturçon de Gucci y un abrigo largo es como los que le echan mayonesa a las croquetas. No mezclar lo que solo funciona bien por separado:

Many thanks to @mercedesbenz, official partner of the Paris Fashion Week. 📷 by @vannibassetti. #pfw #mypfw #menswear #fw17

A photo posted by Paris Fashion Week (@parisfashionweek) on

Cuando la Semana de la Moda te pilla recogiendo arroz en plenos campos de Youxing y no has tenido tiempo en las doce horas de vuelo China-París de cambiarte:

GTRES

¿Quién dijo frío? Si te tienes que pasar una semana resfriada, con anginas y baja laboral por ir divina de la muerte, TE LA PASAS. Antes muerta que sencilla:

Cold temperatures are not going to stop fashion street style, 📷 by @vannibassetti. #pfw #mypfw #menswear #fw17

A photo posted by Paris Fashion Week (@parisfashionweek) on

El Lado oscuro de la Fuerza inspira a este asistente que llega hasta teñirse el pelo para que haga juego con su conjunto:

GTRES

Cuando tienes unas sandalias tan TAN estilosas como las de esta invitada y te niegas a dejarlas en casa solo porque las temperaturas son bajo cero, unas medias y apañado:

Day 4 of the Paris Men's Fashion Week has just started ! 📷 by @vannibassetti. #pfw #mypfw #menswear #fw17

A photo posted by Paris Fashion Week (@parisfashionweek) on

El abrigo de Lewis Hamilton no tiene perdón de Dios. Eso sí, perfecto para ir al cine y poder pasar en sus bolsillos palomitas, chuches, refrescos y un bocata de jamón sin que nos confisquen la comida:

GTRES

Para terminar y darle un poco de paz a nuestros ojos os dejo una foto del conjunto elegido por David Beckham. Colores nudes, un jersey de cuello vuelto y unas gafas de sol lisas que demuestran que menos es más (aunque también ayuda que los lleve el futbolista).

GTRES

Alta costura en París (I): los diseñadores británicos e italianos brillan más que las casas francesas

Desde diseños que tiraría a la Fosa de las Marianas a vestidos para ponerles un piso en el Barrio de Salamanca. Así ha sido la primera parte de los desfiles de Alta Costura Primavera-Verano 2016 que empezaron el domingo en París.

Abre Versace. GTRES

Versace, perfecto para amantes de la alta costura o del bondage. GTRES

Versace fue el encargado de romper el hielo…y las costuras. Su colección, deportiva y dejando más carne al aire que el trikini de Borat, estaba compuesta de lo que parecían retales unidos por cuerdas anudadas. Francamente, yo no me gastaría 1.000 euros por un trapo que parece salido de mercadillo, pero vamos, ni 1.000 ni 100 ni 10. Además no veo muy práctico lo de los nudos estratégicamente colocados para no quedarte con un pecho al aire. Me pregunto si el vestido que le regalaron a Rita Ora, asistente del front row, venía con manual de instrucciones para anudar.

Para abrir boca Schiaparelli. GTRES

Para abrir apetito: el marisco de Schiaparelli. GTRES

Schiaparelli por otro lado, no sé si sin querer o a propósito, emuló una especie de banquete al más puro estilo de La Bella y la Bestia en el que platos y bandejas blancas hacían de fondo de la pasarela. La colección, con estampados de rosas, candados y pájaros o de alimentos daban la sensación de que Lumière iba a salir de un momento a otro cantando “Qué festín, qué festín, un banquete de postín…”

Dior sin Simons no es Dior. GTRES

¿Dior o Desigual? GTRES

Dior mío pero qué es esto. Desde la despedida de Raf Simons allá por octubre, Dior tenía la oportunidad perfecta de re-debutar, de decir “No está Simon, pero seguimos siendo Dior, algo casi tan representativo de Francia como la Torre Eiffel o los croissants“. Pero Simons no solo se fue con la música y las flores a otra parte, sino que parece que se ha ido con las telas, dejándoles trozos de estampados que han unido aprisa y corriendo la noche de antes para salir del paso. Donde muchos ven innovación y osadía yo veo que la casa está dando más tumbos que un pollo sin cabeza.

Nubes de tul Giambattista Valli. GTRES

Nubes de tul de Giambattista Valli (me pido el rosa). GTRES

Giambattista Valli y su nueva colección, protagonizada por kilos y kilos de tul, han dejado el pabellón por las nubes. Anda que tiene narices que tenga que ser un italiano el que eclipse la atención en París. Eso tiene que doler. Es como si llega Italia y le mete cuatro goles a Francia en el Parque de los Príncipes.

Texturas y estampados florales de Ralph&Russo. GTRES

Texturas y estampados florales de Ralph&Russo. GTRES

La de Ralph&Russo es otra colección que puedo imaginarme perfectamente en una alfombra roja (no como otras…ejem ejem, Versace y Dior, no quiero mirar a nadie). La primavera de los londinenses se asemeja a una oda a la arquitectura. Las texturas y los cortes junto a los estampados de flores van acompañados del rose quartz y azul serenity, colores del 2016.

Un clásico reconvertido por Lagerfeld. GTRES

Un clásico reconvertido por Lagerfeld en el desfile de Chanel. GTRES

Chanel (y la varita mágica del ‘hado’ Lagerfeld) le ha dado una vuelta de tuerca al tradicional traje de tweed haciéndolo de alta costura con lentejuelas y demás añadidos brillantes. Innovan, sí, pero a medias, pues apenas se atreven a salir del binomio beige-negro de la casa. Y vale, que es icónico de Chanel, lo entiendo, pero me esperaba algo más de caña. No sé, lleváis desde 1910 con el mismo, igual es el momento de cambiarlo un poco. Por otro lado, no sabemos si oportunamente inspirado por el estreno de El despertar de la Fuerza, los diseños más futuristas de la firma se dan un aire al vestuario de la saga, ¿no os parece?

Stéphane Rolland. GTRES

Joyas arquitectónicas de Stéphane Rolland. GTRES

Stéphane Rolland viene a ser a la Semana de la Moda de Alta Costura como un vaso de agua fría en medio del desierto. Cuando mis esperanzas en las grandes maisons estaban perdidas, llega el diseñador con sus faldas de relieves impensables. Cada prenda de la colección tiene detalles que desafían toda lógica y gravedad hasta el punto de que tengo claro que me cortaría un dedo del pie por alguno de sus vestidos (hasta dos si fuera necesario en el caso del rojo). Mientras haya Rolland hay esperanza.

La serenidad de Armani. GTRES

La serenidad de Armani. GTRES

Giorgio Armani Privé y su colección se ha visto muy influenciada por la elección del azul serenity como segundo color del 2016 según Pantone. Y cuando digo “muy influenciada” me refiero a que han arrasado con todas las telas en ese color del mercado. ¿El resultado? Juegos de texturas que, aunque por separado podrían parecernos peor idea que mezclar nocilla con mejillones, dan lugar a combinaciones originales en la línea del chaos magic, otra tendencia de este año. Aunque siendo un poco quisquillosa si que echo en falta alguna pincelada de (cualquier otro) color.

Grandes cagadas y grandes obras de arte. ¿Veremos en los Oscar alguno de estos diseños?