Entradas etiquetadas como ‘olivo’

Si te vas a casar en el 2016 esto es lo que se lleva en bodas

Antes que nada no, no me he casado y no, no tengo pensado hacerlo próximamente. Pero soy muy de bodas. Soy tan de bodas que de no ser porque el periodismo resultó ser mi amor verdadero, habría acabado de organizadora. ¿Sabes cuándo haces zapping y te topas con uno de esos programas rollo La boda de mis sueños y te preguntas quién diablos se traga tanto azúcar y tanto tul rosa? YO.

Ramo de flores variado. TUMBLR

Ramo de flores variado. TUMBLR

Así que hoy os voy a hablar de bodas. No de bodas en sí, sino de las tendencias que vienen este año para las bodas. Porque esa es otra, si comparas una foto de la boda de tus padres con la de la boda de tus primos del año pasado encontraras diferencias EN TODO: en el vestido, en el peinado, en el maquillaje, en la mesa, en la recepción…Lo único que siempre permanece en el tiempo y en todas las familias de todo el mundo son los típicos invitados cogiéndose una cogorza del quince.

Para el 2016 viene un poco de todo, sencillez en unas cosas, exceso en otras… Pero todo tan compensado que si no te entran ganas de casarte al terminar el post, es que deberías leerlo otra vez.

Pero vayamos por partes.

Los adornos ya no son los que eran. ¿Recuerdas la típica boda con ramilletes de flores o lazos de seda colgando de los bancos? Pues eso está totalmente fuera. Ni flores ni tules, se lleva el olivo. La planta, que es sencilla pero muy versátil (y con el blanco queda precioso, dicho sea de paso), puede ir en todas partes: en los adornos de la iglesia, del pelo, del ramo…donde quieras. No puedes casarte este año sin tu ramito de olivo correspondiente

Vestido con bolsillos y vestido en rosa cuarzo. PRONOVIAS

Vestido con bolsillos y vestido con el bajo degradado en rosa cuarzo. PRONOVIAS

La novia del 2016 puede llevar vestido con bolsillos, una de las tendencias más vistas en todas las pasarelas de novia. En cuanto a la forma del vestido, aquellos con capa, cortos o midi (para las novias más arriesgadas) serán una buena apuesta. Los complementos también cambian. Se lleva el velo de encaje tipo mantilla y las tiaras de joya. No te olvides del azul, pero este año, en los ojos.

En cuanto a ramos, se huye de los que parecen coliflores inmensas y se apuesta por la sencillez, ya que están de moda los pequeños. Si no eres una apasionada del olivo por mucho que se lleve, son tendencia los que tienen frutas, aunque no es necesario que lleves la mitad de la frutería del Carrefour encima, sino que con unas pocas piezas ya queda bonito. Dile “Sí quiero” a las mezclas, ya sean de flores silvestres o aquellos que las combinan de diversos tipos, colores y tamaños.

Si hay que mojarse con un color para las bodas del 2016 ese sería sin duda el rose quartz seguido del serenity. Estos colores pastel pueden funcionar tanto en los ornamentos como en el ramo o vestido. De hecho, si quieres ir más allá, viene pisando tan fuerte el rose quartz que, incluso se verá esta temporada en varios vestidos de novia.

Drip cake con olivo. Esta tarta está más a la moda que toda la Paris Fashion Week. INSTAGRAM

Drip cake con olivo. Esta tarta está más a la moda que toda la Paris Fashion Week. INSTAGRAM

Y si quieres que los invitados no solo queden con buen sabor de boca sino que puedan subir orgullosos a Facebook la foto de rigor de la tarta, se lleva la drip cake (en español “tarta que gotea”). Es un efecto que hace parecer que la cobertura está resbalando por la tarta. Y si no eres muy de tartas porque eres una novia alternativa o sencillamente, no te gusta el dulce, las tablas de quesos sustituyen a la tradicional tarta de boda, así como carta de helados o postres bit-size (un bocadito que, a mi parecer, no te llega ni al diente). Por comer que no sea.