Entradas etiquetadas como ‘lavar’

¿Cada cuánto se deben lavar las brochas que usamos para maquillarnos?

Cuando una amiga lanzó en las redes sociales la pregunta de cada cuánto limpiábamos las brochas y pinceles me quedé en shock.

“Ah, ¿que las brochas hay que limpiarlas?” Le pregunté inocentemente. Ingenua de mí. No sé por qué no me imaginaba que debiera preocuparme de limpiar algo en lo que simplemente echaba unos polvos de maquillaje.

GTRES

Además, no es que las tengas por ahí colgadas a la intemperie, sino que están guardadas alejadas de los ácaros y del polvo en el neceser a buen recaudo. Claro, con lo que yo no contaba era con las toxinas y bacterias de mi propia piel.

En una de las sesiones de fotos que se organizan en mi escuela, tuve la oportunidad de coincidir con un grupo de maquilladores así que aproveché para preguntar sobre el tema.

Todos los días” me respondió una de ellas sin titubear “…en el caso de que las compartas. Si eres la única que las usa, entre dos o tres días“. Básicamente lo que llevo haciendo todos estos años es maquillarme una y otra y otra vez con mis inmundicias epidérmicas.

Limpiar los pinceles es tan sencillo como darles un lavado de agua y jabón. Si el cosmético que hemos usado es graso podemos echarle un poco de jabón lavaplatos. Aunque también en las tiendas de maquillaje tienes limpiadores específicos, si lo haces con lo que tienes por casa, te sale más económico.

Moja la brocha, aplica el jabón en la palma de tu mano y seguidamente frota la brocha haciendo movimientos circulares, como si estuvieras pintándote la mano. Aclara al terminar y colócalas sobre papel absorbente para que se sequen.

No solo evitamos mancharnos los poros sino que le alargamos la vida a las brochas.

Por qué no deberías lavar nunca tus vaqueros (por muy guarro que parezca)

En uno de estos botellones universitarios surgió una vez el tema de cada cuánto cambiábamos las sábanas. Empezó como algo inocente y por poco nos tiramos debatiendo los tres años restantes de la carrera. Es lo que tiene el tema higiene personal, que cada uno lo lleva de una manera y nos convertimos en unos radicales para defender la nuestra.

Vaqueros. ALIEXPRESS.COM

Vaqueros. ALIEXPRESS.COM

Si para nosotros el asunto causó tanto revuelo imaginad cuando, en un foro de sostenibilidad, el CEO de Levi´s, Chip Bergh, admitió que los vaqueros que llevaba puestos llevaban un año sin pasar por la lavadora. ¡UN AÑO! Yo no sé vosotros, pero en un año mis vaqueros han hecho más cosas que Jesús Calleja en cinco programas.

Obviamente el hombre no se refería a todos los vaqueros, sino a los vaqueros buenos. Esos que te compras por 14.99 euros te van a durar lo mismo lavándolos que sin lavar.

Por lo visto, lavar los vaqueros estropea el tejido del pantalón, interrumpe su proceso de envejecimiento natural y además, gasta un montón de agua (según el CEO, tras dos años y lavándolos una vez a la semana, unos vaqueros gastan 3.500 litros de agua).

Aquí me diréis “Vale, todo muy bonito, pero ¿qué hago con esa mancha de lácteos de cuando estaba tan inmersa viendo The Walking Dead que no me enteré de que el yogur me estaba goteando encima?”

Fácil, limpieza en seco y con un cepillo de dientes (con otro distinto al que usas para lavarte la boca, a no ser que te de absolutamente igual).

El diseñador Tommy Hilfiger también se jacta de no lavar nunca sus vaqueros. GTRES

El diseñador Tommy Hilfiger también se jacta de no lavar nunca sus vaqueros. GTRES

Muy bien, CEO de Levi´s, veo su idea factible hasta cierto punto, pero me sigue dando repelús pensar en que estoy llevando unos vaqueros que llevan un año sin ver agua y jabón. Casi puedo imaginarme las bacterias del tamaño de los escarabajos de La Momia.

Con el propósito de aplacar estos temores tan naturales (o de tener una excusa para no lavar su ropa), un estudiante de la Universidad de Alberta en Canadá, comprobó cómo variaban las bacterias llevando los mismos vaqueros durante 450 días en comparación con unos usados durante dos semanas.

Para su sorpresa (y mi tranquilidad), el nivel de bacterias en ambos era muy semejante, eso sí, sobre todo centradas en la zona púbica.

Pero entonces ¿cómo acabo con las bacterias? Palee Sternberg, jefa de diseño de Nudie Jeans declaraba en Revolve Clothing que lo mejor para ‘limpiarlos’ y perdieran los olores era colgarlos de la ventana o meterlos en la nevera dentro de una bolsa hermética durante un par de días, ya que el frío acaba con las bacterias y el olor.

Eso sí, asegúrate de sacarlos con tiempo antes de ponértelos.