Entradas etiquetadas como ‘curcuma’

Mis remedios de belleza caseros

Me vais a llamar bruta pero he sido de las que, en cuanto se veía un grano, lo reventaba con saña entrujándolo entre los dedos. La cosa es que siempre volvían a salir. Se regeneraban. Eran como las canas. Si bueno, al momento te lo quitabas de delante, pero al tiempo volvías a tener que enfrentarte a ellos.

No fue hasta que conocí a Kalashnikov, una azafata rusa, que descubrí la manera correcta de matarlos para siempre. La kriptonita de los granos es el yodo, mercromina o betadine. Untas un bastoncillo en el líquido y lo enchufas en el grano unos 10 segundos.

Tienes que notar que quema” decia Kalashnikov. Nos ha jodido, ella es rusa, esta hecha de otra pasta. Yo me veo una astilla en el dedo y ya estoy lagrimeando.

Este es solo uno de mis caseros-pero-tremendamente-efectivos-trucos-de-belleza-para-situaciones-de-emergencia by Mara Mariño.

Yo es que soy aries, es decir, de a última hora descubrir cosas que no tengo tiempo de gestionar. Como cuando, ya llegando tarde, me pinto los labios y se queda el labial agrietado porque los tengo agrietados.

En circunstancias normales me habría preocupado de exfoliarlos con propiedad, pero como no hay tiempo, tiro de cepillo de dientes (no el que uséis para lavaros la boca, uno viejo que ya no utilicéis) y vaselina.

Pasándolo por los labios consigue que las pieles muertas se caigan. Se sufre un poco y acabas con la boca como Carmen de Mairena pero apaña.

No solo tengo trucos para cuando voy pillada de tiempo. Soy muy fan de las mascarillas caseras. En mi caso hago una de cúrcuma con yogur que cuando te la quitas tienes la cara más amarilla que Marge Simpson, pero lo suave que te la deja compensa todos los males.

Muy casual en el suelo de mi baño, el sitio en el que me hago normalmente las mascarillas (no).

Muy casual en el suelo de mi baño, el sitio en el que me hago normalmente las mascarillas (no).

Siguiendo esta línea de limpiar y embellecer hago, de vez en cuando, cuando los puntos negros de mi nariz se empiezan a ver desde Marruecos, baños de vapor para la cara. Pones agua a hervir en una cazuelita y una vez la retiras pones tu cara encima cubriendo tu cabeza y la cacerola con una toalla en una especie de minisauna y voilà.

Son los 10 minutos mas jodidos del día, pero no solo tus poros echan mierda a tutiplén sino que terminas con la cara más lisa que Nicole Kidman después de pasar por quirófano.

¿Cuáles son vuestros trucos caseros?

 

Cinco alimentos que deberás incluir en tu dieta para estar más guapa (o guapo)

¿Sabes cuando te levantas después de la típica noche de fiesta, en la que hubo más cubatas que en las bacanales romanas, y tienes la piel apagada y cetrina? Eso que te muestra el espejo es en realidad cómo se siente tu hígado a través de las células epiteliales.

Y no solo el alcohol pasa factura: “Lo primero que noté cuando me mudé a Carolina del Norte fue que me salieron granitos en la cara por la alimentación. Yo, que a lo largo de mi adolescencia jamás había tenido” declara Carla Zaplana, dietista y nutricionista que presentó ayer en el Hotel Petit Palace de Santa Bárbara una línea de desayunos sanos para la cadena.

Zaplana es una gran defensora de la alimentación consciente o eat clean, es decir saber qué estamos consumiendo desde sus orígenes hasta los efectos que tiene en nuestro cuerpo, ya que, según la nutricionista “la piel es un reflejo de lo que sucede dentro del organismo”.

Teniendo en cuenta que uno de sus lemas es “Come limpio para tener energía, belleza y salud” no pude evitar preguntarle por el equivalente a los cinco ‘cosméticos alimentarios’ básicos para invertir en nuestra belleza natural con algo tan sencillo como añadirlos al plato:

Aguacate: “Es rico en ácidos grasos poliinsaturados, mantiene la piel y cabello hidratada”. Se puede tomar en una tostada en el desayuno simplemente untado en el pan o mezclado en una ensalada.

Cúrcuma: La especia “sirve para prevenir inflamación, es anticancerígena y antioxidante”. Es perfecta como condimento de carnes o verduras.

Vegetales de hoja verde: “Muy ricos en clorofila ayudan a depurar la sangre y tienen un efecto detox y alcalino en el organismo”

Semillas: Ya sean de chía, cáñamo, de girasol o calabaza, son “excelentes ya que son ricas en minerales embellecedores como selenio, potasio, fósforo y magnesio”. Se pueden tomar como merienda entre horas o como complemento de ensaladas.

Bayas de goji: “Conocida como el alimento de la longevidad. Son antioxidantes, ricas en vitamina C y tienen todos los aminoácidos esenciales por lo que nos aportan proteína completa”. Perfectas para recetas más dulces como tartas o para añadir al desayuno ya sea en batidos o cereales.

Comer sano, el ejercicio… ¿Cuidarse es una moda que acabará pasando? Le pregunté a Carla. “Si está de moda estar sanos, bienvenida sea” dijo ella, a lo que añadió con seguridad: “Además sentirse bien es una gran adicción“.