Entradas etiquetadas como ‘cita’

Qué ponerse para tu cita de San Valentín según cómo lo celebres

Soy una romántica incurable desde la raíz de mi pelo de la frente hasta la punta del dedo gordo del pie. Me encanta que, independientemente de poder querer, achuchar y besar a mis seres queridos a diario, haya un día concreto que se celebre algo tan bonito como es el AMOR.

Y si bien no soy partidaria del bombardeo de perfumes, flores, bombones y regalos horteras del chino (que luego quedan en las estanterías cogiendo polvo) defiendo a capa y espada las citas del Día de los Enamorados.

  • Si te lleva a cenar fuera y el pack incluye “restaurante romántico+velas+violinista+champán+pétalos de rosa” aprovecha para sacar tus mejores galas. No hace falta que te arregles como si fueras de boda, pero elige un conjunto que no te pongas normalmente. Para ellos una camisa o americana marcará la diferencia entre la camiseta de Los Ramones con vaqueros que suelen llevar siempre (ojo, que nos encanta, pero un día es un día). Para nosotras, podemos combinar un top más elegante con una parte de abajo más informal o lo contrario. También podemos apostar por tacones si nos apetece (que por mucho que machaquen los pies le dan un toque elegante al estilismo) o un zapato plano fino si preferimos la comodidad.

  • Si te lleva a ver un espectáculo puedes seguir los mismos consejos que si vas a cenar fuera pero juega con los complementos para ir acorde a la situación. No es lo mismo que te lleve a escuchar ópera que a ver monólogos cómicos en un bar o a un recital de poesía. Bolsos, cinturones y zapatos pondrán la guinda al pastel.

  • Si vais al cine, a un museo o a dar un paseo por la ciudad, elige ropa cómoda pero sin perder de vista San Valentín. Puedes ir informal a la par que elegante aunque vayas en vaqueros. Para nosotras es tan fácil como aprovechar un pintalabios favorecedor (procura hacerle primero el truco del talco para que no te lo borren los besos) y para ellos elegir una camiseta, chaqueta o cazadora algo más estilosa.

Si la cita es en casa déjate de capas de ropa extra y mejor céntrate en lo que te vayas a poner por debajo, que seguramente sea lo que va a estar más a la vista (aunque sea a ras de suelo).

Y si disfrutas de la soltería, pero el amor que tienes hacia tus amistades es digno de celebrar, tira la casa por la ventana en una exaltación de la amistad y toma nota igualmente de los consejos estilísticos. Arreglarse para una persona que queremos siempre es especial, independientemente del tipo de amor que sintamos por ella.

(Todas las imágenes son de STRADIVARIUS Y H&M)

Así se preparan ellos cuando tienen una cita con nosotras

Horas frente al armario, dudas existenciales sobre lo que llevamos puesto, zapatos desparramados por el suelo, estropicios en el pelo, kilómetros y kilómetros recorriendo todas las habitaciones de casa porque no aparecen las dichosas medias…ni el Duque de Wellington llevaba a cabo tantos preparativos para una batalla como los que organizamos las mujeres cuando nos preparamos para una cita.

¿Se preocupan ellos tanto como nosotras? ¿Tienen en cuenta si  ropa interior hace juego o no? ¿Tiran frustrados prendas al suelo pensando “no tengo nada que ponerme”?

¿Qué hay detrás de una cita en el caso de ellos? Para averiguarlo, los testimonios de algunos hombres de mi entorno (amigos y pareja entre los 23 y 26 años), me han hecho elaborar una especie de lista de básicos a la hora de prepararse para el momento.

1.La depilación es importante. Es innegable que los hombres SIEMPRE son positivos (demasiado) y suelen pensar que en la primera cita puede haber tema, por lo que muchos recurren a la depilación púbica. Y no os estoy hablando de podar un poco la maleza sino de depilar a machete con la cuchilla. “Si se hace algo se hace bien” declara mi mejor amigo. Aunque todos coinciden en que cuando estás con pareja te preocupas menos por estos menesteres y tiendes a llevar el ‘asunto’ menos cuidado. “Algunos se quitan hasta los pelos de las orejas” dice otro cuando pregunto si también se depilan las axilas o las cejas. Hay controversia. Respecto a nosotras, una amiga parece tenerlo claro a la hora de que un chico se depile las piernas: “Si está depilado parece que me estoy acostando con una tía”. Y ahí coincido. Si me roza con unas piernas más depiladas que las mías me da un poco de grimilla.

2.A la hora de elegir los calzoncillos, el equivalente a nuestro tandem braga/sujetador, todos coinciden en que deben de estar nuevos. “Unos calzoncillos to´guapos” declara uno “que no estén muy acartonados”. Otro habla de “los calzoncillos de follar” e incluso de “los calzoncillos de la suerte”.¿La forma? Boxer porque “quedan mejor y el slip es de paletos“. Tanto ellas como ellos coinciden en que el negro es el color más elegante en un calzoncillo y que preferiblemente de marca. En mi caso, me basta con que estén limpios. Llamadme conformista.

Dibujo Jimena Ruíz Martínez

Dibujo Jimena Ruíz Martínez

3.La ropa es el punto de conflicto. Según unos, hay que ir vestido acorde al estilo personal, según otros depende de otros factores. Nosotras, a la hora de vestirnos solemos elegir algo no lo bastante corto como para que parezca que vendemos la carne a precio de saldo pero tampoco lo suficientemente largo para que parezcamos monjas de clausura. Ellos lo hacen parecido según lo ajustadas que sean las camisetas. Rápido surgen las comparaciones con los ‘viceversos’ (participantes del programa Mujeres y Hombres y Viceversa que por lo general suelen ser hombres musculosos). “Depende de la conversación que tengas. Cuanta más conversación tengas menos necesario es que lleves ropa apretada” declara uno. Según otro “cuando vas a una cita quieres impresionar a la chica” a no ser que sea alguien con quien quedas normalmente, en cuyo caso “vas como eres” puntualizan. Influye con quien vayas a quedar, el sitio al que vayas y para algunos hasta el estilo de la chica. Según la opinión popular de mis consultados, cuanto más ‘choni’ es la chica, se va peor vestido. Después de varios intentos infructuosos de realizar una gráfica  que reflejara cómo vestirse en función de si ella es ‘choni’-culta (por lo visto no existen ‘chonis’ cultas ni cultas que vayan como ‘chonis’) como viste de ‘cani’-elegante él, os dejo una representación que aclarara la situación:

4.Todos niegan echarse más colonia de lo normal cuando van a una cita. Aunque, por experiencia propia de ver a mi hermano preparándose para estos casos, la nube de odorosa que va dejando a su paso podría desorientar a portaaviones del ejército coreano. “Depende de la altura de la chica” dice uno señalando que según eso él se la echa más arriba o más abajo de la camiseta.

5.Por último coinciden en que a una cita siempre hay que ir bien peinado o con gomina para dominar pelos rebeldes. “Si tienes novia no te peinas. Al menos no tan bien” afirma uno convencido.

¿Estáis de acuerdo con la lista o hacéis otros preparativos?