Entradas etiquetadas como ‘cinturon’

Cuando la faja se convirtió en tendencia

En mi tierna inocencia pensaba que el gimnasio era el único lugar del mundo ajeno a modas y tendencias (algo que sería lo lógico si tenemos en cuenta su función). No podría estar más equivocada.

Solo tengo que echarle un ojo a esas combinaciones de mallas fluorescentes con zapatillas idénticas, y casi manicura y maquillaje a juego, para darme cuenta de mi error. El gimnasio tiene su propio código estilístico y, de un tiempo a esta parte, después de los crop tops para entrenar, han llegado las prendas a la cintura.

Fajas discretas. WHATAWAIST

Fajas discretas. WHATAWAIST

En todo gimnasio hay tres prendas de este estilo: el cinturón de peso, fácilmente reconocible ya que se encuentra en toda figura de macho musculado (los reconocerás porque son los que más gritan para demostrar todo el peso que se están metiendo), que también lo llevan muchas mujeres para no dañarse la zona lumbar, la faja moldeadora de sujeción y los corsés deportivos.

Waist trainers es el nombre que reciben los productos que engloban estos dos últimos casos y que están orientados hacia un público femenino. Básicamente se encargan de modelar nuestro cuerpo para conseguir la preciada cintura de avispa (que a este ritmo se va a convertir en el nuevo escote).

Según Carolina Subira, dependienta de la tienda de fitness Fitness Store (c/Bravo Murillo), el objetivo de estas fajas es el de proteger la zona media que es donde van las sobrecargas. La sujeción es con velcros por lo que se adaptan a cualquier tipo de cuerpo y son las varillas internas las que mantienen la forma: “Son prácticas tanto para hacer deporte como para los que tienen problemas de espalda por lo que la puedes llevar para hacer ejercicio o en tu día a día”. La faja moldeadora “no protege para levantar peso, es únicamente para modelar la cintura y mejorar la postura”, en otras palabras, es genial para hacer deporte y mantenerte recta si tiendes a encorvarte normalmente (y ya de paso para presumir de cintura de princesa Disney).

Fajas Ann Chery

Fajas Ann Chery

Por último, los corsés son el complemento deportivo que se hicieron famosas a raíz de una publicación en Instagram de…¿adivináis quién? Correcto, Kim Kardashian. Según Ann Chery, una empresa especializada en la venta de estos corsés (o ‘Sport Waist Trainers‘ según ellos), aumentan la actividad termal de la zona de la cintura y maximiza los resultados de las sesiones de gimnasio. Vamos, que no solo vas a sufrir las sesiones de spinning en la más mortal anaerobia sino que vas a acabar con la cintura más mojada que la frente de un guiri comiendo chiles rellenos.

La broma de estos corsés milagrosos (que de 50 dólares no bajan) puede salir caro en salud a sus usuarias. Rebecca Harrington, periodista de New York Magazine quiso hacer el experimento de llevar uno de los corsés deportivos de Whatawaist, cuyos vendedores prometen  una reducción de entre dos o tres tallas solo por llevarla. Tras dejarse 153.23$ en un producto que debía llevar casi las 24 horas, tras cinco días viendo que no le permitía respirar, acabó dejando de usarla.

Como demostró el médico francés Ludovic O’ Followel en 1908, el uso de corsés a largo plazo puede provocar problemas respiratorios, desplazamiento de órganos, deformación muscular o torácica o alteración de funciones digestivas entre otras. Vale que no son los mismos que hace cien años, pero… siendo sincera, ¿merece la pena sufrir tanto por una cintura de Jessica Rabbit?

Los accesorios que llevarás si tienes una boda, comunión o bautizo

El 2016 viene cargado de tendencias no solo para tu día a día sino para tus bbc (bodas-bautizos-comuniones) del 2016. La regla de oro del año: se apuesta por la naturalidad y la comodidad, unas líneas que heredamos de la sencillez del 2015. Así que si este año tienes un sarao formal toma nota de los complementos que van a ser la comidilla de tus familiares.

Las flores y tocados en el pelo han vuelto. ¡HURRA! Después de que en 2014 las llevábamos hasta para comprar el pan, en 2015 les hicimos la guerra. Pero este año vuelven. Si antes las coronas estrella eran las que tenían los floripondios del tamaño de una rueda de carro renacentista, esta temporada tienes de todo: desde coronas con más flores que un velatorio hasta recogidos con una o dos florecitas en plan sencillo. Las diademas, prendedores, peinetas, etc se visten también de primavera en tonos claros si eres una mujer clásica, o colores vivos si quieres animar el asunto. Eso sí, recuerda que en esta vida hay que tener un equilibrio y que un gran poder conlleva una gran responsabilidad, por lo que el mejor complemento de las coronas son vestidos de encaje o de tejidos lisos para darle protagonismo. Si eres una invitada/novia ‘fashionaddicta’ puedes aprovechar y meterle flores en rose quartz o azul serenity, los colores del año 2016 según Pantone.

coronas

Diademas de flores de Susan McLeary, tocados de Galia Lahav y corona de Óscar de la Renta

Los cinturones son ese complemento que cuando te pones el vestido piensas “Oh, Dios mío, qué bonito, me queda estupendo” y a los 15 minutos de banquete te estás arrepintiendo de no haber elegido el vestido suelto para poder inflarte tranquilamente a canapés. Estéticamente es el complemento ideal para resaltar la cintura o el pecho si se pone más alto. Aunque una de las tendencias de este año es meter un cinturón tipo cinta de un solo color los hay con flores, pedrería o brillos para acompañar los vestidos más discretos.

cinturones

Cinturones de pedrería a la cintura y a la cadera de Jesús Peiró, cinturón rosa de Óscar de la Renta y cinturón de pedrería de Patricia Avedaño.

Pero lo que ha sido el equivalente al descubrimiento del fuego esta temporada en cuanto a novias es el bolso de mano, que le quiere quitar el puesto al ramo de la novia. Esta revelación, que posiblemente hará marearse a algunas abuelas (¿Qué es eso de que no vas a llevar ramo?!), es una de las propuestas más vistas en los desfiles de las Bridal Fashion Week 2016. Y aunque el hecho de romper con la tradición de llevar el ramo es algo que a todas pueda parecernos chocante, ¿no os seduce la idea de poder llevar a mano un pañuelo para esas lágrimas inoportunas o un cacao para los labios? Pensad las posibilidades. A fin de cuentas, ¿que aporta el ramo? Nada. No solo no puedes meter nada en él sino que es algo que se te marchitará o, en el caso de que se lo des a tu mejor amiga la soltera, se le marchitará a ella. Pero un bolso de mano de fiesta te lo puedes poner cuando quieras y es un recuerdo que tendrás para siempre. Otro punto a favor de los clutch es que hay infinitas variedades por lo que no es difícil combinarlo con nuestro vestido. Podemos encontrarlo tipo cajita, cartera o bolsa cubierto de abalorios, de perlas o incluso más sencillos para los vestidos más barrocos.

clutch

Bolsos de mano de Inmaculada García.

Si eres una apasionada de los velos kilométricos de esos que todavía van por la iglesia cuando la novia ya está comiendo la tarta en el restaurante, esta tendencia no es para ti. Los velos del 2016 son los tipo birdcage y se llevan cubriendo parte de la cara (o entera). No solo añaden un toque de misterio a las novias sino que son muy MUY cómodos. No tienes que estar pendiente de que lo pisen tus sobrinos ni de que esté tu madre cerca para ponértelo bien porque podrás colocártelo tú misma, eso sí, si tienes las pestañas largas corres el riesgo de que se te enreden de vez en cuando.

velos

Velo negro de Isabel Sanchis, inspirado en los años 20 de Galia Lahav y con flores de Susan McLeary.

Mi moda favorita, ya sea para novias o para invitadas son las plantas vivas como complementos. Las puedes llevar en pulseras, anillos o collares y a mi parecer le dan un aire muy bohemio a los vestidos. La diseñadora de esta propuesta tan pionera es Susan McLeary que empezó a combinar sus accesorios con plantas vivientes. Durante dos o cuatro semanas puedes lucir el complemento antes de que la planta comience a salirse de la joya. En ese momento se pueden sacar de la pieza y poner en una maceta, por lo que el significado que tendrá esa planta será siempre especial. ¿Te imaginas tener en tu terraza plantadas las joyas de tu boda?

plantas

Joyas con plantas vivientes de Susan McLeary y plantas en las pulseras del desfile de Cristina Tamborero.