Entradas etiquetadas como ‘chaos magic’

Prepárate para tirar la mitad de tu armario con la nueva tendencia del 2016: ‘chaos magic’

Malasaña,19.30 h de la tarde un sábado cualquiera. Hordas de hombres y mujeres vestidos con vaqueros vintage de cintura alta con el bajo remangado, camisetas con un logo o alguna figura geométrica se desparramaban por las calles de Madrid.

Os hablo de la generación que ha llevado sin vergüenza alguna sandalias con calcetines, deportivas con plataforma (¿qué sentido tienen unas deportivas con plataforma?!), también conocidas como zapatos de buzo, y gorros de lana aunque hiciera un sol del carajo.

Normcore. INSTAGRAM

Normcore. INSTAGRAM

Era el reinado del normcore, del effortless, de da-igual-que-te-pongas-lo-más-roñoso-y-simplón-de-tu-armario-porque-queda-guay. Una maravilla de tendencia, a decir verdad. Lo importante era la prenda en sí.

Te permitía el lujo de despertarte a las siete de la mañana, coger lo primero que palpabas a oscuras del armario. No había nada tan maravilloso como el normcore (normcore, no te vayas, ¡yo te quiero!).

Pero todo en esta vida se acaba: Breaking Bad, mi beca, la tableta de chocolate de la cocina…hasta las tendencias agotan su reinado, lo que significa que los diseñadores se sientan a estrujarse los sesos tratando de sacar otra nueva moda que se imponga y les haga ser (aún más) asquerosamente ricos.

Con el 2016 ha pasado lo mismo que con los movimientos artísticos en Francia a finales del XIX y principios del XX. Cuando a finales del XIX llegó el art nouveau todo era como “Eh tio! Se te ha pasado un milímetro de cuadro sin poner unas flores!”, y llegaba el artista de turno y te pintaba en ese espacio: tres ramos, dos mujeres y hasta un cuerno de la abundancia. Pero claro, llegó un momento en el que la gente se saturó y llegó el art déco. Casi puedo imaginarme a las pijas de la época hablando con su decorador: “No me jodas Pierre que ya no se llevan las flores, que nos hemos dejado millones de francos en la reforma” “Lo siento madame, desde hoy lo que se lleva son las líneas rectas y la ausencia total de decoración”.

Durante estos últimos años primaba la sencillez, la ley del mínimo esfuerzo y la comodidad al vestir. En el 2016 vamos a vivir un art nouveau estilístico. Llega el chaos magic que, aunque suena a nombre de álbum de David Bowie, es como han llamado a la tendencia que nos hará retirar del armario todo lo básico.

Chaos magic. MARY KANTRATZOU

Chaos magic. MARY KANTRATZOU

¿Recuerdas cuando, jugando con tus primos, sacabas la ropa de tu madre o de tu abuela y acababas vestido con una mezcla de prendas gigantes, chales, estampados imposibles, un pendiente, medio gorro y calcetines de distinto color? Eso es el chaos magic: el colorido, la mezcla y el movimiento. Lo importante ya no es la prenda, lo importante es que tú reflejes como te sientes a través de la ropa.

Según K-Hole, una agencia de cinco artistas que son considerados videntes de tendencias, el chaos magic sirve para cambiarse a uno mismo “si te pones algo en lo que te sientes a gusto, tu conjunto se verá positivo, lo que te pone en contacto con lo mejor de ti mismo“.

¡Bravo, señores de K-Hole! Qué excusa tan bonita para que ya no nos sirva nada de lo que tenemos. Qué rentable les va a salir a los diseñadores, tiendas e industria de la moda en general el idealismo de la nueva tendencia, ¿no os parece?