Entradas etiquetadas como ‘cena de empresa’

S.O.S.: ¿Qué me pongo para la cena de empresa?

Como estilista que ya soy (vale, no me gradúo hasta el lunes, pero el máster está aprobado desde finales de noviembre) ha llegado el momento de que asume mi responsabilidad y os oriente en las situaciones de crisis existenciales que ya muchas estáis viviendo con las cenas (y respectivas fiestas) de empresa.

Tú en plena crisis de “No tengo nada que ponerme”. PIXABAY

Aconsejando al par de amigas que no solo han pasado por mis manos, sino que han aprovechado para saquear mi armario, os voy a resumir lo que les dije a ellas, consejos que casi siempre son los mismos.

No, ir vestida para la guerra no es una opción. Los vaqueros tampoco lo son. Pero no empieces a hiperventilar que hay vida más allá de los jeans.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el rojo NO es obligatorio. Puedes decidir llevarlo si te gusta, pero en ningún caso es un color indispensable. En Nochevieja, en cambio, ya que está ligado con la superstición de que da buena suerte, tiene más sentido ponérnoslo.

“Vale Mara, pero deja de liarte y vete al grano que tengo que vestirme”. Bueno, antes que nada hablemos de tu empresa, ¿tiene algún tipo de etiqueta? ¿Vas de traje o en vaqueros? Si tu empresa exige una vestimenta formal, lo suyo es que en la cena mantengas la etiqueta con un tono festivo. Si tu empresa no pone ningún tipo de requisito, puedes ir más a tu aire.

Tenéis para inspiraros los siguientes moodboards (que para que nos entendamos, viene a ser un colaje de toda la vida):

MANGO

Brillos, terciopelo, metalizados, purpurina y asimetrías en vestidos, patalones palazzo, monos, faldas y vestidos que mantienen la elegancia con un contrapunto de fiesta que podemos acompañar de un maquillaje más llamativo, para las que van también maquilladas a trabajar y quieren verse algo diferentes.

MANGO 

Es en los accesorios donde más nos podemos atrever a experimentar (y no solo con gaseosa). Pendientes gigantes, zapatos llamativos o bolsos donde solo nos entra el móvil y un paquete de pañuelos nos ayudan a completar el estilismo si todavía tenemos la sensación de que “cojea”. Vaya, ¡que es la noche ideal para que saques del armario esos zapatos que no te pones nunca!

¿Qué me pongo para la cena de empresa?

(Antes que nada quiero confesar que, como becaria, nunca he ido a una cena de empresa y que la de este año va a ser la primera.)

Quitando la ilusión del primer momento de sentirte ‘adulta’ y ‘miembro del equipo’ cuando te invitan a la cena de empresa (lo pongo todo entrecomillado porque aquí podría pararme un buen rato a hablar del bullying que sufrimos los becarios de 20minutos cuando sacan el látigo para azotarnos porque hemos hecho las fotocopias individuales en vez a doble cara) aparece la gran pregunta, esa que las mujeres del mundo llevamos haciéndonos desde que empezamos a llevar pieles en la Prehistoria: ¿QUÉ ME PONGO?

Desgraciadamente, no tenemos un manual universal de código de estilo que nos indique la etiqueta en cualquier situación (‘googlearlo’ podría ser lo más parecido, pero teniendo en cuenta algunos resultados que ofrece, hay que cogerlo con pinzas).

Además de que no hay dos eventos de empresa iguales. No es lo mismo una comida/cena con tus jefes que una cena+copas+fiesta con los compañeros (esas que sabes cómo empiezan pero no cómo van a acabar).

Personalmente, opino que para la primera situación, la etiqueta, debe ser distinta que si pensamos en un evento nocturno. Antes que nada debemos tener en cuenta a dónde vamos a ir, si es un sitio informal o formal. Sencilla a la par que elegante, es para mí la fórmula ganadora. Todas tenemos en nuestro fondo de armario los básicos para una cena de empresa: una falda o pantalón de cintura alta acompañado de una camisa y un LBD (little black dress) son tan universales en los armarios femeninos como los sujetadores y las bragas.

basics

Acierto seguro: faldas o pantalones de cintura alta con camisa o un LBD, los básicos que todas tenemos. ZARA Y ASOS

“Pero Mara, soy una fashion victim y quiero llevar algo de esta temporada”, podréis decir algunas. En ese caso una falda o pantalón midi, una blusa con lazada o un mono largo son perfectos para la ocasión. Las joyas, en el caso de querer llevar, que acompañen al look pero que nunca sean protagonistas de este. E independientemente de la formalidad, el tacón alto es voluntario (aunque yo, personalmente, no iría en calzado plano).

Para las fashion: monos, midis y campana con terciopelo. ZARA Y ASOS

Para las fashion de la oficina: monos, midis y campana con terciopelo. ZARA Y ASOS

Pero hablemos de la noche. Si sabes que tu cena navideña incluye copas y salir de fiesta, tienes la excusa perfecta para tirar la casa por la ventana. Entre que los niños no te dejan tiempo ni de pintarte la raya del ojo y que ya bastante madrugas como para estar media hora delante del armario, es el día de coger ese vestido que te encanta y que nunca encuentras la ocasión de llevarlo e ir, sencillamente, deslumbrante. Creo que la única norma de etiqueta que, para mí, es válida, es que según te veas con lo que hayas elegido, te sientas genial contigo misma.