Entradas etiquetadas como ‘bikini’

No querrás irte nunca de la playa con la moda baño de esta temporada

Da igual si eres de las que se va a la playa o se queda en la ciudad haciendo la ruta de las piscinas municipales. Da igual si solo te mojas hasta el tobillo, hasta la rodilla o si te recoges el pelo en un moño y nadas con la cabeza fuera del agua dignamente para que no te salpiquen el pelo.

Da igual si eres de las que se pasa horas en la toalla luchando por un bronceado decente más que Leónidas en 300 o si no te separas de la sombrilla ni para ir al baño, porque, si algo tienen en común es que, en cualquiera de esas situaciones, te encontrarás vestida con ropa de baño.

PRIMARK

PRIMARK

Si eres de las que recicla bikinis como yo (los que puede, porque algunos no sé de qué compuestos mágicos están hechos que se van desintegrando conforme avanza el verano), muchas de tus adquisiciones del 2015 podrán volver a ver el mar, ya que las tendencias de los flecos en el pecho, el volante asimétrico o el neopreno se mantienen esta temporada.

WOMEN SECRET, EL BAZAR Y ASOS

Los que podrás reciclar. WOMEN’SECRET, EL BAZAR Y ASOS

Pero si quieres llevar la última moda hasta veraneando (hija, date un respiro, que estás de vacaciones) debes obedecer a pies juntillas a los grandes gurús de la moda, que han dictaminado que el crochet no es solo para los vestidos veraniegos, sino que formarán parte de tu conjunto playero de la cabeza a los pies.

El aire bohemio-festivalero de “Aquí, pasando mis vacaciones en Tailandia” es innegable, pero, ¿alguna vez habéis lavado una prenda de crochet? ¿Cuánto ha tardado en secarse? Posiblemente siga secándose aún mientras estáis leyendo el post desde el año verano pasado que lo colgasteis en el tendedero. No se seca ni colgándolo en el cráter del Stromboli. Para las que no seáis muy amigas de ir con humedades, recomiendo que busquéis el crochet de imitación, está hecho de fibra pero da el pego.

ASOS Y WOMEN SECRET

Crochet: tan apetecible como desaconsejable. ASOS Y WOMEN’SECRET

Ten siempre presente que el lema de los bikinis 2016 es “Si deja una marca rara de bronceado es que es tendencia” porque atrás ha quedado la moda de llevar el bikini más minúsculo posible para evitar las marcas (que aún con eso conservamos zonas que nunca han visto ni verán la luz del sol).

Los bikinis de este año se llevan hasta el cuello tapando el escote. Si eres de pechos generosos (afortunada tú), este modelo te hará sentir cómoda en cuanto a que no tendrás que estar pendiente de ‘tus niñas’. Los modelos de tiras, en cambio, son ideales para las que no tenemos mucho que sujetar.

ASOS

Del moreno ‘camionero’ al moreno ‘babero’. ASOS

H&M, ASOS Y WOMEN SECRET

¿Os habéis fijado en lo mal retocada que está la teta izquierda de la chica del bikini azul? H&M, ASOS Y WOMEN’SECRET

Somos una especie muy apañada, nos gusta sacar partido de las cosas al máximo, por eso siempre que se nos acaba el champú metemos agua en el bote y agitamos para aprovecharlo hasta el extremo. Los bikinis no son una excepción, por lo que hay dos líneas multidisciplinares que nos permitirán reaprovecharlos en otros contextos.

Si eres de las que entrena y nada (no me refiero a que entrenes y no hagas nada más sino a que si haces natación), los que están inspirados en diseños deportivos te permitirán hacer ambas cosas. Y si después de la playa tienes un plan y no te da tiempo a cambiarte, los bikinis tipo crop top te permitirán salir del paso sin que nadie tan siquiera se plantee que en realidad has osado presentarte a la cita de Tinder en ropa de baño.

H&M Y ASOS

Para hacer deporte en la playa o para nadar unos largos en el gimnasio. H&M Y ASOS

hmasos

No sé si es un bikini o una camiseta cortita. H&M Y ASOS

Las bragas, continuando la tendencia que empezó a verse en las cinturas de muchas mujeres en 2015, trepan por la tripa y se quedan clavadas en el ombligo, lo que implica que luciremos un blanco nuclear de barriga pero, total, ¿qué más da? Viendo los bikinis que se llevan, si no es por la parte de abajo, vas a llevar un bronceado a trozos por la parte de arriba.

ASOS

ASOS

Los bañadores, al igual que la braga de tiro alto, vienen perfectos para las que quieran disimular barriga. Los hay de todo tipo de estampados, anchuras y colores con escotes más peligrosos que el Triángulo de las Bermudas. Para las que pasen de estar morenas y prefieran darlo todo nadando en la piscina municipal, el bañador es la mejor alternativa.

H&M Y ASOS

H&M Y ASOS

El negocio de tu menstruación

Y no, no me estoy refiriendo a las compresas, salvaslips o tampones (que al precio al que están bien podríamos considerarlos artículos de semilujo). Me estoy refiriendo a la industria que se está formando alrededor de nuestra querida regla más allá de lo que nos ponemos dentro de las bragas.

Bragas-joya. LILI-MJ

Bragas-joya. LILI-MJ

Desde que el hombre es hombre y el mundo es mundo, hemos tratado de buscar nichos de mercado en todas partes, todas literalmente (el elevador de comida para comer sin hacer nada de la Teletienda es un gran ejemplo de ello) y uno de los huecos que hasta ahora nadie se había planteado era este: la menstruación.

No solo que el periodo en sí sea una pesadilla (mayor o menor en función del dolor/sangrado) sino que te hace tener que estar pendiente de ochenta cosas: que si nada de pantalones blancos, que cuidado si llevas falda, que no te olvides de llevar compresas en el bolso… Todo lo que le rodea es un mundo, por lo que a tres neoyorkinas se les ocurrió que podían hacer esos días algo más fáciles con la invención de una lencería especial que absorbiera la sangre.

Braga especial absorbente. SHETHINX.COM

Braga especial absorbente. SHETHINX.COM

Lo primero que te vendrá a la cabeza es que seguro que son unas braga-faja-de-abuela, ¡pero no! La braga, tanga o culotte de Thinx son, además de absorbentes, bonitas. Aunque absorben el doble que un tampón, hay que estar pendiente de dónde está el límite de cada una (a ver si te la vas a poner el segundo día de regla y acabas liándola parda dejando el asiento del metro más rojo que un sketch de Kill Bill).

Otro punto a favor es que además, son sostenibles, ya que después de cada uso basta un lavado en agua fría para que puedas volverlas a usar, lo que el planeta te agradecerá enormemente.

No son baratas (cuesta cada una entre 24 y 35 dólares), pero si haces balance ¿cuánto te dejas al mes en tampones y compresas?

Aunque esta misma idea todavía no ha llegado a la sección de ‘baño’, lo más parecido es la línea de bragas de bikini de PantyProp. Absorbe las pérdidas de flujo y está diseñada para que la compresa no se salga, pero hay que llevarlas con algo siempre a modo de quitamiedos. ¿Te imaginas poder nadar sin estar pendiente de si tu compresa ha decidido explorar la piscina por su cuenta?

Pero quien realmente ha hecho de esto negocio es la diseñadora inglesa Lili Murphy Johnson, que ha convertido la menstruación en un artículo de lujo gracias a su colección de joyería inspirada en el sangrado de la regla.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Anillo-compresa- LILI-MJ

Para la artista “la menstruación está estigmatizada en nuestra cultura por una larga historia de superstición y desigualdad para las mujeres. Hay un interesante conflicto con la percepción del cuerpo femenino siendo visto como algo tan perfecto y de pronto algo tan grotesco y sucio. Las tiendas están saturadas de productos para controlar la regla en torno a la idea de que es algo sucio e incorrecto en nuestro cuerpo, algo que esconder”.

“Mi colección está inspirada en la menstruación y en el frustrante, y con fugas, cuerpo femenino. Mi colección recoge tampones, compresas, jabones… y todos los productos que se les dan a las mujeres para controlar sus periodos” declara la artista en su web.